España

En España se celebraron 23.248 manifestaciones solo en 2011

Sale a una media de más de 63 al día. En Cataluña, en lo que va de año 2012 ya se han pedido 880 solicitudes de manifestación, según datos de la Consejería de Interior.

Andreu Caballero
Miércoles, 27 de junio de 2012 | 10:16

Manifestación del 14 de mayo de 2011 contra los recortes presupuestarios de la Generalidad.

El Gobierno ha aprobado un informe del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas que detalla la actuación de los servicios de la Administración Periférica del Estado en 2011 concentrada en las diferentes delegaciones del Gobierno.

Según este documento, el presupuesto de las delegaciones del Gobierno en las diferentes provincias se reducirá en 40 millones de euros hasta 2013. En esta línea, el Gobierno ha reducido el personal un 1,19% en 2011 amortizando 245 vacantes en el caso de funcionarios y 108 en laborales.

A 63 manifestaciones por día

Entre los datos aportados por el Ministerio, se tramitaron, en 2011, 18.422 expedientes sobre reuniones y manifestaciones, y 39.820 autorizaciones administrativas. Además, se iniciaron 170.209 expedientes sancionadores, 65.379 expedientes de asistencia jurídica gratuita y 15.832 recursos.

Sin embargo, a estos datos de peticiones de manifestaciones (18.422) hay que sumarle los que manejan las consejerías de Interior de los gobiernos autonómicos de Cataluña y el País Vasco. Estos datos, a los que ha tenido acceso LA VOZ DE BARCELONA, sitúan la cifra total de expedientes en 23.248. A más de 63 manifestaciones por día.

En concreto, en Cataluña se tramitaron 1.291 expedientes de solicitud de manifestaciones (en cada expediente, además, pueden figurar más de una convocatoria de manifestación, por lo que estas cifras totales son aproximativas) en 2011. Y en el País vasco se llevaron a cabo 3.535 manifestaciones (se prohibieron 37). Además, según ha sabido este diario, a fecha de hoy en 2012 ya se han pedido 880 manifestaciones en Cataluña, que si se mantiene la progresión resultaría a final de año alrededor de un 25% más de manifestaciones que en 2011.

Más expedientes de extranjería que los solicitados

En 2011, las delegaciones del Gobierno han prestado los servicios integrados de extranjería tramitando un total de 1.006.307 solicitudes de extranjería y han resuelto 1.137.318 expedientes, por tanto, se han resuelto más expedientes que solicitudes presentadas.

Los servicios de inspección sanitaria en frontera de los Puestos de Inspección Fronterizos (PIF) de agricultura y sanidad han realizado 433.857 inspecciones en el tráfico internacional de mercancías, lo que supone un incremento del 4% frente a las inspecciones realizadas en 2010.

Las oficinas de información a los ciudadanos y el registro de documentos administrativos han atendido 4.912.359 consultas. Esta cifra es un 21,14% inferior a la de 2010. Y ha disminuido el número de quejas presentadas: 716 frente a las 806 que se presentaron en 2010.

Menos emergencias de Protección Civil

Por otro lado, se han activado 19.516 protocolos de actuación por emergencias, activados por Protección Civil, y se han gestionado 291.134 alertas y seguimientos de otras incidencias que han disminuido en relación al año 2010 debido al menor número de situaciones catastróficas.

Según los datos facilitados por el ministro Cristóbal Montoro (PP), se han iniciado 12.706 expropiaciones forzosas y se han resuelto 13.926 expedientes de justiprecio en los Jurados Provinciales de Expropiación, datos inferiores frente a los 16.436 iniciados y 14.676 resueltos en 2010.

27 expedientes de instalaciones nucleares

El Gobierno, a través de los servicios del Instituto Geográfico Nacional, ha vendido 48.994 publicaciones y cartografías; un descenso del 19,96% respecto a 2010. Y se han iniciado 27 expedientes de instalaciones nucleares y radiactivas, 673 de instalaciones eléctricas de los que se han resuelto 192, los correspondientes a la materia de hidrocarburos han sido 3.132 y los resueltos 247, los iniciados relativos a explosivos, pirotecnia y cartuchería han sido 11.389 y los resueltos 5.372.

En 2011 se han realizado 6.411 inspecciones de pesca marítima, cifra superior a la actividad inspectora en 2010, en el que se realizaron 6.337 inspecciones. También se han contabilizado los datos relacionados a la sanidad y la política social. Los servicios de inspección de farmacia y control de drogas han realizado un total de 524.622 análisis, un 14,1% menos que los 610.793 correspondientes a 2010. Los centros de vacunación internacional han administrado 106.825 vacunas, un 0,43% menos que las 107.290 administradas en 2010.

Finalmente, la Alta Inspección de Educación ha tramitado un total de 108.476 solicitudes de homologaciones y convalidaciones de títulos y estudios extranjeros universitarios y no universitarios y de equivalencias de títulos españoles aumentando respecto a 2010, en que se tramitaron 96.993. Y han aumentado las entregas de títulos y credenciales con un total de 53.302, frente a 48.467 en 2010, lo que supone un aumento de un 9,97%.

Y, por último, según el informe del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas se han iniciado 34.915 expedientes y 33.556 han sido los resueltos relativos a los certificados y ayudas a emigrantes retornados, salarios de tramitación y contratación temporal en origen.

