Cataluña

‘La obscenidad intelectual básica [de los que se oponen al bilingüismo escolar] radica en relacionar derechos con “número de demandantes”. Con ese argumento los negros no habrían pisado las universidades norteamericanas’

[&hellip

Redacción
Sábado, 22 de diciembre de 2012 | 11:24

Félix Ovejero, profesor de Filosofía Política en la Universidad de Barcelona, en un artículo publicado este jueves en El País:

‘[…] La tercera [razón en defensa de la inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán] invoca la cohesión. Según parece, el bilingüismo dividiría a la sociedad catalana. Un argumento pobre. Si la enseñanza en una sola lengua es garantía de cohesión, habría que escolarizar solo en castellano, la lengua mayoritaria, común y, además, de muchos emigrantes y de los vecinos “españoles”. Además, la experiencia disponible no avala la tesis fratricida. Sin ir más lejos, Finlandia, el país con mejores resultados educativos en Europa, imparte la enseñanza en dos lenguas y no parece que esté al borde de la guerra civil. Finalmente, el argumento resulta impreciso porque equipara bilingüismo a separación por lenguas, cuando no es lo mismo un sistema en donde los alumnos permanecen juntos mientras reciben enseñanza de distintas materias en las dos (o tres) lenguas oficiales que otro de doble red, el de Finlandia, en el que las distintas escuelas imparten la enseñanza en las diferentes lenguas oficiales según la elección de los padres y aprenden la otra lengua como asignatura. Esos son los sistemas que podemos encontrar en Europa. Y en el mundo, incluido Quebec. En realidad, la anomalía planetaria es Cataluña. De modo que el argumento resulta inconsecuente, falso y, en el mejor de los casos, confuso. Puestos a decirlo todo, hasta dudo de su sinceridad, de la preocupación por la paz civil por parte del nacionalismo, cuando su objetivo político es levantar fronteras y su estrategia alentar la tensión entre conciudadanos.

El último argumento apela al consenso ciudadano. Su aval: casi todos los partidos defienden la inmersión. El argumento, obviamente, no sirve para defender la propia opinión, como hacen los socialistas. La afirmación “estoy de acuerdo porque todos estamos de acuerdo” se sostiene en el aire, esto es, en ninguna parte. Bastaría con que ellos cambiaran de opinión para que “el argumento” dejara de valer. Lo mejor en estos casos es preguntar a los ciudadanos directamente. Y asómbrense, las encuestas de la Generalidad, que preguntan sobre lo humano y lo divino, jamás han mostrado interés en saber qué prefieren los ciudadanos.

Quizá la explicación del descuido hay que buscarla en los resultados de las encuestas de CIS que, mientras se hicieron, mostraban una clara preferencia por el bilingüismo. El único pie empírico en el que se sostiene la supuesta unanimidad es “la falta de demanda social”. Una falta de demanda que se entiende bastante bien al leer la respuesta del Departamento de Enseñanza a la pregunta de en qué consistía la (posible) enseñanza en español durante la etapa de primaria, recogida en el mejor libro que conozco sobre la experiencia catalana, Sumar y no restar. Ahí va: “El profesor imparte la clase en catalán y una vez acabada la lección, se acerca al alumno en cuestión y le repite en español lo que acaba de explicar en catalán. El alumno tiene derecho a hablar en español con el profesor y a realizar los exámenes en esta lengua, pero sus libros de texto deben estar escritos en catalán y él debe permanecer siempre en la clase con los demás alumnos”. Traducido: “a ver, el valiente, un paso al frente”. Calificar este procedimiento como humillación es quedarse corto. Segregación, tampoco alcanza.

Naturalmente, la obscenidad intelectual básica radica en relacionar derechos con “número de demandantes”. Con ese argumento los negros no habrían pisado las universidades norteamericanas. Seamos claros, el argumento relevante no se puede invocar. Es de uso interno. Lo expresó impecablemente hace tres años Bernat Joan, por entonces secretario de Política Lingüística, inquieto ante la sentencia del TC: “Podría crear un alud de gente que exigiese judicialmente la escolarización en castellano o que la Administración pública les atendiese en castellano” (El Punt Avui, 23-8-2009). A Joan lo que en realidad le inquietaba eran los catalanes. Pero estas cosas no se dicen en Madrid. Bueno, el otro día sí, cuando Duran i Lleida confesó su desolación en el Parlamento porque “lamentablemente la lengua mayoritaria en el patio es el castellano”. A lo que se ve, los que estorbamos en la Cataluña de los nacionalistas somos los catalanes. Que queremos un poco de aire‘.

