El Triángulo de las Bermudas municipal

03.10.2012 | 13:00
 

‘El Triángulo de las Bermudas es un área geográfica con forma de triángulo equilátero de unos 1.600 ó 1.700 km de lado, situada en el Océano Atlántico entre las Islas Bermudas, Puerto Rico y Fort Lauderdale (Florida). Es famoso porque a mediados del siglo XX varios escritores publicaron artículos en revistas acerca de la presunta peligrosidad de la zona. Sin embargo las estadísticas de la Guardia Costera de los Estados Unidos no indican que en esa zona haya más desapariciones de barcos y aviones que en otras zonas de igual tráfico’ (fuente: Wikipedia).

Más allá de supersticiones, con ese nombre y por extensión, se quiere hacer referencia a zonas en las que algunos barcos se adentran en tormentas y se pierden sin dejar rastro. Utilizando el símil, me parece oportuno aplicarlo al actual acuerdo a tres bandas que el alcalde Xavier Trias (CiU) ha cerrado con Jordi Portabella (ERC) y Joan Laporta (Democràcia Catalana) -estos últimos unidos bajo la coalición Unitat per Barcelona- para la aprobación del Plan de Actuación Municipal (PAM) 2011-2015.

Si las bases del PSC no lo evitan y acogen la directriz marcada -casi en solitario- por su líder novel Jordi Martí, este partido se abstendrá y permitirá la aprobación de un PAM al que sí se oponen expresamente PP y ICV-EUiA. Se habrá dejado así, contra toda lógica socialista y no nacionalista, vía libre a que el secesionismo rancio y reaccionario gobierne a sus anchas la administración pública municipal más importante de Cataluña.

“La independencia es esencial para Cataluña porque afecta a todas las personas que viven y trabajan en nuestra Comunidad, porque no rompe ninguna relación sentimental con nadie y porque es la única vía para salir de la crisis económica, democrática y cultural en la que por desgracia estamos instalados”. Este es el único mantra que repiten, una y otra vez, Laporta -y los pocos que le siguen- evidenciando su oportunismo basado en la falsedad o en una falta de conocimientos y de razones que abochornaría a cualquier observador objetivo de la realidad barcelonesa.

Con Trias, Portabella y Laporta dejaríamos en manos de la ineficacia, la corrupción y la mentira el Gobierno de la ciudad de Barcelona.
Pero, más allá de lo anterior, se convertiría definitivamente en una herramienta más al servicio de Artur Más y la ideología que representa en detrimento de los intereses generales de los barceloneses. Ya tenemos tristes ejemplos de ello: prestándole más de 200 millones de euros para cumplir “compromisos electorales”, coadyuvando a la realización de proyectos como el de Spanair que han resultado ruinosos para las arcas de la ciudad o ahondando en la discriminación que por razones lingüísticas se ejerce de facto contrariando el derecho vigente.

Con esos tres ejerciendo de maestros de ceremonias, nos adentramos en la tormenta, en la oscuridad del túnel sin salida en el que no se adivina el final de la pesadilla; donde se pierden recursos económicos, se hace norma la discriminación y se hace inevitable la fractura social. En definitiva, la ciudad al servicio del proyecto secesionista.

Aún estamos a tiempo de evitarlo. El PSC tiene la última palabra. Si no, el Triángulo de las Bermudas nos parecerá un cuento de niños comparado con lo que se nos avecina.

No hay comentarios en “El Triángulo de las Bermudas municipal”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.