Cataluña

‘Ver a Aznar situado en la estela ideológica y moral de Milosevic sorprende menos que la obsolescencia de sus planteamientos y sus datos. […] Yo de Alicia le amordazaba’

[&hellip

Redacción
Domingo, 4 de noviembre de 2012 | 16:21

Joan B. Culla i Clarà, historiador y miembro de la Comisión de Conmemoraciones de la Generalidad, en un artículo publicado este jueves en El País:

‘Visto el rumbo que ha tomado en los últimos tiempos la dialéctica política catalano-española, la aparición del viejo espectro era inevitable. Aun sin citarlo nominalmente, quien lo ha invocado con más crudeza ha sido el expresidente José María Aznar, en un acto de la FAES el pasado 24 de octubre, cuando advirtió amenazadoramente que “España solo podría romperse si Cataluña sufriera antes su propia ruptura como sociedad”, que “Cataluña no podrá permanecer unida si no permanece española”, antes de rematar: “Quien piense que solo está en juego la unidad de España se equivoca. Antes de eso, está en juego la integridad de Cataluña”. Estoy hablando del espectro de Alejandro Lerroux.

Del espectro, porque la composición social y las actitudes identitarias del lerrouxismo barcelonés durante las dos primeras décadas del pasado siglo fueron bastante más complejas de lo que ha querido el tópico. Pero lo cierto es que, desde antes de la muerte de Franco, la sombra de un “Emperador del Paralelo” concebido como movilizador de inmigrantes y valladar anticatalanista se proyectó sobre la transición democrática catalana, ya fuese a modo de espantajo, de exorcismo o de modelo.

[…] Así, pues, el chantaje formulado por Aznar es cualquier cosa excepto novedoso: si una mayoría política en Cataluña pretende progresar en el camino de la soberanía, por muy pacífica y democráticamente que lo haga, ello provocará una ruptura social interna, una confrontación de alcance incalculable entre autóctonos e inmigrados. El único modo de preservar la unidad y la paz civil será que los catalanes acepten resignadamente el mortecino y deletéreo statu quo de comunidad autónoma que no llega a fin de mes.

Ver a Aznar situado en la estela ideológica y moral de Milosevic sorprende menos que la obsolescencia de sus planteamientos y sus datos. El presidente de la FAES, ¿sabe que la inmigración española a gran escala cesó en Cataluña hace cuatro décadas, y que la llegada reciente de un millón largo de ciudadanos extraeuropeos ha empujado a aquellos antiguos inmigrantes peninsulares a sentirse más de aquí que nunca? ¿Alguien le ha contado que, en la manifestación del pasado 11 de septiembre, se oía hablar castellano casi tan a menudo como catalán? ¿O que el cabeza de lista de la CUP —el independentismo de izquierdas más intransigente— se apellida Fernández Ramos?

No será a base de planteamientos etnicistas de relente balcánico, ni con dilemas apolillados del tipo “¿queréis soberanía? Tendréis convulsión social”, como conseguirá Aznar darle la vuelta a la opinión catalana. Al contrario: la inmensa antipatía que suscita aquí no hará más que reforzar el independentismo. Yo de Alicia [Sánchez-Camacho] le amordazaba‘.

Temas: , ,

49 Comments en “‘Ver a Aznar situado en la estela ideológica y moral de Milosevic sorprende menos que la obsolescencia de sus planteamientos y sus datos. […] Yo de Alicia le amordazaba’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. ERESM4S - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 16:34

    NO HAY NADA MÁS TRISTE QUE UN CHARNEGO INDEPENDENTISTA.

    “ERESM4S”

  2. Xavi Gil - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 16:39

    No hace falta comentarios, se comenta ella misma.

  3. patriota - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 16:42

    ¿Y la libertad de expresión de Aznar y Alicia dónde están? ¿Porque este hombre tiene que amordazar a Alicia?¿Los independentistas podéis insultar, amenazar, secuestrar, asesinar, atentar, quemar banderas, pitar himnos y agredir a un padre delante de su hija, y yo no puedo expresar las consecuencias de una Cataluña independiente, sentirme español y catalán a la vez y expresar mi contrariedad hacia la independencia? ¿Es esa vuestra Cataluña? Qué alguien me responda.

  4. ERESM4S - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 16:45

    Mentres a Suïssa la gent viu en ciutats encantadores, amb personalitat, amb “vidilla”, “typical europe”, etc. a Catalunya la majoria de gent viu en ciutats obreres, cutres, salsicheres i barriobajeras que no serveixen ni per estar amagats.

    “ERESM4S”

  5. juanjo - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 16:52

    No se si estoy equivocado, pero a mi me parece que alguien, que pretende coartar la libertad de expresarse a una persona, no es la más indicada para comparar a esta con milosevic.

  6. Romualdo - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 16:54

    ¿Sabe el señor Culla y Clará que la ruptura no será entre inmigrantes y autóctonos sino entre autóctonos? Precisamente porque la inmigración masiva desde otras partes de España terminó hace décadas.

    Y será entre autóctonos porque precisamente los autóctonos están divididos ideológicamente. Sean autóctonos de los que “ya estaban” o de los que “llegaron hace décadas”.

    Los llegados del extranjero todavía no están a estas cuestiones. Harto hacen con sobrevivir. Igual que muchos de los restantes catalanes autóctonos o no por cierto.

    Que aquí parece que todo autóctono de ambos tipos es nacionalista. Y que si no lo es DEBE de serlo para ser BUEN catalán. Esa es la trampa.

    Aznar puede decir misa y Culla también las cosas son las que son.

  7. Jose Orgulloso - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 17:06

    Esta es la solución de los radicales: amordazar.

  8. elemental querido watson - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 17:13

    el señor clara y culla es un etnicista caposo totalitario de muchisimo cuidado.

    El nacionalismo ultracatalnista no lo es etnicista en el sentido del “adn” ni de los apellidos.
    lo es en el sentido IDEOLOGICO: “si no piensas como yo, no eres catalan”

    Aznar no es nada de mi gusto. Pero solo un retrasado no veria que pretender la independencia de cataluña en base a los argumentos identitarios actuales es algo que va a fragmentar y ya esta fragmentando a la sociedad catalana en si.

    El señor de la CUP se apellidara Fernandez Ramos. Hay otros con apellidos catalanisimos que estan en las antipodas del pensamiento de la CUP.
    Es mas, el simple hecho que el señor clara y culla mencione los apellidos VASCOS del independentista catalan de la CUP hace que PRECISAMENTE SEA EL mismo el que comete juicios de valor en cuanto a los apellidos.
    Que mire los apellidos del presidente de ciutadans y de muchos de sus integrantes. De los del propio PP etc etc etc. De momento, clara y culla es mas etnicista que el propio aznar en el sentido habitual de la palabra.

