Barcelona

El TSJC tumba el uso ‘preferente’ del catalán en el reglamento lingüístico del Ayuntamiento de Barcelona

El tribunal autonómico da la razón parcialmente al líder de los ‘populares’ de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, que recurrió la norma por ir contra la Constitución y el Estatuto.

Redacción
Jueves, 31 de mayo de 2012 | 19:20

Hereu y Trias, los dos últimos alcaldes de Barcelona (el anterior y el actual), responsables del Reglamento lingüístico del Ayuntamiento (foto: Flickr).

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha estimado parcialmente el recurso del PP de Barcelona contra algunos de los preceptos del Reglamento de Uso de la Lengua Catalana del Ayuntamiento de Barcelona, que prohibía el uso del español por parte del Consistorio y a los funcionarios tanto en sus comunicaciones externas como en las internas. La sentencia del TSJC puede ser recurrida por el Ayuntamiento ante el Tribunal Supremo.

Este jueves, el TSJC ha declarado nulo el artículo 2, en el inciso ‘preferente’ y ‘de manera preferente’; los artículos 5.2, 5.3, 6 y 7, en lo que se refiere a la carga del ciudadano de explicitar su opción lingüística mediante una petición formal expresa; y los artículos 13 y 15 completos. Los populares habían pedido, además, la nulidad de los artículos 1, 3.1, 3.2, 3.3, 4.1, 4.2, 5.5, 8, 9, 12, 14, 17, 18, 19, 20.1, 20.2, 22.3 y 27. Los artículos que el TSJC no toca los interpreta asegurando que no pueden significar excluir el uso del español.

Artículo 2
El catalán es la lengua propia de Cataluña y, como tal, es la lengua oficial y de uso normal y preferente del Ayuntamiento de Barcelona y tiene que ser empleada de manera preferente el sus tareas y relaciones.

Artículo 5.2
La expedición de documentos o de testimonios de expedientes se hará en catalán o, si la persona solicitante lo pide, en catalán y castellano.

Artículo 5.3
Las comunicaciones y las notificaciones dirigidas a personas físicas y jurídicas residentes en el ámbito lingüístico catalán se han de hacer normalmente en lengua catalana, sin perjuicio del derecho de las ciudadanas y ciudadanos a recibirlas también en castellano, si lo piden.

Artículo 6
Los impresos se han de ofrecer en la versión catalana, sin perjuicio del derecho de los particulares a rellenarlos en castellano. Las versiones castellanas estarán a disposición de las personas interesadas a petición de estas.

Artículo 7
En sus comunicaciones administrativas orales, el personal del Ayuntamiento de Barcelona ha de emplear la lengua catalana, salvo que el administrado o administrada pida ser atendido/a en castellano. […]

Artículo 13
Las disposiciones de carácter general del Ayuntamiento de Barcelona se han de publicar en catalán y, cuando corresponda, se ha de hacer la traducción al castellano.

Artículo 15
Los cargos de la Administración municipal, sean o no electos, se han de expresar normalmente en catalán en los actos públicos celebrados y las actuaciones hechas dentro del ámbito lingüístico catalán, cuando la intervención sea por razón del cargo o representen a la corporación sin perjuicio de utilizar también otras lenguas.

Dos lenguas oficiales, ninguna preferente

La decisión del TSJC era la esperada, sobre todo, después de que a mediados de abril el Supremo desestimase el recurso del Ayuntamiento contra la suspensión cautelar del reglamento que había determinado el TSJC. El reglamento lingüístico, aprobado en enero de 2010 por todos los grupos municipales menos el PP, obligaba al uso exclusivo del catalán, pese a que en Cataluña hay dos lenguas oficiales y que ninguna de las dos puede anteponerse a la otra.

En octubre de 2010, tras la impugnación, la sala del TSJC basó su decisión en la sentencia de verano de 2010 del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto, que declara ilegal la imposición del catalán, como preferente, que recogía el Estatuto de Autonomía de Cataluña de 2006. En este sentido, Alberto Fernández Díaz ha mostrado su satisfacción por la sentencia y ha señalado a LA VOZ DE BARCELONA que “para fortalecer el uso del catalán no se puede excluir el uso del castellano”.

Así, el líder de los populares de Barcelona ha recordado que el Ayuntamiento estuvo 32 años sin reglamento lingüístico, ya que este texto se aprobó en 2010, y ha indicado que “nadie puede decir que el catalán estuvo relegado en Barcelona hasta esta fecha”. Ha destacado que el TSJC haya dejado sin efecto el “derecho rogado” que afectaba a los ciudadanos, que ahora no necesitarán pedir expresamente que el Consistorio se comunique con ellos en español, pues estos artículos han quedado eliminados.

