Barcelona

Admitido a trámite el recurso contra el Ayuntamiento porque la nueva normativa gráfica no es bilingüe

El demandante apela a una sentencia reciente del TSJC que, en base a la doctrina del Constitucional, anuló parte del Reglamento de Uso de la Lengua Catalana del Consistorio de Barcelona por otorgar al catalán preferencia sobre el castellano.

Redacción
Domingo, 9 de diciembre de 2012 | 11:07

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 17 de Barcelona ha paralizado la ejecución del Decreto de la Alcaldía sobre normativa gráfica aprobado el pasado 7 de noviembre por el Ayuntamiento de Barcelona a la espera de decidir su posible suspensión cautelar, según una diligencia de ordenación a la que ha tenido acceso LA VOZ DE BARCELONA.

Además, el juzgado ha admitido a trámite el recurso contencioso-administrativo presentado unas semanas antes por un abogado del propio Ayuntamiento por considerar que los nuevos membretes y carteles que el Consistorio está utilizando en sus documentos oficiales y anuncios públicos no respetan el bilingüismo institucional que deben aplicar las administraciones públicas autonómica y local en función de la legislación vigente.

Membretes y logotipo corporativo únicamente en catalán

La cuestión se remonta a unos meses atrás, cuando el Ayuntamiento, presidido por Xavier Trias (CiU), decidió empezar a aplicar una nueva normativa gráfica -sin aprobar ningún decreto sobre el que se sustentase legalmente- que establecía la denominación oficial del Consistorio únicamente en catalán y que debía utilizarse en los membretes y en la cartelería.

Por otra parte, en mayo pasado, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) anuló parte del Reglamento de Uso de la Lengua Catalana aprobado en febrero de 2010, por otorgar al catalán un uso preferente sobre el español, algo explícitamente prohibido en la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) de 2010 sobre el Estatuto de Autonomía de Cataluña.

El TSJC ordena ‘la paridad jurídica’ de ambas lenguas oficiales

En base a estas sentencias, el funcionario municipal impugnó la normativa gráfica, recordando lo establecido por los tribunales:

‘No son aceptables […] los preceptos que desequilibren la paridad en la posición jurídica de ambas lenguas oficiales; esto es, las que configuren una posición de prevalencia o preferencia del catalán sobre el castellano o viceversa […]. El uso exhaustivo del catalán en las actuaciones internas no resulta necesariamente ilegal en la medida que esta previsión no excluye en si mismo el uso paralelo y normalizado del castellano. La paridad jurídica de ambas lenguas a la que se refiere el Tribunal Constitucional comporta que cuando más intensa es la regulación del uso de la lengua catalana, más intensidad habrá de recibir también la otra. Si no fuese así estaríamos en una situación de uso preferente de una de las lenguas, situación que el Tribunal descarta. De la misma forma sería igualmente admisible una regulación en los mismos términos referida a la lengua castellana’.

Y reclamó que se anulase la denominación única de Ajuntament de Barcelona, exclusivamente en catalán, tal y como venía utilizándose en todos los documentos y logotipos oficiales, puesto que la única opción ‘ajustada a derecho’ es la denominación bilingüe ‘Ayuntamiento de Barcelona-Ajuntament de Barcelona’ o ‘Ajuntament de Barcelona-Ayuntamiento de Barcelona’, que es la que debería incorporarse a la nueva imagen corporativa del Consistorio.

El demandante presentó los ejemplos del Ayuntamiento de San Sebastián (Guipúzcoa) o el de La Coruña, que utilizan el nombre bilingüe para dirigirse a los ciudadanos. Otros organismos internacionales también utilizan una denominación oficial en diversos idiomas, com la ONU, la Unión Europea o el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Tras conocer la impugnación, el alcalde se apresuró a aprobar un decreto que diera cobertura legal a la normativa gráfica -que hasta ese momento no la tenía-, lo que hizo el pasado 7 de noviembre. Sin embargo, la ejecución de dicho decreto ha sido paralizada por el juzgado mientras decide sobre su posible suspensión cautelar, tal y como ha solicitado el funcionario.

Prefieren no cobrar las multas de tráfico antes que rotular en bilingüe

El incumplimiento sistemático y flagrante por parte de las Administraciones públicas en Cataluña de las leyes y de las sentencias judiciales que ordenan respetar el bilingüismo institucional da lugar a situaciones rocambolescas.

Una de las más sorprendentes es la referida a las multas de tráfico impuestas por el Ayuntamiento de Barcelona. Tal y como ha recogido LA VOZ DE BARCELONA, el Consistorio prefiere retirar las sanciones a aquellos infractores que las recurren, en vez de rotular las señales en las dos lenguas oficiales -castellano y catalán-, según establece el artículo 56 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, y el artículo 138 del Reglamento General de Circulación.

Temas: , , ,

53 Comments en “Admitido a trámite el recurso contra el Ayuntamiento porque la nueva normativa gráfica no es bilingüe”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. luis - Martes, 11 de diciembre de 2012 a las 00:35

    QUIEN QUIERA APRENDER EL CATALÁN

    QUE MIRE TV3 Y LEA EL ARA

    Y LOS COLEGIOS EN CATALUÑA SE PUEDEN CERRAR

  2. BCN, ESPAÑA - Martes, 11 de diciembre de 2012 a las 13:36

    LOS NACIONALISTOS PREFIEREN EL MONOLINGUISMO EN EL AMBITO PUBLICO QUE LA PELA, POR SU ALGUNO TENIA ALGUNA DUDA QUE PARA LOS SEPARATISTAS LO MAS IMPORTANTE Y SAGRADO ES “LA LENGUA CATALANA”, NO HAY ABSOLUTAMENTE NADA MAS IMPORTANTE, DA QUE PENSAR…

    IDIOCRACIA

  3. MYSELF - Martes, 11 de diciembre de 2012 a las 17:52

    ….. A MI NO ME DA LA GANA DE APRENDER EL CATALAN ……
    Gran frase que ilustra el gran afán de algunos españoles de enriquecerse aprendiendo otras lenguas.
    Todo el mundo sabe que la mayoría de españoles, no todos afortunadamente, son reacios a aprender otras lenguas. Por tanto, su manera de vivir en lugares donde la lengua original es otra, es la de exigir que les atiendan en su Castellano, faltaría más.
    En caso de que esto les falle, se usa la tipica picaresca española, el gran lenguaje de los signos, del que somos especialistas del mundo mundial. En algunos restaurantes Europeos, somos el hazmerreir, para pedir pato: cuac, cuac, etc, etc. …..

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.