Autonómicas 2012

Navarro confiesa recibir presiones de sectores sociales y económicos de Cataluña para que pacte con CiU

Sectores importantes de la sociedad catalana recelan de ERC y exigen al PSC un pacto con CiU. Navarro les responde: la culpa de la situación es de Mas, por el adelanto electoral.

Redacción
Domingo, 2 de diciembre de 2012 | 08:56

El líder del PSC, Pere Navarro, atendiendo a periodistas durante la jornada electoral del 25 de noviembre (foto: PSC).

Cada día que pasa parece más factible que ERC apoyará a CiU sin entrar en el Gobierno autonómico. PSC y PP, que aritméticamente podrían sumar por separado con Artur Mas, no entran en los planes de los nacionalistas, aun con las dudas de Unió Democràtica de Catalunya, que ha priorizado la agenda secesionista sobre el resto. Sin embargo, Pere Navarro ha confesado haber recibido presiones para que sean los socialistas los que pacten con CiU.

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha revelado que algunas personas de los sectores social y económico que aplaudieron el adelanto electoral de CiU exigen ahora al PSC responsabilidad para pactar con los nacionalistas ya que recelan de que un acuerdo con ERC dé estabilidad y seriedad a la Generalidad, como pide Mas.

Recibir “opiniones”…

Navarro ha asegurado, en una entrevista para Efe, que el PSC está recibiendo “opiniones” de distintos sectores que le piden responsabilidad ante el escenario de un Parlamento autonómico tan “fragmentado” como el salido tras el 25N y con una CiU que ha quedado muy lejos de la mayoría absoluta al perder doce diputados autonómicos y 18 menos de los marcados como objetivo.

“Estos sectores que ahora nos piden responsabilidad se la tenían que haber pedido en su momento a Mas para que no adelantara las elecciones. Mucha gente, muchos sectores de la sociedad catalana, celebraron la convocatoria de elecciones y la apuesta independentista de Mas, mientras que nosotros avisábamos ya entonces de que esa no era la mejor solución para Cataluña, y así ha sido”, ha indicado Navarro.

Y ha añadido:

“Que estos sectores pidan justamente ahora nuestra responsabilidad para que haya estabilidad en Cataluña, justo ahora que se ha visto adónde nos han llevado las elecciones que ellos apoyaban… no deja de ser contradictorio“.

De todas maneras, Navarro ha recordado que el PSC siempre ha sido un partido responsable y que lo seguirá siendo en la próxima legislatura autonómica, sobre todo para aportar “diálogo y propuestas” que lleven a tomar medidas que pongan solución a la grave crisis económica, que es ahora lo prioritario para los socialistas. No cierra la puerta a acuerdo en materia social.

…pero “ni consejos ni indicaciones” del PSOE

En este contexto, en el que CiU está en plena negociación para formar el próximo Gobierno autonómico, el líder del PSC -que ha pasado de 28 a 20 escaños, y ha caído a la tercera posición en la Cámara autonómica- ha asegurado que no ha recibido “ni consejos ni indicaciones” por parte del PSOE, que es, ha subrayado, “muy respetuoso” con las políticas de pactos en Cataluña. “Nos informamos y hablamos, pero no nos damos indicaciones“, ha precisado Navarro.

Desde que se conoció el resultado electoral la noche del domingo de la semana pasada y Mas llamó al resto de formaciones políticas a la “corresponsabilidad”, el primer secretario del PSC ha dejado claro, en su opinión, que CiU es la única formación responsable de esta situación por haber adelantado las elecciones dos años antes “con el único propósito de tener más diputados, hasta la mayoría absoluta”. Sin embargo, el deseo de Mas (una “mayoría excepcional”) no se ha cumplido.

Relaciones frías

Las relaciones entre CiU y PSC están en uno de sus momentos más fríos. De hecho, esta semana, Navarro anuló una reunión con Mas, tras la filtración del entorno del nacionalista de su convocatoria y después de que Mas se reunieran con Oriol Junqueras -este encuentro sin filtrarse-, por “problemas de agenda”. Una anulación que no ha sentado nada bien entre los dirigentes convergentes.

