España

Alrededor de 2.000 webs y blogs fomentan el odio al diferente

El colectivo de inmigrantes sigue azotado por el paro (once puntos más que los españoles) y por el aumento de los prejuicios debido a la crisis, advierten Cáritas y Médicos del Mundo.

Susana Hidalgo
Martes, 18 de diciembre de 2012 | 10:23

Bayron, izquierda, y Jordan, adolescentes ecuatorianos que viven en Vallecas (Madrid) (foto: Susana Hidalgo/’El Diario’).

A Bayron, adolescente ecuatoriano, le gustaría regresar a su país porque “allá se hace la vida en la calle” y en España está todo el día metido en casa. También quiere volver porque empieza a estar harto de las “bromitas” de sus compañeros de clase, que le llaman “panchito y más cosas”. “Aunque yo me defiendo”, añade, mientras pasea por Villa de Vallecas (Madrid). Bayron llegó a España hace dos años. En cambio, su amigo Jordan, también ecuatoriano, lleva aquí doce y está más adaptado, sobre todo a eso de no salir apenas de casa y hacer la vida entre la habitación y la tele del salón. Pero también recibe los insultos de algunos de sus compañeros de clase por tener un color de piel diferente.

Este martes, 18 de diciembre, se celebra el Día Internacional del Migrante, establecido en 2000 por Naciones Unidas y los inmigrantes que hay en España nadan entre las aguas del paro (la incidencia del desempleo en la población extranjera supera en once puntos a la española) y las del aumento de los prejuicios hacia este colectivo debido a la crisis, como advierten organizaciones como Cáritas o Médicos del Mundo. Uno de los últimos informes de la entidad religiosa concluye que la situación económica “ha acentuado la imagen negativa que la ciudadanía tiene de la inmigración”. “Se constata un aumento de prejuicios racistas y xenófobos en nuestros barrios y ciudades, y se culpa a los extranjeros de la precariedad económica y social que sufrimos”, apunta dicho informe.

El barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) marca el racismo y la inmigración en la mitad baja de la tabla en cuanto a las preocupaciones y problemas de los españoles. Pero la detección del racismo y de la xenofobia a través de las encuestas es muy compleja, tal y como determina Mari Ángeles Cea, profesora de la Universidad Complutense de Madrid, en un estudio. Cea advierte sobre todo del racismo cultural: “Que acaece cuando la identidad cultural del inmigrante contraviene la identidad de la población autóctona y ésta siente sus rasgos identitarios amenazados”.

“Se meten en masa a poner comentarios xenófobos”

Para las organizaciones que trabajan a favor de los derechos de los migrantes, este año ha dado señales inequívocas de rechazo al diferente, como la restricción del acceso a la sanidad decretada por el Gobierno de Mariano Rajoy (PP) y el mantenimiento de las redadas policiales a los sin papeles.

Por ejemplo, Médicos del Mundo ha querido remarcar en la celebración de este día “el resurgimiento de actitudes xenófobas alentadas por políticas que defienden la exclusión de los migrantes de un número de servicios cada vez mayor”. Pero la entidad también quiere señalar los casos positivos que han logrado bloquear la restricción del acceso a la sanidad de los sin papeles. Así, está el caso de Isaac, a quien un hospital de Zaragoza negó los antirretrovirales que necesitaba para tratar el VIH y finalmente logró acceder a ellos, o el de Carolina, una joven venezolana que sufre epilepsia, a la que le suspendieron la tarjeta sanitaria el pasado 31 de agosto y que finalmente ha sido atendida por los médicos.

Esteban Ibarra, portavoz de Movimiento contra la Intolerancia, señala que los prejuicios hacia los extranjeros no tienen por que traducirse en un aumento del racismo, que comporta conceptos como dominio, violencia o expulsión. Ibarra sí que advierte sin embargo del incremento de la actividad xenófoba en internet, donde su organización ha detectado, tras un intenso rastreo por la web, unas 2.000 webs y blogs españoles que fomentan el odio al extranjero. La denuncia de su cierre se hace complicado, y mucho más hacer que Facebook, por ejemplo, controle sus perfiles más violentos. “Además, estos grupos radicales están organizados y se meten en masa a poner comentarios xenófobos en noticias o en foros”, afirma Ibarra.

El día a día

Hugo, peruano de 28 años, vive al margen de internet y asegura que, en sus cuatro años y medio en Madrid, el racismo que ha podido percibir ha sido leve y no ha aumentado en los años de crisis. A Hugo le preocupa más sus condiciones laborales. “Tengo trabajo, en hostelería, pero solo libro un día a la semana, esto no es vida“, se queja. Ayer, lunes, fue su día libre y lo dedicó a “pasear, tomar un botellín de cerveza y estar en casa”.

A las familias de Bayron y de Jordan también les ha tocado la crisis, con algunos de sus miembros en paro. La madre de Jordan, por ejemplo, antes trabajaba limpiando casas y atendiendo a personas mayores y ya hace meses que no encuentra nada. Pero estos adolescentes ecuatorianos, que desconocían que hoy se celebra el Día Internacional del Migrante, todavía sueñan con tener futuro y trabajar en lo que más les gusta. Bayron quiere ser veterinario y Jordan, psicólogo.

Información publicada en El Diario reproducida con su autorización

Temas: , ,

25 Comments en “Alrededor de 2.000 webs y blogs fomentan el odio al diferente”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Mariacruz - Martes, 18 de diciembre de 2012 a las 18:28

    ES UNA GRAN FALTA DESPRECIAR A OTROS.

    Sean extranjeros o no.

    Cada uno.a puede llegar a ser extranjero y le gustaria que le tratasen bien.
    Yo lo he vivido y vivo.y no me puedo quejar
    Ahora muchos salen al extranjero a trabajar
    pensemos en ello.

  2. Jona - Miércoles, 19 de diciembre de 2012 a las 01:42

    La verdad es muy cierto se nota en mataró, incluso un partido tan radical en el tema de la inmigración como PxC tiene representación aquí :(.

  3. Mariacruz - Miércoles, 19 de diciembre de 2012 a las 13:55

    Cataluña sin. ‘ humanidad ‘ irá mal .

    Y sin. ” sentido común ” irâ peor.

    Volvamos a ver las “pelis “. de los 60 y 70-80

    Aprendamos a convivir en familia y amistad.

    No dejemos que entre el desánimo.

