Opinión

Roca Junyent no es nazi

‘Cataluña hoy no es la Alemania de los años treinta, ni Hitler es Mas. Hay muchas más diferencias que semejanzas. Pero tampoco hay que negarlas, y menos por la vía del escándalo y la histeria. Precisamente porque sabemos cómo acaban estas cosas, hay que darse por avisados. No jugar con fuego. Tener las alertas encendidas. No fomentar el griterío. Desconfiar de las unanimidades’.

Jesús Royo
Jueves, 18 de octubre de 2012 | 17:22

En un curioso artículo en La Vanguardia con el elocuente título de ‘¡Basta!’, Miquel Roca nos dice en tono airado que es nacionalista catalán, pero que por nada del mundo eso le convierte en nazi. Y que le ofende profundamente que alguien lo insinúe. Es un artículo breve, apenas una columna, no debe llegar a las 300 palabras. Y sin embargo, la palabra nazi aparece once veces. ‘No soy nazi’ lo dice seis veces. ‘Me ofende que me llamen nazi’ lo dice tres veces. ‘No se nos puede acusar de nazis’ un par de veces, y aún aparece tres veces más la palabra ‘nazi’.

Con lo cual a uno se le sube la mosca a la oreja. Ya sabíamos que el nacionalismo catalán no es nazi, que siempre combatió al franquismo, que es democrático fuera de toda sospecha. Vale. Entonces, ¿a qué viene tanta insistencia? Uno se resiste a meterse en los vericuetos del inconsciente, psiquiatras hay de sobras, che, pero ¿no se le puede aplicar el refranero, mucho más fiable y sabio? Dime de qué presumes y te diré de qué careces. O la otra, esta en latín: Excusatio non petita, accusatio manifesta. No des excusas, si nadie te las pide, que te acusas a ti mismo. Pues algo de eso me barrunto que hay en el artículo del señor Roca.

Los nacionalistas catalanes no son nazis, lo sabemos. Pero algún ramalazo sí lo tienen, y en especial en esta etapa que nos ha tocado vivir. Y no se me ofenda, señor Roca, no haga escarafalls -aspavientos-, que es peor. En primer lugar, el contexto de crisis económica: la del 29 y la actual. No son lo mismo, pero algo se parecen. En segundo lugar, la clase social afectada, la clase media que, alarmada por las penurias, los recortes y la perspectiva de una próxima pobreza, sale despavorida al grito de “¡sálvese quien pueda!”. Tercero: la identificación de todos los males en una bestia negra, llámese España o llámense los judíos. Cuarto: la exacerbación de lo gregario y a la vez la exaltación de la unidad: un millón y medio de personas, todos a una, un sol poble en marxa imparable cap a la llibertat. Quinto: la abundancia de banderas al viento, en correspondencia con la absorción del individuo por el grupo: ahí está la supersenyera del Camp Nou. Sexto: que flaquee el respeto a la ley y se derrita ante la fuerza telúrica de la nación. Ante la voz de todo un pueblo, dice Mas, el referendo se hará “sí o sí”, diga lo que diga la Constitución. ¿Le parecen pocas coincidencias?

Aún hay otras, quizá menores, como compartir filosofía política (el espíritu del pueblo, Herder, la lengua como expresión nacional, etcétera), la propia alegría compulsiva de los manifestantes, cofois, que les hace peligrosamente optimistas e intrépidos ante el futuro (recuerden el tomorrow belongs to me, de la película Cabaret). O la alusión equívoca de Mas a la “genética catalana” en uno de sus últimos discursos. Incluso la formación del joven Jordi Pujol en la escuela alemana de Barcelona, del 39 al 45: de sus nueve a sus quince añitos.