Forn critica al PP

Por su parte, Joaquim Forn (CiU), primer teniente de alcalde de la ciudad, ha defendido, en rueda de prensa tras conocer la sentencia del TSJC, la posibilidad del Ayuntamiento de recurrir ante el Supremo la sentencia, si bien no ha concluido que lo vayan a hacer. Además, Forn ha indicado que la lengua vehicular del Ayuntamiento seguirá siendo la lengua catalana y ha señalado que el tribunal autonómico ha declarado legal el artículo 3 del reglamento, que especifica que las actuaciones del Consistorio se han de hacer en catalán.

Sin embargo, el TSJC, que ha dejado en pie este aspecto, ha matizado que el uso del catalán ‘en las actuaciones internas’ no excluye ‘el uso paralelo y normalizado del castellano’, y hace referencia a las sentencias del Tribunal Constitucional que recuerdan que las dos lenguas son oficiales y ninguna puede excluir a la otra: ‘Cuanto más intensa es la regulación del uso de una lengua, más intensidad deberá recibir también la otra. Si no fuera así estaríamos en una situación de uso preferente de una de las lenguas, situación que el Tribunal [Constitucional] descarta’. Es decir, el TSJC establece que los funcionarios podrán usar cualquiera de las dos lenguas oficiales.

Para Forn, “es triste que todavía hoy algunos perciban la lengua como un problema, cuando realmente es la esencia del país [por Cataluña] y una riqueza colectiva” y ha indicado que la sentencia del TSJC, desde su punto de vista, “no altera ningún elemento cotidiano”. Sin embargo, el TSJC establece que el Ayuntamiento deberá dirigirse por defecto en español siempre que el ciudadano se dirija a la Administración municipal en este idioma, y le insta a que todas las comunicaciones escritas estén en los dos idiomas: ‘nada impide ofrecer las dos versiones’.

Multas de tráfico

Además, el TSJC ha recordado que en lo referente a los rótulos y la señalización viaria, que el reglamento también regula, el Ayuntamiento está incumpliendo la ley vigente (artículo 56 de la ley de tráfico), que establece que todos los rótulos relativo al tráfico, en toda España, han de estar al menos en español.

No declara nulo el artículo 27.1 del reglamento municipal -que establece el catalán como lengua de uso en esos carteles- porque la aplicación de las dos normas plantea un bilingüismo perfecto. De hecho, el incumplimiento de esta norma nacional hace que la mayoría de las multas de tráfico en Cataluña se puedan recurrir y sean devueltos los importes de las sanciones, como ha informado en varias ocasiones LA VOZ DE BARCELONA.

Todavía está pendiente del recurso presentado por Convivencia Cívica Catalana contra el reglamento lingüístico de la Diputación de Lérida, muy similar al del Consistorio barcelonés.

Temas: , ,

14 Comments en “El TSJC tumba el uso ‘preferente’ del catalán en el reglamento lingüístico del Ayuntamiento de Barcelona”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Eduardo González Palomar (Manlleu -Barcelona-) - Jueves, 31 de mayo de 2012 a las 19:31

    ¡Parece que desde la justicia se hayan puesto manos a la obra para evitar el arrinconamiento de la lengua propia de más catalanes (castellano)!

  2. BEJOTA - Jueves, 31 de mayo de 2012 a las 19:41

    PARA COMPETIR ,POR ESTE ORDEN:ENGLISH,CASTELLANO (LENGUA CONOCIDA POR TODA CATALUÑA) Y CATALÁN.LOS SENTIMIENTOS NO COTIZAN EN BOLSA.

  3. AFOR - Jueves, 31 de mayo de 2012 a las 19:52

    Se ha hecho Justicia. Ahora toca que el poder ejecutivo acate la sentencia. ¿Estará el alcalde de Barcelona a la altura -adaptando lo que toca- o deberá imponerse la ejecución?

  4. Miquel - Jueves, 31 de mayo de 2012 a las 20:21

    Espanyols,… el vostre optimisme ens meravella.
    Adéu Espanya, adéu Espoli !

  5. Mariacruz - Jueves, 31 de mayo de 2012 a las 20:31

    Todo esto se podia haber ahorrado,haciendo las cosas bien al principio.el porqué no se hace sabiendo que se hace mal es para mi incomprensible.o es que quieren dar trabajo a los jueces?.