Temas: , , ,

58 Comments en “‘La obscenidad intelectual básica [de los que se oponen al bilingüismo escolar] radica en relacionar derechos con “número de demandantes”. Con ese argumento los negros no habrían pisado las universidades norteamericanas’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. MG - Lunes, 24 de diciembre de 2012 a las 05:45

    Toda esta gente que se oponen al bilinguismos no son mas que des-generados que no saben convivir en una sociedad multicultura, linguisticas y que buscan cualquier excusa para lanzar un discurso racista con la intención de romper cualquier indicio de convivencia.

  2. MARCA HISPÁNICA. - Lunes, 24 de diciembre de 2012 a las 10:28

    CIU/ERC
    son catalibanes/allatolhas o
    fascistas con barretina verticaloide.
    Y encima, traidorzuelos y caganers.

    No dan para mucho.

  3. TriCatala - Lunes, 24 de diciembre de 2012 a las 10:36

    Romualdo creo que no lo has pillado. No digo que esas familias no tengan que tener ese derecho, digo que me descojono de que los que reclamais ese derecho seais los que niegan un derecho tan fundamental como el derecho a decidir. No sois los mas adecuados para elo, lo siento. Reclamar derechos cuando respeteis los de los demas. Los aniquiladores de derechos de minorias sois vosotros, sin ningun respeto por la cultura catalana, or su lengua y por sus gentes que mayoritarieamente queremos decidir nuestro futuro. Quereis traer aqui las politicas Valencianas y de las Baleares donde todo son buscar formulas para aniquar nuestra lengua. Y aunque como en Valencia una amplia mayoria de familias no puedan escolarizar a sus hijos en Valenciano porque sus politicos no lo permites a vosotros os da iguakl. Donde estan ahora los derechos de esas personas?

  4. ANS. HISPANO. - Lunes, 24 de diciembre de 2012 a las 10:54

    EL CATALÁN TAMBIÉN ES UNA LENGUA ESPAÑOLA
    PERO NO ES EL ESPAÑOL.

    El catalán (batúa), el vasco (batúa) el gallego, también son lenguas españolas. Evidente.
    pero sólo el castellano es el español por antonomasia (RAE dixit).
    El castellano pasó a ser español de la misma forma que el toscano pasó a ser italiano.
    (Ver “Vocabulario de las dos lenguas toscana y castellana”
    de Cristobal de las Casas, Sevilla 1570. Reedición Ediciones Istmo. Madrid para Wareham Imprints.
    Massachussetts 1988)

    Nadie tiene la culpa de que, ya en la Edad Media, el castellano o español
    fuera la lengua más hablada en toda la península dada la mayor extensión y población
    de la antigua CORONA DE CASTILLA (ver atlas, etc) y dada la mayor evolución de la lengua
    que se origina con los CARTULARIOS DE VALPUESTA (norte de Burgos, siglo IX)
    y GLOSAS SILENSES y EMILIANENSES (San Millán de la Cogolla, siglo X),
    con el decisivo aporte del gramático andaluz Antonio de Nebrija que en
    Agosto de 1492 presenta su “GRAMMATICA CASTELLANA” (así la denomina)
    a los Reyes Católicos, al mismo tiempo que las naves de Colón surcaban
    la mar océana, que acabaria dando a conocer al mundo la otra cara del mundo.

    Esos son los hechos y Franco no tuvo la culpa, ni Wert tampoco.
    Y al que le joda, ajo y agua.
    A los traidores y envidiosos ya los conocemos.

