España

¿Está en crisis la socialdemocracia?

Una apuesta fuerte. Está en juego la democracia y no solo la socialdemocracia. Urquizu señala que los partidos progresistas deben retomar la senda de la defensa del modelo del Estado del bienestar, unas reivindicaciones que, en su opinión, fueron cayéndose de los programas electorales de los partidos de izquierdas de toda Europa. “Esta crisis en la que estamos actualmente acabará con la socialdemocracia vivida en los últimos 30 años”.

Daniel Tercero
Viernes, 2 de noviembre de 2012 | 12:32

Urquizu y la portada de su libro.

“Hay que hacer un diagnóstico, analizar la realidad y, luego, marcar una hoja de ruta. Solo así la socialdemocracia volverá a ser importante”. ¿Estamos ante una crisis de la socialdemocracia o ante una crisis de la democracia? Ignacio Urquizu niega la primera y defiende que estamos ante la segunda. La izquierda se juega su futuro según afronte soluciones en dos temas clave: la democracia y las desigualdades.

Urquizu, profesor de Sociología en la Universidad Complutense de Madrid, plantea esta tesis en su último libro, publicado con el elocuente título de La crisis de la socialdemocracia, ¿qué crisis?, bajo el sello de la Fundación Alternativas. En sus páginas se analizan los programas electorales de los partidos de izquierdas en Europa de los últimos 70 años. Pero no la acción de gobierno. Tras el análisis, una conclusión: han sido estos partidos de izquierdas los que han ido renunciando progresivamente a las propuestas socialdemócratas.

Los retos actuales de los partidos socialdemócratas son de una importancia vital. “La derecha no ha necesitado la democracia para gobernar, por lo que es imprescindible que la izquierda resuelva los problemas que surgen ahora mismo con la democracia”, ha señalado este miércoles en Barcelona Urquizu, que circunscribe su estudio y su afirmación a Europa. Sin olvidar que la izquierda pasó, inicialmente, por un periodo nada democrático considerando este sistema como simple instrumento para obtener unos objetivos. Felizmente, ambas posiciones parecen ya olvidadas.

Antes de resumir el segundo tema clave señalado por el joven profesor, la transición de un tema a otro la ejemplifica con la más absoluta actualidad: “Hemos entregado el poder económico a gestores que no son elegidos por los ciudadanos, como los que controlan la zona euro”. Una mala decisión, en su opinión, ya que no hay manera de controlar esas instituciones que no dependen de los ciudadanos.

Para Urquizu, “los ciudadanos que están más insatisfechos con el sistema democrático son progresistas”, si bien ha apuntado que “no por votar muchas más veces se es más democrático”, pues el problema que existe es de representación entre ciudadanos y políticos, y no de impedimentos para ejercer el voto.

Una correcta redistribución de la riqueza

Pero al lado de la gestión de la democracia está, en paralelo, la gestión (para acortarla) de la desigualdad. Así lo explica el colaborador de El País y El Diario: “Hasta los años 80 se va acortando la desigualdad. A partir de esos años, en el Reino Unido y los países nórdicos, se ha ido agrandando esa desigualdad. El Estado del bienestar, este es el problema más serio que hay para la izquierda”.

Un dato a tener en cuenta. En ocasiones, la redistribución de la riqueza que se lleva a cabo desde el Gobierno no favorece a los más pobres. Es más, Urquizu cita que puede llegar a favorecer a la clase media-alta. ¿Cómo? Lo expone con uno de los estudios que ha publicado la Fundación Alternativas: las becas en la universidad.

Los centros universitarios públicos están llenos de estudiantes de clase media-alta, que a veces reciben incluso becas. “Las becas son antiredistributivas, ya que la clase baja tiene un 60% menos de probabilidades de llegar a la universidad”. ¿Quién se beneficia de las becas? Sin embargo, sí hay ejemplos de una correcta redistribución de la riqueza: las pensiones.