Pero no. Cataluña hoy no es la Alemania de los años treinta, ni Hitler es Mas. Hay muchas más diferencias que semejanzas. Pero tampoco hay que negarlas, y menos por la vía del escándalo y la histeria. Precisamente porque sabemos cómo acaban estas cosas, hay que darse por avisados. No jugar con fuego. Tener las alertas encendidas. No fomentar el griterío. Desconfiar de las unanimidades. Honrar al disidente. Respetar escrupulosamente las leyes. Atenerse a la ley de oro de la democracia: igualdad, reciprocidad, simetría. Y administrar las metáforas sin solemnidad, con escepticismo: estoy hablando de Ítaca, el viaje a lo desconocido, la emancipación. Que las metáforas, señor Mas, las carga el diablo.

Jesús Royo es catedrático de Instituto de Lengua catalana y licenciado en Filosofía

Temas: , ,

28 Comments en “Roca Junyent no es nazi”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Erasmus - Jueves, 18 de octubre de 2012 a las 17:35

    PORRA ELECTORAL

    Mi porra, o apuesta, para el 25N en diputados del Parlamento autonómico es (total 135): CiU 40, PPC 36, PSC 34, ICV 8, ERC 8, Ciutadans 5, SI 4, PxC 0, CUP 0.

    Mi porra es tan ‘de diseño’ como las encuestas que los periódicos encargan a sus encuestadoras domésticas corruptas para conseguir ‘profecías autocumplidas’. Contra la tiranía de las encuestas se inventó (en países en que son menos manipuladas) un proverbio político: “la encuesta válida es la del día de elecciones”.

    Con una visión más optimista -depende de cómo se desarrollen la precampaña y la campaña electorales, de 2 meses de duración en conjunto- tampoco descarto la posibilidad de que el PPC, o el PSC, sean la fuerza más votada por delante de CiU. Una vez efectuadas las elecciones todos respetarán (se habrán comprometido previamente a ello para clarificar el juego electoral) que forme gobierno la fuerza más votada, no proponiendo un presidente alternativo al ganador o ganadora.

    ¿Cómo puede afectar a CiU -tras la previsible retirada del apoyo de muchos de sus votantes no independentistas, debido a su explícita posición independentista actual (“La independencia de Cataluña es imparable”, candidato Mas, Octubre de 2012)- tener que repartirse el voto independentista el 25N las 4 candidaturas secesionistas que concuren en las presentes elecciones: CiU, ERC, SI, CUP?

    Creo que Cataluña va a un mapa político de 3 grandes fuerzas (CiU, PPC y PSC), que en grueso se repartirán el electorado en tres tercios, complementadas por algunas fuerzas menores a gran distancia de las 3 principales.

    El voluntarismo oficialista (apoyado en un control ‘norcoreano’ por CiU de la prensa y resto de medios autóctonos catalanes) por imponer a CIU como único gran partido a base de bombardeo propagandístico y manipulación de encuestas fracasará.

    ¡Lean periódicos estatales de Madrid si quieren información libre y plural sobre Cataluña, ya han unificado el precio con los periódicos autóctonos catalanes! ¡O los 2 periódicos catalanes disidentes (no controlados por CiU), los digitales, LA VOZ DE BARCELONA (liberal-progresista) y EL DEBAT (eldebat.cat, socialdemócrata)!

    Camacho y Navarro -los rivales serios de Mas, que representan alternativas- tienen 5 semanas y fracción de precampaña y campaña electorales (para Mas una eternidad) para desmontar el frágil discurso de Mas. Que no ha explicado la razón de haber abandonado el gobierno antes de cumplir la mitad de su mandato (como mínimo causa gastos no vencidos) y que osa asegurar que violará la legalidad si resulta elegido. Dios ciega al que quiere perder…

    Los resultados electorales del 25-N no estarán lejos de 1/3 CiU, 1/3 PPC, 1/3 PSC.

    Erasmus

  2. catañol o espalán, un ciudadano. - Jueves, 18 de octubre de 2012 a las 17:55

    Gracias por su claridad, Don Jesús.

  3. Erasmus - Jueves, 18 de octubre de 2012 a las 18:05

    ELECCIONES COMPETITIVAS

    (CORREGIDO)

    ¿Y si las elecciones del 25N, en lugar de tener un ganador seguro, por virtud de las fuerzas que están desencadenando resultaran elecciones competitivas con 3 candidatos -Mas, Camacho, Navarro- posibles ganadores debiendo despejar la incógnita del ganador real las urnas?

