Autonómicas 2012

Mas se juega su futuro político

La maniobra del dirigente nacionalista, apostando por un anticipo electoral con argumentos poco convincentes, le obliga a conseguir una mayoría absoluta en las elecciones autonómicas de este domingo. Sin embargo, las encuestas auguran que lo tendrá difícil.

Redacción
Domingo, 25 de noviembre de 2012 | 08:51

Este domingo, 5.413.769 ciudadanos de Cataluña están llamados a elegir los 135 diputados autonómicos de la X legislatura, 50.081 electores más que hace dos años. 156.517 de ellos son residentes en el extranjero.

En esta ocasión, 62 candidaturas competirán por hacerse un hueco en el Parlamento autonómico (16 por Barcelona, Lérida y Tarragona, y catorce por Gerona), 52 menos que en la anterior cita electoral, en 2010, lo que es debido a que, por primera vez, a los partidos que no tenían representación se les ha exigido presentar avales por un 0,1% de los electores censados en la circunscripción correspondiente.

El dispositivo electoral está formado por 2.718 colegios y 8.130 mesas electorales. Habrá 24.390 miembros titulares de las mesas electorales y 48.780 miembros suplentes, además de 4.834 representantes de la Administración autonómica.

6.146 Mossos d’Esquadra velarán por la seguridad durante la jornada electoral (que, como es habitual, irá de las 9:00 horas a las 20:00 horas). De ellos, 3.082 forman parte del dispositivo específico establecido para estos comicios. Otros 1.735 policías locales y vigilantes competan el dispositivo total, lo que hace un total de 7.881 efectivos.

Crisis, corrupción y desafío independentista

Las elecciones autonómicas de este 25 de noviembre vienen precedidas por la legislatura autonómica más corta de las nueve que ha habido hasta ahora -ha durado algo menos de dos años- y están marcadas por la crisis económica, por el desafío secesionista planteado por el presidente en funciones de la Generalidad, Artur Mas, y por la sombra de corrupción que planea sobre la familia del propio Mas y la de su mentor político, el también ex presidente de la Generalidad, Jordi Pujol.

Estos elementos han generado unas expectativas por encima de lo habitual (hay más de 70 medios de comunicación acreditados para este domingo, de los que 40 son extranjeros). De hecho, el debate generado durante la campaña electoral ha trascendido más allá del ámbito autonómico. Para muchos analistas, el resultado del 25N es crucial para el futuro de la Comunidad.

Uno de los aspectos que apoyan esta afirmación es el hecho de que las solicitudes para votar por correo han aumentado un 45,5% respecto a las anteriores elecciones, pasando de 45.530 a 66.292.

Mas ha rechazado que el adelanto electoral suponga un fracaso de su gestión, y lo ha justificado en todo momento por la manifestación independentista de la Diada (con una asistencia de alrededor de 300.000 personas) y por la negativa de Rajoy a aceptar su exigencia de un concierto económico para la Generalidad, algo, sin embargo, previsible por su inviabilidad jurídica y económica.

La apuesta del dirigente nacionalista por avanzar los comicios autonómicos responde al convencimiento de que conseguirá “una mayoría excepcional” que avale su proyecto secesionista. Por ello, todo lo que no sea una mayoría absoluta -situada en los 68 escaños- sería, sin duda, un fracaso de la maniobra de CiU.

Las encuestas no prevén una mayoría absoluta de CiU

Resumen de los resultados de las encuestas realizadas sobre las elecciones al Parlamento autonómico de Cataluña de este 25 de noviembre (cuadro: La Voz de Barcelona).

En este escenario, las encuestas sobre intención de voto han cobrado una relevancia especial. Todos los sondeos realizados en los últimos meses apuntan una victoria clara de CiU, pero la mayoría de ellos dejan a la federación nacionalista lejos de la mayoría absoluta.

Las encuestas también prevén una debacle del PSC, una fuerte subida del ERC y Ciudadanos, el mantenimiento del PP e ICV-EUiA (o un ligero aumento de ambos), la desaparición de Solidaritat y la posible entrada de la CUP. Sin embargo, todas señalan que, en las últimas semanas, todavía había un alto porcentaje de indecisos.

Algunos medios también han publicado porras electorales. El Periódico ha encargado un sondeo para preguntar a los entrevistados cuál creen que será el resultado del 25N. El Punt Avui ha instado a sus lectores a apostar por un resultado electoral vía internet. En ambos caso, los vaticinios coinciden con la mayoría de las encuestas. En definitiva, este domingo, se elige a los diputados autonómicos de los próximos cuatro años.

Temas: , ,

59 Comments en “Mas se juega su futuro político”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. ERESM4S - Domingo, 25 de noviembre de 2012 a las 19:08

    PARA Passerell – Domingo, 25 de noviembre de 2012 a las 18:18
    ———————————————————————————————————-

    NO HABLES MUCHO POR QUE TODOS SABEMOS QUE CATALUNYA ES UNA REGIÓN OBRERA, CUTRE, SALSICHERA Y BARRIOBAJERA. YO PREFIERO VIVIR EN LEÓN O EN ZAMORA, CIUDADES QUE CONOZCO MUY BIEN SOBRETODO LA PRIMERA, QUE VIVIR EN CUALQUIER GUETO OBRERO DE CATALUNYA COMO TERRASSA, SABADELL, GRANOLLERS O MOLLET. ESO SÍ QUE ES DEPRIMENTE. Y LUEGO NOS COMPARAMOS CON SUIZA JA, JA, JA. Y YA NO NOMBRO L’HOSPITALET, BADALONA, MATARO, SANTA COLOMA O CORNELLA.

