Cataluña

El PSC evita hacer sangre de los cinco díscolos y trata de zanjar la crisis con multas de 400 euros para cada uno

“Este no es un problema de disciplina, sino de fondo, y donde se ha de resolver es, democráticamente, en las conferencias previstas para 2013”, asegura el portavoz del partido, Jaume Collboni.

Redacción
Lunes, 28 de enero de 2013 | 15:26

El portavoz del PSC, Jaume Collboni, durante la rueda de prensa de este lunes (foto: PSC).

Ni expulsión del grupo parlamentario, ni apertura de expediente. El motín iniciado por los cinco diputados autonómicos del PSC (Joan Ignasi Elena, Marina Geli, Àngel Ros, Núria Ventura y Rocío Martínez-Sampere) que el pasado miércoles decidieron desobedecer la posición del partido y no oponerse a la declaración secesionista promovida por CiU y ERC, no tendrá un castigo ejemplar.

La Ejecutiva del PSC, en la reunión de este lunes, en la que había presente cuatro de los implicados, ha decidido imponer a cada uno de los díscolos una multa de 400 euros, confiando en que no vuelvan a repetirse acciones como esta.

La dirección cierra en falso, de esta forma, una crisis que podría derivar en una ruptura del partido y, habida cuenta de que los actos de rebeldía interna ya se han reproducido en otros lugares, deja una pregunta en el aire: ¿cuánto dinero va a seguir recaudando el PSC a partir de ahora?

“Pasar página del grave episodio vivido”

El portavoz del PSC, Jaume Collboni, ha señalado que de esta forma quieren “pasar página del grave episodio vivido” la semana pasada y ha instado a centrarse en el Consejo Nacional, que celebrarán el próximo sábado, para empezar la “reorientación” del partido haciendo “un esfuerzo de síntesis” de todas las sensibilidades. “Este no es un problema de disciplina, sino de fondo, y donde se ha de resolver es, democráticamente, en las conferencias previstas para 2013″, ha añadido.

Collboni ha aprovechado la ocasión para “reafirmar” ante la militancia, los electores y la ciudadanía en general el compromiso del PSC con “el catalanismo federal”, subrayando la “autonomía” del partido ante el PSOE y “la defensa del derecho a decidir legal y acordado” y de la Constitución.

Convención Abierta Progresista

El proceso de debate interno que el PSC inicia este fin de semana, y que durará alrededor de un año, tendrá por nombre Convención Abierta Progresista y pretende ser el punto de partida de su redefinición para volver a ser alternativa de gobierno en Cataluña.

Según recoge el documento de partida aprobado este lunes, el PSC invita a participar en las diversas actividades que se convoquen a la dirección de las agrupaciones y de las federaciones locales, a los líderes de opinión, y a los activistas asociativos, culturales y sindicales.

El PSOE considera que “lo importante” es que el PSC no quiere la secesión

Desde el PSOE tampoco han querido meter el dedo en la herida abierta por los rebeldes del PSC. Su secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha restado importancia a las discrepancias entre ambas formaciones porque, a su juicio, “lo importante es saber si te vas o te quedas” en España, y los socialistas de todo el país quieren quedarse.

Respecto a la sanción impuesta a los diputados autonómicos que decidieron no oponerse a la declaración secesionista, Rubalcaba ha recordado, en una entrevista en TVE, que el PSC es “otro partido” y tiene su autonomía.

Temas: , ,

10 Comments en “El PSC evita hacer sangre de los cinco díscolos y trata de zanjar la crisis con multas de 400 euros para cada uno”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. bcn, ESPAÑA - Lunes, 28 de enero de 2013 a las 17:05

    PARA NO PASAR NADA EN EL PSC PARECE QUE PASA MUCHO

    XDDDDDDDDDD

    IDIOCRACIA

  2. Erasmus - Lunes, 28 de enero de 2013 a las 17:05

    SOLUCIÓN PARA CATALUÑA: UNA NUEVA MAYORÍA POLÍTICA PROGRESISTA, ALIANZA DE LIBERAL-PROGRESISTAS Y SOCIALDEMÓCRATAS

    Hay que dejar claro que la solución del problema que plantea el nacionalismo secesionista catalán -igual que la de cualquier problema que aparece en una democracia- debe venir del ejercicio de la misma democracia, o sea, por vía electoral. A los secesionistas catalanes hay que derrotarles en las urnas. A la vez que neutralizando en lo posible el monopolio práctico de CiU en la prensa y los demás medios autóctonos catalanes comenzando por denunciar su carácter antidemocrático.

