Cataluña

Alberto Fernández: “Sustituir a CiU por PSC e ICV al frente de la Diputación es pasar de ‘guatemala’ a ‘guatepeor’”

El líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona recibe a LA VOZ DE BARCELONA. Acaba de dejar su acta en la Diputación de Barcelona tras poco más de un año de pacto de gobierno con CiU que podría romperse en breve. El veterano político quiere centrarse en su papel de oposición a los nacionalistas en el consistorio.

Alejandro Tercero
Lunes, 21 de enero de 2013 | 07:57

El presidente del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, durante la entrevista con LA VOZ DE BARCELONA (foto: LVdB).

Presidente del Grupo Popular en el Ayutamiento de Barcelona, ex presidente del PP catalán y hermano del ministro del Interior, Alberto Fernández Díaz (Barcelona, 1961) recibe a LA VOZ DE BARCELONA en su despacho del edificio situado en la plaza de San Miguel, con las banderas de España, de Cataluña y de Barcelona presidiendo solemnemente la soleada estancia.

Acaba de abandonar su acta de diputado provincial y el cargo de vicepresidente primero en la Diputación de Barcelona, tal y como prometió en marzo pasado, para centrarse en su trabajo de oposición en el Ayuntamiento. El distanciamiento entre populares y nacionalistas, causado principalmente por la deriva secesionista de Artur Mas, augura una rotura del acuerdo de gobierno que llevó a CiU a presidir la institución provincial barcelonesa por primera vez desde la recuperación de la democracia. Él no lo quiere confirmar, pero dicen que el pacto se lo encontró hecho.

En el Ayuntamiento, la evolución también ha sido similar. El PP permitió al alcalde de Barcelona, Xavier Trias (CiU), sacar adelante los presupuestos municipales de 2012, pero no ha habido acuerdo para los de 2013.

¿Por qué no ha apoyado los presupuestos de Trias y qué alternativa propone?

Nosotros no apoyamos los presupuestos por un triple motivo: sus presupuestos reflejan para el año 2013 las prioridades que hasta 2015 recoge el Plan de Actuación Municipal que el alcalde Trias pactó con el PSC, en clara contradicción con el modelo de cambio de ciudad y alternativa a los tripartitos con que había concurrido a las elecciones, y que en este punto podría coincidir con el PP; segundo, por la deriva independentista de un alcalde Trias que ha sumado Barcelona a la ofensiva soberanista, intentando convertirla en una de las piedras angulares de su objetivo independentista, lo que se reflejaba en varias partidas presupuestarias; y tercero, por la subordinación del gobierno del Ayuntamiento a los intereses de la Generalidad, no por ser de Cataluña, sino por ser de CiU, mientras que nosotros creemos que hace falta una exigencia barcelonesa ante el Gobierno de España pero también ante la Generalidad. Trias está actuando más como un alcalde de partido que como un alcalde de Barcelona.

Entonces, ¿está más cerca de aprobar los presupuestos Trias con el PSC, o simplemente no habrá presupuestos?

A fecha de hoy, no hay posibilidad de acuerdo político para la aprobación de los presupuestos, lo que no significa que no se puedan aprobar. Si la Generalidad o el Gobierno no aprueban sus presupuestos, automáticamente se convocan unas elecciones anticipadas, pero como los ayuntamientos no tienen previsto en la ley un anticipo electoral, el alcalde tiene la posibilidad de plantear una cuestión de confianza vinculada a la aprobación de los presupuestos. Tú presentas los presupuestos por segunda vez, tras ser rechazados, pero vinculados a una moción de confianza, y aunque sean rechazados de nuevo, a los 30 días, si la oposición no presenta una moción de censura, estos son aprobados automáticamente. Bastaba con que Trias hubiera tenido la determinación de presentar los presupuestos al pleno municipal en dos ocasiones para que, aún siendo rechazados, estos quedasen aprobados automáticamente en 30 días. Lo que ha ocurrido es que Trias incurre en una actitud victimista de intentar responsabilizar a la oposición de la no aprobación de los presupuestos o de la parálisis de su gobierno, cuando esto es debido a sus complejos a la hora de definir mal la alternativa a los tripartitos, por su deriva soberanista y por su subordinación al Gobierno de la Generalidad.

¿A Trias solo le queda la geometría variable?