  4. Artur - Jueves, 20 de diciembre de 2012 a las 04:15

    Los trabajadores públicos – los auténticos culpables de la crisis – no cobrarán la tradicional Paga de Navidad, la de diciembre se cobrará a partir de los Santos Inocentes y ahora dice la Generalitat, en la Intranet, que, por segunda vez y por error, aplicará a la mayoría de trabajadores públicos en diciembre una retención más elevada del IRPF, como sí hubiesen cobrado la extra…, ¿No se les ocurre nada más para acabar con los comercios y empresas?…

  5. Romualdo - Jueves, 20 de diciembre de 2012 a las 08:53

    España siempre ha tenido ha gala no ser racista. En la época de Franco se hacía ensalzando el “mestizaje” que españoles y portugueses habían practicado en América.

    Hoy creo que a pesar de todas esas páginas web es injusto llamar racistas a los españoles en su conjunto aunque racistas sueltos hay y principalmente entre las personas de menor preparación sean jóvenes o mayores. Son los que compiten con los inmigrantes por un puesto de trabajo.

    De todos modos cuando en una parte del territorio español se quiere convertir al compatriota en “extranjero”, y eso conlleva insultos y desprecios, el camino a la xenofobia está abierto. Si ahora no es el momento de destaparlo en Cataluña ya llegará y no de la mano de un partido político minoritario como actualmente: Calará en toda la sociedad si se termina imponiendo la ideología nacionalista excluyente respecto de los “españoles” de Cataluña.

    Español en Cataluña se denomina a las personas que tienen un modo determinado de pensar la política y su sentimiento de pertenencia, pero a poco que se escarbe aparecen muchas más cosas: Las bases de la xenofobia precisamente.

    Y dándoselas de progresistas.

  6. Romualdo - Jueves, 20 de diciembre de 2012 a las 09:33

    He querido decir “a gala”. Perdón por la errata.

  7. Jose Orgulloso - Viernes, 21 de diciembre de 2012 a las 16:18

    Los catalanistas, desde PxC hasta CiU pasando por todo el arco político catalán, excepción hecha de Ciudadanos y UPyD, se han caracterizado siempre por su racismo exacerbado, tanto contra los inmigrantes como contra los mismo españoles.

  8. Escorpion - Lunes, 24 de diciembre de 2012 a las 18:16

    para los que comentan aqui les recomiendo estos dos libros : “El libro Negro de la inmigracion” del escritor Leon Klein y “Adios Europa el Plan Kalergi” del escritor Gerd Honsik

  9. Escorpion - Lunes, 24 de diciembre de 2012 a las 18:23

    la inmigracion no es solucion,lo que deben hacer los ciudadanos del Tercer Mundo es sublevarse contra sus corruptos lideres (como hicieron los Egipcios al derrocar a Hosni Mubarak) ya se que las revoluciones en la aplastante mayoria de casos causan muertos y heridos pero es a veces el precio que debe pagarse para poder acabar con los politicos corruptos e irresponsables.

  10. Escorpion - Lunes, 24 de diciembre de 2012 a las 18:38

    La discriminación positiva (negativa para los españoles) consiste en una serie de políticas y directrices cuyo supuesto fin es la integracion socio-laboral de los inmigrantes, para ello se les otorga ventajas fiscales (exencion de impuestos durante los cinco primeros años de apertura de un negocio, de ahí la proliferacion de comercios chinos), laborales (beneficios administrativos a las empresas que contraten un cupo determinado deinmigrantes), sociales (preferencias en distintos ambitos) economicas (favoritismos y subvenciones mediante diversas organizaciones “no gubernamentales” pero que cobran de las administraciones públicas), y un largo etcétera (incluso en los vales de comida gratis tiene preferencia el que es inmigrante sobre el que es Nacional)
    El fondo que subyace en todo esto es ideológico, abogando por la creacion de una sociedad multicultural con una descarada discriminacion hacia los autoctonos (por ser autoctonos y no foráneos) cuyo objetivo es disimular mediante favoritismos estatales los efectos perniciosos que la inmigracion masiva está teniendo sobre la sociedad española en su conjunto.
    La realidad es que el Estado está costeando la mal traída inmigración, y su cacareada, por ficticia, “integracion”, del bolsillo del contribuyente? español, aunque para ello nuestras arcas públicas se queden completamente vacías, pero no importa, porque ya se encarga el ministerio de interior de llenarlas, por ejemplo elevando la puntuacion de los agentes que coleccionen mas multas, en un afán descaradamente recaudador, como muy bien ha denunciado la propia AUGC. Los datos hablan por si solos, Los extranjeros se quedan con dos tercios del nuevo empleo generado en España.
    Todo ese fenomeno fictício al que se llamó “milagro español” estuvo basado en tres pilares: la entrada masiva de mano de obra extrangera con destino al sector de la construcción, los prestamos de los bancos concedidos a dicha población para que compraran coches, y dieran la entrada de su piso, y en el descenso de los costes salariales propiciado por la contratación de dichos inmigrantes que debía servir para que las empresas año tras año presumieran de balances.
    Dicho crecimiento es una estafa piramidal pues está basado exclusivamente en la incorporación de nuevos consumidores que debían alimentar la subida en el precio de la vivienda y la rebaja de los salarios, y como toda estafa tiene siempre un mismo final: se acabaron las vacas gordas (para quien las tuvo); las constructoras que se han forrado contratando inmigrantes ya tienen su dinero a buen recaudo, los bancos que han estado prestando dinero alegremente a gente de dudosa solvencia ya han sido rescatados con dinero público; ahora le toca al sufrido españolito de a pie tragar con todo el “marron” de la población inmigrante traida por los gobiernos a petición de las constructoras sin que nadie les consultara si deseaban o no ver sus barrios convertidos en Zocos arabes o en poblados africanos.