    Erasmus

  4. Kimet - Jueves, 18 de octubre de 2012 a las 18:15

    Hace tiempo que buscaba cierta elocuencia en referencia a la similitud entre los sucesos de entreguerras en Alemania y el embrión, esperemos que no sea más, de otro animal de pelo negro, ojos rojos y dientes afilados en el que se está metamorfoseando el nacionalismo en nuestra tierra.

    Gracias Sr. Royo, espero que no le pasen la factura algún día, por aquello de los cristales rotos, y que las similitudes se queden en meras anécdotas y comentarios de sobremesa.

  5. Escarlata - Jueves, 18 de octubre de 2012 a las 19:24

    Aclariment : Al tros de La A las posada, vulía posar l’has posada.

    No té gaire importància peró conec les desviacions en nom de l’ortografía.

  6. Romualdo - Jueves, 18 de octubre de 2012 a las 19:33

    Enhorabuena por el artículo porque deja claro a dónde nos puede llevar el nacionalismo si se le deja. A donde nos ha llevado ya es suficiente para asustarse y desconfiar y partiendo de esto es fácil imaginar el futuro.

    Como dijo el profesor Carreras respecto a Mas, que se ha convertido en un iluminado, tengo miedo.

  7. robertg - Jueves, 18 de octubre de 2012 a las 19:57

    Partimos de dos visiones diametralmente opuestas: Una, la española, que simplemente niega que exista ningún pueblo catalán, más allá de una simple fórmula retórica para describir a los vecinos administrativos de Catalunya.
    Y la otra , la nuestra, en la que nunca vamos a aceptar que sean los españoles los que nos digan si existimos o no como pueblo o como nación, como tampoco se lo aceptaríamos de nadie que no fuéramos nosotros mismos.
    A partir de este primer punto tan básico,todo lo demás viene rodado.
    Si somos un pueblo o una nación, tenemos que decidirlo nosotros y no nadie ajeno. Y si , efectivamente lo somos, tenemos derecho a decidir sobre nuestro futuro, y no que sean otros los que decidan por nosotros por muchas leyes y constituciones que haya.

  8. Turia - Jueves, 18 de octubre de 2012 a las 20:15

    robertg:

    Yo no soy un “pueblo” solo soy una persona tanto en Cataluña como en España como en Tombuctú.
    Quizás, si me voy voluntariamente a Tombuctú, si que aprendería el cantonés tombucteño porque he decidido PERSONALMENTE emigrar por, pero no porque mi Estado haya favorecido y desfavorecido a personas que no son monstruos históricos , sino que se creen en su País y hace tiempo que los consideran NADA.

    Lo más antipático para cualquiera es la imposición. Parece mentira que los monstruos se hagan niños y los niños se hagan monstruos según que etapas de la Historia.

    Para tener autoestima no hace falta menospreciar a nadie.

  9. Escarlata - Jueves, 18 de octubre de 2012 a las 20:31

    robertg:

    Jo no sóc pas un poble, jo no sóc pas una nació.

    Tan solo soy una persona en un País al que le han dicho que ahora es extranjera sin haber querido emigrar.

    Manquen més miralls per a veure cuan un esdevé de nen a monstre, i a l’inrevés, dintre de diferents esglaons de l’Història.

    Els fets diuen més que les paraules.

    Cuan un camina com un anec, es mou com un anec i viu amb altres anecs, potser que siguin anecs.

  10. Álvaro M - Jueves, 18 de octubre de 2012 a las 20:34

    Robertg

    Tu esquema argumentativo es propio de un paciente de psiquiatría. Lo preocupante es la extensión demográfica que lo defiende.

  11. José María - Jueves, 18 de octubre de 2012 a las 21:06

    Para robertg – Jueves, 18 de octubre de 2012 a las 19:57

    A otro perro con ese hueso. Ya sabe que aquí pitamos penalti a los nacionalistas que nos quieren imponer un diccionario que no existe. Ese derecho “a decidir” que se arroga no le compete a los catalanes sino al pueblo español en su conjunto.

