El voto útil de C’s para el 25N

21.11.2012 | 17:04
 

“Es un hijo de puta pero es nuestro hijo de puta” (Henry Kissinger, realizó este comentario, después de ayudar a Pinochet en su golpe de Estado, a un ligeramente escéptico presidente Nixon).

Vi por televisión imágenes del acto central de C’s justo en un momento clave que, quizás, para la mayoría pasó desapercibido: el afectuoso saludo que su líder y presidente, Albert Rivera, dedicó al que fue secretario general de la formación, Manuel García Bofill, sentado en una de las primeras filas de asistentes. ¡Y es que le debe tanto!

El II Congreso de C’s, celebrado en 2007, fue el último medianamente democrático de esta formación. Al mismo se llegó con un acuerdo, más o menos secreto, a tres bandas entre Rivera, Bofill y De Carreras. El primero, por oportunismo y para conservar su privilegiada posición, necesitaba del concurso de Bofill –a la sazón coordinador de Barcelona- y de la bendición intelectual que le otorgaba De Carreras (con Ovejero en la sombra). El precio de uno, la Secretaría General; el del otro, el cambio de ideario, pasando de la transversalidad inicial a un confuso centro-izquierda no nacionalista.

Pese a que se rechazó por los delegados de aquel congreso el informe de gestión de la ejecutiva de entonces, Rivera, a trancas y barrancas, alcanzó su propósito; una pírrica victoria que supuso la escisión de cuadros importantes del partido de la que nunca se ha recuperado. Incluso después, el goteo de destacados líderes históricos continuó siendo constante: Robles, Domingo, Roig, etc.
No hay más que leer la lista de C’s para las próximas elecciones del 25N para entender que, más allá de los fuegos de artificio que representa la inclusión en la misma de mediáticos independientes, Rivera sólo aglutina ya a su alrededor a su fiel guardia de corps, es decir, los Cañas, Villegas, De Rivera, Carrizosa, Espejo…

En esta tesitura llegan las elecciones secesionistas que plantea Mas y su nacionalismo. Los contrarios a este y a cualquier otro lo tenemos, francamente, duro para elegir. No existe una formación que, más allá de un falso voluntarismo lleno de promesas en las que no se cree por lo que, al final, no se concretan en hechos, ofrezca una alternativa progresista y no nacionalista a los ciudadanos catalanes.

En las peores condiciones posibles para el PSC, este partido doblaría, según las encuestas, a C’s en número de escaños. Parece claro que este último no pasará nunca de ser testimonial mientras se gobierne con esos mimbres personalistas y sectarios. Sin embargo, coincido con Gregorio Morán en que ‘el próximo 25 no se dirime ni independencia, ni derecho a decidir, ni nueva etapa. El próximo 25 se trata de conceder a CiU el derecho a no explicar nada de cómo facilitaron la ruina del país [por Cataluña] y cómo participaron en las operaciones más corruptas de los últimos años’. Quizás para ayudar a destapar la corrupción ajena y contribuir a sumar, así, voto rentable -en forma de escaños- no nacionalista, sí nos sirva, todavía, C’s.

Harina de otro costal seria su utilidad real para ayudar a enderezar el rumbo en la Cataluña actual. En esa ardua tarea, el papel del PSC, o en segunda instancia del PSOE; parece insoslayable. Al fin y al cabo, el propio De Carreras ya lo avanzaba hace años:

‘¿Larga vida a Ciutadans? Veremos. En realidad, se trata de un partido cuya finalidad primordial es rectificar el equivocado rumbo de unas políticas que han situado a una buena parte de los ciudadanos de Cataluña de espaldas a sus propias instituciones. A la larga, en definitiva, su gran triunfo sería que dejara de ser necesario, que influyera en la sociedad para que los demás partidos se adecuaran a la realidad’.

18 Comments en “El voto útil de C’s para el 25N”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Pedro - Miércoles, 21 de noviembre de 2012 a las 18:28

    Acertadísimo comentario. El niño pijo sólo es la alternativa menos mala en un momento clave, pero difícilmente C’s será el partido de izquierdas que buscábamos los de sentimiento catalán y español compartido y, sobre todo, de baja intensidad, una alternativa ideológica que impidiera que la máscara del nacionalismo ( ahora ya independentismo ) tapara la creciente desigualdad en la que la mayoría no ” fatxa ” de la población sólo podemos esperar retroceso.