    Por otro lado, la evolucion del estado autonomico que se ha acabado IMPONIENDO al resto de comunidades autonomas ha sido SIEMPRE guiada por los designios de CIU y el PNV que IMPONIAN SUS MODELOS al ejecutivo del gobierno central cada vez que necesitaban sus votos en el congreso de los diputados.

    Este señor, es un demagogo de mucho cuidado. A dar lecciones de la historia de los ultimos 20 años te puedes ir a la esquina. En esa historia, todos somos doctores porque la hemos vivido. No nos vas a engañar.

    Por otro lado, un personaje que es partidario de la eliminacion del castellano a nivel institucional que tenga los santisimos cojones de mencionar a milosevic que ha hecho EXACTAMENTE LO MISMO a nivel cultural que estan haciendo los partidos nacionalistas a los que el defiende… SIN COMENTARIOS.
    Por si no lo recuerda, Aznar fue el que se bajo los pantalones y permitio y acepto una reforma de la ley educativa asquerosamente antilenguacastellana. Y lo hizo porque en el 96 necesitaba los votos de CIU. Aznar, es el individuo que MAS HA DADO a las aspiraciones independentistas. Y ahora lo pretenden elevar a la categoria de milosevic? cuando os ha permitido instaurar toda esta pocilga de adoctrinamiento al mas puro estilo balcanes?

    Vete a dar clases a los descerebrados.

    deberia recordar el señor clara y culla que Ciu, esquerda bananera republicana, ICV y demas, DIA SI Y DIA TAMBIEN desde hace AÑOS han hecho apologia del odio y del miedo para decir que la independencia es necesaria o “nos morimos de hambre”. Hasta el esperpento de decir que “nos roban”. Miratelo chato. Tienes las varas de medir en el ano. Hace tiempo que el discurso ruptirista del ultracatalanismo es mucho mas radical, xenofobo y peligroso que el del propio aznar.

  9. vicente - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 17:16

    vidilla…. ay mi amol la vidilla que os vamos a dar

  10. Partisano - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 17:36

    Muy triste que los descendientes de españoles no catalanes se hayan hecho más conversos a la secta que los propios de aquí desde varias generaciones. No les vale seguir siendo españoles y sentirse catalanes, reniegan de sus raíces y traicionan a sus antepasados.

    Ahi es donde se ve el carácter sectario y fanatizador de la Cataluña nacionalista. Una sociedad nueva con una historia amoldada a los deseos antes que a los hechos. ¿Cómo lo han permitido los padres y los abuelos? ¿Como se ha permitido una educación propia de madrasas?

  11. erig - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 17:37

    No alcanzo a comprender como el País sigue publicando artículos de gente tan reaccionaria , rayando con el fascismo, como este señor o la Gabancho.

  12. Timbaler del Bruch - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 17:54

    Ui!! alguna cosa no deu rutllar gaire be en els plans indepes quan senten que han de treure l’Aznar a passejar; si la cosa continua desviant-se del plan que havien tracat, llavors comencaran a parlar de Franco, ja veureu….

    Son bones noticies.

  13. CYM - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 17:57

    Por un lado tenemos el claro ejemplo de la izquierda y el nacionalismo enarbolando siempre la bandera de la libertad y la democracia, pero haciendo callar a los que no opinan como ellos y les incomodan, ya lo hicieron en su momento con algún periodista (Jimenez Losantos) y politico (Vidal Quadras).

    Por otro lado, y referente a las palabras de Aznar, es bastante evidente que esa ruptura se puede producir. Estamos hablando de que según las encuestas más favorables a la independencia un 51% votaría que Si, es decir que la cosa está totalmente dividida. En caso de separación la frustración del otro 49% seria muy importante, llevando a serios enfrentamientos entre ambas partes, incluso dentro de las familias. El miedo a lo desconocido y el riesgo a encontrarse en una situación mucho peor de la que ya estamos podría producir situaciones no deseables. Nunca hay que olvidar como se producen las guerras civiles, y no quiero decir con eso que aquí lleguemos a esa situción, pero el riesgo está ahí. Por tanto no me parecen unas declaraciones tan descabelladas, como mucho alarmistas, pero posibles.

  14. LUIS - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 18:01

    Joan B. Culla i Clarà ACLARATE PRIMERO AL IGUAL QUE EL AMO AL QUE TU SIRVES

  15. CYM - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 18:11

    Ahora bien, la historia siempre es la misma.

    Cuando alguien denuncia las posibles consecuencias de la secesión, “ruptura social, fuera de la UE, empobrecimiento, deslocalización de empresas, boicot,….”, los únicos argumentos son siempre los mismo, “discurso del miedo, caverna mediática, trasnochados…” pero argumentos en contra pocos. La memoria de estos Srs. es muy limitada, interesadamente por supuesto, pero la realidad se va imponiendo, incluso los propios dirigentes que están a favor de este proceso van soltando perlas a cuentagotas;

    -Artur Mas, “Si hacemos una lectura estricta de los tratados de la UE, Cataluña estaría fuera de la union”

    -Artur Mas “En caso de independencia seguiriamos pagando peajes”

    -Artur Mas el entrevistador le dice: “Pero uno cuando se independiza de sus padres se va a vivir a un piso más pequeño y con más incomodidades” Respuesta: “si, pero es su piso”

    -Duran I Lleida: “Europa no reconocería la independencia de Cataluña”

    El problema es que todos estos argumentos en contra de la independencia son posibles, y ellos lo saben, por eso intentan ocultarlos bajo el mantra del victimismo e intentan acallar las voces que los promulgan.

  16. Angel - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 18:55

    Muy mal tiene que ver Culla i Clara,el tema de la independencia cuando,su unica respuesta es criticar a Aznar,tratandolo de lobo contra el nacionalismo.

    El nacionalismo catalan,tiene miedo al PP y tiene miedo porque sabe que el PP es el partido que se enfrenta al nacionalismo catalan y es el partido que puede poner en el lugar que le corresponde a CIU.Culla i Clara lo sabe y por este motivo,se dedica a desprestigiar a Aznar y al PP.

    Lo que dice Culla y Clara debe servirnos a quienes no somos ni queremos ser nacionalistas catalanes,para votar al PP o Ciudadanos,porque son los unicos partidos en Cataluña que defienden los derechos constitucionales de todos los catalanes.

  17. Erasmus - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 19:13

    3 semanas justas a fecha de hoy.

  18. Erasmus - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 19:39

    NADIE HAY MÁS ANTIDEMÓCRATA QUE ARTUR MAS

    Alejandro Lerroux le daba 20 vueltas en democracia a Artur Mas. Igual que a Companys, el golpista contra la República en 1934 y amparador de checas en la Guerra Civil.