  11. Escorpion - Lunes, 24 de diciembre de 2012 a las 18:39

    Cuando se habla de inmigracion no existen derechas e izquierdas; no hay una inmigración ordenada y responsable amparada por la derecha y una emigración descontrolada e irresponsable promovida por la izquierda; la derecha tiende a mirar hacia otro lado en el tema de la inmigración mientras que la izquierda la fomenta y justifica usando argumentos delirantes pero el resultado para el sufrido ciudadano de a pie es el mismo; existe el derecho de las personas a emigrar como existe tambien el derecho de los estados a defenderse de una invasión, y sobretodo: existe la obligación de dichos estados a amparar a sus propios ciudadanos.
    No estamos en un mundo de sociedades transhumantes que van incendiando el terreno que ocupan para conseguir pastos mas rápidamente y cuando se acaban los recursos se desplazan a otro lugar; no vivimos en una protohistoria previa a la creación de los estados donde solo existían asentamientos humanos como pretende hacernos creer la progresia casposa y bienpensante que monopoliza el uso de los? medios de comunicación; cada estado tiene unos recursos limitados y una sanidad pública no puede atender a un número ilimitado de población; los fondos de asistencia social son tambien limitados y la inmigración masiva que hemos sufrido nos está costando un ojo de la cara a todos los españoles; las constructoras que han estado haciendo su Agosto gracias a la mano de obra de baja cualificación que ha estado entrando a raudales ya tienen su dinero a buen recaudo, pero la factura de la inmigación la estamos pagando todos.
    Resulta curioso que solo cuando la población inmigrante ha crecido hasta el punto de ampliar su presencia en los barrios de clase media ha sido cuando esos ciudadanos bienpensantes que siempre veian con buenos ojos la inmigración, hayan salido a la calle a protestar por que mientras el “marron” de la inmigración era soportado por barrios obreros: nadie decía nada; todo era perfecto, y todo aquel que se atrevía a protestar era tildado de racista.
    Cuando se analizan detenídamente las causas de la inmigración, sus repercusiones y efectos, el resultado es el siguiente: El crecimiento español desde 1998 ha dependido exclusivamente de la inyección de inmigrantes; que se trata de un crecimiento económico fictício basado en el aumento artificial de consumidores y en el descenso salarial que genera, que es crecimiento para hoy y hambre para mañana, que esta nueva crisis económica tendrá repercusiones que excederán con mucho el marco de la economía para convertirse en una crisis social generalizada…y que el modelo social español de desarrollo basado en la explotación de las riadas migratorias: benefícia tan sólo a unos sectores de la patronal, pero la factura la pagará toda la sociedad española.

  12. Escorpion - Lunes, 24 de diciembre de 2012 a las 18:45

    espero no ser censurado simplemente acabo de exponer democraticamente mis opiniones de forma educada.

  13. mar - Lunes, 24 de diciembre de 2012 a las 23:38

    el odio a lo diferente causas:
    Intensa angustia, confusión en la imagen del propio yo, alteración de las relaciones personales, intolerancia frente a lo diferente, dificultades adaptativas y un insuficiente desarrollo de la conciencia moral.La aceptación de sí mismo y los demás, así como del conflicto que la pertenencia a ese grupo conlleva, significa un reforzamiento de la identidad.

    importantes trastornos del desarrollo psico-afectivo y responden a sus causales, las que, en el orden psicológico, podemos extender a todo aquello que genere dificultades para un adecuado proceso de identificación: situaciones traumáticas, padres gravemente perturbados, rechazo precoz. En fin, todas aquellas situaciones que podemos pensar como de insuficiente provisión narcisista.
    Estas personas, tras una máscara de confianza en sí mismos, se sienten vulnerables, con profundos temores en el área sexual o laboral. La vivencia es la de un mundo hostil, duro, agresivo. La ubicación del objeto peligroso(inmigrante) cumple una función tranquilizadora, ya que lo temido deja de estar en el mundo interno para ser ubicado afuera. Este recurso es necesario, ya que su propia imagen es confusa, con sentimientos del individuo en el sentido de no saber qué y quién es. Esta confusión se hace extensivo a sus proyectos.
    En resumen los xenofobos son unos carentes de identidad,que se desprecian a si mismo,grandes desgraciados,que en la gran mayoria provienen de familias desestructuradas,y muchas veces han sido sometidos a maltrato fisico,psiquico o abuzos sexuales en la infancia.Buscad en los libros ahi esta el gran complejo de inferioridad de muchos españoles ademas las secuelas (analfabetismo casi general) que dejo el viejo enano de franco.

  14. javi - Lunes, 24 de diciembre de 2012 a las 23:46

    con la marcha de los inmigrantes,este pais lleno de catetos que solo habla de futboll.se convertira en un gran geriatrico,pues no habra natalidad,.La s.social dejara de existir.Los lumbreras que vivimos en españa asi lo hemos querido.De este puto pais hay que pirarse,esto se hunde y la gente hablando solo de los piojos del perro de ronaldo,donde no hay cerebro y tanta ignorancia el castigo es implacable y nos merecemos a 20 como RAJOY.Les doy mi mas sentido pesame,pues yo me piro de este asco de pais

  15. ESCORPION - Lunes, 24 de diciembre de 2012 a las 23:51

    Escorpion – Lunes, 24 de diciembre de 2012 a las 18:39

    Cuando se habla de inmigracion no existen derechas e izquierdas; no hay una inmigración ordenada y responsable amparada por la derecha y una emigración descontrolada e irresponsable promovida por la izquierda; la derecha tiende a mirar hacia otro lado en el tema de la inmigración mientras que la izquierda la fomenta y justifica usando argumentos delirantes pero el resultado para el sufrido ciudadano de a pie es el mismo; existe el derecho de las personas a emigrar como existe tambien el derecho de los estados a defenderse de una invasión, y sobretodo: existe la obligación de dichos estados a amparar a sus propios ciudadanos.
    No estamos en un mundo de sociedades transhumantes que van incendiando el terreno que ocupan para conseguir pastos mas rápidamente y cuando se acaban los recursos se desplazan a otro lugar; no vivimos en una protohistoria previa a la creación de los estados donde solo existían asentamientos humanos como pretende hacernos creer la progresia casposa y bienpensante que monopoliza el uso de los? medios de comunicación; cada estado tiene unos recursos limitados y una sanidad pública no puede atender a un número ilimitado de población; los fondos de asistencia social son tambien limitados y la inmigración masiva que hemos sufrido nos está costando un ojo de la cara a todos los españoles; las constructoras que han estado haciendo su Agosto gracias a la mano de obra de baja cualificación que ha estado entrando a raudales ya tienen su dinero a buen recaudo, pero la factura de la inmigación la estamos pagando todos.
    Resulta curioso que solo cuando la población inmigrante ha crecido hasta el punto de ampliar su presencia en los barrios de clase media ha sido cuando esos ciudadanos bienpensantes que siempre veian con buenos ojos la inmigración, hayan salido a la calle a protestar por que mientras el “marron” de la inmigración era soportado por barrios obreros: nadie decía nada; todo era perfecto, y todo aquel que se atrevía a protestar era tildado de racista.
    Cuando se analizan detenídamente las causas de la inmigración, sus repercusiones y efectos, el resultado es el siguiente: El crecimiento español desde 1998 ha dependido exclusivamente de la inyección de inmigrantes; que se trata de un crecimiento económico fictício basado en el aumento artificial de consumidores y en el descenso salarial que genera, que es crecimiento para hoy y hambre para mañana, que esta nueva crisis económica tendrá repercusiones que excederán con mucho el marco de la economía para convertirse en una crisis social generalizada…y que el modelo social español de desarrollo basado en la explotación de las riadas migratorias: benefícia tan sólo a unos sectores de la patronal, pero la factura la pagará toda la sociedad española.