Otro aspecto al que Urquizu da una gran importancia es el de simplificar el sistema de recaudación. Impuestos más fáciles, que la ciudadanía los entienda; y, sobre todo, que el Gobierno redistribuya correctamente. Y ha repetido varias veces que es imprescindible “la regulación de los mercados”, además de controlar el gasto público innecesario: “Tengo la sensación de que los partidos de izquierdas han ido aprobando partidas presupuestarias sin saber para qué“. En definitiva, confundir los objetivos con los instrumentos.

El futuro

En una presentación de su libro, organizada por la Fundació Rafael Campalans, ligada al PSC, ha advertido de que “cuando la izquierda consigue sus objetivos, se modera” y ha recordado que “el pasado no va a volver”, por lo que las formaciones consideradas de izquierdas deben reformular sus planteamientos destinados a una ciudadanía que ya no es la misma que hace 20, 30 ó 40 años.

Ahondando en este punto, Urquizu ha señalado que cuando las desigualdades se acortan, los partidos que llegan a los gobiernos suelen ser de derechas, o no progresistas. Una situación que, en condiciones normales, se da también a la inversa. Una oportunidad, por otro lado, que no pueden desaprovechar las formaciones políticas que se consideran de izquierdas.

“Esta crisis en la que estamos actualmente acabará con la socialdemocracia vivida en los últimos 30 años”. Esta es una de las afirmaciones más rotundas que ha hecho, para volver al punto inicial: la socialdemocracia no está en crisis, es la democracia la que está en juego. La apuesta de Urquizu es fuerte. Ahora está por ver si hay alguien que le escucha en los partidos de izquierdas.

Temas: , ,

11 Comments en “¿Está en crisis la socialdemocracia?”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Una opinión más - Viernes, 2 de noviembre de 2012 a las 13:09

    Opino que los llamados partidos de izquierdas en España no son socialdemócratas. La socialdemocracia orgánica la conocimos en la segunda fase del franquismo o Régimen I, en donde primaba la consolidación definitiva del sistema de Seguridad Social. la jornada laboral de cuarenta horas, el mantenimiento de las pagas extras, las facilidades para el logro de objetivos materiales (pagos a plazos, acceso a los créditos bancarios, viviendas de protección oficial). Este sistema continuó hasta la llegada de UCD, en que se sustituyó la democracia orgánica por la de partidos.
    A partir de finales de 1982 se consolidó el Régimen II, con un PSOE que favoreció el concepto de mercado ante el concepto de protección social (Ley Boyer de 1985) a los inquilinos, al considerar los arrendamientos como sujetos a las leyes de la oferta y de la demanda, iniciando la escalada de precios y la corrupción derivada de una construcción desaforada ante el incesante aumento de precios y la especulación derivada de la liberalización del mercado inmobiliario.
    No contentos con ello, el PSOE también destruyó el concepto de empleo estable y fijo al manipular el concepto de contrato de relevo, convirtiéndolo en un medio de echar a la calle a trabajadores mayores o muy veteranos, poner en su lugar a jóvenes menores de veinticinco años y echando a éstos a la calle tras el plazo de un año. Prueba de ello son los datos del desempleo comparando las cifras de diciembre de 1975 (apenas un cinco por ciento de parados) con el veinticinco por ciento que alcanzó el PSOE en su última legislatura anterior al aznarato del PP. Es decir, tanto la UCD como el PSOE contribuyeron a fomentar el desempleo.
    Si embargo, el PSOE sí volcó sus esfuerzos en controlar todo el aparato del Estado, desde el ejército hasta la policía, pasando por la Justicia al asesinar a Montesquieu con el control del Poder Judicial y la desaparición de las tasas judiciales (para tener comiendo de la mano del presupuesto a la Administración de Justicia, hasta entonces parcialmente liberada de los políticos gracias a esos ingresos propios), y sin olvidarnos de las normas de esa misma época (1984/1985) que cambian la normativa de las Cajas de Ahorros para introducir en sus órganos directivos a políticos y sindicalistas (entonces el PSOE arrasaba en los municipios, diputaciones, CCAA, Congreso y Senado con mayorías absolutas).
    Es decir, el llamado centro político en España (centro derecha) equivale a la socialdemocracia europea, y los partidos incluidos en el concepto izquierda, como el PSOE, son izquierda radical que gobierna para el partido, sindicato y múltiples asociaciones y organizaciones del partido disfrazadas de empresas públicas, ONGS, Fundaciones y organismos varios, olvidando a los ciudadanos.