Temas: , ,

4 Comments en “En España se celebraron 23.248 manifestaciones solo en 2011”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Erasmus - Miércoles, 27 de junio de 2012 a las 12:18

    PRIMACÍA DE LA POLÍTICA

    La economía es muy importante pero, como decía el general De Gaulle, no deja de ser la ‘intendencia’. Los problemas de las sociedades en el fondo siempre son políticos y su solución política. España tiene la gran ventaja sobre otros países europeos con problemas económicos similares, especialmente los que han sido intervenidos, de la gran solidez de su sistema político, es decir, de su sistema de fuerzas políticas. Los sistemas basados en dos grandes fuerzas, una de centroderecha y otra de centroizquierda, que se relevan en el gobierno, son los que poseen mejor funcionalidad democrática y gobiernos más estables. Lo tenemos en España, con el Partido Popular y el Partido Socialista Obrero Español, de ideologías popularista y socialdemócrata. Fuera de esas fuerzas solo hay en España, como fuerzas nacionales, el comunismo residual de IU (contaminado de nacionalismo local) y una fuerza liberalprogresista creciente (UPD-Ciudadanos) de techo limitado, como partido bisagra, y en el plano regional, algunas fuerzas secesionistas que han tenido una influencia inmerecida en la política nacional, porque se lo han permitido las dos grandes (a falta de fuerza propia, han podido ‘inclinar la balanza’) y han creado el mayor problema y que exige tratamiento más urgente de España hoy, esto es, el desmedulamiento de la nación.

    Las elecciones generales de 2011 han sido trascendentales, porque han fortalecido mucho a una de las dos grandes fuerzas, el PP, que casi ha doblado en votos a la segunda, el PSOE (11 millones de votos el PP, por 7 millones el PSOE). Eso ha reforzado la capacidad de decisión y la estabilidad del sistema, al hacerlo pasar de un modelo electoral bipolar 45%-45%, a uno 60%-30%. Lo que da un plus de operatividad al partido al que la historia ha encargado hacer la reforma estructural que necesita España. A la larga se restablecerá el equilibrio de las dos grandes fuerzas, pero el Partido Popular habrá tenido tiempo de cumplir su misión histórica. En base al cambio político producido por las elecciones de 2011, el Partido Popular puede esperar gobernar 4 legislaturas con mayoría absoluta. Superará la marca del PSOE de Felipe González, de 3 mayorías absolutas consecutivas.

    Ese es el gran capital político que tiene España ahora y no puede malbaratar. Podría hacerlo por dos vías. Una, sería olvidando el PP que su base de gobierno es una mayoría absoluta muy amplia y no no gobernando apoyándose en ella, sino diluyendo el protagonismo de la gobernación compartiéndolo con otras fuerzas. Sería un gran error, tras el resultado electoral habido. Sobre todo si sirviera para prestigiar a desleales fuerzas secesionistas, cuando lo que debe hacerse es mostrar a la ciudadanía que la existencia de tales fuerzas es inútil y dañina. El Gobierno debe asumir el protagonimo pleno y la responsabilidad plena ante los electores de la gobernación. La mejor manera de perder la mayoría absoluta es no usarla, pues los electores no votarán lo que no sirve para nada.

    Otra vía para malbaratar el capital político surgido de los comicios de 2011, sería no denunciar (y con ello, derrotar) la perversa doblez actual del PSOE, que por un lado, busca a hacerse la ‘foto’ con el Gobierno, para ganar respetabilidad, mientras que por otro lado, instiga toda agitación y todo desorden callejeros. Donde la pasada huelga general ha representado el papel estelar. La huelga general siempre es huelga política, por tanto, ilícita en democracia, justificada solo para derribar a un Franco, o a un Pinochet, las que no fueron capaces de hacer sindicalistas y políticos en la ocasión. Todas las huelgas generales han sido en España antidemocráticas, sin excepción. Un error, o una inconsciencia, que espera la crítica pertinente. Huelgas pocas, por el bien de la economía, generales, ninguna en democracia.

    La agitación callejera es peligrosa (erosiona al gobierno), porque puede activar a todas las potenciales fuerzas de desorden de una sociedad, que se unen en la negación aunque no puedan hacerlo en afirmación alguna. Al margen del partido que vaya a beneficiarse de tal desorden. Por ello, a pocos meses de su derrota electoral por goleada, el PSOE pinta capaz de sentar en el banquillo al Gobierno. La prevalencia de la calle sobre las urnas, representa la derrota de la democracia. Conjurar esa amenaza, es la primera batalla que tiene que dar y ganar el Gobierno.

    Los que dicen que la mayoría absoluta (sinónimo de decisividad de un sistema político) es mala, o son pillos interesados, o son necios ignorantes, cuando en otras latitudes se llega a cambiar la ley electoral para dar esa mayoría a la fuerza que se aproxima a ella sin alcanzarla, con el fin de otorgar estabilidad y fortaleza a los Gobiernos. Nos preguntamos cómo puede España ganar la confianza exterior, clave hoy para la buena gestión de los asuntos domésticos. No hay que buscar mucho: Rajoy debe vender en el exterior la excepcional estabilidad política de España (el país con mayor estabilidad y fortaleza institucionales de la zona euro), lo que se ignora por falta de ser explicado. Con eso es suficiente, para los mercados y para las cancillerías.

    “ERASMUS”

  2. Mariacruz - Miércoles, 27 de junio de 2012 a las 21:41

    Yo en lugar de manifestaciones haria organizaciones por profesiones para hacer bolsas de trabajo y ayuda.
    Aunque sea poco,mejor poco que nada.
    Y me ayudaria de las nuevas tecnologias NNTT.E IDIOMAS!

  3. Mariacruz - Miércoles, 27 de junio de 2012 a las 21:51

    Y cambiaria de profesion si fuera necesario.a modo de ,,puente,,y cuando pase la mala racha volveria a mi profesiön si podia y queria.
    Todo menos ir de manifestaciön a pedir donde no hay que dar.

  4. Jose Javier - Jueves, 5 de julio de 2012 a las 23:34

    Los expedientes sobre reuniones y manifestaciones son publicos?

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.