España

El Congreso rechaza las enmiendas a la totalidad a los presupuestos de 2013

Montoro anuncia que 2013 será el “último año de recesión” y califica los Presupuestos Generales del Estado para el año próximo como los que marcarán “la salida de la crisis”.

Agencias / Redacción
Jueves, 25 de octubre de 2012 | 01:14

El pleno del Congreso ha rechazado, con 148 votos a favor, 179 en contra y una abstención, las once enmiendas a la totalidad presentadas al Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2013, que continúa de este modo su tramitación parlamentaria. La votación se ha celebrado este miércoles, después de que el debate empezara el martes.

El Gobierno durante el trámite del debate ha apelado a la unidad para mejorar la credibilidad de la economía de España y para defender las cuentas del año 2013 que “marcan la salida de la crisis”, en palabras del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. Las enmiendas han sido rechazadas gracias a los votos del PP y UPN, y la abstención de Foro Asturias.

El ministro ha señalado que estos presupuestos “permitirán que 2013 sea el último año de recesión” y ha lamentado que los grupos de la oposición hayan utilizado los argumentos “típicos” contra las cuentas al asegurar que las previsiones macroeconómicas del Ejecutivo son irreales.

“Los más sociales de la historia de la democracia”

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, en la tribuna del Congreso, defendiendo los presupuestos de 2013 (foto: Congreso).

Por su parte, todos los grupos que han pedido la devolución de los presupuestos (PSOE, CiU, IU, ICV-EUiA, CHA, UPyD, PNV, Amaiur, ERC, BNG, Coalición Canaria, Compromís-Equo y Geroa Bai) han coincidido en señalar que “ninguna institución” internacional avala las estimaciones del Gobierno, que prevé una recesión del 0,5 % en 2012, y le han acusado de plantear un escenario “demasiado optimista”.

Los grupos de la oposición han cargado contra Montoro por asegurar que los presupuestos son “los más sociales de la historia de la democracia” cuando, según han afirmado, en su opinión, ahondan en la recesión y cargan el esfuerzo de consolidación fiscal sobre los más desfavorecidos.

Antes de la votación, Montoro ha asegurado que España cuenta con “el valor de la estabilidad política” representada por el apoyo del PP, para después animar a los grupos a presentar enmiendas al articulado de los presupuestos “comprometidas con los objetivos comunes” de consolidación fiscal y reducción del gasto público.

Al Senado en quince días

Superado el debate de totalidad, y siguiendo el calendario de tramitación, se reunirá la ponencia, que elaborará su informe antes del próximo 31 de octubre. A continuación, la Comisión de Presupuestos se reunirá para analizar y votar las enmiendas que se presenten antes del viernes 26, y elaborará, antes del 8 de noviembre, el dictamen, que será elevado a pleno del Congreso entre el 13 y el 15 de noviembre.

Una vez aprobado por el Congreso, se remitirá el texto al Senado. En caso de que la Cámara Alta no introduzca enmiendas ni vete el proyecto, los Presupuestos Generales del Estado quedarán definitivamente aprobados. Si el Senado los veta o introduce enmiendas se remitirá al Congreso para su aprobación definitiva.

El total del presupuesto asciende a 319.460,6 millones de euros, menos que en 2012, cuando la gestión ascendió a 362.115,02 millones de euros. La aprobación definitiva Proyecto de Ley de Presupuestos está prevista para la semana del 18 al 20 de diciembre.

Temas: , ,

2 Comments en “El Congreso rechaza las enmiendas a la totalidad a los presupuestos de 2013”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Erasmus - Jueves, 25 de octubre de 2012 a las 02:57

    ES POSIBLE DERROTAR A CIU EL 25N (QUE NO SEA LA FUERZA MÁS VOTADA)

    Es posible derrotar a CiU el 25N (que no sea la fuerza más votada), que es derrotar a la secesión. Si se cumplen dos condiciones: 1ª) que CiU pierda el voto no independentista que le ha venido apoyando (¿la mitad de sus votos de 2010?), dado el explícito independentismo actual de CiU, 2ª) que exista una fuerte pugna por disputarse el voto independentista entre las 4 candidaturas independentistas que concurren en las actuales elecciones (CiU, ERC, SI, CUP).