  16. Escorpion - Lunes, 24 de diciembre de 2012 a las 23:53

    Alrededor de 2.000 webs y blogs fomentan el odio al diferente

    El colectivo de inmigrantes sigue azotado por el paro (once puntos más que los españoles) y por el aumento de los prejuicios debido a la crisis, advierten Cáritas y Médicos del Mundo.
    Susana Hidalgo
    Martes, 18 de diciembre de 2012 | 10:23
    More Sharing Services
    Compartir
    Comentarios (12)

    Bayron, izquierda, y Jordan, adolescentes ecuatorianos que viven en Vallecas (Madrid) (foto: Susana Hidalgo/’El Diario’).

    A Bayron, adolescente ecuatoriano, le gustaría regresar a su país porque “allá se hace la vida en la calle” y en España está todo el día metido en casa. También quiere volver porque empieza a estar harto de las “bromitas” de sus compañeros de clase, que le llaman “panchito y más cosas”. “Aunque yo me defiendo”, añade, mientras pasea por Villa de Vallecas (Madrid). Bayron llegó a España hace dos años. En cambio, su amigo Jordan, también ecuatoriano, lleva aquí doce y está más adaptado, sobre todo a eso de no salir apenas de casa y hacer la vida entre la habitación y la tele del salón. Pero también recibe los insultos de algunos de sus compañeros de clase por tener un color de piel diferente.

    Este martes, 18 de diciembre, se celebra el Día Internacional del Migrante, establecido en 2000 por Naciones Unidas y los inmigrantes que hay en España nadan entre las aguas del paro (la incidencia del desempleo en la población extranjera supera en once puntos a la española) y las del aumento de los prejuicios hacia este colectivo debido a la crisis, como advierten organizaciones como Cáritas o Médicos del Mundo. Uno de los últimos informes de la entidad religiosa concluye que la situación económica “ha acentuado la imagen negativa que la ciudadanía tiene de la inmigración”. “Se constata un aumento de prejuicios racistas y xenófobos en nuestros barrios y ciudades, y se culpa a los extranjeros de la precariedad económica y social que sufrimos”, apunta dicho informe.

    El barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) marca el racismo y la inmigración en la mitad baja de la tabla en cuanto a las preocupaciones y problemas de los españoles. Pero la detección del racismo y de la xenofobia a través de las encuestas es muy compleja, tal y como determina Mari Ángeles Cea, profesora de la Universidad Complutense de Madrid, en un estudio. Cea advierte sobre todo del racismo cultural: “Que acaece cuando la identidad cultural del inmigrante contraviene la identidad de la población autóctona y ésta siente sus rasgos identitarios amenazados”.

    “Se meten en masa a poner comentarios xenófobos”

    Para las organizaciones que trabajan a favor de los derechos de los migrantes, este año ha dado señales inequívocas de rechazo al diferente, como la restricción del acceso a la sanidad decretada por el Gobierno de Mariano Rajoy (PP) y el mantenimiento de las redadas policiales a los sin papeles.

    Por ejemplo, Médicos del Mundo ha querido remarcar en la celebración de este día “el resurgimiento de actitudes xenófobas alentadas por políticas que defienden la exclusión de los migrantes de un número de servicios cada vez mayor”. Pero la entidad también quiere señalar los casos positivos que han logrado bloquear la restricción del acceso a la sanidad de los sin papeles. Así, está el caso de Isaac, a quien un hospital de Zaragoza negó los antirretrovirales que necesitaba para tratar el VIH y finalmente logró acceder a ellos, o el de Carolina, una joven venezolana que sufre epilepsia, a la que le suspendieron la tarjeta sanitaria el pasado 31 de agosto y que finalmente ha sido atendida por los médicos.

    Esteban Ibarra, portavoz de Movimiento contra la Intolerancia, señala que los prejuicios hacia los extranjeros no tienen por que traducirse en un aumento del racismo, que comporta conceptos como dominio, violencia o expulsión. Ibarra sí que advierte sin embargo del incremento de la actividad xenófoba en internet, donde su organización ha detectado, tras un intenso rastreo por la web, unas 2.000 webs y blogs españoles que fomentan el odio al extranjero. La denuncia de su cierre se hace complicado, y mucho más hacer que Facebook, por ejemplo, controle sus perfiles más violentos. “Además, estos grupos radicales están organizados y se meten en masa a poner comentarios xenófobos en noticias o en foros”, afirma Ibarra.

    El día a día

    Hugo, peruano de 28 años, vive al margen de internet y asegura que, en sus cuatro años y medio en Madrid, el racismo que ha podido percibir ha sido leve y no ha aumentado en los años de crisis. A Hugo le preocupa más sus condiciones laborales. “Tengo trabajo, en hostelería, pero solo libro un día a la semana, esto no es vida“, se queja. Ayer, lunes, fue su día libre y lo dedicó a “pasear, tomar un botellín de cerveza y estar en casa”.

    A las familias de Bayron y de Jordan también les ha tocado la crisis, con algunos de sus miembros en paro. La madre de Jordan, por ejemplo, antes trabajaba limpiando casas y atendiendo a personas mayores y ya hace meses que no encuentra nada. Pero estos adolescentes ecuatorianos, que desconocían que hoy se celebra el Día Internacional del Migrante, todavía sueñan con tener futuro y trabajar en lo que más les gusta. Bayron quiere ser veterinario y Jordan, psicólogo.

  17. Escorpion - Lunes, 24 de diciembre de 2012 a las 23:56

    He querido decir “a gala”. Perdón por la errata.He querido decir “a gala”. Perdón por la errata.He querido decir “a gala”. Perdón por la errata.He querido decir “a gala”. Perdón por la errata.

  18. Escorpion - Miércoles, 26 de diciembre de 2012 a las 16:06

    @Javi y Mar ¿acaso pensais que voy a sentirme culpable por lo que acabais de decir? por otra parte no soy “Facha” (entiendase por “Pepero” o “Franquista”) solo un ciudadano anti-$i$tema.

  19. Friedrich Wilhelm Nietzsche - Miércoles, 26 de diciembre de 2012 a las 16:16

    Nuestro ultrainmigracionista y architraidor Gobierno editó hace unos años un panfleto que animaba a los periodistas a manipular todavía más las informaciones que difundían y que involucraban a inmigrantes, para que éstos nunca apareciesen en la prensa como delincuentes o chupasubvenciones, que son las cualidades en las que, salvando algunas excepciones, más sobresalen. La “Guía práctica para los profesionales de los medios de comunicación: tratamiento informativo de la inmigración” es una colección de directrices que el gobierno dió a la prensa en las que se instaba a los profesionales de la información a “no relacionar inmigración y delincuencia” o a no utilizar los términos “ilegales, sin papeles, avalancha u oleada”. Además, la guía animaba a los periodistas a presentar la inmigración “en positivo”, de forma que los favoritismos discriminatorios que reciben fuesen tildados de “discriminacion positiva”, evitando asímismo la “generalización de los estereotipos negativos” y “fomentando la generalizacion de los positivos”.