La legislatura autonómica que finalizó reciente y abrupatamente supuso para Navarro sentirse “ninguneado” por CiU, al considerar que los nacionalistas no cumplieron el acuerdo de investidura, rechazaran los tres “grandes pactos de país [por Cataluña]” que les propuso el líder del PSC y les dejaran “fuera” del acuerdo parlamentario del pacto fiscal, que finalmente quedó en nada.

Temas: , ,

14 Comments en “Navarro confiesa recibir presiones de sectores sociales y económicos de Cataluña para que pacte con CiU”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. prometeo - Domingo, 2 de diciembre de 2012 a las 09:26

    Si el PSC pacta con el ilumimado–que debiera haber dimitido o apartado por por el clan de la famiglia– será seguir cavando su rumba. El PSC ya debiera haber aprendido la lección. Y tiene dos caminos: ser un partido de las clases populares, y por ende enfrentarse al saqueo del clan, o disolverse e integrarse en el mismo. Treintaitantos años siendo “socialista” sólo los 15 días de campaña y el Día de la Rosa, y el resto una copia de CiU, ha llegado a su fin. Navarro tiene la ocasión de cambiar eso, más ahora que muchos de la derecha que seguían en el partido, han regresado a la casa del Padre. Lo que ha de hacer es limpiar los establos, ponerle puente de plata a todos los que siguen infiltrados en el partido, y recuperar lo que debiera ser. Sino, no es que sigan en la oposición, es que desaparecerá como partido. No se puede hacer de capataz de la derecha más reaccionaria posible, y creer que eso sale gratis. Lo ha sido muchos años, pero no es posible continuar así, la gente al final despierta y se da cuenta del fraude.

  2. Erasmus - Domingo, 2 de diciembre de 2012 a las 09:41

    LA SEGUNDA GRAN MANIFESTACIÓN DE LOS QUE LOS QUE SE SIENTEN CATALANES Y ESPAÑOLES SERÁ EL 6D (MARCHA DESDE URQUINAONA A SAN JAIME)

    Faltan 4 días para la segunda gran manifestación de los que se sienten ‘catalanes y españoles’ (la primera fue la concentración del pasado 12 de Octubre en la barcelonesa Plaza de Cataluña), que como la anterior es convocada por el Movimiento cívico De España y Catalanes. Esta vez será una marcha por Barcelona, el 6 de Diciembre (6D), día de la Constitución, desde la Plaza de Urquinaona a la de San Jaime, con inicio en la primera a las 12 horas.

    I ) ¿QUIÉN DICE QUE NO HAY QUE HABLAR DE BANDERAS EN CATALUÑA?

    Los constitucionalistas no nos avergonzamos de hablar de las banderas que nos representan ni las escondemos. Somos los únicos que defendemos y aireamos hermanadas las dos banderas constitucionales que representan a Cataluña: la nacional de España (bibarrada) y la autonómica de Cataluña (señera). ¡Nuestras dos banderas! ¡Nos las han dejado a nosotros los que las han abandonado!

    En la gran concentración ‘Por Cataluña, España y el Estado de Derecho’, celebrada el pasado 12 de Octubre en la Plaza de Cataluña de Barcelona, convocada por el Movimiento Cívico De España y Catalanes (plataforma transversal), que coordina Manel Parra, dentro de un verdadero bosque de banderas enarboladas por manifestantes constitucionalistas, había más cuatribarradas que bibarradas.

    El increíblemente poderoso ícono de la ‘plataforma ciudadana transversal’ (el corazón con las dos banderas) es la mayor aportación surgida en muchos años para sensibilizar a los catalanes sobre la necesidad de convivir en el respeto mutuo. Sin fracturar a la sociedad catalana. Ese hermoso ícono anuncia el triunfo de la Cataluña del seny.

    Con generosidad, en hondo gesto solidario, De España y Catalanes brindó a Ciutadans la utilización de una adaptación de su ícono (incorpora la bandera europea) como emblema en la pasada campaña electoral, lo que sin duda contribuyó de modo importante al éxito de la formación presidida por Albert Rivera en las elecciones del 25N, siendo ya ese emblema una seña de identidad de la formación liberal-progresista.

