Sólo la apuesta bilingüe puede suponer el éxito asegurado

25.03.2013 | 10:48
 

Se acaba de celebrar en París su prestigioso Salón del Libro en el que Barcelona ha sido la invitada especial de esta edición. Barcelona ha participado en la feria parisina, que viene teniendo unos 200.000 visitantes, bajo el lema de ‘Barcelonne, ville des prodiges’, un reclamo que evocaba al escritor catalán en lengua española, Eduardo Mendoza. La segunda ciudad más importante de España se ha convertido así en la tercera ciudad invitada, tras Buenos Aires y Moscú. Esta actividad ha tenido un coste de 304.000 euros, la mayor parte la asumida por el Instituto Ramon Llull, el cual viene desarrollando una política de colaboración con el Instituto Cervantes para promover la lengua y cultura catalanas con el apoyo de las instalaciones y medios de éste.

La novedad de la presencia de la cultura catalana en esta cita parisina ha radicado en que la lógica y la realidad han ido de la mano, al acudir a la capital francesa una representación de lo mejor de la literatura de Cataluña, en catalán y en español. No se ha repetido la chapuza y el error que generó el conflicto que se vivió en Frankfurt (Alemania) en el año 2007, al excluir a los autores catalanes en lengua española.

Al parecer y haciendo balance, el resultado ha sido un completo éxito. Los sentimientos de cada uno se han dejado en la puerta –incluidos los de los propios autores invitados- y la realidad sociolingüística catalana se ha respetado. Se ha creado así un precedente que sin duda deberá tener continuidad en citas próximas.

Algunos deberían entender, con este ejemplo, que el respeto debe configurarse como el concepto clave en materia lingüística: el respeto a la libertad individual, el respeto al diferente, el respeto a los sentimientos del otro, el respeto a los derechos del niño, el respeto al derecho vigente, el respeto a la posición cultural de Cataluña y España en el mundo… el respeto, en fin, al estándar de lengua oficial del que disfrutan en esta Comunidad Autónoma los dos idiomas.

Sólo la apuesta bilingüe, basada en ese respeto, puede suponer el éxito asegurado. Lo contrario nos lleva irremediablemente al conflicto y a la frustración. No nos hagan elegir, nunca más, entre Javier Cercas o Albert Sánchez Piñol porque nos romperían el alma y nos harían más pobres. Seguro que eso no es lo que la mayoría deseamos.

1 comentario en “Sólo la apuesta bilingüe puede suponer el éxito asegurado”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Lehman Sisters - Martes, 26 de marzo de 2013 a las 14:53

    Poco a poco nos vamos quitando de encima las toneladas de mediocridad que Zapatero y su Tripartito nos obligaron a cargar cual Estado socialista en Cuba , no hemos mejorado mucho porque ahora tenemos a Artur Mas y su onanismo separatista con ERC y por lo tanto el círculo vicioso de la mafia independentista sigue ahí pero leer esta noticia cultural es un pequeño soplo de aire fresco entre tanta corrupción política , hay esperanza para este país si premiamos la calidad y la exportamos , evitemos lo contrario o nos cargaremos el turismo .

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.