  2. HAPPY - Jueves, 22 de noviembre de 2012 a las 07:57

    tenemos lo q tenemos, y ciudadanos ha demostrado q es la única formacion politica capaz de cantar las verdades del barquero al nacionalismo catalán. Merece el apoyo y el voto de todos los q nos sentimos españoles y catalanes. Por otro lado, ciudadanos nació como un partido de aluvión, de ahí q sea normal q algunos de los q entraron en la primera hora volvieran a salir, pero muchos mas siguen dentro desde el primer día, dndo la cara en sus ciudades y pueblos. Por ultimo albert rivera ha demostrado en los debates y entrevistas, alguna de tv3 espectacular, q es ungran portavoz del ideario ciudadano. No menospreciemos lo poco bueno q tenemos.

  3. Diego Vega - Jueves, 22 de noviembre de 2012 a las 09:16

    Un valiente artículo que relata la degeneración de lo que podría haber sido y no ha llegado a ser.

  4. Jordi - Jueves, 22 de noviembre de 2012 a las 09:39

    Comparto la idea de que los no nacionalistas de izquierda voten a Ciutadans con la nariz tapada.

    Albert Rivera y algunos de los secuaces que se menciona como Cuadrado, García Bofill, Villegas…, fracturaron el partido y echaron fuera a la mitad de la militancia que no solo estaba en desacuerdo con el nuevo ideario sino también con los tejemanejes y corrupción interna.

    Una lástima lo que pudo haber sido y lo que ha acabado siendo el partido. Una formación con apenas militancia y muchos cargos. Se perdieron miles de afiliados ingenuos, trabajadores y muy motivados.

  5. Antonio - Jueves, 22 de noviembre de 2012 a las 20:41

    Pues yo lo voy a votar con total determinación y sin ninguna sombra de duda. Siempre hay descontentos. Ciudadanos es la única voz clara que existe en Cataluña y Rivera el mejor parlamentario de cualquiera de los parlamentos españoles.

  6. Pepito - Viernes, 23 de noviembre de 2012 a las 07:49

    Quiero recordar que muchos de los que salieron de C’s luego fueron a UPyD y acabaron otra vez peleados, dando como resultado que UPyD no sea nada en Cataluña y que siga siendo a la vez la mosca cojonera que no quiere buscar acuerdo con C’s. Todos esos no demostraron precisamente ser unas estrellas de la estrategia política. Rivera, Cañas, Carreras y todos los que están en C’s (recordando que en los últimos tiempos parece que va llegando gente nueva al partido, muchos exmilitantes del PSC) pueden haber hecho estupideces en el ámbito interno (el caso “Libertas” pasará a los anales de la nula estrategia política), pero desde entonces llevan 3 años haciendo las cosas muy bien. Han sido grandes a lo largo de la breve legislatura, han sido prácticamente la única oposición. Y si les cuesta ascender, con todos aquellos que se fueron no habría sido más fácil: el estigma exterior que ha caído sobre C’s (les han dicho de todo) es difícil de sacar adelante en una sociedad tan cerrada y provinciana como la Cataluña oficial. Esta campaña la han hecho muy bien. Como dice un comentario más arriba: están sabiendo vender muy bien su producto. Subir a 8 diputados, como dicen las encuestas, es todo un éxito que, si lo encarrilan, puede permitir dar saltos mayores. ¿O alguien se creía que iban ha dar el “sorpasso” al PSC así, a la primera? En todo caso, antes de hablar de éxitos o fracasos, habrá que ver el resultado del domingo. Yo voto a C’s, con toda convicción.

  7. Pepito - Viernes, 23 de noviembre de 2012 a las 09:39

    Además, muchos de la primera hora, a la vista del posible éxito, están volviendo al redil. La presencia de Arcadi Espada en los actos de C’s durante toda la campaña, la vuelta de Boadella al vídeo electoral, la presencia de Pericay en el último acto de campaña reflejan que las cosas se han hecho bien y que C’s es hoy una organización creíble. ¡Hay que dar la campanada el domingo!