    Extracto tomado del libro “Adiós, España: Verdad y mentira de los nacionalismos”. Escrito por Jesús Laínz Fernández

    “Para analizar las reclamaciones autodeterministas de nuestros nacionalismos se hace necesario definir en qué consiste la autodeterminación para acto seguido poder concluir si tiene aplicación al caso español.

    El principio de autodeterminación de los pueblos no es algo que existe en el mundo desde siempre. Se trata de un principio que regula las relaciones de los miembros de la comunidad internacional desde hace no muchas décadas. En diciembre de 1918 el presidente norteamericano Wilson, con la Primera Guerra Mundial recién concluida, declaró lo siguiente:

    “El principio central por el que hemos luchado en este guerra es que ningún gobierno tiene el derecho a disponer del territorio de un pueblo libre”.

    Este principio fue utilizado sobre todo para desmantela los imperios vencidos, que dieron nacimiento a multitud de nuevos Estados.

    La aplicación generalizada de este principio, sin embargo, tuvo que esperar al fin de la siguiente guerra mundial y a que las Naciones Unidas proclamaran en su Carta Fundacional el principio de igualdad de derechos de los pueblos y su derecho a disponer de sí mismos.

    Con tal precepto se establecía la necesidad de revisar dos tipos de relaciones de dominación de una nación sobre otra creadas por la fuerza: la conquista militar de una nación, como las que habían provocado la Segunda Guerra Mundial, que acababa de terminar, y la dominación colonial que en otros continentes se había establecido desde el siglo anterior.

    El principio de autodeterminación aparece recogido por primera vez en la Carta Fundacional de la ONU (art. 1, párr. 2):

    “(es propósito de la ONU) Fomentar entre las naciones relaciones de mistad basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinación de los pueblos”

    Ya en esta fundacional ocasión, en le documento explicativo elaborado por la misma Conferencia de la ONU que promulgó la Carta se aclara un punto esencial:

    “Los pueblos tienen el derecho de administrarse a sí mismos, pero no el derecho de secesión”.

    El primer texto legal de la ONU en el que se desarrolla el principio de autodeterminación es la “Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales” (Resol. 1.514 (XV), 14 dic. 1960), de título harto explícito. En esta declaración, tras recordar que “todos los pueblos tienen el derecho de libre determinación”, “reconocer el apasionado deseo de libertad que abrigan todos los pueblos dependientes”, “reconocer que los pueblos del mundo desean ardientemente el fin del colonialismo” y “creer que es preciso poner fin al colonialismo”, se establece:

    Art. 6: “Todo intento encaminado a quebrantar total o parcialmente la unidad nacional y la integridad territorial de un país es incompatible con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas”.

    Diez años más tarde, ya con el proceso descolonizador muy avanzado, vuelve la ONU a proclamar el derecho de autodeterminación de los pueblos en la “Declaración sobre los principios de Derecho Internacional referentes a las relaciones de amistad y la cooperación entre los Estados” (24 oct. 1970, Resol. 2.625), en la que se establece el deber para todo Estado, “en virtud del principio de la igualdad de derechos y de la libre determinación de los pueblos” de “poner fin rápidamente al colonialismo”, pues “el sometimiento de los pueblos a la subyugación, dominación y explotación extranjeras constituye una violación de dicho principio”.

    Esta Declaración vuelve a establecer que el derecho de autodeterminación es sólo aplicable a las situaciones coloniales y a aquellos supuestos en los que un Estado margine u oprima a una parte de su población por motivos raciales o religiosos. En caso contrario, será incompatible con los principios de la ONU:

    “Cualquier intento encaminado a quebranta total o parcialmente la unidad nacional y la integridad territorial de un Estado”.