  2. Lehman Sisters - Viernes, 2 de noviembre de 2012 a las 14:22

    En España la izquierda se sitúa entre el comunismo y el separatismo , ambos conceptos se desinflan socialmente tras la hecatombe Zapaterista , los votantes socialistas no quieren en su mayoría el extremismo soviético pero rechazan en buena parte el extremismo que conlleva el independentismo , por contra los políticos que los han representado durante tanto tiempo no parece que vayan a bajarse del carro separatista a pesar de la cantidad de votos que pierden cada semana , desaparecerá el PSOE ?
    Socialistas en Positivo es la única formación de izquierdas que parece coherente con la democracia española en todo su conjunto y por lo tanto con Europa .

  3. Erasmus - Viernes, 2 de noviembre de 2012 a las 14:23

    LA LEGALIZACIÓN DEL REFERÉNDUM DE SECESIÓN QUE PROPONE EL PSC

    La propuesta de ‘legalización del referéndum de secesión’, vía reforma constitucional, que hace el PSC es independiente de la propuesta de ‘reforma federalizante del modelo estatal’, aunque las dos figuren en la misma ponencia de reforma constitucional incluida en su programa electoral para el 25N.

    Sin duda la propuesta del PSC de legalización de los referéndums secesionistas en España (no puede limitarse al caso catalán) encontrará más discrepancias que su propuesta federalizante incluso en el interior de la familia socialdemócrata. La primera discrepancia con su propuesta de legalización del referéndum de secesión le llegó a Navarro de Rubalcaba, al día siguiente de anunciar el presidente del PSC su inclusión en el programa electoral de tal fuerza.

    Es difícil que un Estado contemple en su constitución el derecho a la secesión voluntaria de un territorio suyo. La propuesta del presidente del PSC implicaría introducir en nuestra Constitución la cláusula del derecho de secesión. O, al menos, eliminar la cláusula de ‘indisolubilidad’ de la nación española que contiene, lo que allanaría un obstáculo pero no es seguro que fuera suficiente. El caso más llamativo y casi único que se ha producido de inclusión de la cláusula del derecho de secesión en un cuerpo constitucional es el de la Constitución de la Unión Soviética. El derecho de secesión figuraba en la Constitución soviética, pero hay que precisar que nunca fue utilizado.

    El candidato socialdemócrata a la Generalidad propone una vía para que en Cataluña se pueda hacer legalmente una consulta sobre la independencia como demandan algunas fuerzas. Incluido el PSC, que precisa ‘siempre que sea una consulta legal’. De otro lado, se manifiesta partidario de que se haga tal consulta y de que el PSC emita su voto en la misma. Pero aclara que el voto del PSC sería un ‘no’ a la independencia, o un sí a que Cataluña permanezca en España

    El que la vía que propone el PSC para legalizar el referéndum de secesión se vaya a recorrer no lo puede asegurar el PSC. No depende solo del PSC sino de la mayoría habilitada para reformar la Constitución dentro de la cual el PSC representa una porción pequeña.

    Pero no se puede decir que la propuesta de Navarro carezca de interés en el momento que vive Cataluña. Como mínimo puede ayudar a clarificar, incluso a desdramatizar, el debate sobre el referéndum.