  8. Víctor - Viernes, 23 de noviembre de 2012 a las 11:50

    Pepito, no te equivoques. Los de primera hora que nos fuimos de Ciutadans y hemos colaborado algo en esta campaña electoral no hemos vuelto a ningún redil. No somos borregos, y es, sencillamente, la necesidad que tenemos de echar una mano contra el nacionalismo, por el carácter de la situación actual que parece definitiva, lo que nos ha animado a ello. No arrogues ningún mérito a quien no lo tiene. Y si aún tienes dudas, pregunta.

    También creo bastante risible lo de llamar éxito al conseguir un 4 o 5% de los votos. Seguirán siendo un exigua minoría, la representación de la marginalidad, que satisfará únicamente a los que pretendan aprovecharse del presupuesto del grupo parlamentario y a los convencidos de que es mejor que alguien piense por ellos.

  9. Alberto - Viernes, 23 de noviembre de 2012 a las 16:03

    Manuel y Víctor, sólo una reflexión: esos 1000 afiliados que dices (ya serán menos) no deberían ser tan “potentes”, pues han sido incapaces de establecer una alternativa. En UPyD acabaron igual que en C’s, peleándose por migajas, y ahora ni se sabe ya dónde militan. Yo no soy fan de Rivera (entre los dirigentes de C’s prefiero el estilo de Cañas, igual que antes preferí el estilo de Robles), pero hay que admitir que han hecho una campaña bastante buena, que están rompiendo el estigma que tenía C’s desde el principio (innegable) y ya veremos qué pasa. Por lo menos me alegro que votéis a C’s. Yo lo haré por primera ves, pues apenas hace 2 años que vivo en Cataluña. Saludos.

  10. Víctor - Sábado, 24 de noviembre de 2012 a las 00:18

    Hola Alberto.

    Entre los que abandonamos ciutadans la inmensa mayoría no nos acercamos a ningún partido u organización. Ni UPyD, ni Impulso Ciudadano, ni al grupo de Serrano, etc. Y personalmente te digo que valoro mi libertad de opinion lo suficiente como para no volverlo a hacer nunca más, aunque la verdad es que yo no me acerqué a Ciutadans, sino que colaboré a crearlo.

  11. emilio - Sábado, 24 de noviembre de 2012 a las 01:40

    he leido q el discurso d Rubalcaba en el mitin del psc no levantaba muchas pasiones hasta que dijo “apoyaré el federalismo” y entonces los allí presentes entraron en éxtasis. Qué borregada la sociata! 800 mil parados en Cataluña y esa es su unica preocupacion, y ni sabrán lo q es el federalismo.

  12. unomas - Sábado, 24 de noviembre de 2012 a las 07:01

    No nos autoflagelemos.

    La necesidad de muchísima sociedad catalana que cree en la Cataluña real se aferró a una iniciativa cuyo común denominador era el hartazgo del nacionalismo.

    En esos principiios de algo construíble, que no construído siempre surgen las intrínsicas personalidades humanas. Se discute, se pelea e incluso se recurre al “yo formé parte de su fundación”.

    No lancemos piedras sobre nuestros dimes y diretes a la carta, porque no digo que no haya habido disensiones, pero no corren tiempos como para andar mirando los componentes de un tejido cuando el tejido es considerado un estorbo para el nacionalismo y el tufo de no vivir en una sociedad establemente democrática.

    Yo también estuve en los inicios y tuve mis propias perspectivas, pero recurro a la Ley salomónica: ” Prefiero a mi hijo entero en manos de otra madre a que me lo partan en dos, y muerto, para yo tener un trozo”.

    Lo cortés no quita lo valiente, ni la viceversa. Yo reconozco que han hecho una campaña formidable y no estoy para cuentos del “yo quisiera que en tal punto……………”

    Personalidad tenemos todos, quizás por hartura de colectivizaciones nacionalistas tendríamos que ver que ni calvo ni con 3 pelucas. Un Partido siempre necesita una línea común, por muy individualistas que seamos en nuestra forma de ser.

