España

Los españoles prefieren un Estado más intervencionista pese a desconfiar de las instituciones políticas y económicas

Según un estudio de la Fundación BBVA realizado en diez países de la Unión Europea, los españoles son los que más se oponen a los recortes; los que más creen que ‘el Estado debe tener la responsabilidad principal a la hora de asegurar que todos los ciudadanos puedan gozar de un nivel de vida digno’; y los que más apuestan por ‘una sociedad con un amplio sistema de seguridad social, aunque ello implique tener que pagar impuestos altos’. Sin embargo, también son los que peor valoran a sus políticos.

Redacción
Domingo, 7 de abril de 2013 | 22:28
España, entre los países más favorables a que ‘es preferible una sociedad con un amplio sistema de seguridad social, aunque ello implique tener que pagar impuestos altos’ (cuadro: Fundación BBVA).

España, entre los países más favorables a tener ‘un amplio sistema de seguridad social, aunque ello implique tener que pagar impuestos altos’ (cuadro: Fundación BBVA).

Los españoles son los europeos que menos confían en el funcionamiento de sus instituciones políticas y económicas -a las que responsabilizan, en gran parte, de la crisis-, pero también son los que demandan una mayor intervención del Estado en la economía para garantizar el Estado de bienestar, aunque eso supongo una mayor presión tributaria.

Esta es la principal conclusión que se extrae del informe Valores políticos‐económicos y la crisis económica realizado por el Departamento de Estudios Sociales y Opinión Pública de la Fundación BBVA presentado esta semana.

El estudio examina las percepciones, actitudes y valores de los ciudadanos de diez países de la Unión Europea (Alemania, Dinamarca, España, Francia, Italia, Países Bajos, Polonia, Reino Unido, República Checa y Suecia) mediante una encuesta a 15.000 personas (1.500 de cada uno de estos países) realizada entre noviembre de 2012 y enero de 2013.

Los políticos, los principales culpables

El 76,5% de los italianos encuestados y el 69,2% de los españoles consideran que la economía internacional está atravesando una crisis muy grave, frente al 47,6% de la media de los diez países que han participado en el sondeo. Españoles (87,2%) e italianos (84,7%) también creen mayoritariamente que la crisis es muy grave en sus respectivos países, casi el doble que la media (46,5%).

Los entrevistados de todos los países culpan, por este orden, a los bancos, los políticos, los gobiernos nacionales, los dirigentes de la UE, las entidades financieras y al Banco Central Europeo como los principales culpables de la crisis económica internacional, si bien, los encuestados españoles lo hacen en mayor grado y sitúan en primer lugar a los políticos.

Los españoles, entre los países más favorables a que 'el Estado debe tener la responsabilidad principal a la hora de asegurar que todos los ciudadanos puedan gozar de un nivel de vida digno’ (cuadro: Fundación BBVA).

Los españoles, entre los países más favorables a que ‘el Estado debe tener la responsabilidad principal a la hora de asegurar que todos los ciudadanos puedan gozar de un nivel de vida digno’ (cuadro: Fundación BBVA).

También hay unanimidad en todos los países a la hora de considerar que ‘el Estado debe tener un papel muy activo en el control de la economía’ pero destaca la amplia opinión de italianos (76,3%) y españoles (74,1%) en el sentido de considerar que ‘el Estado debe tener la responsabilidad principal a la hora de asegurar que todos los ciudadanos puedan gozar de un nivel de vida digno’, muy alejada de países como el Reino Unido (34,5%), los Países Bajos (38,1%), la República Checa (43,8%) y Alemania (48,5%).

Más impuestos, a cambio de un amplia cobertura social

La mayoría de los españoles (80,5%) también defienden que ‘es preferible una sociedad con un amplio sistema de seguridad social, aunque ello implique tener que pagar impuestos altos’. Un porcentaje muy por encima de la media (66,2%) y solo superado por los encuestados de Suecia (88,4%), Dinamarca (87,2%) y los Países Bajos (81,5%).

Los españoles consideran, por encima de la media europea, que el Estado debe tener ‘mucha responsabilidad’ para proporcionar cobertura sanitaria a todos los ciudadanos; asegurar una pensión suficiente para las personas jubiladas; controlar los beneficios de los bancos; garantizar los depósitos de los ahorradores; mantener los precios bajo control; proporcionar una vivienda digna a todos los ciudadanos; asegurar un nivel de vida digno para los desempleados; controlar los beneficios de las empresas y controlar los salarios (cuadro: Fundación BBVA).

Los españoles consideran, por encima de la media europea, que el Estado debe tener ‘mucha responsabilidad’ para proporcionar cobertura sanitaria a todos los ciudadanos; asegurar una pensión suficiente para las personas jubiladas; controlar los beneficios de los bancos; garantizar los depósitos de los ahorradores; mantener los precios bajo control; proporcionar una vivienda digna a todos los ciudadanos; asegurar un nivel de vida digno para los desempleados; controlar los beneficios de las empresas y controlar los salarios (cuadro: Fundación BBVA).

