Cataluña

El TSJC confirma la decisión del OARCC de anular la adjudicación de Aguas Ter-Llobregat a Acciona

Paradójicamente, la Generalidad, que recurrirá la sentencia, podría verse beneficiada por esta situación, puesto que, si finalmente debe realizar un nuevo concurso, el importe de la adjudicación podrá incluirlo como un ingreso de este año, y conseguiría reducir el déficit de 2013 en medio punto porcentual.

Alejandro Tercero
Miércoles, 27 de marzo de 2013 | 19:12
Planta desalinizadora del Llobregat, propiedad de Aguas Ter-Llobregat  (foto: ATLL).

Planta desalinizadora del Llobregat, propiedad de Aguas Ter-Llobregat (foto: ATLL).

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha desestimado los recursos de la Generalidad y del consorcio de empresas liderado por Acciona contra la resolución del Órgano Administrativo de Recursos Contractuales de Cataluña (OARCC) que anuló la adjudicación de la gestión de la empresa Aguas Ter-Llobregat (ATLL) a este consorcio para los próximos 50 años a cambio de unos 1.000 millones de euros.

El pasado 2 de enero, el OARCC dictaminó, a instancias de Agbar -la otra empresa en disputa por hacerse con la concesión-, que Acciona debió ser excluida del concurso de la Generalidad por incumplir los requisitos establecidos.

Ahora, el TSJC ha confirmado esta decisión, dejando sin efecto la adjudicación -que tuvo lugar a finales de diciembre pasado-, y por la que Acciona ya había adelantado 298,65 millones de euros al Gobierno autonómico.

Aval del TSJC a los argumentos del OARCC

La OARCC dio la razón a la impugnación presentada por Agbar contra la adjudicación, que alegó que el bajo precio ofertado por Acciona para hacerse con el contrato (0,7088 euros por metro cúbico, frente a los 0,79 euros de la oferta perdedora) solo es posible porque esta presentó un plan de ejecución de las obras que van asociadas a la adjudicación dilatándolo a lo largo de más de diez años, algo que no permite el pliego de condiciones.

La Generalidad se limitó a otorgar cero puntos a Acciona en este apartado de la valoración del concurso, lo que no fue suficiente para que Agbar superase la puntuación total de Acciona. Agbar argumentó que su competidora debía haber sido excluida del concurso, puesto que ellos también podrían haber reducido sustancialmente su oferta económica en caso de haber podido alargar la programación de las obras, lo que habría nivelado las puntuaciones de ambas competidoras.

El TSJC considera que ‘la resolución del OARCC no contiene un error manifiesto y evidente en su fundamentación [como defendía la Generalidad], sino que se basa en un argumento perfectamente sostenible, cuyo acierto deberá ser examinado cuando se analice el fondo de la cuestión litigiosa’.

En sus tres interlocutorias (que responden a sendos recursos de la Consejería de Territorio y Sostenibilidad, y de la Consejería de Economía y Conocimiento; de Agbar; y de Acciona), el TSJC también apela a la normativa europea en materia de adjudicación de contratos públicos, que ‘pretende asegurar la existencia de mecanismos eficaces de garantía para los licitadores, de modo que se eviten las situaciones relativamente frecuentes en que el tiempo necesario para sustanciar los procedimientos ordinarios hace inviable revertir una situación ilegal, que se convierte por ello en un hecho consolidado’.

La Generalidad recurrirá

El consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, ha señalado que en las próximas horas estudiarán la posibilidad de interponer un recurso contra la decisión del TSJC, para lo que tienen un plazo de cinco días.

“Nuestro norte será mantener la continuidad y el buen servicio con independencia de la superestructura, y primar los intereses de los consumidores y los trabajadores, que serán lo primordial a la hora de decidir entre las diferentes acciones jurídicas”, ha indicado Mas-Colell.

Se da la curiosa circunstancia de que las interlocutorias del TSJC se han conocido mientras el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, comparecía en una comisión parlamentaria para dar explicaciones de la polémica adjudicación de la gestión de ATLL.

Antes de tener constancia de la decisión del TSJC, Vila había defendido la transparencia del proceso de adjudicación y había asegurado que recurrirían si la resolución del tribunal mantenía la anulación del concurso, como finalmente ha ocurrido.

La anulación puede ayudar a cumplir el déficit de este año

En un comunicado, Acciona ha señalado que prevé seguir gestionando ATLL porque considera que la decisión del OARCC no es ejecutiva, y ha anunciado que recurrirá la decisión del TSJC ante el Tribunal Supremo.

En su momento, Acciona advirtió de que, si finalmente se anulaba la adjudicación, exigiría la devolución ‘inmediata’ de los 298,65 millones de euros adelantados a la Generalidad en el momento de la firma del contrato, y reclamaría una compensación económica adicional en concepto de daños y perjuicios, habida cuenta de que la adjudicación decretada por la Consejería y la resolución emitida por el OARCC son pronunciamientos contradictorios realizados por órganos pertenecientes al mismo Gobierno autonómico, y por tanto, responsable de esta situación.