  13. Félix de de la Fuente - Sábado, 24 de noviembre de 2012 a las 20:36

    El autor del artículo parece estar bien informado de la entresijos de del Partido “Ciutadans” (lamentablemente lo de “Ciudadanos” ya lo ha perdido), al menos en cuanto a sus tiempos pasados, pero dudo mucho de su buena intención. Con la publicación de este artículo en el día de hoy, día de reflexión y unas horas antes de que se abran las urnas, creo que se está violando el espíritu de este día de reflexión. Creo que hoy no toca hacer propaganda a favor de ningún partido, pero tampoco en contra. No digo que el autor tenga o no tenga razón en lo que dice, pero creo que no va en la línea que sigue este periódico digital de “La Voz de Barcelona” abierto a muchos grupos diferentes. Atacar y brindar la oportunidad a que se ataque a un grupo o partido que podría ser en el futuro una de las columnas en que se base este conglomerado de catalanes demócratas que nos sentimos tan españoles como catalanes, es escoger el camino equivocado.
    Esto te lo dice alguien que no pertenece ya a Ciutadans y que ha ejercido una critica profunda a este partido, pero desde dentro. Creo que hablar mal de Ciutadans, o de UPyD, en este momento y en Cataluña, es hacer un mal servicio a la democracia. Pienso que hay que ir sentando las bases de una colaboración entre muchas corrientes.

  14. Víctor - Sábado, 24 de noviembre de 2012 a las 22:39

    Félix. Creo que si realmente te llamas así deberías usar un pseudónimo para decir esas cosas porque, bueno, no parecen las de alguien demasiado despierto. Por ejemplo, deberías haberte dado cuenta de que este artículo se publicó el día 21, también de que la jornada de reflexión no limita el derecho de libertad de expresión y, por último, que este artículo no va en contra de Ciutadans.

    Un saludo

  15. Manel - Sábado, 24 de noviembre de 2012 a las 22:50

    El artículo es acertadísimo, el mal de C’s es Rivera, y como bien dice ya sólo queda su fiel guardia petroriana. Estas elecciones serán un balón de oxígeno pero su utilidad a efectos prácticos es poco constructiva, se han quedado en lobby anticatalanista, y yo soy anticatalanista, pero a parte de eso soy otras cosas más, por eso nunca voto a partidos monotemáticos.

    Que habrán cosas que digan que las suscribiría pero esta huida hacia delante de Rivera todos sabemos que no va a ninguna parte. Sólo me queda añadir que la culpa de que C’s no haya logrado ser lo que se esperaba que fuera no es exclusiva de Rivera, el cainismo interno que reino en sus inicios, la cobardía de Robles, etc… también tuvieron mucho que ver. Pero el timón lo cogió Albert y no supo dirigir la nave a buen puerto.

    Ahí se queda él, sus cuatro afiliados-comparsa, y su partido virtual.

    Y yo mañana votaré a gusto a UPyD, ya se que el resultado será una mierda pinchada en un palo pero al menos votaré a gusto.

  16. Jose Antonio Rodriguez - Domingo, 25 de noviembre de 2012 a las 00:25

    Ignoro quien pueda ser el autor del art´culo, erp desde luego o no tienen buena información o lo hace de forma tan falsa que parece escrito por un sepaaratista.

    Los que se fueron de C´s después del segundo congreso eran en su inmensa mayoría gente muy cercana a posiciones muy a la derecha de Ciudadanos, muchos de ellos acabaron en UPyD.

    C´´s no es perfecto, y como tal partido político tiene sus problemas y contradicciones, y no la primera la ideológica. Pero como afirma más de uno es la mejor arma que en estos momentos tenemos en la lucha contra el sectarismo separatista. En el futuro dios dirá.

  17. Víctor - Domingo, 25 de noviembre de 2012 a las 08:41

    gracias, José Antonio, por la parte que me toca. ¿Ciutadans ha pedido ya su ingreso en la internacional comunista o la sigue considerando una asociación burguesa?

  18. Manel - Domingo, 25 de noviembre de 2012 a las 10:27

    Claro, los derechistas se fueron y los izquierdistas que se quedaron pactaron con los ultraderechistas de Libertas con el ex-afiliado a Unió Democrática y a la ONCE como cabeza de lista.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.