  20. Friedrich Wilhelm Nietzsche - Miércoles, 26 de diciembre de 2012 a las 16:17

    Que me expliquen también por qué el Gobierno recomienda no hablar de “delincuentes, ilegales, sin papeles, avalanchas u oleadas” si esto es lo que hay. Y que me digan también por qué los periodistas deben resaltar lo positivo de la inmigración (mas bien poca cosa) y obviar lo negativo, que es la mayor parte: delitos, narcotráfico, prostitución, atracos, agresiones, crímenes, abuso en la ayuda social, empeoramiento de las condiciones laborales, disminución de los salarios, competencia desleal vendiendose por cuatro duros al empresario cacique de turno, discriminacion positiva para ellos pero negativa para los autoctonos, fugas de capitales constantes en las remesas a los países de origen, etc.

    ¿Como puede ser que, con tantas desgracias, se recomiende resaltar “lo positivo” y pedir descaradamente que se disimule y hasta oculte “lo negativo”? Pues todo porque hay estudios que indican que los españoles consideramos que el número de inmigrantes en España “es excesivo y solicitamos una gestión controlada de estos flujos”. ¿Tiene algo malo solicitar una gestión controlada de los flujos migratorios? Desaconsejando esto el Gobierno, y aprobando el empadronamiento de ilegales, implicitamente admite que ese control no existe y que aquí cualquiera ronda por donde le da la gana como Pedro por su casa. Y en vez de arreglar este gravísimo problema nacional, las alimañas traidoras e inmigracionistas se limitan a pedirle a la prensa una operación de maquillaje, mientras el país se hunde, y se nos llena cada día más de parásitos y delincuentes de todas partes.

    Especialmente asqueroso fué un artículo aparecido en el diario amarillista El País, llamando “racistas” a los familares y amigos del joven asesinado en Sitges por una banda de amerindios asilvestrados. Es decir, les matan a un amigo y encima son ellos los malos, y si salen a la calle a mostrar su dolor y repulsa por esa injusticia, clamando por la expulsion de los delincuentes extranjeros, ya son racistas, según los periolistos de ese pasquín. Esto es una puta verguenza

    A este paso, pronto se considerará xenófobo resistirse a que un extranjero le robe a uno la cartera. Los Socialistas están jugando con fuego, y al final se van a quemar. Y el PP tampoco escapará de la hoguera, porque teniendo una tribuna como oposición que son y teniendo una voz que podrían hacer oír, tampoco abren sus bocas para quejarse de estas situaciones y atropellos tan perjudiciales para la poblacion española, sino todo lo contrario: El PP y el PSOE son la misma inmundicia vergonzosa al servicio de los intereses de los cuatro oligarcas que sacaron provecho del pelotazo inmobiliario y de la invasión, mientras los platos rotos los paga el pueblo.

    Asco y verguenza es lo que me causa esta casta política. Y profunda pena y compasión me causa mi propio pueblo, tan sufrido, tan dócil, tan aborregado, tan engañado, que ni tan siquiera es capaz de hacer lo que la gravedad de la situación merece: salir a la calle y pedirle a gritos a este Gobierno que se largue en pleno. Una asamblea de borrachos gobernaría mejor que estos fantoches inútiles al servicio de la tiranía mundialista.

    Reaccionad! no voteis PSOE ni PP = PPSOE (o su version “rosa”, UPyD). Eso es estiércol. Basura. Ponzoña. Escoria. Roña. No colaboreis con la traición de este bipartidismo plagado de gentuza. Y si confiáis en ellos y los votais, preparaos para aguantar lo que se nos venga a todos encima con cualquiera de estos traidores en el Gobierno.

  21. Ramon Coronimas - Miércoles, 26 de diciembre de 2012 a las 16:22

    buenas tardes voy a hablar del barrio donde vivo : EL RAVAL

    La morisma se ha adueñado de este mítico barrio barcelonés, mas conocido antaño como el barrio chino, el cuál era paso obligado para todo español de clase trabajadora que iba honradamente en los años sesenta a ganarse el pan. Un compañero de mi abuelo y otros de su generacion me cuentan que ahora no hay quien lo reconozca, que cuando van a visitarlo para recordar su paso por allí ya no se puede ver casi a ningún español por sus calles, salvo algunos ancianos que no les queda otra que tragar.

    Asemejandose mas a cualquier tuburio del África negra que a una ciudad española. Siempre fué una zona de inmigracion, de acuerdo, pero de inmigracion proveniente del mismo país que la recibía!, cuando iban españoles de otras zonas del país jamás dejó de tener su identidad ibérica, pues al fin y al cabo se adaptaban al entorno y se producía el asimilacionismo integrador. Ahora todo es distinto, pues las nuevas hordas de inmigrantes llegados con el boom de las teorias cosmopolitas han hecho que la poblacion autoctona se vea desplazada y reemplazada por extraeuropeos de distinta raza, cultura, lengua y religion.

    Si todos los “progres” (como la tal Mar) se tomasen la molestia de pensar por sí mismos, de analizar, en vez de aceptar los dogmas que desde determinados grupos de presión se les lanza como válidos, anatemizando lo contrario, la sociedad se descargaría de un sector que es lastre. Porque los progres, esos progres de las gafas de pasta y mal afeitados, de pelo desaliñado y bolso de pana, son un auténtico peligro para la sociedad, puesto que inexplicablemente disfrutan de un reconocimiento que no se merecen y son capaces de marcar tendencia en su irresponsabilidad. Hasta en la politica, que acaba igual de atontada y llena de dejadez que ellos.

    Nunca es tarde para rectificar y, además, hacerlo es de sabios. Y desde aquí invito a lo que hoy se llama “la progresía” a la reflexión. Que piensen qué es lo que defienden. Que piensen por qué tipo de sabandijas se dejan adoctrinar. Que piensen que el CNI y la Guardia Civil (sí, esas fuerzas “fachas”) evitaron la catástrofe, pero que quizás mañana no lleguen a tiempo. Y los progres esto no lo acaban de digerir ¡En su Raval! ¿Como pudo ser? ¡Si casi los matan ahí mismo con una bomba!. Se puede ser guay, rebelde, pijamoso, fumeta, solidario, antifacha y todo lo que se quiera sin tener que defender al enemigo que ya se nos ha colado en casa. Que piensen y reflexionen. Y si no quieren entrar en razón, entonces que vayan aceptando que cualquier día les puede estallar el asiento del metro cuando vuelvan a su querido Raval después de visitar una exposición megavanguardista de Andy Warhol.