Tanto desde ERC como desde los partidos de la oposición en el Parlamento autonómico han criticado la gestión de la adjudicación realizada por la Generalidad, y han pedido a Mas-Colell y a Vila que asuman responsabilidades políticas.

Sin embargo, y de forma paradójica, esta situación puede tener un aspecto positivo para el Gobierno autonómico. Los 1.000 millones de la adjudicación fueron consolidados como un ingreso de la Generalidad del año 2012, lo que ayudó a cerrar las cuentas con un déficit del 1,96%. Si finalmente el concurso se anula, el déficit de 2012 aumentará en aproximadamente medio punto porcentual -una circunstancia que tendría un coste político limitado, puesto que es un debate que ya está amortizado-, pero permitiría a Mas llevar a cabo una nueva adjudicación y disponer de 1.000 millones de ingresos adicionales en las cuentas de 2013 con los que no se contaba inicialmente, lo que supondría un bálsamo de cara a la confección de los presupuestos autonómicos de este año.

Temas: , , , , , ,

6 Comments en “El TSJC confirma la decisión del OARCC de anular la adjudicación de Aguas Ter-Llobregat a Acciona”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Fagot - Miércoles, 27 de marzo de 2013 a las 20:32

    ¿Y qué cantidad se estima que haya que indemnizar a Acciona? Lo digo, mayormente, porque lo mismo en vez de contabilizar 1.000 millones la cosa se queda en 700 (todo eso pensando que se les pueda indemnizar con algo que no sea lo que lleven los consellers en la cartera…)

  2. Pedro de Margarit - Miércoles, 27 de marzo de 2013 a las 20:57

    Vaya bodrio y pelotazo económico de los grandes gestores de la GENE. Si estos señores son los que nos van a llevar hasta Itaca, vamos apañados…Hablemos claro: son unos señoritos consentidos, peseteros, caprichosos y torpes que juegan a las ” nacioncitas”, sin importarles un pimiento los ciudadanos

  3. Erasmus - Jueves, 28 de marzo de 2013 a las 01:02

    SI ERC NO APOYA LOS PRESUPUESTOS DE LA GENERALIDAD PROVOCARÁ LA CAÍDA DE MÁS COMO PRESIDENTE

    “No tenemos gobierno” (Xavier Rius, director del digital catalanista E-Noticies. Alude a la carencia de presupuestos del Ejecutivo de Artur Mas y a las dificultades que encuentra Mas para aprobarlos.
    Aparece en el digital, 26/03/2013, enlace http://multimedia.e-noticies.cat/el....74249.html

    No se equivoque Junqueras. No puede decir ‘yo me piro’ y que Mas se las arregle. Si él ‘se pira’ provocará la caída de Mas como presidente. ¿Es eso lo que quiere? La votación de presupuestos es la más importante del año y condiciona muchas otras. Es definida como una ‘pequeña investidura’ anual. Los presupuestos son el ‘programa de gobierno puesto en cifras’. Ni el PSC ni el PPC (las otras dos fuerzas que suman mayoría con CiU aparte de ERC) van a votar los presupuestos del Ejecutivo de Artur Mas, que está aplicando un programa de gobierno surgido del ‘pacto de Mas y Junqueras’, del inicio de la legislatura, pacto que también sirvió para hacer presidente a Artur Mas. Si esos presupuestos no los vota ERC, que es la fuerza que más tiene que ver con los mismos (fuera de CiU) Mas no tendrá presupuestos.

    La votación de presupuestos va a ser en la práctica la ‘cuestión de confianza’ a la que Navarro ha pedido que se someta Mas en el ‘Parlament’ para comprobar los apoyos con los que cuenta. El PSC solo puede votar los presupuestos de la Generalidad si son los del gobierno de su ‘confianza’. Es decir, si entra en el Ejecutivo que propone Mas tripartito CiU+ERC+PSC. Y lo mismo el PPC. Si el PSC no se encuentra vinculado al Ejecutivo en el momento de la votación no puede votar los presupuestos. Entonces, o los vota ERC, o Mas constatará que carece de la ‘confianza’ de la mayoría de la Cámara y deberá renunciar. Abriendo el paso a la investidura de un nuevo presidente, con un programa de gobierno diferente al pactado por Mas y Junqueras para la investidura de Mas.

  4. Josep Orgullòs - Jueves, 28 de marzo de 2013 a las 10:11

    Ayuda de la Troika a Chipre: 10.000.000.000. Déficit fiscal catalán: 16.000.000.000 anuales. #mejorvecinos

  5. Lehman Sisters - Jueves, 28 de marzo de 2013 a las 10:41

    ” Nuestro norte ” ( ja ! )

  6. Olademar - Jueves, 28 de marzo de 2013 a las 11:24

    Este final se veía venir. La concesión a Acciona no sólo nos va arruinar más sino que deja la credibilidad de este gobierno por los suelos. Finalmente el Tribunal Superior de Justicia da la razón a a Agbar y al OARCC. Se cumple aquello de: cuando el río suena, agua lleva. Por lo menos ahora el agua volverá a estar gestionada por gente de casa.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.