    Sin duda las dos banderas constitucionales, en profundo hermanamiento, junto con el emblema del movimiento cívico que lo representa (el ‘corazón dibanderado’) presidirán la regeneración democrática de Cataluña.

    Al abrazar una bandera constitucional se abrazan las dos y al rechazar una se rechazan las dos. Es lo que ha hecho Artur Mas, que ha abandonado la señera constitucional por la estrellada independentista.

    II) ¿QUÉ PODRÁN PORTAR LOS PARTICIPANTES EN LA MARCHA DEL 6D?

    La primera manifestación cívica de los que se sienten catalanes y españoles (la del 12O pasado), de la que la del 6D es prolongación, sentó un precedente en cuanto a las portaciones de los manifestantes, que resultó un éxito y no dio lugar a incidentes al ser respetado por todos por lo que no se cambiará.

    La norma es que los únicos textos y símbolos que pueden portar los manifestantes son pancartas de contenido respetuoso en alguna de las dos lenguas oficiales de Cataluña, así como las dos banderas constitucionales (la nacional de España y la autonómica de Cataluña) y el ícono del movimiento cívico (el ‘corazón dibanderado’).

    Las entidades de cualquier tipo (político, económico, regional, cultural, etc.) que se puedan adherir al acto convocado, tienen que renunciar a portar sus símbolos particulares a favor de los comunes.

    Cualquier transgresión de esa norma será corregida por el servicio de orden interno de la marcha.

    Erasmus

  3. sergar - Domingo, 2 de diciembre de 2012 a las 09:45

    Que pacte, pero que le exija a Mas anunciar que no habrá camino a la secesión, y que se cumplirán la Constitución, la Ley y las Sentencias, y que se podrá estudiar no sólo en catalán, sino también en castellano.

  4. sergar - Domingo, 2 de diciembre de 2012 a las 09:47

    Le piden al PSC que ayude a CiU porque saben que más que un partido con programa, el PSC sería un Cheque en Blanco para CiU. No son tontos ni ná!

  5. Erasmus - Domingo, 2 de diciembre de 2012 a las 10:23

    EL PSC DE NAVARRO NO CAE EN LA TRAMPA DE CIU

    El PSC (que sigue siendo la 2ª fuerza en votos en Cataluña, aunque una ley electoral hecha a la medida de los nacionalistas haya dado a ERC un diputado más que al PSC) volverá a ser la primera fuerza política catalana si sabe jugar y visualizar su papel como alternativa al gobierno de CiU en el plano de la dialéctica gobierno-oposición y como alternativa a ‘las dos derechas’ (CiU y PPC) conjuntamente en el plano de la dialéctica ideológica general.

    CiU ha tratado de convertir al PSC en ‘gubernamental’, sea con su invitación a incorporarse al ‘Govern’, sea (tras rechazar el PSC esa invitación) con un ‘plan B’ para lo mismo, consistente en proponer al PSC llegar a acuerdos con el gobierno de CiU en materias concretas. Si el PSC pierde la imagen de oposición neta y de alternativa neta al gobierno de CiU (traducido en la proclamación clásica: ‘hay otro modo de gobernar’) perderá la ocasión de alcanzar el gran capital de prestigio que le puede producir tal posicionamiento sobre todo en este tiempo de crisis.

    CiU no tiene ninguna justificación para pedirle al PSC que ‘comparta su desgaste’, propio de la acción del gobierno, especialmente en tiempo de crisis, cuando ni siquiera se lo pide a ICV que le es más próxima (es muy burda, como táctica de demolición del PSC, propiciar CiU el desgaste del PSC y ahorrárselo a ICV como izquierda ‘protegida’). ICV ha votado las dos principales mociones de la estrategia soberanita aprobadas por el parlamento autonómico en la pasada legislatura, esto es, el concierto económico y la organización en la presente legislatura de un referéndum sea legal o no. Los votantes de las mismas fueron exactamente: CiU, ERC, ICV y … Ernest Maragall.