A diferencia de lo que ocurre en el Parlamento [autonómico] de Cataluña, en el Ayuntamiento de Barcelona la fortaleza del PP impide que CiU y ERC sumen. Si se puede sumar un gobierno de deriva independentista es por el apoyo de ICV-EUiA y, en ocasiones, incluso, por los titubeos del PSC. Ya le advertí a Trias que aplicar la geometría variable supone aplicar pactos variables, y confirmaría que tienes un rumbo variable y ejerces una alcaldía desnortada. Esa geometría variable no es posible. En los primeros presupuestos que apoyamos a Trias introdujimos unas modificaciones muy importantes: crecieron de forma sustancial las partidas destinadas a políticas sociales; conseguimos materializar un cambio de tendencia fiscal, con la rebaja de la grúa o de las zonas azules, e introduciendo modificaciones fiscales en favor de familias monoparentales, numerosas o con personas discapacitadas (de hasta el 90% del IBI); la viudas con ingresos inferiores a 900 euros al mes están exentas del 50% del IBI, que es casi una pensión para las personas con rentas más modestas.

Pero a los cuatro o cinco meses, Trias empieza a negociar con el PSC el Plan de Actuación Municipal, que son las prioridades hasta 2015. Y no se puede pactar con el PSC qué es lo prioritario para Barcelona hasta 2015 y, luego, tratar de acordar con el PP la asignación de los recursos de esas políticas pactadas con el PSC hasta 2015, concretadas en los presupuestos de 2013. Eso es absolutamente incompatible, como ya dije en el mes de mayo. Ni el rumbo variable es factible, ni buscar un acuerdo con el PP, más allá que sean acuerdos de ciudad concretos, como la reforma del puerto, el casco antiguo de San Andrés, el plan de la infancia o algunos puntos en que pueda haber coincidencias, pero hablamos de temas de gestión.

Usted es muy crítico con Trias y lo ha sido con Hereu, pero el Ayuntamiento de Barcelona no tiene una situación económica grave, sobre todo si la comparamos con el de Madrid. ¿Con qué argumentos defiende que el PP lo haría mejor que CiU o el PSC, cuando su partido no ha hecho una buena gestión económica en ciudades como Madrid?

Si no lo hubiéramos hecho tan bien, no nos habrían votado los ciudadanos, ¿no? Creo que cada ciudad tiene su modelo y tiene que responder por su propia gestión, por eso mi modelo es Barcelona y mi referente es exclusivamente la ciudad de Barcelona. Por ello, cuando el Gobierno del PP en sus presupuestos preveía impedir que Barcelona pudiera convocar 200 nuevas plazas para la Guardia Urbana, ya expresé que mi obligación era estar al lado de la ciudad en la exigencia de más policía para garantizar la seguridad. Y hemos conseguido que ese planteamiento se modifique, como hemos conseguido que dentro de las prioridades del Ministerio de Fomento se incluya los accesos al puerto, igual que ahora consideramos que se debe redimensionar la obra faraónica de la estación de La Sagrera, que avalaron los anteriores tripartitos. Es inasumible -en cualquier momento, pero más en tiempo de crisis- una estación de alta velocidad de 1.100 millones de euros y ejecutarla en tres años. Hay otras prioridades más acuciantes. La estación ha de ser una realidad en el plazo más breve posible, pero a un coste que garantice que sea operativa, que no se nos quede pequeña en poco tiempo, y sin llegar al extremo del coste actual.

Si fuera alcalde, ¿qué grandes proyectos pondría encima de la mesa que no van a poner nunca CiU ni PSC?

Yo haría una apuesta ideológica alternativa a los tripartitos sin ningún tipo de complejos, lo que se concretaría en un modelo de colaboración público-privada; una apuesta decidida por los emprendedores para promover la actividad económica; una reforma en profundidad de la administración suprimiendo empresas públicas, institutos, patronatos, en los que hay una amplísima duplicidad, cuando no concurrencia, con otras administraciones públicas que operan en el territorio (como Regesa o BSM); la implantación de la ventanilla única empresarial y social; implantar la notificación frente la autorización; suprimir normativas (hay 24, por ejemplo, en terrazas en la acera); unificar criterios vinculados a la actividad económica que ahora son contradictorios…

Abrir la puerta a la colaboración público-privada, especialmente en tiempo de crisis donde la administración tiene serias dificultades para conseguir recursos públicos, nos permitiría incrementar los beneficiarios sin afectar a la calidad del servicio. En Barcelona hay listas de espera para acceder a servicios esenciales, cuando la iniciativa privada tiene vacantes. Si no hay recursos públicos para construcción de equipamientos públicos ni para su mantenimiento, y en paralelo cada vez hay una mayor demanda social para atender a las personas, pues concertemos con el sector privado para garantizar más beneficiarios, sin repercutir en la calidad del servicio, que siempre ha de ser tutelado por la administración. Esta reforma hay que hacerla sin complejos, y no se está haciendo.