    Abogo por una nueva mayoría progresista en Cataluña, formada por una alianza de liberal-progresistas (‘Ciutadans’ =Azaña) y socialdemócratas (PSC =Prieto). Mi hipótesis es que la harán posible tanto el avance de la formación liberal-progresista, ‘Ciutadans’, como la recuperación por el PSC de su condición de gran partido de la izquierda clásica (socialdemócrata) en Cataluña, tras haber sobrevivido a la cacería de exterminio que le ha librado CIU y su aparato mediático en los años pasados, cacería vuelta ahora más difícil por nuevas circunstancias y porque el PSC ha generado anticuerpos defensivos.

    Para explicar los resultados de las últimas elecciones autonómicas catalanas debe tenerse en cuenta que CiU ‘le hizo la campaña a ERC’ y en menor medida a ICV. Mientras que tiró a matar al PSC, actuando como el ‘verdugo’ de esa fuerza que viene siendo desde hace años. Con la complacencia de la quinta columna que CiU tiene dentro de la fuerza fundamental de la izquierda, que quieren un PSC sometido a CiU o muerto. ¿Por qué no se van a ERC? El PSC volverá a ser una fuerza mucho más importante que ERC. Al simple observador ERC (una fuerza sin espacio político definido) aparece como un ‘partido acordeón’. Tuvo 23 diputados autonómicos en 2003, solo 10 en 2010, 21 en 2012. ¿Otra vez 10 la próxima vez?

    A ver quién discute la legitimidad de un futuro gobierno progresista de coalición de Azaña (‘Ciutadans’) y Prieto (PSC) en Cataluña. Y quizá de una ICV recuperada para la socialdemocracia tras su actual sarampión abertzale y neoestalinista. Quedando en la oposición los conservadores de centroderecha (PPC) y la ‘familia nacionalista’ con todos sus componentes incluidos (CiU, ERC, CUP).

    ¿Por qué los nacionalistas del PSC no se van a ERC? ¿No quieren un partido de izquierda y nacionalista? Pues ahí lo tienen, más o menos izquierda. Y si no tienen también a la CUP maoísta. Y al nuevo partido de E. Maragall. O a CiU, destino preferido por Mascarell que ya se ha ido -igual que E. Maragall- haciendo lo correcto. ¿Por qué no se van de una vez y dejan ya de j.der en el PSC? ¿Por qué?

    Sin duda los nacionalistas del PSC se macharán siguiendo la estela de los que ya lo han hecho. O les echarán con motivo. Uno a uno, o pocos a pocos. Castells a CiU, Elena a ERC. No se atreverán a crear el enésimo partido de izquierda nacionalista. ¿Qué lograrían electoralmente? Pronto mejor, cada oveja con su pareja.

    Imagino a plazo corto o medio un ‘Parlament’ próximo al que indico en diputados (total 135): PSC 35, CiU 35, PPC 25, ‘Ciutadans’ 20, ERC 10, ICV 10, CUP 0.

    Erasmus

  3. Erasmus - Lunes, 28 de enero de 2013 a las 17:50

    SUSPENSIÓN POR UN AÑO

    En cuanto Navarro suspenda de militancia por un año a un indisciplinado, o a un afiliado que atente gravemente contra la buena imagen del Partido, se acabaron las bromas.

    Eso es compatible con la total libertad de expresión dentro de las asambleas del Partido.

    Erasmus

  4. Erasmus - Lunes, 28 de enero de 2013 a las 18:11

    ASAMBLEAS Y COMITÉS DE DIRECCIÓN

    Las discusiones ilimitadas a ‘calzón quitado’ son propias de las asambleas del Partido donde se va a discutir. Los órganos de dirección son equipos de trabajo coherentes donde se va a trabajar. El que no desee trabajar en la línea apoyada por la mayoría debe abandonarlos.

    Erasmus

  5. mariano - Lunes, 28 de enero de 2013 a las 18:48

    Demasiado barato. Sospechoso…

  6. Erasmus - Lunes, 28 de enero de 2013 a las 19:14

    ESPACIOS POLÍTICOS

    ‘Ciutadans’ (la fuerza que más crece en Cataluña, pues triplicó escaños en las pasadas elecciones autonómicas) debe desarrollar rápidamente su espacio propio, el espacio liberal-progresista. No es el de los conservadores de centroderecha, ni el de los socialdemócratas de centroizquierda, sino que representa una tercera vía entre ambos. ‘Ciutadans’ son progresistas no socialistas, o izquierda liberal.