  22. Ramon Coronimas - Miércoles, 26 de diciembre de 2012 a las 16:25

    En España, ante un puesto de trabajo, y con dos candidatos en igualdad de condiciones, debería existir por ley prioridad para el nacional, especialmente ahora en crisis. Pero aquí nos siguen imponiendo esa aberración etnocida llamada “multiculturalismo” por una izquierda subnormal y una derecha cobarde. Incluso en algunos lugares de Europa, igualmente inundados por la marea multitodo, ya empiezan a reconocer sin tapujos que la inmigración es “una amenaza para su seguridad, empleo y modo de vida”.

    Los parlamentaristas “opositores” que prefieren mirar de refilón al problema migratorio, cuando no a promoverlo, no fuese que los progres de sala y alcoba les llamasen ultras, ya hicieron un atrevimiento durante la campaña de las últimas elecciones diciendo lo que todo el mundo sabe: inmigración y delincuencia van relacionadas. Pero sus reparos no les permitieron ir más allá y la cosa quedó en una simple denuncia electoralista, sin ninguna propuesta de solución.

    Es de esperar que cuando los partidos a los que el sistema llama de “extrema derecha” (es decir, con sentido común) empiecen a acumular votos, la derecha pro-invasión de ahora (léase PP) empezará a hablar más claro para evitar una fuga de votantes hacia quienes de verdad proponen soluciones. Esta derecha liberalona tiene una plataforma que no utiliza más que para sus intereses, tiene voces que podrían ser oídas en el Parlamento, en el Senado y en los medios de comunicación, pero esas voces están calladas. Sólo las harán hablar cuando vean rédito electoral de por medio. Así de hipócrita es la política.

    Mientras tanto, esos vagos que van al Parlamento a leer el periódico y a contemplar impasibles cómo se hunde España, nunca tienen ningún reparo en ponerse de acuerdo para subirse los sueldos -dietas a parte- por encima de los 3.000 euros mensuales, siendo el gasto mensual que le provocan al Estado inútilmente de más de un millón de euros. Si por lo menos esa gentuza sirviese de algo más que para engordar, estaría el dinero bien empleado, pero por lo que hacen deberían pagar un alquiler por ocupar butacas inútilmente, en vez de cobrar por sentarse ahí, viviendo a cuerpo de rey por no dar palo al agua.

    Para los inmigracionistas, asociaciones de oenegés y progres endófobos, ser español significa pagar impuestos, pagar multas, temer por tu seguridad, y callar.

    No debemos resignarnos a que esos mequetrefes pro-invasión nos pisoteen en nuestra propia tierra, en nombre de unos valores absurdos e internacionalistas que no llevan mas que al desastre y a la invasion, como se puede comprobar saliendo a la calle cualquier mañana o leyendo las páginas de sucesos de cualquier periódico local (los de tirada nacional ocultan mas esos hechos).

    Yo no quiero que mis impuestos sirvan para pagar sueldos y subvenciones a gentuza que odia a su propio pueblo y que hace cuanto puede para destruirlo. Ni quiero que con las arcas de mi país se paguen políticas que, encima, nos discriminan como españoles y nos castigan por serlo. La discriminación positiva es positiva para quienes abren un negocio si son inmigrantes (4 años sin pagar impuestos) pero es muy perjudicial para los oriundos por la competencia deleal que ello conlleva

    Encima salen multitud de asociaciones de derecho a esto y a aquello a criminalizarte si empleas el derecho legítimo de la protesta, solo hay que ver como los negocios pequeños, los de arraigo familiar de toda la vida estan chapando en cualquier barrio

    Yo quiero vivir en paz y libertad en mi tierra, sin tener que dormir con el temor a ser asaltado en mi propio hogar por bandas paramilitares extranjeras, ni temer porque a mi hermana la asesine un sucio moro, situacion espoleada por un gobierno de progres ignorantes que consideran “facha” aplicar mano dura contra la delincuencia, mientras ellos llevan escolta, y con titulares que tildan alegremente de “racismo” al dolor de una familia y la justa indignacion compartida y manifestada por todo un pueblo, casos terribles minguneados por la prensa y de los que habrá que dar cuenta en siguientes videos..

    Me gustaría entrar en el Congreso en calidad de diputado para decirles a esos parásitos qué opino de ellos a la cara, para que me tuviesen que aguantar cada día recordándoles lo prescindibles que son por lo poco que hacen, para soltarles un buen sermón a esos cantamañanas que dicen estar ahí representándome a mi y a todos los demás. Y para demostrarles a esos chorizos que con un sueldo de mil euros también se pasa, sobretodo por hacer lo que ellos hacen y teniendo las dietas pagadas, porque el resto de billetes de ese sueldo los emplearía para empezar un fondo social de ayuda al español desfavorecido, no al invasor delincuente ni al político mangante.

  23. Rolento Green Beret - Miércoles, 26 de diciembre de 2012 a las 22:16

    La discriminación positiva (negativa para los españoles) consiste en una serie de políticas y directrices cuyo supuesto fin es la integracion socio-laboral de los inmigrantes, para ello se les otorga ventajas fiscales (exencion de impuestos durante los cinco primeros años de apertura de un negocio, de ahí la proliferacion de comercios chinos), laborales (beneficios administrativos a las empresas que contraten un cupo determinado deinmigrantes), sociales (preferencias en distintos ambitos) economicas (favoritismos y subvenciones mediante diversas organizaciones “no gubernamentales” pero que cobran de las administraciones públicas), y un largo etcétera (incluso en los vales de comida gratis tiene preferencia el que es inmigrante sobre el que es Nacional)

    El fondo que subyace en todo esto es ideológico, abogando por la creacion de una sociedad multicultural con una descarada discriminacion hacia los autoctonos (por ser autoctonos y no foráneos) cuyo objetivo es disimular mediante favoritismos estatales los efectos perniciosos que la inmigracion masiva está teniendo sobre la sociedad española en su conjunto.

    La realidad es que el Estado está costeando la mal traída inmigración, y su cacareada, por ficticia, “integracion”, del bolsillo del contribuyente español, aunque para ello nuestras arcas públicas se queden completamente vacías, pero no importa, porque ya se encarga el ministerio de interior de llenarlas, por ejemplo elevando la puntuacion de los agentes que coleccionen mas multas, en un afán descaradamente recaudador, como muy bien ha denunciado la propia AUGC.
    Los datos hablan por si solos, Los extranjeros se quedan con dos tercios del nuevo empleo generado en España.