    CiU usa el argumento de la responsabilidad, difícil de resistir. En la situación que atravesamos nadie puede negar su apoyo al ‘Govern’. Es cierto, pero no para el programa ordinario de gobierno, ni para los presupuestos de la Generalidad que traducen en cifras el ‘plan de gobierno’. Eso corresponde a la estabilidad básica del gobierno y debe ser asegurado por los dos socios de legislatura, CiU y ERC. En cambio, todos deben ayudar cuando se trate de un esfuerzo extraordinario para objetivos que no se puedan alcanzar con los medios ordinarios.

    Navarro tiene su propia respuesta propia que ya había anticipado en la campaña electoral. El PSC colaborará lo que sea necesario con el gobierno de CiU, pero no lo hará en el marco de una relación bilateral sino multilateral. Navarro acaba de recordar que el PSC ya propuso en la campaña electoral una conferencia de todos los partidos parlamentarios para afrontar la crisis. A la que CiU todavía no ha dado respuesta.

    El PSC es el partido más alejado de CiU en el Parlamento autonómico, al ser alternativo a CiU en los dos ejes de la dialéctica política: el social y el territorial. El PPC comparte con CiU modelo social. ERC (además de ser su socio de investidura) comparte con CiU el objetivo secesionista y forma parte de la ‘familia nacionalista’ igual que CUP. ICV es la izquierda obrerista próxima a CiU en lo territorial. Ciutadans es izquierda liberal-progresista, no socialista (en referencias históricas: Azaña, no Prieto), tercera vía entre conservadores y socialdemócratas.

    A nada está obligado el PSC a lo que no estén igual o más obligadas las otras fuerzas parlamentarias. Para resolver una situación excepcional deben colaborar todos: ERC, CUP, PPC, ICV, Ciutadans y PSC.

    Erasmus

  6. Erasmus - Domingo, 2 de diciembre de 2012 a las 10:32

    EL PSC DE NAVARRO NO CAE EN LA TRAMPA DE CIU

    (CORREGIDO)

    El PSC (que sigue siendo la 2ª fuerza en votos en Cataluña, aunque una ley electoral hecha a la medida de los nacionalistas haya dado a ERC un diputado más que al PSC) volverá a ser la primera fuerza política catalana si sabe jugar y visualizar su papel como alternativa al gobierno de CiU en el plano de la dialéctica gobierno-oposición y como alternativa a ‘las dos derechas’ (CiU y PPC) conjuntamente en el plano de la dialéctica ideológica general.

    CiU ha tratado de convertir al PSC en ‘gubernamental’, sea con su invitación a incorporarse al ‘Govern’, sea (tras rechazar el PSC esa invitación) con un ‘plan B’ para lo mismo, consistente en proponer al PSC llegar a acuerdos con el gobierno de CiU en materias concretas. Si el PSC pierde la imagen de oposición neta y de alternativa neta al gobierno de CiU (traducido en la proclamación clásica: ‘hay otro modo de gobernar’) perderá la ocasión de alcanzar el gran capital de prestigio que le puede producir tal posicionamiento sobre todo en este tiempo de crisis.

    CiU no tiene ninguna justificación para pedirle al PSC que ‘comparta su desgaste’, propio de la acción del gobierno, especialmente en tiempo de crisis, cuando ni siquiera se lo pide a ICV que le es más próxima (es muy burda, como táctica de demolición del PSC, propiciar CiU el desgaste del PSC y ahorrárselo a ICV como izquierda amiga ‘protegida’). ICV ha votado las dos principales mociones de la estrategia soberanita aprobadas por el parlamento autonómico en la pasada legislatura, esto es, el concierto económico y la organización en la presente legislatura de un referéndum sea legal o no. Los votantes de las mismas fueron exactamente: CiU, ERC, ICV y … Ernest Maragall.

    CiU usa el argumento de la responsabilidad, difícil de resistir. En la situación que atravesamos nadie puede negar su apoyo al ‘Govern’. Es cierto, pero no para el programa ordinario de gobierno, ni para los presupuestos de la Generalidad que traducen en cifras el ‘plan de gobierno’. Eso corresponde a la estabilidad básica del gobierno y debe ser asegurado por los dos socios de legislatura, CiU y ERC. En cambio, todos deben ayudar cuando se trate de un esfuerzo extraordinario para objetivos que no se puedan alcanzar con los medios ordinarios.