    Así pues, para la ONU y la comunidad internacional no son comparables los casos de un nacionalismo que pretenda el desgarramiento de una nación formada por siglos de convivencia y otro que pretenda resolver una situación de dominio colonial. La secesión, consiste no en el acceso al autogobierno por parte de un pueblo hasta entonces sometido a la dominación de una potencia colonial, sino en la separación de una parte de una nación, está expresamente rechazada.

    Ya en 1919, con ocasión de la Conferencia de Paz de París, Robert Lansing, Secretario de Estado con Woodrow Wilson, declaró que:

    “No cabe pensar que un presidente americano abogue por un planteamiento secesionista después de que en 1860 los Estados Unidos no reconociesen la secesión de los Estados del Sur, asegurando la unidad incluso por medios militares”.

    En resumen: el derecho de autodeterminación figura en la legislación de la ONU con el fin de que se acogieran a él las colonias que desearan separarse de sus metrópolis. Además de para procesos de descolonización, el segundo supuesto para el que la legislación y la doctrina internacionales han previsto este mecanismo es para situaciones de opresión nacional en las que los ciudadanos de un grupo nacional, religioso, racial o cultural determinado incluido en una estructura estatal, sufriese menoscabo de sus derechos individuales o colectivos. En dicho caso, al no estar ese colectivo representado por el gobierno de su nación, se equipara su situación de opresión con la de una colonia y se entiende justificado el derecho de autodeterminación; lo que evidentemente ni ha sido nunca ni es hoy el caso de ninguna región española. Especialmente las provincias vascas, cuyos ciudadanos disfrutan por lo menos de los mismos derechos que el resto de españoles. Y decimos por lo menos porque las particularidades derivadas del régimen del Concierto Económico en todo caso hacen de los vascos unos ciudadanos fiscal y económicamente privilegiados en España, como han venido siendo durante los últimos cinco siglos.

    La autodeterminación exige, por lo tanto, unos requisitos objetivos –límites razonables a su ejercicio, sin los cuales cada región, cada pueblo, cada aldea y cada familia podrían ser sujetos teóricos de ese principio-. No es cierto que cualquier colectivo humano, por mucho que lo sostenga uno de sus partidos políticos, pueda hacerse titular del derecho de autodeterminación por el mero hecho de autoproclamarse como tal, como quien se apunta a una lista de espera.”

  12. Klaus Kanti - Jueves, 18 de octubre de 2012 a las 21:26

    El ulls clucs del fanatisme no deixen camí per el seny. La mediocritat dels polítics ens porta molts problemes i la radicalitat de “hooligans” d’alguns senyors independentistes no és bó per Catalunya. L’objectivitat i les argumentacions sense prejudicis són ben lluny de les opinions d’aquests sector al menys en aquest medi. Són repetitius, mostren a vegades odi, orgull patològic, parteixen com els seus líders d’afirmacions sentencioses. La democràcia real no són manifestacions ni estelades als balcons o senyeres i/o domasos, ni enquestes, ni declaracions pagades, ni imprecacions, ni menyspreu. La democràcia ens espera el 25 de novembre i els senyors independentistes creuen que guanyaran…perà a mí no em quadra perquè són molt nerviosos i tenen molta pressa, molta. Hi ha enquestes molt sorprenents. Algúns senyors independentistes les conèixen. Sorpresaaa! Molt bona nit a tothom. Sr. Erasmus no sóc maleducat. Sóc bilingue. Visca la democràcia, la llibertat, i el referèndum. Per a dir no. Clar. Ho tinc molt clar. I no mentiu dir Visca Catalunya no és incompatible amb viva España democrática y libre de tiranías caverno-madrileñas pero también libre de independentistas que lo son porque quizás les cueste ser personas, personas generosas, digo. Y no me vengáis con el expolio fiscal, es un argumento caduco y de pesados muy pesados. Lo dicho muy buenas noches a todo el mundo.