    El Partido Popular ha ganado las últimas elecciones generales en España con una mayoría absoluta de una amplitud que nunca soñó Jordi Pujol en Cataluña.

    Erasmus

  19. jbecvid - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 20:00

    nacionalismo, fascismo y comunismo la misma mierda son

  20. DLM - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 20:07

    Ha hablado una de tantas voces ” demócratas ” de éstos nacionalistas catalanes que, piensan que están en posesión de la verdad absoluta y que los únicos demócratas que pisan suelo español, son los que piensan y comulgann con sus ideales…..o intereses.
    Lo primero que habría que puntualizar es que, quien está rompiendo la sociedad civil catalana son y han sido los distintos gobiernos que ha habido en la Generalitat. Todos y cada uno de ellos ha fomentado con su política sectaria la división entre los catalanes, es decir ellos y los demás. Aunque muchos de éstos tengan sus raíces familiares hundidas en la tierra catalana desde hace centurias, no importa,, no son catalanes ya que se sienten también españoles. Con ésta lacra quedan excluídos, son los otros, los que no merecen el más mínimo respeto y si alguno alza la voz o muestra algún detalle que le identifica, toda la red clientelar se medios de comunicación, ” sociedades y agrupaciones culturales ” y simpatizantes se les lanza a la yugular sin la más mínima piedad. Así que, son Vdes. empezando por los Líderes del independentismo quienes han fracturado la sociedad, en la que unos callan y otros alardean de demócratas, derechos históricos y cuantas idioteces se les ocurren a cada momento.

    En cuanto al Sr. Aznar, permítame decirle que, como mínimo, él nunca ha alardeado de llevar en su programa de gobierno, incumplir la Ley vigente, cosa que si hace el Sr. Mas y los distintos líderes independentistas. Este hecho, ya le debería dar a Vd. una pista de quien tiene algo de cultura democrática y quien no.

    Y por último, permítame decirle, por más que sean Vdes. muchos, que se dedican a difundir tanto embuste y tanta calumnia, no por ello van a tener razón.

  21. DLM - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 20:09

    Angel – Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 18:55

    Permíame decirle que, a quién debería de tener miedo el nacionalismo catalán, es al peso de la LEY y a tener que dar cuenta de sus actos ilegales.

  22. quico - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 20:20

    El nacionalismo es en esencia una paranoia, una parnoia individual y colectiva. Como paranoia colectiva,es el producto de” la envidia y el miedo”,y sobre todo el resultado de la perdida de la “conciencia individual”; no es pues mas que la suma de una serie de paranoias individuales l

    llevadas al paroxismo.-Danilo Kis-
    El nacionalismo es el camino mas facil, de menor resistencia. ejemplo el propio Mas, apenas dos años de mandato.

  23. TRASGU - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 20:36

    Realment cal donar la màxima difusiò als comentaris que surten per aqui, a mes difusiò mes independentistes, agraeixo el vostre ajud i el de tots els altres que sistematicament insulteu i amenaçeu. Tot ajuda a que la gent tingui clar on no vol esser. Adeu Escanya.

  24. sitges - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 20:48

    ja ja ja, el historiador de guardia de TV3 está peor cada día…

    si “exactamente lo mismo”, por favor, que estupidez.

    Lo de asociar con Franco, con la Falange, con ¡ Milosevic ! a todo el que no piensa como ellos ya empieza a estar pasado de moda. El nacionalismo tendrá que inventar otras historias.

  25. Cierzo - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 21:48

    LA ROSA DEL FUEGO. El primer partido moderno en Barcelona. Dinamiza la oligarquía catalana de partitocracia…

    El Emperador del Paralelo…

    http://www.sellorba.com/la-rosa-de-....02-es.html

    Foro La Rosa del Fuego:

    http://elbarcoceltibero.mundoforo.c....t3220.html

    ” y al decirme un periodista que se aseguraba era “separatista” el movimiento, yo me limité a contestar “que no sabía el carácter que tuviera”. Confieso que en aquellos momentos no quise negar que tuviera tal carácter, porque un secreto instinto me hacía confiar en que la duda siquiera en el resto de España de que el movimiento fuera separatista, bastaría para que el patriotismo se impusiera a todas las demás aspiraciones y pasiones. Y acerté, porque la prensa de izquierdas en todo el país puso freno a sus campañas, y sólo se pensó en la necesidad de combatir el criminal intento” (La Cierva, -ministro de Gobernación- Notas de mi vida)

    Los hombres del Ochocientos creían que la agitación de los trabajadores era debida a las malas artes o doctrinas funestas que los demagogos y agitadores infiltraban en las masas populares […] Si la miseria comportaba casi siempre el riesgo de la muerte, es evidente que también inducía a los obreros a mostrarse poco sujetos al juego social que les brindaban los industriales. Porque los obreros catalanes eran más bien orgullosos, y si se levantaban alzando banderas de protesta lo hacían porque tanto les daba morir de tisis en la cama que de un balazo en la barricada o en la bullanga de una huelga.
    Vicens Vives.

    Cierzo

  26. Angel - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 22:10

    DLM

    Estoy de acuerdo que el nacionalismo le tiene que tener miedo a la ley.Estaras de acuerdo conmigo que gracias a que el PP tiene mayoria,pude hacer las reformas,sin necesidad de CIU,por este motivo Artur Mas no le saldra bien los chantajes que le esta haciendo a Rajoy.

    El 25N puede ser el principio del final del nacionalismo catalan,para ser asi,hace falta que Artur Mas no tenga mayoria y que el PP y Ciudadanos tenga buenos resultados.

  27. F. Pelayo - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 22:16

    El judío errante J. B. Cuya se cree moralmente superior al gran Alejandro Lerroux. Pues bien, sepan que antes de entregar su alma al Sumo Hacedor se confesó de sus pecados y fue absuelto por la iglesia.

  28. CIUDADANO NO NACIONALISTA - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 23:24

    Estos historiaderes del pesebre-nacional -catalanista son más peligrosos que la clásica pireña…lo que está maltratando a los ciudadanos de Cataluña no son las palabras de Aznar sino la corrupción de los poderossos que nos gobiernan. En el caso Palau el juez ha detectado que CiU tiene 3 millones de euros que no son suyos, son de nuestros impuestos, y los que lo dirigen actualmente, también de CiU, no piensan reclamarlos…ayer nos enteramos de que hay otro caso igual en el Club Natación Barcelona, también con CiU de por medio al que habrá que añadir el caso de los 2 hospitales de Maresme, también con CiU rondando…¿álguien ha pensado que ésto puede seguir así mucho tiempo sin que pase nada? . Y nos queda lo del ilustre “hereu” con las ITV…

  29. Albert - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 23:44
  30. robert g - Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 23:54

    “El viejo espectro “. Eso que todos hacemos ver como si no existiera, pero que está ahí.
    Y cuando tiene que salir, sale.
    Esa es la “democracia vigilada y condicional” en la que vivimos los catalanes.

