La información para Francisco Rico

04.01.2013 | 14:39
 

Ignacio Echevarría pone en su lugar a Francisco Rico. Con razón. Rico considera que las novelas se leen ‘por la voluntad de informarse’ y de ‘averiguar cómo terminan las cosas’. Hombre, hombre… una cosa es la información y otra, la literatura:

‘[…] No pocos best sellers -entre ellos algunos de los que más fortuna han hecho en los últimos tiempos- ofrecen informaciones y saberes harto discutibles, cuando no peligrosamente confundidores. Pero aun cuando se trata de saberes efectivos y contrastables, el problema consiste en cómo ubicarlos, en cuál es el provecho que un lector común, precisamente el tipo de lector que no contempla ni por asomo iniciarse en el estudio de la cultura medieval, saca de -por seguir con el ejemplo de El nombre de la rosa– adentrarse en las controversias entre los franciscanos espirituales, liderados por Guillermo de Ockham, y el Papado, allá por el siglo XIV. A los efectos de su lectura, el fundamento histórico de esas controversias vale lo mismo que, en El Código Da Vinci, las delirantes conspiraciones vaticanas destinadas a ocultar que Jesús y María Magdalena estuvieron casados’.

No hay comentarios en “La información para Francisco Rico”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.