  5. Cierzo - Lunes, 24 de diciembre de 2012 a las 16:09

    robert g – Domingo, 23 de diciembre de 2012 a las 21:45

    Que corra, que circule como vehicular por las escuelas catalanas: el español….es su sitio normal, es en donde tiene que estar para que los ciudadanos podamos recibir las enseñanzas en español y unas horitas en catalán para equipararse a la lengua catalana…es de justicia y de Federalismo…por ser un principio de oiigualdad…A tomar nota del PSC que está por el ferderalismo….Ah pero el de ellos debe ser asimétrico…Que brivbones llegan a ser…A estos del PSC con los capitanes a bordos se le está acabando el tinglado…

    Cierzo

  6. Cierzo - Lunes, 24 de diciembre de 2012 a las 16:12

    TriCatala – Domingo, 23 de diciembre de 2012 a las 19:27

    Los millones de bebedores de Coca-Cola en Cataluña pedimos no pagar este invento de impuesto azucarado que nos quiere poner el Ministrillo Primero Mas, como dicen es Asturias…

    Nos quieren chupar el azucar con tanto impuesto….

    No nos dejan ni colocarnos y estar al loro…como diría el Viejo Profesor…

    Cierzo

  7. Romualdo - Lunes, 24 de diciembre de 2012 a las 21:41

    Tricatalá:

    Lo siento pero lo que opino de todas las cuestiones que planteas lo he repetido tantas veces que ya me canso. Si estás de acuerdo en que las familias tenemos el derecho a elegir la lengua en la que se escolarice a nuestros hijos no tiene ningún sentido que empieces a acusarme de otras cosas. Porque no se puede negar un derecho alegando que el otro incumple o no permite ejercer otro.

    Te diré y lo sabes mejor que yo que el Derecho a Decidir UNILATERALMENTE por parte de los habitantes de un territorio que jamás ha sido colonia NO EXISTE. Lo que afecta a todos se decide entre todos. Ninguna Constitución de ningún país del mundo recoge ese “derecho”. Es un invento y una tergiversación del Derecho de Autodeterminación de Naciones Unidas para la Descolonización del Tercer Mundo tras la Segunda Guerra Mundial.

    Me llamas aniquilador de la cultura catalana, falto de respeto a sus gentes y a su lengua ¿De verdad te crees lo que estás diciendo? Lo que ocurre en Valencia o Baleares lo usas como una tapadera para justificarte diciendo que yo no entro en ello. Pero sabes mejor que yo que no toda Valencia es igual y Baleares tiene una idiosincrasia muy distinta de la de Cataluña. Pero esas no son las diferencias. Porque allí los ciudadanos han optado a través de sus representantes políticos por políticas lingüísticas que las leyes, si no estoy equivocado, permiten.

    La auténtica diferencia es que tú has tomado partido por unos políticos determinados y su discurso y yo por otros. Pero así como yo no te insulto llamándote catalán, los tuyos sí que me insultan llamándome español. Eso al margen de mentir sobre la historia, sobre el presente y sobre el futuro.

    Y mas vale que nos andemos con ojo no sea que los demás españoles haciendo uso de su “Derecho a Decidir” porque ¿También lo tendrán… no? ¿O es exclusivo de Cataluña? Los demás españoles digo, hartos de tanto cuento y tanta tabarra terminen siendo ellos los que DECIDAN marcharse de España, formar nación aparte, y dejarnos solos llamándonos España, Cataluña o como nos dé la gana.

    Por SUERTE no pueden hacerlo solos como tampoco podemos nosotros. Así de sencillo.

  8. sitges - Martes, 25 de diciembre de 2012 a las 10:17

    Fantástico Félix Ovejero. Son RAZONES frente al populismo y las mentiras nacionalistas.

    Recuerdo un “debate” en TV3 (“la de tots”) en la que Félix era la “excusa” de pluralidad del debate frente al resto de contertulios que eran todos nacionalistas.

    Félix anulaba los comentarios de los nacionalistas mediante argumentos basados en la RAZÓN. Tuvo que desistir, el resto no tenía el mínimo nivel para sostener un debate basado en la razón y seguían con sus argumentos irracionales o basados en la mentira. Fue imposible.

    Así gana el nacionalismo: populismo, mentiras e incumplimiento de la ley.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.