    Navarro tiene su propia propuesta que ya había anticipado en la campaña electoral. El PSC colaborará lo que sea necesario con el gobierno de CiU, pero no lo hará en el marco de una relación bilateral sino multilateral. Navarro acaba de recordar que el PSC ya propuso en la campaña electoral una conferencia de todos los partidos parlamentarios para afrontar la crisis. A la que CiU todavía no ha dado respuesta.

    El PSC es el partido más alejado de CiU en el Parlamento autonómico, al ser alternativo a CiU en los dos ejes de la dialéctica política: el social y el territorial. El PPC comparte con CiU modelo social. ERC (además de ser su socio de investidura) comparte con CiU el objetivo secesionista y forma parte de la ‘familia nacionalista’ igual que CUP. ICV es la izquierda obrerista próxima a CiU en lo territorial. Ciutadans es izquierda liberal-progresista, no socialista (en referencias históricas: Azaña, no Prieto), tercera vía entre conservadores y socialdemócratas.

    A nada está obligado el PSC a lo que no estén igual o más obligadas las otras fuerzas parlamentarias. Para resolver una situación excepcional deben colaborar todos: ERC, CUP, PPC, ICV, Ciutadans y PSC.

    Erasmus

  7. Juan Pérez - Domingo, 2 de diciembre de 2012 a las 10:39

    ¡Ay la vida maravillosa de las erratas! ¡Impagable! El primer comentarista dice que el pacto será, para el PSC ex-PSOE, “seguir cavando su propia rumba”.. ¡Qué sabios son los dedos, que escogen por nosotros!

    A mi papa el chocolate le pagaron su salario
    y sin pensarlo dos veces salió para malgastarlo,
    una semana de juerga y perdió el conocimiento
    como no volvía a su casa todos le daban por muerto,

    y no estaba muerto no, no y no estaba muerto no, no,
    y no estaba muerto no, no, estaba tomando cañas,lerelele

    y no estaba muerto no, no y no estaba muerto no, no,
    y no estaba muerto no, no, chevere, chevere, chévere,

    pero al cabo de unos días de haber desaparecido
    encontraron uno muerto, un muerto muy parecido,
    le montaron un velorio y le rezaron la novena,
    le perdonaron sus deudas y lo enterraron con pena,

    y no estaba muerto no, no y no estaba muerto no, no,
    y no estaba muerto no, no, estaba tomando cañas,lerelele

    y no estaba muerto no, no y no estaba muerto no, no,
    y no estaba muerto no, no, chevere, chevere, chévere,

    pero un día se apareció lleno de vida y contento,
    diciéndole a todo el mundo eh! se equivocaron de muerto,
    el lío que se formó eso sí que es puro cuento,
    su mujer ya no lo quiere,no quiere dormir con muertos,

    no estaba muerto estaba de parranda, (bis)

    a mi papa el chocolate,le pagaron su salario

    y no estaba muerto no, no y no estaba muerto no, no,
    y no estaba muerto no, no,lerelele lerelé

    Deconstruyan la rumba de Peret y tendrán una interpretación política que se ajusta a la perfección a la situación de Navarro y su, más que nunca, partido.

  8. Juanjo - Domingo, 2 de diciembre de 2012 a las 11:19

    No creo que, pactando, el PSC de Navarro se quite la “costra” nacionalista (y la traición que durante tres décadas ha cometido contra su votante natural: le daba su voto socialista y “ellos” lo usaban para hacer el juego sucio a los nacionalistas). Deberían aceptar una larga travesía del desierto durante la cual pudieran irse librando de esas adherencias que impiden ver se ser de izquierdas, jacobino e internacionalista. Remito a mi artículo: El PSC no tiene ni O ni E que aparece en http://dialogolibre.com.

