Cultura, Medios e Internet

Fallece Stéphane Hessel

Autor del manifiesto ‘¡Indignaos!’. Tenía 95 años.

Agencias / Redacción
Miércoles, 27 de febrero de 2013 | 09:53

Hessel, durante una entrevista para la cadena Ser.

El pensador, escritor, diplomático y resistente francoalemán Stéphane Hessel, autor del manifiesto ¡Indignaos!, ha fallecido este miércoles a los 95 años, según ha informado su esposa a diversos medios franceses. Hessel nació en Berlín en 1917. Fue refugiado en Francia durante la II Guerra Mundial, capturado por la Gestapo, pasó por los campos de concentración de Buchenwald y Dora-Mittelbau.

Tras el final de la II Guerra Mundial participó, aunque tangencialmente, en la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948. Su actual fama mundial le ha llegado de la mano del texto ¡Indignaos!, un manifiesto político publicado en Francia en 2010 y que, en palabras del autor, “exhorta a los jóvenes a indignarse”.

De este libro último libro (de apenas 32 páginas), Hessel ha vendido más de cuatro millones de ejemplares en más de 100 países y ha sido utilizado por el movimiento de protesta ciudadana, en España bajo el nombre popular del 15M, como punto de partida en sus reivindicaciones. El nombre de indignados de este movimiento viene del título de la obra de Hessel.

Tras la popular obra escribió ¡Reacciona!, ¡Comprometeos! y Hay alternativas. Su última obra, ¡No os rindáis! está a punto de salir y será, por lo tanto, un texto póstumo.

Sobrevivió al horror nazi

Durante la presentación de sus memorias, en octubre de 2011, Hessel aseguró que había luchado contra Hitler y mantuvo que “fui yo quien ganó”. Para el escritor la vida suponía “la búsqueda activa de la felicidad” y la muerte algo que esperaba con “un cierto apetito”. Esta, la muerte, casi le atrapó en Buchenwald, al ser condenado a morir en la horca, pero finalmente cambió su identidad por la de otro preso fallecido de tifus. Fue el mismo día de su 27 cumpleaños.

Poco antes sobrevivió a la tortura de la Gestapo en París (Francia) y, tras Buchenwald, fue deportado a Rottleberode y después a Dora-Mittelbau, un campo de “exterminio sistemático”, donde vivió el “horror puro, absoluto” al pasar un día desnudando cadáveres, cubiertos de sangre y excrementos, a cambio de dos rodajas de salchichón. Logró escaparse dos veces de los campos de concentración.

Diplomático y partidario de una “izquierda impertinente”

Tras la II Guerra Mundial, como diplomático, Hessel participó de manera cercana en la redacción de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Y llegó a ser embajador de Francia ante la ONU y en China, entre otros lugares. Militó en el Partido Socialista Francés.

En 2009, en las elecciones europeas, apoyó la lista de Europe Écologie, junto con Daniel Cohn-Bendit y José Bové, con “la esperanza de ver surgir una izquierda impertinente con peso”, que a la postre obtuvo un excelente resultado colocándose como tercera fuerza en Francia con el 16,28% de los votos y 13 eurodiputados. En 2012 apoyó a Francois Hollande en su camino a la Presidencia de la República.

Recibió la Gran oficial de la Legión de Honor, la Orden de Mérito (Francia), el Premio Norte-Sur y, entre otros, el Premio UNESCO de Bilbao para una Cultura de los Derechos Humanos.

Temas: , ,

3 Comments en “Fallece Stéphane Hessel”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Volem la independència i rodes noves pel tractor - Miércoles, 27 de febrero de 2013 a las 13:21

    Si llega a vivir en Cataluña se muere antes: de pena, el pobrecillo.

  2. Mariacruz - Jueves, 28 de febrero de 2013 a las 07:49

    Ya se habrán cuidado algunos de no darle propaganda.

    No lo olvidar que él predicaba cambiar las cosas desde la Política y la participción de los jóvenes pero SIN VIOLENCIA.

  3. Mariacruz - Jueves, 28 de febrero de 2013 a las 07:53

    Algunos autores «viven más» después de muertos.
    Porque sus libros se leen más.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.