  6. Erasmus - Jueves, 31 de mayo de 2012 a las 21:38

    DIGNIDAD MÁS QUE NUNCA, TRAS LA PROMESA DE WERT

    (Manifiesto en defensa del español como lengua de enseñanza en Cataluña,
    con llamamiento a no usar el catalán mientras la lengua común de España esté discriminada)

    La promesa del ministro Wert, “Garantizaré el derecho a estudiar en español en Cataluña” (Entrevista a El Mundo, 23/04/2012), no debe hacernos cejar en ninguna acción o presión para acelerar el arribar a ese objetivo pues solo su consecución debe desmovilizarnos. Pero tenemos que creer sin sombra de duda las palabras del ministro. ¿Verdad que nos parece mentira después de tantos desengaños? Pues no nos lo parezca. Ha llegado el momento, a falta de la tramitación que proceda. Es una promesa formal del Gobierno.

    Pero eso no debe inhibir nuestra actitud de negarnos a usar el catalán en Cataluña hasta que el español sea lengua vehicular, visto y comprobado. Que al menos hayamos tenido un gesto de dignidad antes de la desaparición de la infamia, para escupir a la cara de nuestros opresores nuestro asco y nuestro desprecio. Nuestra lengua, el español, es en Cataluña, oficial como el catalán y más hablada que el catalán por libre decisión de sus habitantes. Pero es discriminada y perseguida por la política oficial, principalmente en la escuela pública, al estar prohibida como lengua de enseñanza igual que lo estuvo el catalán con Franco.

    “Cataluña tiene dos lenguas, una desde hace cuatro siglos y otra desde hace ocho”, como dijo el poeta y senador Carlos Barrall. Nuestra lengua no es el catalán, sino el español, que sirve para integrarse en la sociedad catalana no menos que el catalán. Como escolares estamos obligados a aprender las dos lenguas de Cataluña. Pero nadie está obligado a usar ni a aprender ninguna lengua fuera de la etapa escolar. Ahora decidimos no usar el catalán como protesta, mañana decidiremos usarlo, o no, por razones personales de las que no tenemos que dar cuenta a nadie. La escuela en Cataluña debe ser bilingüe, porque lo es la sociedad catalana. Los individuos serán bilingües, o monolingües, dependiendo solo de su elección. Es fácil vivir en Cataluña hablando solo español, lo es menos hablando solo catalán.

    Neguémonos a usar el catalán hasta que el español sea en Cataluña lengua vehicular de la enseñanza, dándose a nuestra lengua el mismo trato que al catalán estableciéndose el bilingüismo escolar. Ni nuestra lengua es menos que el catalán, ni lo somos nosotros que sus hablantes, ni lo son nuestros hijos que los suyos. Los hablantes de español, o castellano, tienen que dejar de ser en Cataluña ‘ciudadanos de segunda’, que ven pisoteados por la política oficial sus derechos civiles (a la libertad y a la igualdad), organizando una resistencia cívica no violenta, expresada mediante su negativa a usar la lengua opresora mientras dure la opresión, semejante al movimiento por los derechos civiles de los negros estadounidenses de Martin Luther King en la década 1960. La década 2010 es su década 1960. ‘Los castellanonhablantes son los negros de Cataluña’.

    Defendemos un bilingüismo de conjunción, respecto de las dos lenguas oficiales. Significa impartir a todos los escolares asignaturas en español y en catalán. Con las dos lenguas oficiales vehiculares para todos los escolares, sin separarlos por su lengua. Junto con inglés, como tercera lengua vehicular voluntaria, en colegios públicos trilingües de libre acceso, cualquiera sea el domicilio del alumno, creados en función de la demanda. Aspiramos a un modelo trilingüe vehicular, que sustituya al actual modelo monolingüe en catalán, responsable -además de otros crímenes- de la pobre capacitación en español y en inglés de la juventud catalana.

    Barcelona, Mayo de 2012.

    “ERASMUS”

    (revisado el último párrafo, versión definitiva)

    P.S.-

    NOTA DOCUMENTAL ACERCA DE LAS POSICIONES ÚLTIMAS DEL PP CATALÁN Y DEL PSC SOBRE POLÍTICA LINGÜÍSTICA

    I) Posición última del PP Catalán sobre política lingüística: Modificación de la LEC.