  9. MARCA HISPÁNICA. - Domingo, 2 de diciembre de 2012 a las 12:05

    LA II REPÚPLICA DECLARÓ EL ESTADO DE GUERRA
    POR LA DECLARACIÓN DE INDEPENDENCIA.
    http://www.diarioya.es/content/la-i....ependencia

  10. Lehman Sisters - Domingo, 2 de diciembre de 2012 a las 12:36

    que pacte ! que pacte !

  11. MARCA HISPÁNICA - Domingo, 2 de diciembre de 2012 a las 13:43

    LA II REPÚPLICA DECLARÓ EL ESTADO DE GUERRA
    POR LA DECLARACIÓN DE INDEPENDENCIA.
    http://www.diarioya.es/content/la-i....ependencia

    UNIDAD DE LA NACIÓN ESPAÑOLA
    PARA EL MINISTRO DE DEFENSA
    http://buscador.060.es/search?q=cac....#038;lg_i=

  12. lia - Domingo, 2 de diciembre de 2012 a las 20:26

    Navarro no recibe ni presiones ni visitas.

    Navarro no existe en política y ve imágenes de espíritus y fantasmas -que tampoco existen- que le incitan a hacer algo que él no quiere. Esto es: arrastrarse de nuevo ante el nacionalismo y ofrecerle graciosamente los votos de los españoles (100 % pata negra) que por ignorancia le han votado.

    Esperemos que Navarro no ceda ante sus imaginaciones y sueños húmedos.

  13. Jauregui - Lunes, 3 de diciembre de 2012 a las 02:38

    En la época más sangrienta de ETA recuerdo que Barrionuevo tenía que ir a Francia a convencer a los franceses de que España era ya un país democrático desde hacía unos pocos años. ETA había ganado para su causa a muchos países que creían que en España todavía gobernaban los militares. Ahora mucha gente sigue pensando que los españoles seguimos con un deficit democratico. Si conseguimos movilizar a los constitucionalistas catalanes a favor de las firmas en la Casa Blanca tendremos un pequeño espacio internacional ganado. Y pasito a pasito hasta se hablara con más conocimiento de causa en los medios estadounidenses. Este logro de 25000 firmas es una “percha” periodística que pocos diarios dejarían pasar en ese pais y en muchos otros en Europa. Animaros a entrar en la web de la Casa Blanca y dejar la firma de apoyo a los catalanes que no quieren la secesión del restó de España !!! Clica en
    http://wh.gov/51F7

  14. Erasmus - Martes, 4 de diciembre de 2012 a las 10:57

    EL PSC ES LA ALTERNATIVA AL GOBIERNO DE CIU

    El PSC (que sigue siendo la 2ª fuerza en votos en Cataluña, aunque una ley electoral hecha a la medida de los nacionalistas haya dado a ERC un diputado más que al PSC) volverá a ser la primera fuerza política catalana si sabe jugar y visualizar su papel como alternativa al gobierno de CiU en el plano de la contraposición gobierno-oposición y también como alternativa a ‘las dos derechas’ (CiU y PPC) conjuntamente en el plano de la dialéctica ideológica.

    CiU ha tratado de convertir al PSC en ‘gubernamental’, primero, con su invitación a incorporarse al Ejecutivo autonómico y después con un ‘plan B’ para lo mismo, consistente en proponer al PSC llegar a acuerdos con el gobierno de CiU en materias concretas. Si el PSC pierde la imagen de oposición neta y de alternativa neta al gobierno de CiU (traducido en la proclamación clásica que se hace en tal situación: ‘hay otro modo de gobernar’) perderá la ocasión de alcanzar el gran prestigio que le puede producir tal posicionamiento en este tiempo de crisis.

    Oportunamente Felipe González acaba de recordar que la socialdemocracia es una fuerza de vocación mayoritaria y que es peligroso para ella no creérselo. Espero que Pere Navarro sí que se lo crea. Es condición necesaria para que el PSC vuelva a ser la primera fuerza política de Cataluña. Tal objetivo de la socialdemocracia es más fácil en Cataluña que en otras partes, pues el PSC puede reunir a la mayoría de la izquierda mientras que la derecha estará largo tiempo partida por mitad entre CiU y PPC.