  31. Cierzo - Lunes, 5 de noviembre de 2012 a las 07:54

    robert g – Domingo, 4 de noviembre de 2012 a las 23:54

    La auténtecia democracia “a la catalana” es la que quiere imponer “el mandíbulas” “con un cop de falç” (golpe de estado) saltándose las leyes)….
    como manda el pueblo, su pueblo,,el pueblo separatista de la paranoia catalanista y del teórico Jordi Pujol en “la inmigració problema i esperança de Catyalunya”(1976)…muy distinto del pensamiento de José Ortega y Gasset….

    Cierzo

  32. sergar - Lunes, 5 de noviembre de 2012 a las 08:57

    Publicado en “El País (catalanista)” camino de la misma ruina que la del PSOE, por esa línea blanda y bien nutrida de catalanes que bien saben disimular su catalanismo.

  33. sergar - Lunes, 5 de noviembre de 2012 a las 09:04

    En todo caso, lo de este barbudo (Joan B. Culla i Clarà) asimilando a Milosevic a quienes expresan su intuición de que tras la independencia la sociedad catalana quedará partida por recelos, odios o rencores; más que una indecencia, en una vulneración del derecho al honor en toda regla. Espero que Aznar le demande.

  34. sergar - Lunes, 5 de noviembre de 2012 a las 09:08

    Para ver la cara de este tipo aconsejo introducir su nombre (Joan B. Culla i Clarà) en google imágenes. Resulta que en la primera foto nos encontramos a… el Fillíssim Pujol, con esa pose suya tan estudiada de líder sofisticado y hombre seguro…. Menudo cantamañanas inmoral.

  35. Romualdo - Lunes, 5 de noviembre de 2012 a las 09:29

    Trasgu:

    Adéu independencia adéu. Ni tú la vas a votar a favor saliéndote de la UE. Mucho menos sin preguntas trampa.

    Y cuidado no sea que como se haga un referéndum en toda España no terminemos, si no independizados, sí con una nueva Constitución mejor para Cataluña y para toda España y peor para los nacionalistas. Y apoyada mayoritariamente por catalanes y vascos.

    Cuidado con los faroles y más cuando ya os hemos visto las cartas.

  36. Jean Valten - Lunes, 5 de noviembre de 2012 a las 10:45

    Por dinero baila el can y por pan, si se lo dan!

  37. Excatalán - Lunes, 5 de noviembre de 2012 a las 11:20

    Hay que ser muy , pero que muy masoquista para leer a este sujeto. Este fulano que no es historiador sino que lo que le gustan son las historietas, en los años 80 hablaba de los regímenes del este como sistemas feudales. Y ahora que nos dices de lo que pasa aquí… caradura. Lo que digo hace falta tener muchas ganas para leer las tonterías que escribe este charlatán de feria.

  38. Perico - Lunes, 5 de noviembre de 2012 a las 12:16

    Trasgu tu eres el que habla aleman y que eres muy viajado pues imaginate que en el próximo avión que coges hay un piloto que quiere aterrizar con el morro en vez de con las ruedas de forma que salen unos pasajeros y denuncian la situación piden cambiar de piloto, mientra sale una voz del patio de butacas, la voz de Trasgu que dice no insulteis al piloto ni lo amenaceis que como Mas sabe bien lo que se hace ¡Booooom!

    Por otro lado España se escribe Enpanya en catalàn y no Escanya Ya veo que te traiciona el subconsciente o has tenido un lapsus froidiano. Haztelo mirar.

  39. lex - Lunes, 5 de noviembre de 2012 a las 16:25

    LA INEXCUSABLE REFORMA DEL SISTEMA ELECTORAL

    Si no hay una reacción pronta y contundente, la desaparición de nuestra Nación está servida al tirar cada poder localista para sí mediante procedimientos endogámicos y xenófobos hacia los que no son de la parroquia, y con desprecio y rechazo absoluto a todo el patrimonio común y a cuanto sea bueno y provechoso para todos los españoles.

    El sistema autonómico genera desprecio, cuando no odio hacia el bien común nacional de España. Y nadie hace nada para poner freno a tanto desatino.

    Hace falta una respuesta ciudadana para que los políticos dejen de explotar y manipular al pueblo llano, sufridor de tanto desbarajuste. Hay que exigir una reforma profunda que acabe con todos estos vicios. El pueblo español es en todas partes lo más homogéneo. Tratan de establecer diferencias entre las distintas partes los que en todas partes lo explotan.

    Uno de los grandes problemas que tenemos, del que se derivan muchos de los demás, es el sistema electoral proporcional, por el que los grandes partidos de ámbito nacional necesitan a pequeños y minoritarios partidos localistas, pilotados por minorías separatistas que imponen el chantaje de la obtención de privilegios para su terruño, socavando el poder del gobierno de la Nación, a cambio del apoyo que éste necesita para gobernar. Los mencionados partidos localistas, que tienen una representación ridícula en el conjunto nacional, son los que tienen la sartén por el mango. Algo surrealista. De este modo España está gobernada por los que la odian y desean verla hundida, por los anti-españoles.

    El sistema mayoritario (bien sea a una o a dos vueltas) es más justo, porque tiene la ventaja de que la opción más votada es la ganadora. No hay riesgos de que las minorías localistas, regionalistas o separatistas que trabajan contra la unidad nacional y chantajeen a la mayoría ganadora para que pueda gobernar. El sistema mayoritario es mucho más democrático y conduce a la estabilidad política.

    Se necesita, según la opinión de los expertos del derecho y de la economía que son honestos y que aman a nuestra España, implantar un sistema de base mayoritaria para evitar el referido chantaje separatista y la desmembración de la Nación, pero ningún partido tiene, hasta el presente, la intención de cambiar el sistema electoral proporcional, en el que más que la voluntad del pueblo español, mandan los intereses partidistas y las representaciones minúsculas.
    También se les podría exigir a los partidos que concurren a las elecciones del Congreso mínimo tanto por ciento del conjunto del voto nacional, un 10% no estaría mal.

    En todo caso es inexcusable, por parte de los ciudadanos sometidos a esta arbitrariedad, exigir a los poderes del Estado un cambio en el sistema electoral para lograr una representación verdaderamente democrática, homologable a la que tienen los países que fueron punteros en el establecimiento de la democracia, como Francia, Gran Bretaña o los Estados Unidos.

