Opinión

La engañifa del ‘seny’

‘Hace falta el porno duro del “Espanya ens roba” y “Canya contra Espanya”. La espantosa mediocridad de la clase política con responsabilidades de Estado no hace vislumbrar que otra seducción sustituya este estado de cosas’.

José Miguel Velasco
Martes, 4 de diciembre de 2012 | 09:52

La realidad sociológica que quedó en Cataluña al acabar el franquismo (una mitad de población con orígenes familiares en el resto de España y que su lengua natural es el castellano) hizo a ciertos sectores de la población autóctona temer por una futura desaparición del catalán. Algunos creímos que el asunto quedaría arreglado dignamente con una cooficialidad escrupulosa, una extensión del conocimiento de las dos lenguas a toda la población y una actitud cívica de mutuo respeto entre las dos realidades lingüísticas, en que la cortesía de cambiar a la lengua de tu interlocutor no fuera siempre en la misma dirección.

Esto, que parecía coherente con las actitudes educadas que los catalanes solían tener en aquellos tiempos, no resultó suficiente para la élite catalanista del momento. Querían la asimilación total, cosa a la que se entregaron desde el minuto uno de la asunción del poder autonómico.

Un componente del plan era sumir a la sociedad catalana en un estado de exaltación nacionalista (con mucho márketing moderno y mucho seny, desde luego), acusando de franquista al que no siguiera la corriente. Recuerdo de aquellos momentos iniciales que se lanzó la frase aquella de que es catalán todo el que vive y trabaja en Cataluña. Desde la ingenuidad de mis diecipocos años, me extrañó que ese asunto fuera tema de debate. Por lo que yo sabía, la ciudadanía me la daba el Estado español, por lo que con definirme como español, ya tenía suficiente. Lo otro era accesorio.

Luego vino la campaña del ‘Som 6 milions‘. Me resultó muy sorprendente la forma como se cerraba el anuncio en televisión: un ¡blam! que quedaba como un “he dicho, a ver quien me rechista ahora”. En mi modesta opinión, todo un retrato de la personalidad del moderado Jordi Pujol. El resto de la película es conocido, y la manifestación del pasado 11S es un hito más. Ahora hemos tenido unas elecciones en que el convocante señor Mas ha obtenido el significativo éxito de engordar a ERC.

Uno de los mitos con que se ha envuelto toda esta política es eso del seny. Sí, es cierto que la población de raíz catalana goza de una cierta homogeneidad en torno a un buen nivel económico y cultural, y que hay una idiosincrasia tradicional catalana (ya imperceptible en los jóvenes) de la que el resto de España haría muy bien en aprender. Y que contrasta de forma descarnada con los modales predominantes en el resto. Nos movemos entre la apatía en la que nos sume la ignorancia, y la reacción atolondrada agarrándonos a visiones parciales de los temas junto a un desprecio total hacia unas mínimas reglas de márketing para defender nuestros puntos de vista.

Pero la política catalana de los últimos 30 años tiene poco que ver con el seny. Resultan conmovedores, por el patético despiste que demuestran, los opinadores del resto de España apelando a ese supuesto seny, intentando demostrar lo muy puestos que están ellos en las claves de la política catalana y creyendo que así van a convencer a los gerifaltes catalanes.

La política catalana, como he dicho antes, tiene un plan de exaltación nacionalista un tanto histérico. Es como una erección que espera alcanzar un clímax que ellos llaman independencia. Y para que no decaiga, hace falta el porno duro del “Espanya ens roba” y “Canya contra Espanya“. La espantosa mediocridad de la clase política con responsabilidades de Estado no hace vislumbrar que otra seducción sustituya este estado de cosas.

Que dejen ya en Madrid de apelar al seny. Eso es cosa del pasado. El tema del catalanismo está en otro terreno de juego.

José Miguel Velasco es ex presidente de Acción Cultural Miguel de Cervantes

Temas: ,

16 Comments en “La engañifa del ‘seny’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Pablito - Martes, 4 de diciembre de 2012 a las 10:36

    Muy bien razonado y expuesto. Un buen trabajo difícil de superar.

  2. Erasmus - Martes, 4 de diciembre de 2012 a las 10:45

    LA SEGUNDA GRAN MANIFESTACIÓN DE LOS QUE LOS QUE SE SIENTEN CATALANES Y ESPAÑOLES SERÁ EL 6D (MARCHA DESDE PLAZA URQUINAONA A PLAZA SAN JAIME)

    Faltan 3 días para la segunda gran manifestación de los que se sienten ‘catalanes y españoles’ (la primera fue la concentración del pasado 12 de Octubre en la barcelonesa Plaza de Cataluña), que como la anterior es convocada por el Movimiento Cívico De España y Catalanes (MOCIDEC). Esta vez será una marcha por Barcelona, el 6 de Diciembre (6D), día de la Constitución, desde Plaza Urquinaona a Plaza San Jaime, con inicio en la primera a las 12 horas. La manifestación tiene por lema: “España somos todos”.