¿Y los grandes proyectos?

Hay que desencallar el urbanismo de barrio, la asignatura pendiente de los tripartitos, en aspectos como los Cuarteles de San Andrés, Cocheras de Borbón, Valle Hebrón, la Colonia Castells, Can Batlló, Zona Franca, el barrio de la Marina, el Carmelo, los Tres Turons, etc. Priorizar ese microurbanismo de barrio, y en paralelo hacer una apuesta estratégica en la Zorna Franca, el 22@ y el Besós, especialmente en tiempo de crisis, para lo que hay que tener el coraje de paralizar o redefinir determinados proyectos alargando su ejecución en el tiempo, como el museo Disseny Hub, más de 100 millones de euros para un equipamiento en las Glorias en el que, además, la parte de la financiación comprometida por la Generalidad -dos terceras partes- ha sido avanzada por el Ayuntamiento, haciendo de banco amigo de CiU. O el Museo del Borne, cuya pretensión de inaugurarlo solemnemente con toda su carga ideológica en 2014 lleva a gastarse 46 millones de euros solo en el trienio 2011-2013, cuando hay otras prioridades.

Cambiando de tema, ¿qué le parece que el Ayuntamiento anule las multas de tráfico porque las señales están rotuladas solo en catalán?

En Barcelona deberíamos ser capaces de tener señalizaciones, al menos, trilingües en las zonas turísticas y bilingües con carácter general. Nosotros vamos a seguir perseverando en que la Administración se dirija en catalán y en castellano a los barceloneses. Que haya sentencias por las que el Ayuntamiento, no solo pierde ingresos, sino que avala la impunidad de un infractor por una razón lingüística, es una doble irresponsabilidad.

Hablemos de la Diputación, ¿por qué la ha dejado?

El pasado mes de marzo, anuncié que a final de año abandonaría la Diputación tras aprobar los presupuestos para centrarme en el Ayuntamiento, ante la deriva que adoptaba CiU en Cataluña, que me obligaba a ejercer una oposición nítida en la ciudad de Barcelona. Lo dejé en el pleno del 20 de diciembre, renunciando a mi condición de diputado provincial.

¿Pero sigue en pie el pacto CiU-PP en la Diputación?

CiU y PP colaboran en el gobierno de la Diputación en base a unas coordenadas estrictamente locales, es decir, el desarrollo de su función de asesoramiento y respaldo a los ayuntamientos y sus políticas, en especial, los pequeños y medianos. La Diputación es red de municipios, de carreteras, de bibliotecas, etc. La gestión de las carreteras no puede ser independentista o no, por lo que las dinámicas locales son absolutamente diferentes. Y cuando ha surgido alguna propuesta de carácter ideológico contrario a lo que defiende el PP, como en el nombramiento Marçal Sintes al frente del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), no solo nos hemos opuesto, sino que llevamos esta cuestión al pleno, donde recibimos el apoyo mayoritario. Nosotros entendemos que el CCCB ha de estar al servicio de una visión abierta y cosmopolita de la ciudad de Barcelona.

Parece que CiU estudia romper con el PP en la Diputación. Una abstención del PP permitiría a PSC e ICV-EUiA hacerse con la Presidencia de la Diputación. ¿Es una opción posible?

Sustituir a CiU por el PSC e ICV-EUiA sería pasar de guatemala a guatepeor. Otra cosa es que alguien haga un planteamiento que no incluya todos los ingredientes de los tripartitos, pero eso es hacer política ficción. Un catalán que se sienta independentista y uno que no, pueden coincidir en muchas de las políticas locales que afectan a su barrio o a los servicios públicos, sin renunciar a su compromiso ideológico ni a su sentimiento de pertenencia. Eso es lo que es una administración local.

¿Sigue defendiendo celebrar un referendo independentista para Barcelona?