    En términos cuantitativos, la creación de empleo registrada en el tercer trimestre se repartió entre extranjeros y españoles, pero más en los primeros. De hecho, el 65,1% de los empleos que se crearon entre julio y septiembre, un total de 45.500, estaban ocupados por extranjeros. Los españoles, por su parte, aumentaron su ocupación en 24.400 personas (+0,15%).

    Por su parte, la actividad se mantuvo prácticamente estable en el tercer trimestre. De hecho, el número de activos bajó en 800 entre julio y septiembre, con lo que la población activa quedó constituida por 23.121.500 personas y la tasa de actividad apenas se redujo unas centésimas, hasta el 60,08%. En el último año, el volumen de activos se ha incrementado en 128.000 personas (+0,56%).

    Los activos varones se redujeron en 15.600 en el tercer trimestre, frente a un aumento de la actividad entre las mujeres de 14.700 activas. De esta forma, la tasa de actividad femenina se situó en el 52,22%, tres centésimas más, y la de los varones bajó casi un punto, hasta el 68,28%.

    REMESAS

    Las remesas que los inmigrantes han enviado a sus países de origen han sumado 1.757 millones de euros durante el segundo trimestre del año, lo que significa un 4,9% más con respecto al mismo periodo de 2009, cuando las remesas alcanzaron los 1.674 millones, según los últimos datos del Banco de España. La cifra contrasta con las cifras del paro. ¿Cómo es posible que aumente el dinero que envían fuera si el desempleo entre la población extranjera ha aumentado cerca del 15%?

    La cifra registrada en el segundo trimestre del año también se incrementó en comparación con los tres primeros meses de 2010, un 5,2% más, cuando se enviaron desde España 1.669 millones. El envío de remesas empezó a descender en tasa interanual en el segundo trimestre de 2008 y se ha mantenido a la baja hasta los últimos meses de 2009, lo que pone de manifiesto el impacto de la crisis económica y del incremento del desempleo entre la población extranjera durante los dos últimos años.

    Por último esto no termina aquí ,LOS INMIGRANTES EN ESPAÑA se llevan subvenciones que los españoles no podemos ni optar a solicitarlas, piso y alquileres de vpo, S.Social gratuita con un trato preferencial, educación, comedores escolares etc., etc