    Con fecha 08/05/2012, la Mesa del Parlamento autonómico ha admitido a trámite la proposición de ley, presentada por el Partido Popular Catalán, que propone modificar la Ley de Educación de Cataluña, para establecer un modelo de bilingüismo escolar de conjunción, con asignaturas en las dos lenguas oficiales para todos los escolares, sin separarlos por lengua. El PP Catalán propugna también (al margen de esa proposición) que se añada el inglés como 3ª lengua vehicular, voluntaria, en colegios públicos trilingües creados en función de la demanda.

    II) Posición última del PSC sobre política lingüística: Daniel Font habla de evolucionar.

    El responsable de política lingüística del PSC, Daniel Font, declaró hace algunas semanas: “Reitero que estamos ante una política de enseñanza de lenguas que no es estable, que necesariamente no debe ser estable, debe ser dinámica (…) evolucionar y adaptarse en función de que los objetivos que nos marcamos funcionen o no funcionen”.

    (08/05/2012)

  7. No discrimines al vecino castellano-parlante - Jueves, 31 de mayo de 2012 a las 21:49

    Adiós Miquel, adiós. Otra vez adiós. Que sí adios. Adiós. Adios. Bueno cuando caerá esa breva…? Anda indepéndizate de tus papis y adiós.

  8. enrique - Jueves, 31 de mayo de 2012 a las 22:37

    Miquel hijo, no te pedimos que cambies el fondo solo que cambies la forma, mejor dicho la fórmula; que llevas años con la msma frase para todo y aburres a un muerto.

  9. Miquel - Viernes, 1 de junio de 2012 a las 00:26

    #22:37 D’acord, ja t’he entès, ho canvio !!!
    Adéu Espoli, adéu Espanya !

  10. mariachi loco - Viernes, 1 de junio de 2012 a las 00:31

    És una manera una mica absurda d’avançar. El pp va recorrer 25 articles i li han donat la raó només en 7, els altres 18 ja no es tocaran.

    I els que s’han anul.lat quedaran com abans de la llei, és a dir, es farà tot en català igual, però per collons i no perque ho digui cap article concret. I d’aquí a pocs anys, es tornaran a presentar amb una redacció y així mentre estem sotmesos a aquesta colla de catetos.

  11. JuanCa - Viernes, 1 de junio de 2012 a las 01:12

    Me maravilla que un grupete de catetos nacionalistas catalanes les guste más que se hable y exprese en una sola lengua que en dos ¡hay que ser cateto, pero cateto!.

    Miquel…: catetismo puro

  12. JuanCa - Viernes, 1 de junio de 2012 a las 01:15

    Hace unos meses un ex diputado de CiU que conozco por razones de vecindad me decía “si Cataluña se independizara” implantaríamos el bilingüismo ya que no cabe otra posibilidad de apertura social y económica. Ahora se mantiene esta pelea de tira y afloja porque esla única forma de mantener la diferencia y el poder”

    Miquel: cateto

  13. jose calderon - Martes, 9 de octubre de 2012 a las 19:21

    y de que sirve que 100000000 de tribunales digan que se han de respetar las leyes, si luego el fascismo que sufrimos en cataluña se encarga de desobedecerlo, ¿quien hara que todos seamos iguales ante la ley?¿quien obligara literalmente a que la ley yh la democracia entre en cataluña?

  14. jose calderon - Martes, 9 de octubre de 2012 a las 19:22

    Una vez más, y haciendo gala de sus formas de hacer política, nuestro President Artur Mas, nos vuelve a sorprender con su ambigüedad e incoherencia en sus argumentaciones a la hora de interpretar la justicia.
    Soy como otros tantos, trabajador publico de una empresa municipal de transporte de Barcelona, y debido a ello y justificándose y amparándose en un Real decreto del gobierno de España, el señor Mas me piensa recortar la próxima paga de Navidad, así, nuestro President, se coloca el disfraz de defensor de la ley y obedece dicho requerimiento.
    Pero le dura poco el respeto ante la principal institución de un estado democrático que es la justicia y nos sorprende con la afirmación de que nos someterá a un referéndum sin legalidad y sin autorización para convocarlo, olvidándose en este caso de la ley, a la que apela cuando justifica el descuento de mí dinero y de el de mis compañeros.
    Señor Mas, la política según usted es como la mantequilla, la unta hacia el lado que más le interesa en cada momento, si acata las leyes, que es algo que debería darse por hecho, hágalo con todas y no solo con las que le interesan, le propongo manifestarse como en otras veces insumiso, y con ello podríamos los funcionarios y los trabajadores públicos mantener nuestros derechos, o en su defecto respetar las leyes, que deberían ser iguales para todos, incluido usted como máximo responsable de nuestro Parlamento.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.