    Erasmus

  4. Erasmus - Viernes, 2 de noviembre de 2012 a las 14:24

    LA PROPUESTA DE REFORMA CONSTITUCIONAL FEDERALIZANTE QUE HACE EL PSC

    Conviene aclarar en que consiste la propuesta federal del PSC. El PSC incluye en su programa electoral para el 25N una propuesta de ‘reforma constitucional federalizante’, es decir, en el sentido de ampliar la descentralización, o dicho de otro modo, de ampliar el autogobierno de las comunidades autónomas. Es una propuesta de reforma de la Constitución, en ningún modo de quiebra revolucionaria de la misma.

    Los detalles de la propuesta federalizante (incluido lo relativo al posible cambio en el número y la denominación de los entes territoriales) importan menos que el sentido de la misma. Si esa propuesta, primera que se hace en España en tal sentido, adquiere suficiente impulso y llega a ser aprobada por el Parlamento español, sus rasgos concretos surgirán del debate del conjunto de las fuerzas políticas por lo que es difícil saber en qué medida estarán prefigurados en la propuesta inicial.

    Debemos precisar que no se trataría de implantar en España un sistema federal de nueva instauración, pues el sistema español ya es federal y por tanto no cabe hacerlo federal sino profundizar el carácter federal que ya tiene. Un Estado puede ser centralizado o descentralizado. El nuestro es descentralizado. O federal, que es la misma cosa.

    Los Estados federales, o descentralizados, se caracterizan por tener dos niveles de gobierno territorial, el del Estado soberano y el de sus divisiones territoriales. Esas divisiones territoriales se llaman en Estados Unidos o Venezuela ‘estados’, en Alemania ’países’ (Land), en Canadá o Argentina ‘provincias’, en España ‘comunidades autónomas’. Una comunidad autónoma española tiene un autogobierno en todo semejante al de sus homólogos de otros Estados descentralizados o federales. En general el grado de descentralización de un Estado es un continuo que abarca muchas posiciones y varía de modo importante de unos estados descentralizados a otros. En España el grado de descentralización no es de los menores comparativamente hablando.

    La posición federalista del PSC es constitucionalista. Acata la Constitución vigente y respeta el principio de legalidad y el procedimiento democrático. Propone lícitamente una reforma del modelo territorial existente, que quiere que se aplique en España cuando lo quieran la mayoría de los españoles. Pues de otro modo no sería la del PSC una actitud democrática.

    Erasmus

  5. Erasmus - Viernes, 2 de noviembre de 2012 a las 14:25

    EL PSC ESENCIAL PARA LA DEMOCRACIA CATALANA (1/3 CIU, 1/3 PSC, 1/3 PPC)

    El mapa político catalán se basa en 3 grandes fuerzas (CiU, PPC y PSC), que por un tiempo prolongado tenderán a repartirse el electorado en tres tercios en grueso. Completadas por fuerzas menores a gran distancia de las 3 principales. Cualquiera de las 3 grandes fuerzas puede ser la fuerza ganadora o más votada el 25N.

    Ahora CiU quiere aniquilar al PSC a base de encuestas de diseño y ninguneo en los medios. Ya ha publicado encuestas en su prensa para erosionar el liderazgo de Navarro, que está resultando más ‘sabio’ y correoso de lo que anunciaba. Nada mide mejor el valor de un PSC fuerte en Cataluña para el campo del constitucionalismo y la legalidad, que ese interés de CiU por destruirlo ya que no ha podido dominarlo. En la estrategia de CiU esta vez ‘toca’ hundir al PSC

    En realidad el PSC -por la amplitid de su banda en el espectro político- está mejor situado que ningún partido de la derecha para ser un partido importante en Cataluña hoy y mañana. Solo puede hacerle peligrar un retroceso global de la izquierda. Pero mientras haya izquierda en Cataluña el PSC lo será casi todo en ella. Al tiempo que la derecha aparecerá partida por mitad entre CiU y PPC.