    RACISMO ANTI-ESPAÑOL

  24. Rolento Green Beret - Miércoles, 26 de diciembre de 2012 a las 22:18

    Cuando a poco de asumir los socialistas el gobierno de la nación en 2004, Zapatero decidió regularizar a un millón (o poco menos) de extranjeros “sin papeles” de una tacada, no lo hizo por haber caído en la ingenuidad de creer que así iba a solucionar el problema que suponía una bolsa de inmigración ilegal de tal calibre, o que simplemente así ganaba, además de unos puntos en el ranking internacional de líderes progresistas, algo de tiempo y se daba un respiro en aquella acuciante cuestión. Otros beneficios menos “inocentes” se esperaban de esa medida, pero esa arriesgada maniobra resultó en ese remedio de corto alcance que expresa el conocido refrán de “pan para hoy y hambre para mañana”.
    La realidad es que así ocurrió, pues a seis meses escasos de aquella regularización ya se hablaba de otro millón más de ilegales exigiendo, estos también, otra medida de gracia de aquel generoso Gobierno amante de la multicultura, el abanderado mundial de la Alianza de Civilizaciones y de la Alianza contra el Hambre y la Pobreza (y a poco que nos descuidemos también de la Alianza contra la Mala Educación y las Palabras Soeces). La tregua obtenida con aquella equivocada medida fue de corta duración: enseguida volvimos a estar como antes. O peor, pues el “efecto llamada” provocado por la irresponsabilidad del gobierno se oyó en los cuatro puntos cardinales del planeta y en ese mismo momento millones de tercermundistas empezaron a hacer las maletas con la mirada puesta en el Eldorado español. Hoy los tenemos aquí, y continúan llegando. Desde entonces se han sumado al ejército de ocupación que constituye la inmigración varios millones de infantes más de esa tropa. Ciertamente que el PP también hizo lo suyo antes de sus sucesores. En este país, cuando destaca un tonto siempre surge otro que quiere superarlo.
    Actualmente se sigue hablando de ese sempiterno millón de ilegales, entren los que entren y a pesar del goteo contínuo (o más bien chorro) de las regularizaciones que se vienen efectuando cada día que amanece. Pues si desde la última regularización masiva, no ha habido otra medida de esa naturaleza y calibre, no es menos cierto que centenares de miles de ilegales han sido (y son) regularizados por medio del sinfín de vías previstas y facilitadas para ello por los que han hecho de la invasión de España un artículo fundamental de su acción de gobierno, uno de ellos y no el menor es el que garantiza los “papeles” después de unos pocos años de residencia ilegal (regularización por “arraígo”, sean cuales sean las circunstancias del solicitante, trabaje o no, haya cometido delitos o no, tenga antecedentes penales en su país de origen o no). Con ser terricola y estar vivo en el momento de llegar, cualquiera tiene la estancia asegurada en España. Sólo tendrá que presentar una tapa de yogur (con a fecha de caducidad visible) o un billete de autobús ante la oficina de Inmigrantes y será regularizado ipso facto.
    Estamos viviendo un formidable trastocamiento demográfico que está literalmente destruyendo el país que hemos conocido y que cada día nos resulta más extraño y ajeno. Los cambios que se avecinan son de tal naturaleza y envergadura que dentro de pocos años España habrá dejado de existir como nación blanca, europea, cristiana y occidental. El proceso está ya iniciado y mucho más avanzado que lo que la mayoría de los españoles se imaginan.
    Cuando los defensores de la invasión multicolor (partidos de izquierda y hasta de derecha) afirman impertérritos que esa contínua avalancha “no es un problema sino una oportunidad”, están expresando con una sinceridad y una franqueza que no alcanzamos siempre a entender y con una satisfacción apenas disimulada, el convencimiento de un futuro próximo cargado de promesas para sus intereses partidarios. La inmigración, para los socialistas, la derecha iberal y demás ralea vendepatrias, es ganar la lotería, no la “pedrea”, sino el “gordo” de Navidad.
    Cada nuevo inmigrante es un voto potencial, un voto “durmiente” que tarde o temprano despertará y se materializará en las urnas en favor de sus benefactores. La legalización del voto inmigrante en las elecciones municipales, que ha contado con la aprobación hasta la derecha por miedo a los reproches de xenofobia y a quedar fuera de juego (pues ya dan todos por inevitable el que los inmigrantes vayan a votar para elegir los ayuntamientos), apunta en esa dirección.
    Este ha sido el primer paso. Vendrán otros de mayor calado. Se terminará por poner el listón para obtener la nacionalidad española a ras de tierra para que cualquier mamífero bípedo implume vertical de pulgar oponible que pase por casualidad por España obtenga la nacionalidad de la noche a la mañana y pueda gozar de los derechos políticos inherentes a esa condición. Hoy en día cualquier persona que pueda probar la presencia de una gota de semen ibérico en el útero de su tatarabuela yoruba, mandinga, papú o tarahumara tiene un pasaporte español esperándolo en cualquier consulado de este Reino.
    ¿Pretendemos que este tipo de medidas no persigue fines sospechosos ¿O acaso España necesita urgentemente más población de la que ya tiene? Cabe preguntarse si toda esta ingenIería demográfica y social no busca en realidad transformar radical y definitivamente al pueblo español en “otra cosa” más acorde a los intereses de los amos del sistema. Decía Berthold Brecht que: “Cuando el pueblo vota mal, entonces hay que cambiar al pueblo”. De esto se trata. De cambiar de pueblo, de sustituirlo por otro más acorde a las necesidades del sistema, pues el “de siempre” ya no le sirve.
    En esa masa ingente de votantes (aún potenciales la mayoría de ellos), la derecha no puede contar con muchos votos (aunque se esfuerza en ello), la izquierda y sus acólitos con la mayoría. No es, pues, la solidaridad, el humanitarismo, la generosidad, ni siquiera un extremado reblandecimiento de las meninges lo que mueve a esa frenética simpatía hacia los inmigrantes, sino un cálculo político de gran cinismo, una codicia electoralista desmedida. Para la izquierda, la inmigración (legal e ilegal, da igual, al final les damos “papeles” a todos) no es un juego de azar, un “a ver qué pasa”, no es una apuesta, es una inversión, no es la bolsa, es el plazo fijo.
    Pero ese cálculo es, a mediano (o tal vez a corto) plazo, errado para los que se frotan ahora las manos, gozando por anticipado de la visión promisoria de su perpetuación en el poder gracias a esos millones de futuros votos multicolores agradecidos. La mitad de esos votos por venir son o serán musulmanes. En un primer tiempo, y pasado el estadio de la infiltración por parte de musulmanes “presentables” de los partidos de izquierda, y aun de derecha, es esperable una “coalición” de esta con el islam local ya asentado en España: la Alianza de Civilizaciones llevado al terreno de la politica doméstica.
    Pero en pocos años los musulmanes, que pronto serán millones, tomarán conciencia de su peso numérico, y anteponiendo sus verdaderos intereses a cualquier otra consideración coyuntural, se dotarán inevitablemente de sus propios órganos de representación, tendrán sus propios partidos políticos, son sus propios programas y objetivos, y se desmarcarán de las “muletas” de los partidos de izquierda y demás organizaciones afines, que no podrán esperar apoyo de ese colectivo que no se sentirá nunca verdaderamente reprensentado por los ideales y el programa de la izquierda, que por muy progresista y benéfico que sea para los musulmanes siempre será considerado demasiado occidental (y por lo tanto corrupto) a los ojos del rebaño de Mahoma. El objetivo de los musulmanes no es un Gobierno progresista (con o sin comillas), ni siquiera un sistema de libertades de corte occidental, sino un regimen medieval islámico integrista. Su objetivo no es la República sino el Califato. La izquierda sueña con la rehabilitación del régimen tricolor, los moros con la restauración de Al-Ándalus. Los une un mismo enemigo a destruir: la España cristiana, occidental y moderna, objeto de todos sus odios y frustraciones. Es una alianza de bribones sin escrúpulos que durará mientras se necesiten los unos a los otros, pero no más allá. La izquierda está criando cuervos y estos les sacarán los ojos. En realidad nos los sacarán a todos, pues los desvaríos de los dementes y criminales que nos gobiernan los pagaremos todos los españoles.
    No van a pasar muchos años antes de que veamos a partidos musulmanes con representación parlamentaria en el Congreso de los Diputados de Madrid (en el Parlamento de Cataluña ya hay un moro y es socialista como era de esperar). Al paso que llevamos, dentro de 10 años España puede ser como el Líbano (mitad cristiana y mitad musulmana), dentro de 20 como Marruecos y dentro de 30 como Afganistán. Si en el año 2000 alguien hubiera dicho públicamente que una década después ibamos a tener un millón y medio de musulmanes en España, mezquitas surgiendo como setas por todas partes, mujeres con velo por nuestras calles (ya se empiezan a ver burkas y niqabs en algunas ciudades como Madrid y Barcelona), el Corán enseñándose en nuestras escuelas y células terroristas islámicas en todas las ciudades grandes medianas y aun pequeñas del país, ese visionario hubiera sido tomado por loco, o peor aún por un provocador fascista. Sin embargo, es lo que tenemos, y no otra cosa.
    La islamización de España (o su reislamización, tras un intervalo de 500 años) continúa a marchas forzadas. Si la sociedad española, si el pueblo de esta vieja nación cargada de historia, no reacciona enérgicamente y sin demora, la siguiente generación de españoles será sojuzgada sin piedad por los nuevos y brutales amos del país, y sometida a una existencia miserable antes de desaparecer. Tal vez seamos la última generación de españoles libres antes de la noche final bajo el monstruoso y repugnante yugo islámico.
    La Historia y la Naturaleza nos dicen, sin rodeos ni misterios, en su lenguaje claro y sin artificios, que la vida es lucha, no entrega, abandono ni sometimiento. Quien no lucha perece, desaparece, se vuelve nada. Esa enseñanza básica e inamovible desde la noche de los tiempos, esa verdad incontrovertida es la que tienen que entender y poner en práctica los españoles. Y cuanto antes, pues la situación apremia, y al igual que la vergüenza y la inocencia, el tiempo que se pierde no se recupera nunca. Lo que hoy la pereza, la desidia y la cobardía nos impiden hacer, en un mañana no muy lejano, la necesidad con su desagradable cara de perro, nos obligará a llevarlo a cabo. Y será, a no dudarlo, un combate al borde del abismo.

  25. Halcon Peregrino - Lunes, 28 de enero de 2013 a las 00:18

    la inmigración fue algo que nos impuso el sistema (concretamente el PSOE) en el año 1989 sin ni siquiera hacer un referendum para saber si queriamos o no queriamos inmigrantes y la misma tonica siguieron Aznar en el año 1999 regularizandolos en masa asi como Zapatero años mas tarde.
    mucha gente se opone a la inmigración al darse cuenta de que los inmigrantes tienen trato preferente frente a la poblacion autoctona en ayudas a alquiler y empleo.
    señoras y señores digamos un NO rotundo a la inmigración (sobretodo la ilegal y delincuente) y un SI a la deportacion masiva que estamos muy apretados y debe correr el aire.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.