‘El Guti’, Morán y la prensa en España

26.05.2012 | 19:25
 

Gregorio Morán

‘A los historiadores futuros, si es que existen después de que cierren de una puta vez esos departamentos de funcionarios serviles, adscritos –aseguran– a la Universidad, tendrán dificultades para encontrar a un tipo como el Guti que les resuma en su propia figura –tamaño XXL, motorista de gran cilindrada, arrogante y con un egotismo digno del Leo que no me consta que fuera– lo que fue el periodismo en el último período de los años del cólera. Preciso, que el Guti no era amigo mío; nos respetábamos en la distancia porque a mí, provinciano de Oviedo, me dejaba turulato su arrogancia, su vanidad, incluso sus manías persecutorias. Pero debo admitirlo, en España, el mayor problema de las manías persecutorias es que a menudo responden a la realidad. Te pueden borrar de un periódico hasta el día de tu muerte, o de un grupo de medios de comunicación, incluso de la vida cotidiana y convertirse en un desterrado en tu propia casa. Quien no lo haya vivido dirá que exagero’.

1 comentario en “‘El Guti’, Morán y la prensa en España”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. José Ruiz - Lunes, 28 de mayo de 2012 a las 00:17

    Pedimos continuamente periodistas independientes y cuando aparece, como en este caso, desgraciadamente desaparece, en el que no sería del todo extraño que “las manías persecutorias es que a menudo responden a la realidad”, sea el caso, lo olvidamos, si es que realmente lo conocimos y supimos que el “Guti” (nada que ver con el político del “desaparecido” y olvidado por los propios comunistas -¿también se han reconvertido?-, del PSUC), fue uno de ellos.
    El Guti, para los olvidadizos, recuerdo que fue condenado por todos los tribunales españoles, por contar una verdad, que los mismos tribunales, “justos, libres e independientes” españoles reconocían como verídica, pero…que molestaba fuese conocida, a la muy democrática familia real marroquí.
    Tuvo que esperar años, para ser absuelto por tribunales europeos.
    Descanse en paz

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.