    I ) ¿QUIÉN DICE QUE NO HAY QUE HABLAR DE BANDERAS EN CATALUÑA?

    Los constitucionalistas no nos avergonzamos de hablar de las banderas que nos representan ni las escondemos. Somos los únicos que defendemos y aireamos hermanadas las dos banderas constitucionales que representan a Cataluña: la nacional de España (bibarrada) y la autonómica de Cataluña (señera). ¡Nuestras dos banderas! ¡Nos las han dejado a nosotros los que las han abandonado!

    En la gran concentración ‘Por Cataluña, España y el Estado de Derecho’, celebrada el pasado 12 de Octubre en la Plaza de Cataluña de Barcelona, convocada por el Movimiento Cívico De España y Catalanes (plataforma transversal), que coordina Manel Parra, dentro de un verdadero bosque de banderas enarboladas por manifestantes constitucionalistas, había más cuatribarradas que bibarradas.

    El increíblemente poderoso ícono de la ‘plataforma ciudadana transversal’ (el corazón con las dos banderas) es la mayor aportación surgida en muchos años para sensibilizar a los catalanes sobre la necesidad de convivir en el respeto mutuo. Sin fracturar a la sociedad catalana. Ese hermoso ícono anuncia el triunfo de la Cataluña del seny.

    Con generosidad, en hondo gesto solidario, De España y Catalanes brindó a Ciutadans la utilización de una adaptación de su ícono (incorpora la bandera europea) como emblema en la pasada campaña electoral, lo que sin duda contribuyó de modo importante al éxito de la formación presidida por Albert Rivera en las elecciones del 25N, siendo ya ese emblema una seña de identidad de la formación liberal-progresista.

    Sin duda las dos banderas constitucionales, en profundo hermanamiento, junto con el emblema del movimiento cívico que lo representa (el ‘corazón dibanderado’) presidirán la regeneración democrática de Cataluña.

    Al abrazar una bandera constitucional se abrazan las dos y al rechazar una se rechazan las dos. Es lo que ha hecho Artur Mas, que ha abandonado la señera constitucional por la estrellada independentista.

    II) ¿QUÉ PODRÁN PORTAR LOS PARTICIPANTES EN LA MARCHA DEL 6D?

    La primera manifestación cívica de los que se sienten catalanes y españoles (la del 12O pasado), de la que la del 6D es prolongación, sentó un precedente en cuanto a las portaciones de los manifestantes, que resultó un éxito y no dio lugar a incidentes al ser respetado por todos por lo que no se cambiará.

    La norma es que los únicos textos y símbolos que pueden portar los manifestantes son pancartas de contenido respetuoso en alguna de las dos lenguas oficiales de Cataluña, así como las dos banderas constitucionales (la nacional de España y la autonómica de Cataluña) y el ícono del movimiento cívico (el ‘corazón dibanderado’).

    Las entidades de cualquier tipo (político, económico, regional, cultural, etc.) que se puedan adherir al acto convocado, tienen que renunciar a portar sus símbolos particulares a favor de los comunes.

    Cualquier transgresión de esa norma será corregida por el servicio de orden interno de la marcha.

    Erasmus

  3. Erasmus - Martes, 4 de diciembre de 2012 a las 10:45

    Faltan 2 días.

  4. Coque - Martes, 4 de diciembre de 2012 a las 11:21

    Siempre he dicho que el “seny català” murió el dia que murió el ex-president Tarradellas.

  5. Ciudadano Sinmitos - Martes, 4 de diciembre de 2012 a las 12:12

    Tiene mucha razón el autor. Para poner un ejemplo futbolero: ¿qué seny puede tener un nacionalista forofo del Barça que se envuelve con la estelada mientras propone la ampliación del Camp Nou? ¿No se da cuenta de que fuera de la Liga Española le sobraría la mitad del que tiene? El seny no va con el NACIONALISMO IDENTIARIO catalibán. El seny es CIUDADANISTA.

  6. Angel - Martes, 4 de diciembre de 2012 a las 12:21

    Parece que despues de 30 años de conocer que es el nacionalismo catalan,la sociedad y como parte de ella los politicos empiezan a centrar su mirada en una ideologia que crea problemas sociales y economicos a todos.

    El sistema de administracion del Estado de las Autonomias,ha dado al nacionalismo la herramienta perfecta para desarrollar su ideologia fascista basada en crear un nucleo de poder donde todos los ciudadanos alimentamos a una clase que se cree la propietaria del territorio.Mi comentario vale para las 17 oligarquias a modo de taifas que hemos construido entre todos,la diferancia entre las otras y la oligarquia catalana es que su ambicion no tiene limites y piden formar un mini Estado para asegurarse mejor el botin.

    Como ciudadano espero que el actual Gobierno haga las reformas necesarias para que no puedan implantarse oligarquia en la administracion del Estado,en nombre del nacionalismo,ni de ninguna otra ideologia.

