Opinión

Congresos en la tercera fase

‘En aras a mantener la buena armonía –quien sabe si pensando en una próxima legislatura en la que el PP no obtenga mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados– Sánchez-Camacho ha abrazado la tesis del entreguismo y el colaboracionismo, permitiendo que la Generalidad administre unos presupuestos en los que recorta drásticamente en políticas sociales al tiempo que mantiene, contra viento y marea, las políticas de construcción nacional’.

Matías Alonso
Martes, 22 de mayo de 2012 | 11:18

En algo menos de dos meses se han celebrado los congresos de las tres formaciones políticas que, hasta la fecha, dan sustento al Gobierno de la Generalidad de Cataluña encabezado por el Molt Honorable Artur Mas, de quien recientemente hemos descubierto su arraigada vocación marinera.

El XVI Congreso de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), celebrado en Reus (Tarragona) del 23 al 25 de marzo, se ha cerrado con el ascenso de Artur Mas a la Presidencia del partido y con el consiguiente relevo en la Secretaría General, que cae en manos del hereu Oriol Pujol i Ferrusola. Se cierra con ello el ciclo sucesorio del gran alquimista de la Casa Gran, que asegura la continuidad dinástica en la cúpula de CDC.

El congreso de CDC ha permitido también el afianzamiento en la cúpula de ese partido de la corriente separatista más radical, encarnada entre otros por Francesc Homs y por Josep Rull. El giro secesionista, reforzado por la llamada del propio Jordi Pujol a la militancia de CDC para que se conviertan en “fuerza de choque” –tal vez con camisas pardas–, ha visto el toque poético de Artur Mas anunciando un inminente viaje a Ítaca en el que, cual Odiseo redivivo, está dispuesto a embarcar a toda la ciudadanía catalana. No ha dejado del todo claro qué pasará con quienes no se embarquen o no estén dispuestos a remar para favorecer la acción de la brisa secesionista en esta travesía épica. Lo preocupante, en cualquier caso, son los antecedentes cuando se han producido situaciones similares que, por lo general, no se han resuelto sin arrojar a los disidentes por la borda.

Los días 5 y 6 de mayo se ha celebrado en Barcelona el XIII Congreso del Partido Popular catalán en el que se ha pretendido una refundación del partido que ha pasado también por la incorporación de la senyera y del adjetivo català. La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, y su ideólogo de cabecera, el ex diputado autonómico de Unió Democràtica de Catalunya por Gerona y ex portavoz adjunto del grupo parlamentario de CiU en el Parlamento autonómico de Cataluña, Enric Millo, reivindican su catalanismo al tiempo que intentan ocultar cualquier vestigio del pasado. Refuerzan además la tesis de CiU con su propuesta de “pacto fiscal singular” que consiga para Cataluña un resultado similar al anacronismo que es, en pleno siglo XXI, el concierto económico del que disfrutan los territorios forales vascos y navarro.

El congreso ha sido para Sánchez-Camacho y su equipo, al menos en apariencia, una verdadera balsa de aceite con apenas cuarenta enmiendas debatidas y con unas votaciones que parecerían normales en otras latitudes y regímenes políticos. El resultado permite a la líder del PPC profundizar en su estrategia de facilitar a CiU la gobernabilidad en Cataluña, sin respetar lo más mínimo sus promesas electorales y programáticas.

El trío se completa con el XXV Congreso de Unió Democràtica de Catalunya (UDC), celebrado los días 12 y 13 de mayo en Sitges (Barcelona), en el que ha sido reelegido como presidente el incombustible Josep Antoni Duran i Lleida, que ha basado su defensa en distanciarse, al menos en las formas, de sus hermanos de sangre de CDC: “No podemos ayudar a instalar a nuestra sociedad en el dilema independentismo o extinción, por eso mantenemos la apuesta por la confederación”, recordando así su posicionamiento distante de la actual estructura autonómica de España y abogando por su doctrinaria confederación de estados, tal como UDC viene haciéndolo desde su fundación como partido en 1931.

Los tres partidos, con visiones distintas de lo que le conviene a la sociedad catalana y por extensión a la española, tienen sin embargo puntos en común, no solo por su ideología conservadora. Con la excusa de la gobernabilidad han dado carta de naturaleza a la PPvergència. En aras a mantener la buena armonía –quien sabe si pensando en una próxima legislatura en la que el PP no obtenga mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados– Sánchez-Camacho ha abrazado la tesis del entreguismo y el colaboracionismo, permitiendo que la Generalidad administre unos presupuestos en los que recorta drásticamente en políticas sociales al tiempo que mantiene, contra viento y marea, las políticas de construcción nacional.

Es un pacto antinatura, sobre todo para los votantes de los tres partidos en los que predomina el perfil identitario sobre el meramente ideológico. El empeño colaboracionista suena a política ficción pero está en el plano de la realidad tozuda. Realmente han sido tres congresos en la tercera fase.

Matías Alonso es secretario general de Ciudadanos

Temas: , , , ,

11 Comments en “Congresos en la tercera fase”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. AFOR - Martes, 22 de mayo de 2012 a las 12:23

    Estoy de acuerdo.

  2. Pep - Martes, 22 de mayo de 2012 a las 14:41

    Yo tambien estoy de acuerdo #matrix #nancionalismoescrisis #rancionalismo #peperismo #incumplimientoelectoral #laproximalesvotarálamarededeudelfardegirona.

  3. EnUnLugarDeReus - Martes, 22 de mayo de 2012 a las 15:24

    Es hasta normal que la ciudadania perciba a su casta politica como uno de los problemas para salir de la miseria que nos han metido. Muy bien explicado Sr. Alonso.