    El PSC es la socialdemocracia catalana (el centroizquierda socialdemócrata) y la socialdemocracia cotiza en todo el mundo como una de las fuerzas básicas de la democracia actual. No en vano ha contribuido en gran medida a convertir esa democracia en un Estado social.

    En Cataluña en la izquierda fuera del PSC solo hay flecos. ERC -ya un apéndice de CiU- cada vez menos izquierda y más soberanismo radical. ICV ‘recomunistizada’ por Herrera (corrigiendo la línea de ‘descomunistización’ de Ribó y Saura) tontea una vocación de izquierda abertzale duplicando a ERC. La manipulación, que no desagrada CiU, mediante el manifiesto catalanista de Fontana y Subirats de los ‘indignados’ es una pompa de jabón.

    Erasmus

  6. Erasmus - Viernes, 2 de noviembre de 2012 a las 16:25

    PRENSA PARA LA PRECAMPAÑA Y LA CAMPAÑA DE LAS AUTONÓMICAS CATALANAS DEL 25N

    <<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
    SUBRAYADO:

    Si Navarro es el próximo presidente de la Generalidad buena parte del mérito será de El Debat, de Alfons Quintás.
    <<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

    En Cataluña existe el ‘periódico único’, controlado por CiU, con 7 tentáculos principales: La Vanguardia (auténtico ‘boletín orgánico’ de CiU), El Periódico, El Punt/Avui, Ara, Nació Digital, Vilaweb y E-Noticies. Juntas esas 7 cabeceras representan más del 90% de la audiencia de la prensa editada en Cataluña. La lectura un solo día de esos 7 periódicos permite comprobar que todos adoptan la línea de apoyo a la secesión de Cataluña dictada por CiU. O sea, CiU ha implantado en Cataluña un modelo de prensa ‘norcoreano’ al servicio de la secesión.

    CiU ha instaurado en Cataluña una verdadera dictadura mediática, con lo que muestra su carácter antidemocrático. También ha mostrado el carácter antidemocrático de CiU la escandalosa declaración de desprecio a la legalidad efectuada por el señor Mas (“Sí, o sí. Legal, o ilegal.”), pues en una democracia la ley es la expresión de la voluntad popular. La utilización que hace CiU de la prensa muestra que quiere imponer su proyecto político por la vía antidemocrática de la manipulación de la opinión, porque no confía en que pueda ir adelante con un sistema de pluralismo informativo que es lo propio de la democracia. Sin ese pluralismo no existe verdadera democracia, solo apariencia de la misma.

    El ‘periódico único’ fue creado por Madí para que CiU ganara las elecciones autonómicas de 2010 y tras el éxito se quiere que sea el gran instrumento de la secesión. Está al servicio de CiU para apoyar al ‘partido guía’, según el modelo de los regímenes totalitarios, y al amigo circunstancial que hoy es ERC. Y para la demolición del enemigo recurriendo incluso a la técnica de las encuestas de diseño, o falseadas, que buscan ‘profecías autocumplidas’. Y sobre todo para intoxicar permanentemente desde el monopolio informativo a la opinión catalana a favor de los objetivos de CiU.

    CiU (una fuerza con una praxis antidemocrática, que le ha permitido edificar un temible aparato de poder social controlado por un núcleo duro de fanáticos audaces) constituye la mayor amenaza para la democracia en Cataluña y para la existencia de una Cataluña plural. Resultará muy saludable para Cataluña expulsarlos democráticamente de la presidencia del gobierno autonómico. Lo que se conseguirá si el 25N no es CiU la fuerza más votada.

    Lean periódicos estatales de Madrid si quieren información libre y plural. O apreciar la vivacidad de la prensa hecha en libertad. Se saldrán de la monotonía de los periódicos autóctonos catalanes con su único juguete de la secesión. Dejarán de tener como solo alimento la propaganda del ‘partido oficial’ CiU.

