Internacional

Finaliza el Pontificado de Benedicto XVI

Benedicto XVI fue Papa 2.872 días, dos horas y diez minutos. Desde este momento, la sede apostólica está vacante hasta que el próximo cónclave cardenalicio escoja a su sucesor. Está previsto que a mediados del mes de marzo se sepa su nombre.

Agencias / Redacción
Jueves, 28 de febrero de 2013 | 20:45

Momento en el que el Papa pisa Castel Gandolfo, minutos antes de renunciar definitivamente (foto: TV).

Las puertas del Palacio de Castel Gandolfo se han cerrado a las 20:01 horas de este jueves, momento en que la Guardia Suiza se ha retirado, dando por finalizado el Pontificado de Benedicto XVI, ex cardenal Joseph Ratzinger, tras 2.872 días, dos horas y diez minutos. Desde este momento, la sede apostólica está vacante hasta que el próximo cónclave cardenalicio escoja al sucesor de Benedicto XVI.

El 11 de febrero, Benedicto XVI anunció que renunciaba por falta de fuerzas y por el bien de la Iglesia católica, convirtiéndose en el primer Papa que renuncia en 700 años. “No abandono la cruz”, ha precisado en su última audiencia, aunque días antes ha indicado que permanecería “oculto para el mundo”. Benedicto XVI se ha convertido en Papa emérito. Este miércoles, en su última audiencia general ha estado arropado por unos 150.000 fieles y cerca de 70 cardenales.

Luces y sombras

Su Pontificado se inició el 19 de abril de 2005 a las 17:50 horas, momento en el que salió humo blanco de la chimenea de la Capilla Sixtina. Pocos minutos después, comenzaba el repique de campanas en Roma. Había sido elegido el sucesor de Juan Pablo II en el cuarto escrutinio, en el segundo día de cónclave. Una hora después, el cardenal chileno Jorge Arturo Medina Estévez pronunciaba las palabras esperadas “habemus papam”. Ratzinger se convertía en Benedicto XVI.

El Pontificado ha durado ocho años y ha tenido sus sombras y sus luces. Por un lado las Jornadas Mundiales de la Juventud de Colonia y de Madrid, y por otro, el caso Vatileaks o la lucha contra los abusos sexuales en la Iglesia católica. Benedicto XVI ha estado tres veces en España, y en uno de sus viajes dedicó el templo de la Sagrada Familia y consagró su altar.

Un gran teólogo

Aunque si algo ha marcado su paso por El Vaticao, además de lo novedoso de su renuncia, un hecho histórico, han sido sus encíclicas. Cuando los expertos pensaban que todo el Concilio Vaticano II estaba exprimido en los textos de Juan Pablo II, Benedicto XVI sorprendió en 2005 con Deus Caritas est, en la que profundiza en el amor de Dios; en 2007, con Spe salvi, sobre la idea de la esperanza en la vida eterna y en 2009 con Caritas in Veritate, en la que aborda los temas del desarrollo de los pueblos y de las desigualdades sociales en el marco del principio de la crisis económica. Nunca ha dejado de ser un gran teólogo.

El Papa emérito ya está recogido, provisionalmente, en el Palacio de Castel Gandolfo, la residencia de verano del Papa, hasta que se traslade de nuevo a la Ciudad del Vaticano, donde residirá en el convento Mater Ecclesiae, estudiando y orando, “oculto para el mundo”. Se vestirá con la sotana blanca simple aunque no está previsto que luzca el pequeño mantel sobre los hombros y no llevará los zapatos rojos, que sustituirá por unos mocasines marrones.

Su sucesor

Todas las quinielas sitúan al arzobispo de Milán, el italiano Angelo Scola, de 71 años, como el mejor situado para suceder a Benedicto XVI pero, de igual forma, nadie sabe quién será el elegido. Otros de los candidatos que más suenan son el canadiense Marc Ouellet (67 años), prefecto de la Congregación para los Obispos; el ghanés Peter Turkson (64 años), presidente del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz; el italiano Tarcisio Bertone (79 años), secretario de Estado Vaticano y cardenal Camarlengo -ejercerá como Jefe del Estado Vaticano durante el período de Sede Vacante-; el argentino Leonardo Sandri (69 años), prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales; el italiano Angelo Bagnasco (70 años), arzobispo de Génova y presidente de la Conferencia Episcopal Italiana; el italiano Angelo Amato (74 años), prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos; el italiano Mauro Piacenza (68 años), prefecto de la Congregación para el Clero; el checo Jaroslav Duka (69 años), arzobispo de Praga y primado de la República Checa; el brasileño Odilo Pedro Scherer (63 años), arzobispo de Sao Paulo; y el estadounidense Timothy Dolan (63 años), arzobispo de Nueva York.

Los 115 cardenales que decidirán el nombre del próximo Papa comenzarán a planear el cónclave desde este momento. Una de las primeras preguntas que deberán responder es cuándo se reunirán en la Capilla Sixtina para la votación. Mantendrán un primer encuentro este viernes, pero no se espera una decisión al respecto hasta la próxima semana.

Todo indica que la elección se llevará a cabo a mediados de marzo, antes del Domingo de Ramos, que este año se celebra el 24 de marzo, e inicia los servicios de Semana Santa que culminan en la Pascua el domingo siguiente. Hasta entonces, los cardenales mantendrán reuniones de consulta diarias en El Vaticano.

Temas: , , ,

3 Comments en “Finaliza el Pontificado de Benedicto XVI”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Mariacruz - Viernes, 1 de marzo de 2013 a las 07:47

    Ahora va a pasar como cuando una esposa.madre.ama de casa se va
    Entonces es cuando se dan cuenta de todo lo que hacía y la echan de menos.

    Sus. Enciclicas van a ser ahora muchísmo màs solicitadas y apreciadas.

    Los hombres sabios suelen pasar desapercibidos porque la Sabiduria es humilde.

  2. Pablito - Viernes, 1 de marzo de 2013 a las 09:53

    Dicen que una vida es ejemplar cuando su conducta rebasa la media de lo que hacemos y pensamos los demás. Benedicto XVI ha sabido ser Papa, yo pienso que un gran Papa. Pero sobre todo, ha sabido ser un hombre que ostentando el máximo poder, sabe renunciar a él cuando ya apenas le quedan fuerzas humanas para ejércelo. Ha sabido sacarnos las vergüenzas, manifestándonos de forma ejemplar, que en la vida hay un tiempo para realizarse y ese tiempo se acaba.
    Ayer como la paloma que soltó Noé para buscar tierra donde posarse, el helicóptero papal voló sobre Roma buscando en la oración la paz del alma cansada. No volverá con su ramita de olivo, pero sabemos que no está perdido, que no será olvidado y que para muchos de nosotros es un difícil ejemplo a seguir.
    Creo que el mayor avance que ha hecho la Iglesia Católica, ha sido la decisión de Benedicto XVI al mostrarnos que ejercer un cargo todos sabemos, pero ejercerlo con honestidad, si no se está al 100×100 hay que dar paso a otro compañero que con renovadas fuerzas, pueda llegar donde terminan nuestras limitaciones. Quizás haya intentado buscar el Cielo en la Tierra en sus últimos años y que bonito sería que un hombre así, lo encontrara

  3. Lehman Sisters - Viernes, 1 de marzo de 2013 a las 12:09

    El mejor Papa de la Historia ?

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.