    Hay que acabar de una vez con la constante vuelta a los privilegios locales arcaicos y contrarios a la democracia e implantar de una vez por todas la igualdad, la libertad y la justicia para todos los españoles. No se puede tolerar que en cada región haya leyes y normas distintas, cuando sólo hay una soberanía, que es la que reside en el pueblo español, esto es un atentado contra la democracia( gobierno del pueblo) y contra el sentidos común.

    No se trata de que gobierne este partido o el otro. Gobierne quien gobierne, mientra no se reforme el sistema electoral estaremos siempre en las mismas. Y España irá siendo cada día menos España hasta acabar fagocitada completamente por los enanos que ella misma ha creado.

  40. leo - Lunes, 5 de noviembre de 2012 a las 17:31

    Poema dedicado a los que desmembran España

    ——————————————————————————–

    Hay otro amor de ideas que al lado de las cunas
    nos canta nuestras madres y brota en la niñez
    el sacro amor de Patria, que historia y tradiciones
    transforman con los años en culto y deber

    Bañada por dos mares, mi Patria es esta tierra
    de genios que han formado mi espíritu Español
    mi Patria es la que ostenta más lauros en la frente
    que ostenta con orgullo ningun otro pais

    Esta es mi Patria

    ¡ Cervantes y Murillo!…
    Mi Patria es la que engendra
    los muertos inmortales que nunca han de morir
    mi Patria es e lsuelo creador de nuestra Raza
    que en libre independencia su sangre siente arder

    Mi Patria es Covadonga, Las Navas y el Salado
    mi Patria esta en Sagunto en Cádiz y en Bailén
    ¡ Oh pueblo de montañas y alcázares de guerra !
    ¡ Manten invulnerable tu antigua libertad !

    Autor: Eduardo Bento (1822-1907)

  41. soy cañera - Lunes, 5 de noviembre de 2012 a las 19:36

    Mira quien fue a hablar .¿Y porqué no amordazaron antes a Carod Rovira?Por lo que dijo contra las Olimpiadas en Madrid y por pactar con ETA.

  42. santi - Lunes, 5 de noviembre de 2012 a las 19:54

    Este tio es un ” berzotas ” no se dá cuenta que el ejemplo MILOSEVIC esta mas cerca de los planteamientos de los separatistas catalanes como él que de Aznar que solo dice que hay que respetar las leyes que hay. ! Claramente , estan enfermos ¡

  43. ANS. HISPANO. - Martes, 6 de noviembre de 2012 a las 05:36

    MENTIRAS DE LA HISTORIA DE USO COMÚN
    MENTIRA VII. Cataluña es una nación (pág. 89)
    Cesar Vidal
    Editorial: La Esfera de los Libros

    El aprobado estatuto de Cataluña contiene una afirmación que ha sido enarbolada durante décadas por los partidos nacionalistas, la de que Cataluña es una nación. La inclusión ha venido además refrendada por el Gobierno que preside José Luis Rodríguez Zapatero y por el PSOE, en un comportamiento sin precedentes. Semejante pronunciamiento (que colisiona frontalmente con el articulado de la Constitución) se sustenta no sobre la realidad de la Historia, sino sobre una mentira histórica de notables dimensiones. Y es que Cataluña jamás se consideró una nación, sino una parte más de una nación llamada España.

    En fecha tan tardía como 1893, Francesc Cambó inició la tarea de predicar el catalanismo por las tierras de Cataluña. Sería él mismo quien, en sus Memorias, describiría el ambiente con que se encontró.

    “En su conjunto, el catalanismo era una cosa mísera cuando, en la primavera de 1893, inicié en el mi actuación (…) Organizamos excursiones por los pueblos del Penedés y del Vallés, donde había algún catalanista aislado (…) no creo que hiciéramos grandes conquistas: los payeses que nos escuchaban no llegaban a tomarnos en serio (…) Aquél era un tiempo en el que el catalanismo tenía todo el carácter de una secta religiosa. Puede decirse que todos los catalanistas se conocían entre sí”.

    Las palabras de Cambó serían confirmadas por Josep Pla, que añadiría:
    “Los catalanistas eran muy pocos. Cuatro gatos. En cada comarca había aproximadamente un catalanista: era generalmente un hombre distinguido que tenía fama de chalado“.

    Desde luego, no dejaba de ser una situación peculiar la descrita por los dos ilustres catalanes si se tiene en cuenta que, de acuerdo con los postulados del nacionalismo, Cataluña es una nación oprimida por España. Por el contrario, lo que escribían sobre la situación de hace más de un siglo Cambó y Pla resulta lógico si se tiene en cuenta que, en términos reales y no míticos, fidedignos y no mentirosos, la historia de Cataluña y de los catalanes siempre ha sido la historia de España.

    Desde luego, los romanos –que crearon el término Hispania– siempre incluyeron en sus límites los territorios de la que, ya muy avanzada la Edad Media, sería Cataluña. No en vano Tarraco, la actual Tarragona, fue capital de una de esas Hispanias. Lo mismo sucedió cuando, deshecho el Imperio Romano, se estableció en la Península un dominio visigodo que cristalizaría en un reino de España.
    Significativo resulta, por ejemplo, que la primera capital de ese reino, con Ataúlfo, estuviera en Barcelona. Sabido es que muy pronto la capital, con lógica irrefutable, se trasladó al centro de la Península, y más concretamente a Toledo, pero a esas alturas los escritores visigóticos, con Isidoro de Sevilla a la cabeza, hablan de una nación llamada España cuyas raíces son romanas y cristianas y a la que han llegado recientemente los godos. Semejante visión no quebró –todo lo contrario– cuando la invasión islámica de 711 pulverizó el reino visigótico. El reino, no España, que se aprestó inmediatamente a la resistencia frente al invasor musulmán.

    En un intento de protegerse de un ataque islámico, los reyes francos se apoderaron de unos territorios situados al sur de los Pirineos, a los que denominaron Marca Hispánica (nombre, ciertamente revelador,) y a los que convirtieron en zona de salvaguarda. Sin embargo, de manera bien significativa, los monarcas francos fueron conscientes de que aquel territorio que siglos después sería Cataluña era ya entonces España.

    En abril de 815, poco después de la creación del condado de Barcelona como separación entre el reino de los francos y los musulmanes, Ludovico Pío, rey de Aquitania y soberano de Septimania, promulgó un precepto destinado a la protección de los habitantes del condado de Barcelona y otros condados subalternos. En el texto se habla, literalmente, de los “españoles” Juan, Chintila y un largo etcétera, y, sobre todo, se dice algo enormemente interesante sobre los habitantes de lo que ahora denominamos Cataluña:

    “Muchos españoles, no pudiendo soportar el yugo de los infieles y las crueldades que éstos ejercen sobre los cristianos, han abandonado todos sus bienes en aquel país y han venido a buscar asilo en nuestra Septimania o en aquella parte de España que nos obedece“.