    Y lean especialmente los 2 únicos periódicos catalanes disidentes del oficialismo (no controlados por CiU), los digitales, LA VOZ DE BARCELONA (liberal-progresista) y El Debat (http://www.eldebat.cat/ socialdemócrata). Imprescindibles ambos. Si Navarro es el próximo presidente de la Generalidad buena parte del mérito será de El Debat, de Alfons Quintás.

    El Debat también patrocina Tribuna Latina, http://www.tribunalatina.com/ , estandarte de los numerosos ‘latinos’ de Barcelona, especialmente de los que no quieren vender su alma y su lengua al Ángel Colom de turno, y muy útil para los interesados por el persistente y laberíntico mundo latino barcelonés. Barcelona fue la segunda ciudad de Carlos Gardel después de Buenos Aires, ¿tiene alguna calle en ella? Es la ciudad extraperuana predilecta del cosmopolita Vargas Llosa y en la que murió el inolvidable Gato Pérez pero no su música, ver google gato perez.

    Como hay que leer también un periódico catalanista E-noticies es el recomendable. El menos sectario. http://e-noticies.cat/

    En digitales estatales destacan la página catalana de El Mundo, edición de Barcelona, enlace http://www.elmundo.es/elmundo/barcelona.html . Y la página catalana de La Razón, enlace
    http://www.larazon.es/secciones/edi....s/cataluna

    ¿Qué pasa en las páginas catalanas elaboradas en Barcelona de los periódicos estatales de Madrid? ¿Son tan totalitarios los catalanistas que no les basta con el ‘periódico único’ y necesitan además controlar las delegaciones barcelonesas de los periódicos estatales? La cuestión necesita respuesta urgente. El 25N está ahí y no podemos tener las secciones barcelonesas de periódicos constitucionalistas desvirtuadas por profesionales desleales a su empresa y al ideario que la inspira. ¡Necesitamos todas nuestras fuerzas!

    Erasmus

  7. Orgasmus - Viernes, 2 de noviembre de 2012 a las 17:19

    En el día de hoy, cautivo y desarmado el Ejército Rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado.
    El Generalísimo
    Franco
    Burgos 1º abril 1939.

    Orgasmus

  8. Erasmus - Viernes, 2 de noviembre de 2012 a las 17:55

    PORRA ELECTORAL

    —————————————————————————————————————
    SUBRAYADO:

    Si Navarro es el próximo presidente de la Generalidad buena parte del mérito será de El Debat, de Alfons Quintás.
    —————————————————————————————————————

    Mi porra, o apuesta (con dos variantes, según sea la fuerza más votada el PPC o el PSC), para el 25N, concurriendo 4 candidaturas independentistas, en diputados, total 135, es como sigue.

    (A): PPC 36, PSC 35, CIU 34, ICV 8, C’s 6, ERC 6, SI 4, CUP 4, PxC 2, UPyD 0.

    (B): PSC 36, PPC 35, CIU 34, ICV 8, C’s 6, ERC 6, SI 4, CUP 4, PxC 2, UPyD 0.

    (Las 4 candidaturas independentistas se repartirán en total 48 diputados del Parlamento autonómico: CiU 34, ERC 6, SI 4, CUP 4).

    Mi porra es tan ‘de diseño’ como las encuestas que los periódicos encargan a sus encuestadoras domésticas corruptas para conseguir ‘profecías autocumplidas’. ¿Solo las cabeceras del ‘periódico único’ gozarán del privilegio de hacer encuestas de diseño sobre el 25N?

    Contra la tiranía de las encuestas se inventó (en países en que son menos manipuladas) un proverbio político: “la encuesta válida es la del día de elecciones”.