    Si el PSC recupera su ser, tras las vacilaciones vistas, lo será todo en la izquierda clásica en Cataluña, igual que el Labour británico, el SPD alemán, o el PSOE a escala española. Es lo único sólido en la izquierda catalana. ICV y ERC son dos funambulisnos creados por el apararato mediático de CiU para destruir al PSC (CiU ha resucitado dos veces a la ERC que murió con la Guerra Civil). ERC es un ‘partido acordeón’ que tuvo 23 diputados autonómicos en 2003, 10 en 2010, 21 ahora y volverá a 10 en la próxima.

    CiU no tiene ninguna justificación para pedirle al PSC que ‘comparta su desgaste’ gubernamental, que es un gaje del oficio que ejerce. Máxime cuando no se lo pide a ICV fuerza que le es más próxima. Y cuando el necesario ‘pacto de legislatura’ de CiU y ERC hará que el Ejecutivo nacionalista no pueda perder ninguna votación. Como táctica de demolición del PSC -objetivo permanente de CiU (ahora no sería tanto diezmarle, sino impedirle crecer con un impulso vigoroso)- es genial hacer al PSC gubernamental para que se desgaste preservando del desgaste a la izquierda amiga, ICV, que debe prestigiarse en la oposición.

    Señalo que ICV ha votado las dos principales mociones de la estrategia soberanista aprobadas por el parlamento autonómico en la pasada legislatura, esto es, la del apoyo al concierto económico y la decisión de organizar en la presente legislatura un referéndum de secesión sea legal o no. Recuerdo que los votantes de dichas mociones fueron exactamente: CiU, ERC, ICV y… Ernest Maragall.

    CiU usa el argumento de la responsabilidad, difícil de resistir. Dice que en la actual situación nadie puede negar su apoyo al Ejecutivo autonómico para superar la crisis. Es cierto. Pero no para el programa ordinario de gobierno, ni para los presupuestos de la Generalidad (el ‘plan de gobierno puesto en cifras’). Eso, que determina la estabilidad del Ejecutivo, debe ser asegurado por los dos socios de legislatura, CiU y ERC. En cambio, todos deben ayudar cuando se trate de un esfuerzo extraordinario para objetivos que no se puedan alcanzar con los medios usuales.

    Navarro tiene su propia propuesta que ya había anticipado en la campaña electoral. El PSC colaborará lo que sea necesario con el gobierno de CiU, pero no lo hará en el marco de una relación bilateral sino multilateral. Navarro acaba de recordar que el PSC ya propuso en la campaña electoral una conferencia de todos los partidos parlamentarios para afrontar la crisis. A lo que CiU todavía no ha dado respuesta.

    El PSC es el partido más alejado de CiU entre los presentes en el Parlamento autonómico, pues el PSC es antagónico y alternativo a CiU en los dos ejes de la dialéctica política catalana: el social y el territorial. Todas las otras fuerzas tienen más puntos de contacto con CiU que el PSC. El PPC comparte con CiU modelo social. ERC (además de ser su socio de investidura y de legislatura) comparte con CiU el objetivo secesionista y forma parte de la ‘familia nacionalista’ de la que también forma parte CUP. ICV es la izquierda obrerista próxima a CiU en lo territorial. Ciutadans es la izquierda liberal-progresista, no socialista (puede decirse que, en referencias históricas, Ciutadans es Azaña, no Prieto), una tercera vía entre conservadores y socialdemócratas.

    A nada está obligado el PSC a lo que no estén igual o más obligadas las otras fuerzas parlamentarias. Hay que dar a todos la oportunidad de mostrarse responsables sin excluir a nadie. No se trata de ayudar a completar una mayoría, problema que no tiene CiU gracias a ERC. El apoyo al Ejecutivo de CiU tiene sentido para ampliar la base de un compromiso ‘de sociedad’ en aquellos asuntos que lo requieran para lo que no sobra nadie. Para eso deben colaborar con el Ejecutivo de CiU todos: además de ERC, CUP, PPC, ICV, Ciutadans y PSC.

    Erasmus

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.