  13. Laguinda - Jueves, 18 de octubre de 2012 a las 21:28

    El Sr Royo rezuma inteligencia, cultura y pedagogía: eso lo hace sospechoso. Encima es inteligente: mal vamos. Además se permite la ironía y el sarcasmo, vade retro ¡Satanás!; ¡a la hoguera! …pero como se atreve… no sabe con quién se juega los cuartos…

  14. miseher - Jueves, 18 de octubre de 2012 a las 21:36

    robertg – Jueves, 18 de octubre de 2012 a las 19:57

    Unos de los rasgos principales de la identidad colectiva en que esta siempre se fundamenta en la contraposición a otra u otras identidades. Con lo cual siempre son los demás los que te otorgan esa identidad colectiva, cuando los demás no lo hacen, esta se vuelve perversa, ya que se sustenta en formas figuradas de las identidades ajenas.

    Las cualidades personales no se pueden extrapolar a los pueblo. Es ahí cuando se cae en el topicazo y falacia.

  15. miseher - Jueves, 18 de octubre de 2012 a las 21:52

    Klaus Kanti – Jueves, 18 de octubre de 2012 a las 21:26

    Suscribo todo lo que usted expone. Gracias

  16. jacobino - Jueves, 18 de octubre de 2012 a las 23:36

    Klaus Kanti, yo también suscribo punto por punto su intervención.

    Salud.

  17. Klaus Kanti - Viernes, 19 de octubre de 2012 a las 07:45

    miseher, jacobino

    Gracias y adelante…

    La fuerza de la razón desbaratará la ruindad de los mediocres.

  18. Romualdo - Viernes, 19 de octubre de 2012 a las 09:07

    DLM:

    Con los viejos luchadores antifranquistas pasa lo mismo que con los abuelos que no sabían hablar castellano. Todos tienen uno en la familia.

    Es el triste sino de este país: mentirse a sí mismo cambiando el pasado. La Guerra Civil cuya responsabilidad corresponde exclusivamente al bando sublevado, produjo seiscientas mil víctimas: ¡En un país donde NADIE ha reconocido haber asesinado ni delatado a nadie! En ningún bando. Sólo aquellos de quienes era pública y notoria su participación en sacas y paseos o delaciones y que por pertenecer al bando vencedor no fueron juzgados, constaba, no su confesión que también desmentían, sino su actuación. Todos los demás se llevaron su secreto a la tumba.

    Lo comentaba el otro día en la radio un novelista que ha escrito una novela sobre la guerra civil e hizo esa afirmación: 600.000 víctimas y nadie ha matado a nadie. 2/3 producidas por los sublevados y 1/3 por el bando republicano.

  19. DLM - Viernes, 19 de octubre de 2012 a las 09:16

    Romualdo – Viernes, 19 de octubre de 2012 a las 09:07

    La Guerra Civil cuya responsabilidad corresponde exclusivamente al bando sublevado

    Está Vd. convencido de ésto que afirma?

    Ya se ha publicado mucho sobre éste tema y creo que nadie, que se haya preocupado medianamente de informarse, puede llegar a hacer una afirmación similar, excepto que su ideología se imponga a su capacidad de razonamiento.

  20. lexi - Viernes, 19 de octubre de 2012 a las 13:36

    Es hora de dejar de aguantar las insolencia, los insultos y el chantaje de los separatistas catalanes, golpistas y catalibanes, de espíritu “bonsai”, que tienen represaliada y adoctrinada a la población con el separatismo para esconder su fracaso como autogierno. Esta autonomía y todas las del resto de España siempre han sido fuente de conflictos y enfrentamientos de unas con otras ( Todos queremos más) y de todas con el Estado Español.

    Necesario y urgente es volver a la España unitaria y dejarnos de autonomías y de fedrealismo, simétricos o asimétrics. Todos los experimente de fomentar el particularismo pueblerino nos han conducido a desastres: primera Republica federalista, que acabó con el esperpento de los cantonalismos en que todo el mundo se quería separar de todo el mundo. Y no digamos los separatismos de la Segunda República, causa principal de la guerra civil entre hermanos españoles. Queremos sistema electoral mayoritario para acaban con los particularismos chantajistas.

    Todos somos hijos de la misma Patria y de los genios , artistas y héroes que la han hecho gloriosa y admirada en el mundo entero.