Más que una propuesta fue una reflexión en voz alta. Si el independentismo justifica la separación de Cataluña del resto de España en base a los saldos fiscales, y no a un sentimiento de pertenencia, como era el caballo de batalla del nacionalismo, por la misma razón, Barcelona podría reclamar, no sé si la independencia, pero sí un estatus de distrito federal. Y con esa misma argumentación, podrían hacerlo el distrito de Sarriá-San Gervasio, que se agregó a Barcelona en 1921, cuando era independiente, o Les Corts, Horta, Gracia o San Andrés, hace apenas cien años. Si llegamos al absurdo, con el mismo hilo argumental de los independentistas para separarse de España, se puede concluir que el distrito de Sarriá-San Gervasio se ha de separar de Barcelona porque tiene historia independiente -hasta 1921 eran un ayuntamiento al margen de la ciudad de Barcelona- y por razones fiscales -dado que pagan más impuestos que servicios reciben-. Yo me siento catalán y español, y lo hago por un sentimiento de pertenencia a Cataluña y a España.

Vamos acabando. Dígame… ¿hay muchos Luis Bárcenas en el PP?

Si lo supiera, tendría que denunciarlos. Es imprescindible que la justicia actúe con celeridad y, si se demuestran las sospechas y las acusaciones, que se actúe con ejemplaridad.

¿Sigue mandando mucho Alberto Fernández Díaz en el PP catalán?

Hace once años que dejé de ser el presidente del partido, y por tanto… la psiquiatría [risas]. Yo no aspiro a mandar, sino a gobernar la ciudad de Barcelona algún día.

Defíname las etapas de los últimos presidentes del PP catalán…

La etapa de Jorge Fernández Díaz se caracterizó por un PP de extrema debilidad y por la consolidación de un proyecto incipiente que debía crecer en el espacio que hasta hacía muy poco tiempo había desempeñado UCD. La de Aleix Vidal-Quadras supuso la consolidación y crecimiento de un proyecto claramente alternativo al nacionalismo. Me quedo con la fase final de Josep Piqué, cuando le plantó cara a CiU claramente y a la trampa nacionalista del Estatuto. La indefinición del momento del partido nos llevó a una convulsión durante la época de Daniel Sirera. Alicia Sánchez-Camacho ha permitido la eclosión del partido y que este viva los mejores resultados de su historia. Sobre mi etapa, son otros los que deben valorarla.

Temas: , , ,

17 Comments en “Alberto Fernández: “Sustituir a CiU por PSC e ICV al frente de la Diputación es pasar de ‘guatemala’ a ‘guatepeor’””

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. pepo - Lunes, 21 de enero de 2013 a las 08:51

    En ves de posar noticies inbecils podrieu posar aquesta , que segur que interesa més a la gent
    http://www.vilaweb.cat/noticia/4075....propi.html.
    O l`entrevista a l`exdiputat del PP on reconeix que és repartien sobres amb diners.
    Foteu pena

  2. Pablito - Lunes, 21 de enero de 2013 a las 09:37

    Cuanto dice el Sr. Alberto Fernández es verdad. Se necesita más que nunca que los partidos políticos, además de aclarar sus cuentas, deberían aclarar sus ideales. Apenas en Cataluña nos quedan referencias consistentes para poder confiar en ellas. Cuando tocan el poder se malean de tal forma que ni ellos mismos se reconocen.
    La naturaleza de los partidos políticos apenas nos queda clara a la mayoría. De momento solo han buscado enriquecerse de forma personal sin importarles su deslucimiento bizarreando sus miserias como banderas o logros en lugar de aceptar su mezquindad.
    Poco más se puede decir hoy, cuando solamente esos periodistas mal pagados, casi siempre, arriesgando sus puestos de trabajo informan y hacen justicia. El resto de organismos oficiales siguen parasitando en ese limbo que se han creado, blindado para que los sirva de por vida.
    Decía un clásico francés que los viene de anillo al dedo a los políticos españoles; Al separarme de ti, te dejo mi corazón, para que sepas vivir como he vivido yo. Para que sepas amar como se tiene que amar y seas leal con quien tanto te dio.

  3. Patricia - Lunes, 21 de enero de 2013 a las 09:56

    No m’estranya rés del que diu l’Alberto Fernández.
    Les passades eleccions volíem tots un canvi real a Barcelona després del declivi de 30 anys socialistes. Plegats, CIU i PP podien haver fet realitat el somni de tots els que els vam votar, CANVIAR BARCELONA.
    Podríem haver tingut un govern moderat a la ciutat que hagués lluitat contra la crisi, per posar les coses fàcils als emprenedors i així generar ocupació que es en el que més insisteix el PP i amb el que estic d’acord.
    Sr. Trias, ha perdut l’oportunitat de donar als Barcelonins un govern moderat CIU-PP, compromès amb els problemes reals que estem patint tots greument.