  7. El Jueves - Martes, 4 de diciembre de 2012 a las 12:37

    Compra la revista de humor “El Jueves” del 28 nov al 4 diciembre. Buena portada.

  8. Juan Perdiguer - Martes, 4 de diciembre de 2012 a las 15:29

    Recuerdo perfectamente la frase “es catalán todo aquel que vive y trabaja en Cataluña”; estuvo vigente durante bastante tiempo. Pero después alguien pensó que con eso no era suficiente y la frase estaba incompleta. A partir de entonces se le añadió “y quiere serlo”.

    Según los cánones actuales, no se es catalán implícitamente por vivir y trabajar en Cataluña o incluso por haber nacido aquí, sinó que para éllo se debe mostrar explícitamente el deseo de serlo. Si no se cumple esta última condición no se es catalán.

  9. santi - Martes, 4 de diciembre de 2012 a las 16:19

    El Seny catalan es una farsa muy repetida por los tontos que no conocen de verdad lo que se cuece en Cataluña. No he visto en España una comunidad autonoma mas dictadora que Catalauña, pese a quien pese y lo se por que vivo aquí hace mas de trenta años.

  10. ja hi som - Martes, 4 de diciembre de 2012 a las 17:51

    El seny es la reposta que li van donar a aquest energumen quan va portar el seu fill a la llar d’ infants exigint que li parlessin en castella.

  11. Lehman Sisters - Martes, 4 de diciembre de 2012 a las 18:13

    El seny es como el expolio de España , nunca ha existido , pero algo tenían que inventarse para diferenciarse del resto del país porque el tema de la lengua no colaba ( nadie se tomó en serio semejante tontería hasta que cometieron la osadía de excluir el español de la enseñanza ) el seny no es más que el complejo de inferioridad de los catalanistas elevado al cubo , supongo que funcionó en la mani que montó Pujol a favor de la corrupción a principios de los 80 , fuera de ese circuito de nuevos-ricos pancatalanistas jamás he oído a una sola persona utilizar semejante palabro en 45 años , me alegro de no haber pertenecido a esa ‘ élite ‘ , como van los juicios Palau , Mas & Pujol ?

  12. José Miguel - Martes, 4 de diciembre de 2012 a las 18:44

    Llamarle a alguien energúmeno sin venir a cuento no denota mucho seny

  13. luis - Martes, 4 de diciembre de 2012 a las 23:07

    pero aun es españa cataluña ?

    pues se se aplique la ley y si no ……….

    propongo boicot al producto catalán

  14. Volem la independència i rodes noves pel tractor - Miércoles, 5 de diciembre de 2012 a las 03:29

    Un gran artículo. Prueba de que lo es que ha arrancado un insulto (“energúmeno“) de Ja hi som, que es aquél que antes entraba aquí como Vito, ¡nuestro Analfavito de siempre!, ¿os acordáis?, y que ahora se oculta cobardemente bajo este otro nombre para huir del ridículo que hizo en aquellos tiempos.

  15. Una lectora casual - Miércoles, 5 de diciembre de 2012 a las 15:36

    No quiero ser solo catalana. No quiero ser insolidaria. No quiero ser maleducada y borde cuando oigoEspanya es roba. No quiero encerrarme en mi lengua materna, el mundo es muy grande y el español es tambien mi otra lengua. Quiero ser española y catalana porque participo de una historia comun ,de una cultura comun y quiero seguir participando en un futuro comun.
    Los catalanes seperatistas de barretina calada hasta las orejas no son mis compañeros de viaje.
    Mañana 6 de diciembre el dia que conmemoramos la Constitucion participare en la marcha con mis dos banderas.

  16. Romualdo - Viernes, 7 de diciembre de 2012 a las 09:31

    El senny efectivamente no es ningún invento. Ha existido y ha estado muy arraigado en la sociedad catalana, en su disposición al trabajo, en su actitud emprendedora y sobre todo en su sociabilidad y facilidad para la comunicación y la conciliación.

    Y digo ha existido porque hoy no se le ve por ninguna parte. Se lo han cargado los políticos nacionalistas. Han llevado el senny por bandera pero han hecho todo lo contrario de lo que se espera de alguien que tiene senny, que es ir por el mundo haciendo amigos.

    Si queda algo de senny está refugiado en la actitud de algunos, muy pocos, hombres de negocios. Y digo muy pocos porque apenas lo pueden aplicar. Si tienen senny con el resto de los españoles bien como proveedores, clientes o simplemente amigos, al día siguiente se tienen que manifestar públicamente respaldando las declaraciones de los líderes nacionalistas contra España si quieren mantener contactos con el poder o recibir apoyos y subvenciones. Con lo cual en lugar de verle como alguien que tiene senny le ven, con toda la razón del mundo, como un chaquetero.

    Y no se olvide que el senny era y es una virtud BURGUESA.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.