    Es la primera vez que concurren 4 candidaturas independentistas en unas elecciones autonómicas. Es posible que alguna se retire pero las que permanezcan tratarán de conseguir votos y diputados a costa de las demás pues la ley de las elecciones es todos contra todos. CiU puede tener en su propio campo la peor amenaza para su objetivo electoral. Ya ha mostrado alarma Jordi Pujol que ha lamentado la ‘fragmentación’ del campo nacionalista y ha pedido el voto de todos para CiU por ser el ‘voto útil’.

    No hagan caso de las encuestas y piensen que quedan 4 semanas y fracción de campaña (precampaña y campaña formal) para las elecciones y que las campañas son para cambiar el voto.

    Es posible derrotar a CiU el 25N, esto es, que no sea la fuerza más votada. Siéndolo el PPC o el PSC. Supondría que Mas perdería la presidencia de la Generalidad a favor de Camacho (PPC) o de Navarro (PSC) y se retiraría de la política.

    Para evitar sorpresas como un pacto de perdedores contra el ganador, y como muestra de consideración hacia los electores, las 3 fuerzas principales deberían comprometerse públicamente antes de la votación a respetar que forme gobierno la fuerza más votada descartando proponer un presidente alternativo al ganador o ganadora.

    Mi previsión para la hipótesis de que la pérdida de los votos no independentistas (o de su mayor parte) junto con la competencia de las otras candidaturas independentistas debiliten suficientemente a CIU, es que el ganador del 25N (la fuerza más votada) puede ser tanto el PPC como el PSC. Pienso que en la hipótesis considerada esas dos fuerzas obtendrían resultados muy próximos.

    Mi porra para ese caso (con 2 variantes) sería en diputados del Parlamento autonómico (total 135) como sigue.

    (A): PPC 36, PSC 35, CIU 34, ICV 8, Ciutadans 6, ERC 6, SI 4, CUP 4, PxC 2.

    (B): PSC 36, PPC 35, CIU 34, ICV 8, Ciutadans 6, ERC 6, SI 4, CUP 4, PxC 2.

    (Las 4 candidaturas independentistas se repartirían en total 48 diputados muy desigualmente: CiU 34, ERC 6, SI 4, CUP 4).

    Erasmus

  2. Erasmus - Jueves, 25 de octubre de 2012 a las 02:58

    CAMACHO ABRIÓ LA PRECAMPAÑA ELECTORAL CON DEVASTADORAS CRITICAS AL ESTILO ‘DERROCHADOR’ DE GOBERNAR DE CIU

    La presidenta del PP catalán, y candidata a la presidencia de la Generalidad, Alicia Sánchez Camacho, irrumpió en la precampaña electoral (abierta tras la convocatoria de elecciones autonómicas para el 25 de Noviembre), con devastadoras críticas al estilo ‘derrochador’ de gobernar de CiU. Impugnó el elevado gasto en medios de comunicación de titularidad pública, en subvenciones a entidades separatistas y en ‘embajadas’. Propuso reducir un 20% los diputados del Parlamento autonómico (no se aplicaría en las elecciones ya convocadas).

    El digital El Debat (socialdemócrata), recogió en su edición de 29/09/2012 (artículo “Camacho quiere reducir un 20% de los escaños del Parlament”) expresiones de la líder centroderechista: “No puede ser que TV3 tenga los mismos trabajadores que las cuatro televisiones generalistas españolas juntas”, “Tenemos dinero para embajadas, pero no hay dinero para pagar la deuda de los ayuntamientos”, “Hay dinero para entidades separatistas, pero no hay dinero para pagar los conciertos de las entidades sociales, ni las nóminas de los trabajadores públicos”, “No se trata de tener independencia fiscal, sino de gestionar bien” (entiéndase: gestionarían igual de mal la independencia fiscal)”.

    Con ese estilo de discurso la Camacho se comerá dialécticamente a Mas a lo largo de la precampaña y la campaña del 25-N. Tiene 4 semanas y fracción para desmontar el discurso de Mas.

    El Partido Popular catalán se sitúa claramente a la izquierda de CiU. Como se puso de manifiesto durante la negociación de los presupuestos de la Generalidad, cuando el PP trató de lograr (con poco éxito) que CiU recortara gastos en gasto identitario en lugar de hacerlo en gasto social.

    Erasmus

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.