    Hoy -tras la conversión en centristas de la derecha y la izquierda tradicionales- fuera de las fuerzas de centroderecha y centroizquierda y de los partidos de ‘tercera vía’ (en Alemania hay más de uno) solo hay ‘extremas’, derecha e izquierda.

    CiU, ERC y CUP, como fuerzas nacionalistas, forman en Cataluña la ‘familia nacionalista’. En lo esencial comparten la misma posición política, consistente en apoyar la secesión de Cataluña. Los nacionalistas son antes que nada nacionalistas. Solo secundariamente es ERC izquierda moderada y CUP izquierda radical ‘anticapitalista’ bastante teatral. Por no saber ver los constitucionalistas esa unidad de la familia nacionalista en el País Vasco, se ha producio en esa comunidad un crecimiento patológico de las formaciones nacionalistas. No debe cometerse el mismo error en Cataluña.

    La principal fuerza electoral de la familia nacionalista, CiU, integra dos formaciones (CDC y UDC) registradas como partidos, pero que no son fuerzas autónomas. Al ser CiU la entidad que comparece en las elecciones (el programa es de CiU y el voto se pide para CiU) hay que considerar a CDC y UDC sectores internos de CiU.

    El espacio nacionalista (familia nacionalista) es un espacio con características particulares, al que se le puede definir como complejo, porque, además de ser competitivo con los otros espacios, es antisistema por no asumir la Constitución.

    No auguro mucho porvenir al (recién llegado a la política parlamentaria) tercer miembro de la familia nacionalista catalana, CUP, manifiestamente favorecido por el aparato mediático de CiU. Esa supuesta nueva vanguardia de la clase obrera catalana, vocifera en los salones pero son tan desconocidos en los barrios obreros como entre la burguesía progresista.

    Lo único sólido en la izquierda, en Cataluña, es el PSC. Si nos referimos a la izquierda clásica, que se apoya a la vez en los sectores obreros y las clases medias progresistas.

    Imagino a plazo corto o medio un ‘Parlament’ próximo al que indico en diputados (total 135): PSC 35, CiU 35, PPC 25, ‘Ciutadans’ 20, ERC 10, ICV 10, CUP 0.

    Erasmus

  7. Erasmus - Lunes, 28 de enero de 2013 a las 19:23

    ESCASO PORVENIR DE CUP

    No auguro mucho porvenir al (recién llegado a la política parlamentaria) tercer miembro de la familia nacionalista catalana, CUP, que ha recibido su principal impulso para avanzar del aparato mediático de CiU. Esa supuesta nueva vanguardia de la clase obrera catalana, vocifera en los salones pero son tan desconocidos en los barrios obreros como entre la burguesía progresista.

    Erasmus

  8. Juan Pérez - Lunes, 28 de enero de 2013 a las 20:36

    Los portavoces pasan, los tópicos remanidos permanecen: pasar página, en el paralenguaje político cataláunico significa: “tots prendrem mal”. En el fondo, la multa es un desprecio tal al ejército humillado de prados que viene a decirles: “vosotros con 400€ no llegáis a fin de mes; pero para nosotros, 400 euros es una infracción leve al código de circulación ideológico que no nos pica en un bolsillo que pasa, acaso, de los 3000 euros al mes, si no me quedo corto, que probablemente sí”. Y añaden, a la inoperancia, el insulto a quienes están requetejodidos… ¡Bonita forma de resolver una crisis ideológica en el seno del socialismo! ¡Con multas! ¿Qué mensaje quieren transmitir a los votantes: que la rebeldía es un artículo de consumo, que la independencia de criterio no puede existir en un partido político, que saltarse la democracia interna tiene un precio “tirado”…? De todas las soluciones posibles, han elegido la peor, la más insultante. Todo por no enfrentarse a la realidad de lo que deberían hacer, y a lo que no se atreven, “els fan figa les cames, pel que sembla”…

  9. Kim - Lunes, 28 de enero de 2013 a las 22:01

    ¿Esfuerzo de síntesis? ¿Y sólo con estos? El PSC necesita hacer un enorme esfuerzo de síntesis con la realidad.

  10. Angel - Lunes, 28 de enero de 2013 a las 22:27

    No se entiende que en un partido filial del PSOE como es el PSC,tenga responsables políticos de ideología nacionalista.Está gente debieran estar en CIU o ERC.Tendrían que haberlos dado de baja.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.