    VIVA ESPAÑA UNA

  21. Maestro Nacional - Viernes, 19 de octubre de 2012 a las 14:11

    La Brunete, ¡ya!

  22. Heinrich - Viernes, 19 de octubre de 2012 a las 18:51

    Señor Royo,

    su perspicacia es innegable. Usted conjuga a la perfección la serenidad con la cualidad de ser incisivo. Nada más que agradecerle justo lo que es más necesario.

    Un saludo cordial

  23. Cierzo - Viernes, 19 de octubre de 2012 a las 22:56

    Romualdo – Viernes, 19 de octubre de 2012 a las 09:07

    ¿Y esto de Paracuellos del Jarama? ¿De qué se trata?

    http://www.youtube.com/watch?v=ycRtkAweMqU

    La historia la cuentan mal:

    http://www.larazon.es/noticia/6961-....endo-una-h

    Cierzo

  24. lia - Viernes, 19 de octubre de 2012 a las 23:01

    Angel

    Pues si le aconseja le aconseja fatal.

    http://www.eldebat.cat/cast/notices...._64605.php

  25. Bernat - Sábado, 20 de octubre de 2012 a las 00:10

    Hoy me quedo con José María (por lo poco que sé de la materia has seleccionado un buen extracto clarificador y riguroso de la realidad internacional de los últimos cien años en referencia al principio de autodeterminación), y como no con Klaus Kanti (un halo de esperanza en esta noche oscura que nos toca vivir, bonitas palabras), y claro cómo no con el anfitrión sr. Royo. Gracias a todos.

  26. Romualdo - Sábado, 20 de octubre de 2012 a las 10:05

    Cierzo:

    El documental está muy bien y yo sabía lo que fue la represión del bando republicano en la retaguardia. Si me has leído he hablado de ella. Además por mi edad he conocido personas, concretamente a dos mujeres que estuvieron la una en la checa de Fomento de donde la sacaron para fusilarla y se libró por cuestiones que no vienen al caso y la otra en la checa de Vallecas.

    En ningún momento he hablado de falta de responsabilidad en los crímenes por parte del bando republicano e incluso del gobierno de la República por acción o dejación o falta de medios o lo que fuere.

    He hablado de responsabilidad en que hubiera guerra. Y la responsabilidad de que se llegase a una guerra la tuvieron los hombres que prepararon el golpe de estado militar contra la República. Lo que vino después es responsabilidad de cada cual y los dos bandos tienen lo suyo.

    Mi ideología no me impide ver la realidad ni aceptar la verdad. Al contrario sin la verdad no soy nada. Nadie somos nada. Yo puedo ser muy cristiano, muy nacionalista, muy republicano, muy de derechas, muy falangista… muy lo que sea, pero si no acepto por encima de ello la verdad y reflexiono sobre ella estoy perdido como ser humano.

    Y esa reflexión que escuché por la radio de una sociedad que produjo tantísimas víctimas y donde nadie reconoce haber asesinado ni delatado, evidentemente entre los que se libraron de tener que responder por ello, bien porque pertenecían al bando sublevado que resultó vencedor o bien porque se exiliaron a tiempo o nadie sospechó de ellos, es una de las reflexiones más verdaderas que he oído.

    Nadie quiere reconocer la verdad y la verdad es que cualquiera de nuestros antepasados que participó en esos hechos pudo ser un asesino o un delator. Porque se llevó su secreto a la tumba. No se lo contó ni a su mujer ni mucho menos a sus hijos. De eso iba la novela del autor que habló en la radio y siento que llegué tarde y una conversación que había en casa en ese momento no me permitió conocer el nombre del autor ni el título de la novela.

    Un saludo.

  27. Rockero - Domingo, 21 de octubre de 2012 a las 20:06

    ¿ Perquè collons surten ara els cadàvers polítics?.

  28. Romualdo - Lunes, 22 de octubre de 2012 a las 10:23

    He leido en la prensa el nombre del autor de la novela: Andrés Trapiello. Y el título: Ayer no más. Aquí, en el título, puede que me falle la memoria.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.