    En el documento –como era de esperar– no aparece la palabra “Cataluña” ni la palabra “catalanes” porque eran ideas aún inexistentes, pero sí se hace referencia a cómo esa zona territorial formaba parte de España y a que sus habitantes eran españoles.

    Hasta el año 1096 la familia de los condes de Barcelona –que seguían siendo vasallos del reino franco– fue de origen extranjero, y, con la excepción de Berenguer III, que se casó con María, hija del Cid Campeador, los matrimonios siempre se contrajeron con mujeres procedentes de algún lugar situado al norte de los Pirineos.

    En el año 1137 un conde de Barcelona llamado Ramón Berenguer IV rompió con esa tradición, seguida durante siglos por sus antecesores, y contrajo matrimonio con la princesa Petronila de Aragón. De esta manera, el condado de Barcelona –que ni era Cataluña, ni era una nación catalana, ni tenía pretensión de serlo– volvía a reintegrarse en el proceso de reconstrucción, de reconquista, de una España que había estado a punto de desintegrarse por completo a causa de la invasión islámica. Y lo hacía como parte no de una confederación catalano-aragonesa, como dicen los nacionalistas, a pesar de que jamás aparece tal nombre en las fuentes históricas, sino como parte de la Corona de Aragón.

    Esa conciencia de que Cataluña era tan sólo una parte de España y no una nación independiente la encontramos también en los reyes que ejercieron sobre ella su soberanía. Citemos algunos ejemplos. Cuando, en 1271, Jaime I salió del Concilio de Lyon, tras haber ofrecido la cooperación de sus hombres y de su flota para emprender una cruzada, exclamó: “Barones, ya podemos marcharnos; hoy a lo menos hemos dejado bien puesto el honor de España”. De la misma manera, cuando socorrió a Alfonso X de Castilla en la lucha contra los moros de Murcia, Jaime I sostuvo que lo hacía “para salvar a España”. De manera semejante, el rey Pedro III afirmó que había salvado el honor de España al acudir a Burdeos para batirse con Carlos de Anjou, manteniendo su palabra.

    Y si esto pensaban los monarcas que reinaban –entre otros territorios– sobre Cataluña, no otra cosa pensaban sus historiadores. En el siglo XIV, el catalán Ribera de Perpejá escribió la Crónica de Espanya, en la que señalaba precisamente cómo Cataluña era una parte de esa España despedazada por la invasión musulmana pero ansiosa de reunificación. Y el gran historiador catalán Ramón Muntaner reclamó una política conjunta de los cuatro reyes de España, que son, escribió, “d’una carn e d’una sang”.

    Nada de esto puede extrañar, si se tiene en cuenta que guerreros tan catalanes como los almogávares se lanzaban al combate gritando no Cataluña, sino “¡Aragón! ¡Aragón!”. ¿Hubieran podido gritar otra cosa, cuando Cataluña no era sino una parte de la Corona de Aragón y no una nación independiente?

    Por su parte, Bernat Desclot, un autor cuya lectura sería más que sobrada para desmontar la mayoría de las mentiras históricas del nacionalismo catalán, nos ha dejado referencias bien significativas. Por ejemplo, al mencionar la batalla de las Navas de Tolosa (1212) señaló, en su Crónica, que en dicho combate habían intervenido “los tres reyes de España, de los cuales uno fue el rey de Aragón”.

    De la misma manera, al narrar un viaje del conde de Barcelona a Alemania para entrevistarse con el emperador, Desclot relató que aquél se había presentado ante su majestad imperial diciendo: “Señor, yo soy un caballero de España”. Acto seguido, ese mismo conde de Barcelona había dicho a la emperatriz alemana: “Yo soy un conde de España al que llaman el conde de Barcelona”. No resulta extraño que el emperador, según nos cuenta el mismo Bernat Desclot, dijera a su séquito: “(…) han venido dos caballeros de España, de la tierra de Cataluña”.

    No cabe duda de que los catalanes medievales –mal que les pese a los nacionalistas– tenían las ideas muy claras, y éstas no eran formar parte de una nación independiente.
    Con esos antecedentes repetidos vez tras vez no puede sorprender que, durante los siglos siguientes, Cataluña y los catalanes se sintieran hondamente españoles. Como el resto de los españoles, participaron en la guerra civil de inicios del siglo XVIII, que algunos pretenden presentar falsamente como un conflicto independentista catalán, cuando fue un enfrentamiento dinástico. Defendían –con personajes como Casanova, convertido en icono nacionalista– no la independencia de la nación catalana, sino al pretendiente austriaco frente al borbónico.

    Como el resto de los españoles, los catalanes también resistieron al invasor francés en el Bruch y en el asedio de Gerona, y no deja de ser significativo que una de las heroínas españolas más famosas de la guerra de la independencia fuera la catalana Agustina de Aragón.

    Como el resto de los españoles, también los catalanes combatieron en Marruecos en 1859, a las órdenes de un general catalán llamado Prim, y desfilaron por las calles al sonido de Los voluntarios, una marcha militar que se interpretó entonces por primera vez.

    Como el resto de los españoles, los catalanes sufrieron también el desastre de 1898. Cuatro de los 33 últimos soldados de Filipinas fueron catalanes.

    Como el resto de los españoles, en suma, sufrieron las alegrías y tristezas de la historia de España, sin excluir la guerra civil de 1936, en cuyos dos bandos participaron. Nadie puede olvidar, por ejemplo, al Tercio de Montserrat, que, encuadrado en el ejército nacional, dejó su sangre, por ejemplo, en la batalla del Ebro.

    No puede extrañar que, como señalaba Cambó, no hubiera apenas catalanistas antes de él, o que, como dejó escrito Pla, los pocos que existían tuvieran fama de chalados. ¿Cómo iba nadie a creer en el nacionalismo con ese pasado histórico? A día de hoy, una mentira histórica tan monstruosa como la del nacionalismo pretende cerrar los ojos de los catalanes a la verdad. Para ello ha seguido la consigna de Prat de la Riba:

    “Había que saber que éramos catalanes y que no éramos más que catalanes… Esta obra no la hizo el amor… sino el odio“.

    Tristes son las palabras de Prat de la Riba, pero no pueden ser tachadas de falsas. Durante décadas, los nacionalistas han inoculado en sucesivas generaciones de Cataluña ese odio a España, una España a la que se ha pintado no como la madre común, sino como una opresora; no como el tronco que sustenta las diferentes ramas nacionales, sino como un árbol odioso y extraño.