  4. Norma - Lunes, 21 de enero de 2013 a las 10:00

    L’Alcalde Trias no sap pactar ni a arribar a acords.

    És ell el que té la responsabilitat d’arribar a acords amb els grups de l’oposició i de cedir en allò que consideri convenient, com és absolutament necessari en tota negociació.

    És ell el que té la minoria. No ho oblidem.

  5. iñigo - Lunes, 21 de enero de 2013 a las 10:03

    Mí no entender la política en Cataluña…

  6. Paula - Lunes, 21 de enero de 2013 a las 10:12

    Muy buena entrevista!!!! por fin una voz sensata en este Ayuntamiento que buena falta hace!

  7. No te confundas - Lunes, 21 de enero de 2013 a las 10:19

    No sería de pasar de Guatemala a Guatepeor, sería pasar de gente que sólo gobierna para fabricar tontos útiles, o independentistas, a gente que es capaz incluso de prestar atención a otras cosas.

  8. Erasmus - Lunes, 21 de enero de 2013 a las 10:49

    LA ‘APORÍA’ DE LA DECLARACIÓN QUE IMPULSAN CIU Y ERC

    La aporía de la ‘declaración’ que impulsan CiU y ERC es que afirma que es soberano un territorio que no lo es. Declarar el Parlamento autonómico que Cataluña es soberana choca de plano con la Constitución. La declaración es ilegal de raíz y no debería nacer. Si nace el Gobierno la recurrirá ante el Tribunal Constitucional que la anulará. Sin escuchar la recomendación de El País (pro CiU) de ‘no hacer nada’ hasta que llegue el referéndum y permitirles la gran campaña de propaganda que quieren hacer en todo el mundo: “El Parlamento catalán ha votado una Declaración de soberanía” (significa lo mismo que ‘Declaración de independencia’). Soraya: “Si es recurrible, se recurrirá”.

    La aporía de la ‘declaración’ que impulsan CiU y ERC es que afirma que es soberano un territorio que no lo es. Declarar el Parlamento autonómico que Cataluña es soberana choca de plano con la Constitución. La declaración es ilegal de raíz y no debería nacer. Si nace el Gobierno la recurrirá ante el Tribunal Constitucional que la anulará. Sin escuchar la recomendación de El País (pro CiU) de ‘no hacer nada’ hasta que llegue el referéndum y permitir a los secesionistas hacer tranquilamente la gran campaña de propaganda que quieren hacer en todo el mundo: “El Parlamento catalán ha votado una Declaración de soberanía” (significa lo mismo que ‘Declaración de independencia’). Soraya: “Si es recurrible, se recurrirá”.

    ¿Por qué tanto preocupación de CiU y de ERC, del otro miembro de la ‘familia’, CUP, y del federalista que ha vendido su alma, ICV, todos en compaña, por que el PSC pueda condenar su alma (según el catecismo nacionalista), cuando será el PSC el que sufrirá tormento en los infiernos y no ‘los 4 predestinados a la gloria’ que gozarán del cielo? Ni siquiera Dios nos obliga a salvar nuestra alma, sino que nos deja la libertad de condenarnos.

    Está más que claro -después de las manifestaciones de Navarro, del viernes, día 18, sobre la ‘declaración’ como parte del proceso que impulsan CiU y ERC (‘es una gran chapuza jurídica’, ‘es una cortina de humo para tapar cosas’, añadiendo que ‘el PSC no tolerará presiones’) y del fracaso de la ‘reunión a 5’ celebrada el mismo viernes para hacer un último intento de llegar a un imposible texto común- que el PSC no suscribirá la ‘declaración de los 4’ (si no se quedan en ‘los 3’, por descolgarse al final ICV que tiene razones para sentirse más cómoda al lado del PSC que junto a los 3 miembros de la familia nacionalista).

    La última ocurrencia de los secesionistas es decir que los catalanes ejercen la soberanía cuando votan en un referéndum. ¿De dónde han sacado eso? Cuando votan en referéndum deciden dar paso, o no, a una ley del Parlamento español en casos determinados en que la ley quiere esa confirmación. Si no dan paso a la nueva ley sigue la anterior.

    LA ÚLTIMA TRAMPA QUE LE TENDERÁN AL PSC

    La última trampa que le tenderán al PSC ‘los 4’ (CiU, ERC, CUP, e ICV si sigue) partidarios de sacar la ‘declaración soberanista’ a toda costa será sugerirle que vote algunos puntos y otros no. Espero que el PSC no caiga en esa trampa, pues le sumarían como un votante más. La declaración es un todo. Los precedentes eran casos diferentes. No se puede ser medio soberanista, lo mismo que no se puede estar medio embarazada. La cosa es, o no es.