    MIENTRAS EN CATALUNYA LAS CIUDADES MAS POBLADAS SEAN BARCELONA, L’HOSPITALET, BADALONA, TERRASSA, SABADELL, LLEIDA, TARRAGONA, SANTA COLOMA, MATARO, ETC. ESTAREMOS MAS CERCA DE RUMANIA QUE DE SUIZA.

  2. Erasmus - Domingo, 25 de noviembre de 2012 a las 19:16

    CASPOSO Y RANCIO EL CATALANISMO Y USTED

    Para: Passerell – Domingo, 25 de noviembre de 2012 a las 18:18

    Los adjetivos infamantes ‘casposo’ y ‘rancio’, que no son descriptivos de ninguna realidad, los merece por definición el que los usa. Es casposo y rancio el catalanismo porque usted le convierte en eso hablando en su nombre y lo es especialmente usted que emite esos adjetivos.

    Póngase al día, no me cuente novelas del siglo XIX. Hoy Madrid gana en modernidad a Barcelona en muchas cosas. Y en León y Zamora hay como en todas las ciudades capitales de provincia españolas, excepto en las catalanas, colegios públicos bilingües que imparten algunas asignaturas en inglés lo que no existe en Cataluña. Eso es modernidad, no el paletismo lingüístico catalán.

    Los leoneses y zamoranos no son ni más ni menos españoles que usted. En eso no hay grados. Es un estatus que se tiene o no se tiene.

    Erasmus

  3. juanjo - Domingo, 25 de noviembre de 2012 a las 19:19

    pasarell vives en el pasado, Cataluña fue el motor de España hasta hace 10 años atrás. En estos momentos hay ya varias comunidades que se le están adelantando, por supuesto tu le echarás la culpa al gobierno de España, yo sin embargo se lo achaco a tus queridos partidos catalano-independentistas que de progresistas no tienen nada y solo nos quieren llevar al atraso y al caciquismo provinciano. A todo esto, he de decir que no cito la palabra “provinciano” como insulto ya que hay gente de provincias más cosmopolitas y evolucionadas que los antes mencionados.

  4. Español catalán - Domingo, 25 de noviembre de 2012 a las 19:47

    Passerell – Domingo, 25 de noviembre de 2012 a las 14:33

    La Constitución Española se aprobó con una mayoría aplastante por parte de todos los españoles.
    La Constitución española de 1978 es la norma suprema del ordenamiento jurídico del Reino de España, a la que están sujetos los poderes públicos y los ciudadanos de España.

    Artículo 1.2.
    La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado

    Artículo 2.
    La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.

    Lo que tú y otros como tu proponéis, según el ordenamiento democrático que se rige por la Constitución Española, es simple y llanamente un golpe de estado. Entenderás que ningún tribunal del mundo os hará el menor caso al reclamar el derecho de perpetrar un golpe de estado. Es más, eso ya ocurrió, concretamente el 6 de octubre de 1934 y quien lo hizo acabo bastante mal.

    Hoy has tenido derecho a decidir y no volverás a tenerlo hasta dentro de 4 años en una Cataluña arruinada por completo y en la más absoluta bancarrota si, como dicen las encuestas, gana CIU.

    Por último decirte que como catalán (de padres, abuelos, tatarabuelos…) y, por ende, español, estoy hasta el gorro de la intimidación pendenciera del independentismo rancio y casposo solo apto para fascistas y/o energúmenos sin cerebro y repletos de complejos de inferioridad hasta las trancas. Hasta el gorro.

  5. Volem la independència i rodes noves pel tractor - Domingo, 25 de noviembre de 2012 a las 21:09

    Passerell = ROC

  6. No persona - Domingo, 25 de noviembre de 2012 a las 21:23

    Visca Catalunya i Visca Espanya!

    Un buen jarro de agua para fría para Artur Mas, para el separatismo en su conjunto y, especialmente, para los que se han pasado dos años usando su asiento en el Parlament para insultar a España y a los españoles.

    Enhorabuena a Ciutadans! Bona feina!

  7. milin - Domingo, 25 de noviembre de 2012 a las 21:38

    No si yo siempre lo he dicho el dia de la diada solo habia 300 000 personas como no ?

  8. lia - Domingo, 25 de noviembre de 2012 a las 21:54

    Uissss!!

    Que me meo toa!!

    Qué careto debe tener el Mas paleto del pueblo.

    Ahora se las verá negras para gobernar con los trogloditas de ERC+CUP.

    Ha conseguido un buen boicot, odio generalizado, que se le vean los millones y perder 14 o 15 escaños.

    Ya mismo está pidiendo perdón a Rajoy (de rodillas si puede ser).

    JAJAJAJJA

  9. tarraco - Domingo, 25 de noviembre de 2012 a las 22:01

    VISCA CATALUNYA ESPANYOLA

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.