    Además, los que han sembrado el odio se han empeñado en usurpar el nombre de Cataluña, como si fuera de su propiedad exclusiva, y se han permitido tachar de catalanófobos a los que no comparten los delirios del nacionalismo y tan sólo aspiran a que Cataluña sea una tierra en la que ni se asalte ni se agreda a los que no son nacionalistas; en la que la lengua catalana no sea barrera de separación sino instrumento de unión; en la que los padres puedan educar a sus hijos en su lengua madre, en la que no se vea al resto de España como enemigos sino como hermanos y en la que la ley sea la misma para todos, independientemente de que sean o no nacionalistas.

    Para impedir tan nobles metas, para implantar el nacionalismo en centenares de miles de corazones, el nacionalismo catalán ha tenido que recurrir al uso sistemático e ininterrumpido de la mentira, una mentira que, entre otras cosas, afirma que Cataluña es una nación.

  44. edu - Martes, 6 de noviembre de 2012 a las 10:54

    El retrogrado y prosionista historiador del régimen(diríase que el único de Cataluña)ha hablado.
    A estas etiquetas de probada solvencia habrá que añadirles las de antiserbio y hispanofobo, lo que choca con su columna semanal en el pais.
    Es extraño que haga esta comparación cuando en los noventa defendiía exactamente las mismas tesis que Aznar para juzgar a Milosevic como un genocida y un estalinista. Ambas acusaciones falsas, aunque quizá la visión de Culla sea mucho más favorable a la causa croata y al genocidio ustasa que nunca han condenado los nacionalistas catalanes y sobre todo a la causa eslovenia que Mas calca con su derecho a decidir negando toda legalidad y provocando el enfrentamiento social.
    Des este Culla nada debe extrañarnos pues tiene su plaza bien blindada por su fidelidad al régimen la que complementa con generosas propinas que recompensan su lealtad, sea en formas de ar´ticulos, ponencias, aquel derechista segle XX, etc,etc…
    La intencionada demonoización de uno y otros líderes políticos no puede esconder el desprecio de Culla hacia el sistema político que nos gobierna y que el nacionalismo ve sólo como un medio para la consecucuión del poder de una forma bastante más exacerbada que la de los citados.
    Tal compendio de disparates muestra que únicamente le interesa el victimismo y el impacto emocional para los ignorantes sobre la guerra de los Balcanes y a todo aquel paleto político que identifica a Aznar como un malvado facha. El señor Culla no ejerce de historiador(pues comete un error que lo descalifica como tal sino como opinador, y como tal deja también mucho que desar con la sempiterna y antipatica filipica nacionalista de la que cualqueira menos elllos encuentra desacertada, ofensiva( hay vidas ajenas por el camino) y tan reprobable como falta de argumentos.

    La versión no oficial de la guerra de destreucción Yugoslava:
    http://yugoslavos.blogspot.com

  45. imd47 - Martes, 6 de noviembre de 2012 a las 12:12

    Curioso… el nivel de ignorancia de este señor. Da la casualidad que ciu y milosevik desarrollaron una politica linguistica mientras las declaraciones de aznar me recuerdan al schewarnqze del 91

  46. Pedagogia - Miércoles, 7 de noviembre de 2012 a las 16:22

    ANS. HISPANO. – Martes, 6 de noviembre de 2012 a las 05:
    LA HISTORIA DE USO COMÚN

    De fet, a l’hora de parlar de nacions, hem de distingir entre la nació històrica i la moderna. La nació històrica, en aquest racó d’Europa, es configura a partir d’un grup ètnic el territori del qual coincideix més o menys exactament amb una demarcació sota autoritat senyorial (un reialme, un comtat…). La cohesió cultural, és clar, hi juga a favor. El “nacionalisme”, entès com a lleialtat i favoritisme intragrupals, apareix com una conseqüència del fet nacional. Per exemple, al segle XIV, en la famosa afirmació de Muntaner segons la qual no coneixia cap poble al món tan benestant com el català, ni que fos tan nombrós i, malgrat això, parlés una sola llengua: “d’un llenguatge solament, de negunes gents no són tantes com catalans”. En els parlaments a les corts catalanes de mitjan segle XV no és estranya l’expressió “nació catalana”, fins en boca de la reina Maria, muller d’Alfons IV i germana del rei de Castella, per designar una part del conjunt de súbdits de la Corona d’Aragó. Així, el cardenal Margarit, bisbe d’Elna, es refereix, l’octubre de 1454, en les corts de Barcelona, a “la benaventurada, gloriosa e fidelíssima nació de Catalunya.” Novament, hi trobem esments durant la Revolució de 1640, en especial quan el Principat s’alia amb França per finalitats defensives. Al capdavall, és aquella nació que, a l’estiu de 1713, prefereix acabar amb glòria i resignació -parafrasejant el discurs pronunciat en el braç militar per Emmanuel Ferrer- abans que sotmetre’s a les imposicions d’una corona invasora que la vol tiranitzar.
    Aquesta nació històrica va ser implícitament reconeguda per les noves autoritats d’ocupació, com veiem en les instruccions del fiscal del Consejo de Castilla (1716):
    “Pero como a cada nacion parece que señaló la naturaleça su idioma particular, tiene en esto mucho que vencer el arte y se necesita de algun tiempo para lograrlo, y mas quando el genio de la Nacion como el de los Catalanes es tenaz, altivo y amante de las cosas de su Pais, y por esto parece combeniente dar sobre esto instrucciones y providencias mui templadas y disimuladas, de manera que se consiga el efecto sin que se note el cuidado.”
    La nació moderna es configura a l’àrea occidental del planeta d’ençà de la segona meitat del segle XVIII com una comunitat sobirana que opta per la llibertat. Suprimeix i suplanta l’autoritat senyorial de l’Antic Règim (en el cas més senzill, la del rei), que existia per gràcia de Déu. Per tant, en primer lloc, hi ha d’haver un moviment nacionalista, més o menys organitzat, que creï la nova nació -la construeixi- allà on abans existia un domini senyorial. La nació s’associa ara a la democràcia perquè és l’expressió de la voluntat popular.
    La primera nació moderna del món -tenia constitució i reconeixia el sufragi universal masculí- es funda quan Pasquale Paoli allibera Còrsega de l’ocupació genovesa, el 1755. La república corsa desapareix el 1769. Després, vénen la Revolució americana -els Estats Units d’Amèrica (1776), hereus de la república puritana de Cromwell, es constitueixen on hi havia unes colònies britàniques- i la Revolució francesa (1789) -una revolució traïda-, que també dóna naixement a una república, en ple continent europeu. El component nacionalista d’aquestes dues darreres revolucions esdevindrà un model que haurà d’ésser tingut en compte per l’allau de noves nacions que aniran fent eclosió, fins els nostres dies, als quatre cantons del planeta. I, és clar, també tindrà repercussió a casa nostra. Ara bé, per tal que el model sigui operatiu, caldrà destronar la dinastia dels Borbons la tardor de 1868 i que es proclami a Madrid una república l’11 de febrer de 1873. Sobresurt, entre el maig i el setembre d’aquest darrer any, una sèrie de nou articles que Josep Narcís Roca i Farreras, teoritzador pertanyent al Partit Federal, publica a la revista “La Renaixença” per obtenir suport per als intents de proclamació de l’Estat Català. En total, comptem més de cinc d’aquests intents entre els mesos de febrer i setembre de 1873. Josep Narcís Roca desenvolupa en els articles l’estratègia política bàsica del seu grup (que llavors fins i tot decideix el govern de Madrid): el propòsit que el Principat de Catalunya esdevingui un estat confederat en una federació espanyola, esperant el moment que la majoria de catalans vulgui la independència definitiva i hagi desaparegut, en aquesta avinentesa, el perill de guerra amb Espanya. Pocs anys més tard, Josep Narcís Roca parla per primer cop de “nacionalisme” català i empra per primera vegada en català la fórmula “països catalans”. A més, amb un gran encert, avisa contra els elements conservadors catalans que, per evitar que els més revolucionaris controlin el nou marc polític, “no volen un grau gaire alt d’autonomia catalana, solament la descentralització que sigui compatible amb la monarquia espanyola”. La proclamació de la República Catalana com un Estat integrant de la Federació ibèrica per Francesc Macià (14-4-1931) i, fins i tot, la de l’Estat Català de la República Federal Espanyola per Lluís Companys (6-10-1934) només s’acaben d’entendre si percebem la continuïtat amb el projecte d’assoliment gradual de la independència difós per Josep Narcís Roca uns seixanta anys enrere en “La Renaixença”, transmès per les successives formacions polítiques del republicanisme nacional català.