  4. Pablito - Martes, 22 de mayo de 2012 a las 16:27

    Quizá más que en otras ocasiones con circunstancias económicas distintas, las tres formaciones a las que hace alusión, han celebrado una mascarada congresista, preñada de incongruencias y con resultados marcados de antemano, para sin desavenencias internas y posicionándose dictatorialmente sus líderes, ceñirse a unas supuestas necesidades de Catalunya donde ellos, salgan de redentoristas evitando el deterioro que a pasos agigantados están sufriendo sus partidos y, les permita un protagonismo distinto, donde resulten menos impresentables sus actos evitando perder a sus votantes les digan las burradas que los digan o hagan.
    Buscar otros enredos filosóficos Sr. Alonso a unas pautas chapuza, es degradarte a su nivel, dándoles una cobertura protagonista que en cierta forma era y es su objetivo.
    Hablar de Mas, comentar a Durán o tratar de entender Alicia Sánchez son conceptos tan vagos que se pierden en galaxias sin nombre. Los tres -un problema es saber cual más- están tan desvalorizados, se han degradado tanto que seguro que Dante en su Divina Comedia, los situaría en el infierno a los tres. Yo voy a obviar donde les pondría.

  5. Erasmus - Martes, 22 de mayo de 2012 a las 19:10

    MAS, EL IBARRECHE CATALÁN

    El artículo “¿El ‘Ibarretxe catalán’?” (La Voz de Barcelona, 21/05/2012), referido al presidente autonómico de Cataluña, Artur Mas, es uno de los mejores que ha publicado nunca La Voz de Barcelona. El articulista señala con toda lógica que al erigir Mas como objetivo central de su administración el alcanzar el llamado ‘pacto fiscal’ (en realidad, imponer al Estado el concierto económico para Cataluña), su fracaso en conseguir tal objetivo deberá tener consecuencias para su promotor, siendo lo normal que ponga fin a su carrera política como sucedió con su homólogo vasco, Ibarreche, en una circunstancia semejante. ¿Con qué cara se podría presentar Mas ante la ciudadanía, después de lo que ha dicho sobre el carácter inevitable de tal objetivo y resultar el mismo inviable?

    Si lo que Mas pretende realmente -con el pretexto de reclamar un concierto, que él mismo consideraría inviable- es desencadenar un proceso de secesión, su propósito resultará todavía más inviable. Tiene razón Navarro, el líder del PSC, que ha dicho que la propuesta de Mas ‘terminará como el Plan Ibarreche, en nada’.

    Que en Cataluña duren más de cinco minutos en circulación propósitos tan extravagantes como la anunciada -a todas las escuchas españolas y extranjeras- imposición al Estado del ‘Ibarreche catalán’, se debe solo a la existencia en el Principado del monopolístico aparato mediático de CiU, que comienza con el ‘periódico único’ de 5 tentáculos: ‘La Vanguardia, El Periódico, E-Noticies, El Punt/Avui, Ara’.

    “ERASMUS”

    (21/05/2012, revisado)

  6. 3% sin devolver hay que saberlo - Martes, 22 de mayo de 2012 a las 20:25

    chapeao, la verdad por delante.

  7. CIUDADANO NO NACIONALISTA - Martes, 22 de mayo de 2012 a las 20:56

    Es verdad, cuando deberíamos entregarnos a resolver problemas como el pavoroso paro o los desahucios nos encontramos con que los partidos nacionalistas siguen con sus cosas, por otro lado hay que reconocer que les va muy bien con el temita, y que hasta el PP se nos enrrolla en la bandera …una pena. Menos mal que CIUDADANOS mantiene un mensaje desde siempre .

  8. acciut - Miércoles, 23 de mayo de 2012 a las 07:39

    Un diez a éste artículo Sr. Alonso.

  9. Al pan pan y al vino vino. - Miércoles, 23 de mayo de 2012 a las 09:38

    Aparte de los consabidos comentarios positivos de los compañeros de partido no veo inquietud por averiguar qué papel está jugando C’s en la política actual de Cataluña. Criticar la deriva separatista del nacionalismo ya no es suficiente, como tampoco es suficiente criticar el exceso de gasto en temas identitarios, porque todo esto ya se sabe. Es necesario plantear soluciones nuevas y cambios radicales. Y esto es lo que no hace C’s que se está limitando, en su discurso, a cumplir el expediente, proponiendo que todo continúe igual dentro de la legalidad y constitucionalidad vigente. Y por este camino C’s se va a acabar consumiendo en su propia conservadora “corrección”, que podrá ser muy del agrado der Sr. De Carreras, pero no lleva a ninguna parte, al menos en este partido; porque para jugar ese papel ya está el PP.

  10. Kim - Miércoles, 23 de mayo de 2012 a las 15:10

    Esto se parece, cada vez mas, a una negociación sindical del convenio. La Generalidad es el sindicato; el Gobierno del Estado la Patronal. El “sindicato” Generalidad tiene una Plataforma de máximos y está preparando la movilización de sus bases. La “patronal” Gobierno hará su oferta en su momento. Habrá rasgadura de vestidos y se creará un incidente. Habrá sanción y la gran movilización se concentrará en levantar la sanción. Se levantará la sanción y se aceptará la oferta “patronal”. Se cantará victoria y se mantendrá la lucha “nacional”. Hasta el siguiente “Convenio”

  11. El Blogger - Jueves, 24 de mayo de 2012 a las 13:56

    Nos hemos permitido insertar este artículo en el Blog http://agorasocialista.wordpress.com

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.