    Las campañas electorales sirven para cambiar el voto. No vale lo que digan las encuestas (manipuladas) hoy, porque no es lo que se votará el 25N. Las elecciones catalanas del 25N son diferentes de todas las anteriores. El candidato de la fuerza secesionista CiU, Artur Mas, pretende el objetivo anti histórico y fracturador de separar a Cataluña de España y de Europa y pretende lograrlo con desprecio de la legalidad al servicio del único interés de una secta. Hoy los insumisos al poder sectario tenemos 3 semanas y 2 días para desmontar el frágil discurso de Mas.

    El mapa político catalán se basa en 3 grandes fuerzas (CiU, PPC y PSC), que por un tiempo prolongado tenderán a repartirse el electorado en tres tercios en grueso. Complementadas por algunas fuerzas menores a gran distancia de las 3 principales.

    La elección está abierta. El 25N puede ser la fuerza más votada cualquiera de las 3 grandes fuerzas catalanas (CiU, PSC, PPC). En consecuencia el próximo presidente de la Generalidad será el líder aún no determinado de una de las 3 fuerzas: Mas, Camacho o Navarro. El papel de la prensa es determinante en estas elecciones. Pienso que si Navarro es el próximo presidente de la Generalidad buena parte del mérito será del periódico digital El Debat, de Alfons Quintás.

    El aparato de propaganda de CIU quiere convencer a la opinión de que todo está decidido cuando nada está decidido. Buscan desanimar a los rivales serios de Mas, esto es, a Camacho y a Navarro.

    Para evitar sorpresas, como una alianza de perdedores contra el ganador, las 3 fuerzas principales mostrarían el debido respeto hacia los electores comprometiéndose previamente a la votación a permitir que forme gobierno la fuerza más votada, descartando proponer un presidente alternativo al ganador o ganadora. Creo que para formar gobierno la primera fuerza pactará con la segunda (no con una fuerza menor), salvo que quede próxima a la mayoría absoluta en cuyo caso tratará de gobernar en solitario usando la ‘geometría variable’.

    En la estrategia de CiU esta vez ‘toca’ hundir al PSC y tratan de lograrlo a base de ‘encuestazos’ y ninguneo en los medios. Pienso que hay que denunciar ese propósito pues el PSC es una fuerza esencial para la democracia en Cataluña.

    El PSC es la socialdemocracia catalana (el centroizquierda socialdemócrata) y la socialdemocracia cotiza en todo el mundo como una de las fuerzas básicas de la democracia actual. En Cataluña en la izquierda fuera del PSC solo hay flecos. ERC, ya un apéndice de CiU, cada vez menos izquierda y más soberanismo radical. ICV ‘recomunistizada’ por Herrera (corrigiendo la ‘descomunistización’ de Ribó y Saura) tontea una vocación de izquierda abertzale duplicando a ERC. La manipulación, que no desagrada a CiU, mediante el manifiesto catalanista de Fontana y Subirats de los ‘indignados’ es una pompa de jabón.

    Lo malo para CiU en estas elecciones es que por primera vez concurren en unas elecciones autonómicas 4 candidaturas independentistas: CiU, ERC, SI y CUP. Aunque CiU ‘borra’ a 2 de ellas de los espacios informativos y de las encuestas. Esas 4 candidaturas (salvo que alguna se retire, lo que no es probable) competirán por los mismos votos. ‘Solo por los votos independentistas’. El 25N, el ‘Día D’, los votos expresarán la verdad de cada votante. Ningún voto no independentista irá a una candidatura independentista.

    ¡El 25N habrá sorpresas!

    Erasmus

  9. n67nlu - Sábado, 3 de noviembre de 2012 a las 17:59

    Viendo a los tres que salen en la foto, diría que está acabada.

  10. Erasmus - Sábado, 3 de noviembre de 2012 a las 20:00

    Naturalmente, Alfons Quintá (sic).

  11. Erasmus - Sábado, 3 de noviembre de 2012 a las 20:07

    Quintá. El acento es mío.

    Erasmus

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.