    “Catalunya és un país ric en territoris i gents, una diversitat que la defineix i l’enriqueix des de fa segles i l’enforteix per als temps venidors. (…) El Parlament de Catalunya, recollint el sentiment i la voluntat de la ciutadania de Catalunya, ha definit Catalunya com a nació d’una manera àmpliament majoritària.”
    Estatut d’Autonomia (2006)

    Tu pots dir que no t’agraden certes paraules o que no s’assemblen gens a les actuals (o que avui dia signifiquen altres coses que ningú no sap entendre) o que no som a l’ONU, o que només volies fer broma o que no et dóna la gana acceptar-ho i que prefereixes una altra mena de música o que els meus avantpassats, jornalers andalusos, no procedien d’un àmbit rural i fugien d’uns espanyolistes tan exaltats com molts d’aquí si tot plegat et fa sentir millor…

  47. ANS. HISPANO. - Jueves, 8 de noviembre de 2012 a las 03:23

    JA SOC AQUÍ
    http://www.libertaddigital.com/chic....lon-65927/

    LA CORRUPCIÓN ACORRALA A CiU
    Y PONE A ARTUR MAS ENTRE LAS CUERDAS
    http://www.libertaddigital.com/chic....das-66285/

    LA FORTUNA EN AMÉRICA DE LA FAMILIA PUJOL
    DISPARA TODAS LAS ALARMAS
    http://www.libertaddigital.com/chic....mas-65932/

    EL “PELOTAZO DE LOS PUJOL EN MEXICO
    http://www.libertaddigital.com/chic....276468367/

  48. ANS. HISPANO. - Jueves, 8 de noviembre de 2012 a las 04:06

    EL HONORABLE MAS, A VECES, HABLA DE
    ESTADO PLURINACIONAL Y DE FEDERALISMO.

    Cuándo han habido naciones en España a lo largo de la historia?
    He puesto sumo interés en buscar a las pretendidas naciones
    y no las encuentro por ningún lado. !Que fastidio!

    Como ya he comentado en alguna otra ocasión,
    en la Edad Media se hablaba, a veces, “de nacionalidad
    castellana”, “de nacionalidad andaluza”, de “nacionalidad vasca”,
    de “nacionalidad catalana”, etc. pero se referian única y exclusivamente
    al LUGAR DE NACIMIENTO, no a que los habitantes de dichos territorios
    conformaran una nación, porque EN LA EDAD MEDIA NO HABIAN NACIONES,
    sino reinos, principados, condados, etc.

    El concepto moderno de NACIÓN surge con la Revolución Francesa
    y se lo atribuyen los tres paises más antiguos de occidente que
    no son otros que ESPAÑA, FRANCIA y GRAN BRETAÑA, los demás
    estaban en fase de unificación como ALEMANIA, ITALIA, etc.
    de ahí su FEDERALISMO que tiende hacia la unidad.

    El FEDERALISMO sirve para estos últimos paises pero NO SIRVE
    PARA LOS PAISES YA UNIDOS Y MÁS ANTIGUOS DE OCCIDENTE
    que he citado anteriormente, porque seria ir hacia la regresión.
    Es lógico, una cosa unida no la puedes desunir con el Federalismo,
    aunque a los secesionistas el Federalismo tampoco les hace mucha gracia,
    porque es una especie del “café para todos” actual, pero más estricto
    y controlado

    El maestro José Ortega y Gasset lo dejó muy claro en varios
    discursos efectuados en las Cortes Constituyentes allá por 1931.
    Sugiero su lectura y muchas otras en la compilación del libro
    DISCURSOS POLÍTICOS,
    editado por Alianza Editorial,
    núm. 500.

    Saludos.

  49. ANS. HISPANO. - Jueves, 8 de noviembre de 2012 a las 12:44

    CATALUÑA NUNCA HA SIDO NI REINO NI NACIÓN

    Insisto de nuevo, en la Edad Media no existian naciones en Europa,
    sino reinos, condados, principados, etc.

    El concepto moderno de Nación surge con la Revolución Francesa
    y España en aquella época era el REINO más antiguo de occidente,
    junto a Gran Bretaña y Francia.

    Lo siento por algunos pero la antigua HISPANIA es una
    unidad física, sensitiva, emotiva e histórica desde los romanos,
    Leovigildo y San Isidoro de Sevilla (siglo VI) donde la denominación
    Cataluña todavia no habia nacido ya que se conocia como la MARCA HISPÁNICA.

    Existen documentos de esa época donde se dice “de nación castellana,
    de nación andaluza, de nación catalana, de nación vasca” etc. pero
    se refieren única y exclusivamente AL LUGAR DE NACIMIENTO y no a que
    los habitantes de aquellos territorios conformaran una Nación porque, repito,
    en la Edad Media no existian naciones sino reinos condados, principados, etc.

    Esa es la cuestión y la paella es paella y no arroz con leche.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.