    Erasmus

  9. momium - Lunes, 21 de enero de 2013 a las 12:14

    No te confundas – Lunes, 21 de enero de 2013 a las 10:19
    No sería de pasar de Guatemala a Guatepeor, sería pasar de gente que sólo gobierna para fabricar tontos útiles, o independentistas, a gente que es capaz incluso de prestar atención a otras cosas.

    Prestar atención a otras cosas como la de fabricar más tontos útiles que nunca antes en la historia

    Como ya demostraron los años de gobierno todos de la manita de ERC

    Hay gente que todavía no entiende que los políticos por el poder dejan los supuestos “ideales” (eso cuando los tienen) perfectamente aparcados en su casa

  10. Erasmus - Lunes, 21 de enero de 2013 a las 12:39

    BARCELONA ES COSMOPOLITA

    Barcelona es cosmopolita. Es un contrasentido que esté gobernada por el nacionalismo tribalista. Están haciendo mucho daño a Barcelona subordinando sus intereses a los del separatismo. Pero no podrán manipular a Barcelona como al Barça. No podrán con Barcelona. Barcelona podrá con ellos.

    No han podido impedir que la lengua que se escucha de modo abrumadoramente mayoritario en la calle en Barcelona sea el español.

    Erasmus

  11. Concepción Magno - Lunes, 21 de enero de 2013 a las 14:12

    Siempre directo, preciso y realista. Este es el único político que necesita Barcelona, desde hace muchos años ha demostrado con creces su valía para ser Alcalde de nuestra ciudad, los que le conocen de cerca dicen que es una persona cercana y entregada que es lo que realmente hace falta, que gaste lo justo y nos de lo máximo.

    Trias es un muñeco en manos de su partido CIU, no ha hecho nada por nuestra ciudad y además le tiembla el pulso en sus decisiones, no hay más que ver los espacios comprados y vacios que tenemos.

    Gracias Sr.Fernández. Todavía quedan políticos que merece la pena escuchar y creo que Ud. es uno de ellos, por su trayectoria y saber hacer.

  12. oscar - Lunes, 21 de enero de 2013 a las 17:17

    La falta de presupuesto es un hecho que acredita la debilidad extrema de Trias, un político con buenas(y huecas) palabras pero que de momento es incapaz de consolidar un modelo alternativo de ciudad. ¿Hay algún cambio de calado entre la administración Hereu y esta?. De hecho sí la hay, si continua el conformismo del actual gobierno municipal frente a los incumplimientos de la Generalitat, las saneadas ( y loadas por todos) finanzas de Barcelona serán simplemente un recuerdo. A ese “logro” nos aboca el Gobierno Trías.
    Hoy por hoy, la debilidad de Trias y el desconcierto socialista hacen que la única opción para un verdadero cambio en la gobernabilidad de Barcelona pase por el Sr. Alberto Fernández Díaz.

  13. Diego Vega - Lunes, 21 de enero de 2013 a las 17:24

    Ya vemos lo que le interesa y es prioritario para el señor Alberto Fernández Díaz, tan “ejemplar” en su vida privada como en su trayectoria política (http://www.youtube.com/watch?v=vDHIVWAmG40): políticas de derechas implementadas por partidos de derechas, el PP o CiU.

    ¿Es ésta la firme oposición al nacionalismo en Barcelona?

    Menuda vergüenza.

  14. CHUS - Lunes, 21 de enero de 2013 a las 20:19

    Sres. convergentes, que no convincentes: Están buscándose la ruina. Son Vds. títeres `dóciles de la Esquerra, osos que han perdido sus garras y sus colmillos. ¡Qué pena me dais! Os mean y decis que llueve.

  15. Josep - Martes, 22 de enero de 2013 a las 09:12

    Totalmente de acuerdo Alberto, la Dipu va empezar a ir a peor

  16. Catalana y española - Martes, 22 de enero de 2013 a las 12:16

    Muy buena entrevista, es usted una persona cercana, que trabaja por y para Barcelona, que realmente le preocupan los problemas de sus conciudadanos para mejorar su calidad de vida, sobre todo las políticas sociales, en favor de los más desfavorecidos… Siga así, es usted el alcalde q Barcelona necesita.

  17. Barcelona - Jueves, 24 de enero de 2013 a las 22:46

    Barcelona antídoto para el nacionalismo!!!

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.