España

Los partidos se gastaron 65 millones en la campaña de las generales de 2011

El Tribunal de Cuentas pide establecer un mayor control sobre los conceptos subvencionables; reclama a los partidos que contraten a los proveedores que presenten la mejor oferta económica; y propone implantar sanciones a bancos y proveedores que no le entreguen la información exigida para poder fiscalizar las campañas.

Redacción
Sábado, 2 de marzo de 2013 | 09:54

Resumen de los gastos de las elecciones generales de 2011, por partidos, fiscalizados por el Tribunal de Cuentas (cuadro: Tribunal de Cuentas).

Los 19 partidos y coaliciones que tienen representación en el Congreso o en el Senado se gastaron 65 millones de euros en las elecciones generales de 2011, según certifica un informe del Tribunal de Cuentas publicado hace unas semanas.

Esto supone un 4% menos que los 67,7 millones de euros que les costó la campaña electoral de las anteriores elecciones generales, celebradas en marzo de 2008.

Las formaciones políticas destinaron 26 millones de euros al envío de propaganda electoral (una cifra casi idéntica a la de 2008), mientras que los 39 millones restantes se utilizaron en operaciones ordinarias (2,6 millones menos que tres años antes).

Las principales formas de financiación utilizadas fueron los créditos bancarios (39,2 millones), los anticipos de subvenciones electorales (18,2 millones) y las aportaciones de los propios partidos (5,3 millones).

PP y PSOE acumulan dos tercios del gasto total

El PP encabeza la lista de gastos subvencionables relativos a las elecciones generales de 2011, con 20,5 millones de euros, sin incluir los de las coaliciones de las que ha formado parte, con el Partido Aragonés (0,6 millones), con Extremadura Unida (0,5 millones) y con UPN (0,3 millones). A continuación se sitúa el PSOE, con 19 millones de euros, que tampoco incluyen los gastos subvencionables al PSC (3 millones).

Tras ellos están La Izquierda Plural (8,9 millones); CiU (3,2 millones); Entesa pel Progrés de Catalunya (2,2 millones); UPyD (1,7 millones); PNV (1,1 millones); Amaiur (0,9 millones); BNG (0,9 millones); Foro de Ciudadanos (0,7 millones); ERC (0,6 millones); Coalición Canaria (0,5 millones), Bloc Iniciativa-Verds-Equo-Coalició Compromís (0,2 millones) y Geroa Bai (0,2 millones).

No hay irregularidades contables relevantes

El Tribunal de Cuentas señala que todos los partidos han presentado la contabilidad electoral dentro de los plazos legales establecidos, debidamente formalizada y de forma coherente.

El organismo fiscalizador no ha detectado irregularidades relevantes en relación a los requisitos y limitaciones impuestos a la obtención de recursos recogidos en la Ley Orgánica del Régimen Electoral (LOREG).

Ningún partido ha sobrepasado el máximo total de gastos fijado por ley. Sin embargo, sí ha denunciado que el PP se excedió en 54.142,43 euros el límite legal establecido para gastos de publicidad en prensa y radio (un 1,8% más del tope marcado), lo que le ha supuesto una reducción de la subvención electoral de 4.349,05 euros. Y Geroa Bai destinó 12.312,36 euros más de los permitidos en publicidad exterior y 56,46 euros más en radio y prensa, lo que le ha costado 2.522,22 euros de la subvención.

Por otra parte, 27 empresas proveedoras no han cumplido con la obligación de entregar al Tribunal de Cuentas información detallada de su facturación, por un importe global de 1,2 millones de euros. Dieciséis de estas empresas fueron proveedores del PP (al que facturaron bienes o servicios por 804.784,21 euros) y otras siete tuvieron como cliente a CiU (371.141,62 euros).

Solo cuatro partidos han cerrado su contabilidad electoral arrastrando deudas con los proveedores, en concreto, el PSOE, La Izquierda Plural, CiU y Bloc Iniciativa-Verds-Equo-Coalició Compromís.

El Tribunal de Cuentas reclama mayor control sobre el gasto de los partidos

En sus recomendaciones, el Tribunal de Cuentas considera ‘necesario’ que ‘en el actual contexto político y social, las formaciones políticas limiten los gastos realizados a los imprescindibles para acometer la campaña electoral, ajustándose a una interpretación estricta de los conceptos subvencionables’ recogidos en la LOREG.

También insta a establecer ‘un sistema de control interno que garantice la selección de la oferta económicamente más ventajosa en relación con aquellas operaciones que representen una importancia relativa sobre el volumen de gastos declarados bien por su cuantía individual o bien por su concentración en un mismo proveedor’. Y que dicho sistema de control incluya ‘las medidas necesarias que faciliten la adecuada comprobación documental por el Tribunal de Cuentas del detalle de las operaciones que integran los conceptos de gastos facturados para la campaña electoral’.

Por último, la propone implantar ‘las debidas sanciones a los terceros (entidades financieras y proveedores) que obligados a remitir información al Tribunal de Cuentas en relación con las campañas electorales no cumplan con dicha obligación, dada su importancia a efectos de completar el procedimiento fiscalizador’.

Temas: , , ,

1 comentario en “Los partidos se gastaron 65 millones en la campaña de las generales de 2011”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Romualdo - Sábado, 2 de marzo de 2013 a las 12:52

    Cuando se invierte tanto dinero es una de dos o porque la inversión se considera rentable económicamente o porque no se va a devolver.

    En ambos casos y a menos que ese gasto entre dentro de las partidas que pagamos todos los españoles a los partidos políticos según marca la ley, conlleva necesariamente a tráfico de influencias y corrupción.

    Eso sin contar con los manejos del poder para impedir que los que no pueden acceder a esos créditos tampoco puedan pegar carteles fuera de las vallas alquiladas o participar en los medios de comunicación afines. Es decir, reducirlos al silencio.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.