Otro dato significativo es que los encuestados españoles opinan en un porcentaje muy superior a la media europea que el Estado debe tener ‘mucha responsabilidad’ para proporcionar cobertura sanitaria a todos los ciudadanos (85,8%); asegurar una pensión suficiente para las personas jubiladas (85,2%); controlar los beneficios de los bancos (77,5%); garantizar los depósitos de los ahorradores (70,6%); mantener los precios bajo control (64,8%); proporcionar una vivienda digna a todos los ciudadanos (72,3%); asegurar un nivel de vida digno para los desempleados (74,6%); controlar los beneficios de las empresas (54%) y controlar los salarios (50,7%).

Los españoles, los más favorables a mantener o aumentar el gasto público para estimular el crecimiento (cuadro: Fundación BBVA).

Los españoles, los más favorables a mantener o aumentar el gasto público para estimular el crecimiento (cuadro: Fundación BBVA).

En este sentido, los encuestados españoles son los que más a favor están de mantener o aumentar el gasto público para estimular el crecimiento. Solo un 20,8% de los españoles entrevistados avalan ‘hacer recortes y ajustes para cuadrar los cuentas públicas’ (muy por debajo de la media europea, que es del 38,5%), frente al 56,6% de los franceses, el 51,2% de los alemanes, o el 38,2% de los italianos.

En general, en todos los países europeos, la mayoría se inclina por mantener o aumentar el gasto público en sanidad, atención a las personas mayores y discapacitadas, educación, atención a los parados e investigación científica, pero esta posición se acentúa en el caso de España.

Equilibrar los ingresos de los ciudadanos

Aunque los encuestados de todos los países consideran mayoritariamente que ‘la economía de mercado es el sistema más conveniente’, los españoles -junto a los checos- son los que en mayor grado apuntan que la economía de mercado también ‘es la causa de las desigualdades sociales’.

La mayoría de los europeos asume como un elemento claro de la cultura de mercado la diferenciación de los ingresos a partir del esfuerzo individual. En todos los países, menos en España, la mayoría de los encuestados cree que las diferencias en los niveles de ingresos son necesarias para que quienes se esfuerzan más tengan ingresos más altos que quienes se esfuerzan menos (especialmente en Dinamarca y los Países Bajos).

España, en cambio, se aleja de la posición europea, con una clara mayoría que aboga por que ‘los ingresos deberían ser más equilibrados, aunque ello pueda significar que las personas que se esfuerzan más y las que se esfuerzan menos ganen cantidades similares‘.

Los españoles son los europeos menos de acuerdo en que las diferencias en los niveles de ingresos son necesarias para que quienes se esfuerzan más tengan ingresos más altos que quienes se esfuerzan menos (cuadro: Fundación BBVA).

Los españoles son los europeos que menos de acuerdo están en que las diferencias en los niveles de ingresos son necesarias para incentivar el esfuerzo (cuadro: Fundación BBVA).

En los Países Bajos, Suecia, Alemania, Dinamarca, Francia, República Checa y Polonia se considera muy mayoritariamente que los países del sur de Europa son los principales responsables de la actual crisis económica. En cambio, en España, Italia y Reino Unido se equipara en mayor medida la responsabilidad en la crisis de los países del sur y los del norte.

Poca participación pública

Por otra parte, los españoles están entre los europeos que menos leen la prensa generalista (solo el 31,9% de los entrevistados dice hacerlo todos los días, frente al 71,6% de los suecos y al 60,3% de los daneses). También están entre los que menos pertenecen a alguna asociación o grupo de participación pública (29,4%, frente al 91,7% de los daneses y al 82,8% de los suecos), y solo son los líderes europeos en participación en movilizaciones contra la crisis económica.

España es el segundo de los diez países en los que se ha realizado el estudio con un porcentaje menor de afiliación política (3,9%, frente a una media del 5,4%), aunque se sitúa por encima de la media en cuanto al porcentaje de ciudadanos que dice simpatizar con algún partido político. Los encuestados españoles son los que peor valoran la democracia en su país (3,6 puntos sobre 10, frente a una media europea de 4,9 puntos).

Por último, España es el país europeo en que se valora más negativamente el efecto del euro en la economía nacional, sin embargo, se rechaza abandonarlo y hay el convencimiento de que va a mantenerse.

Temas: , ,

28 Comments en “Los españoles prefieren un Estado más intervencionista pese a desconfiar de las instituciones políticas y económicas”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Una opinión más - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 00:03

    Es cierto, salvo los italianos estamos a la cabeza de los pedigüeños y pretendientes a vivir del resto de los mortales a través de esa cosa común que llamamos Estado y que otros manejan para educar seres dependientes.
    A comienzos de los setenta ya tenía yo profesores marxistas en el Instituto, y mis compañeros marxistas de clase estudiaron magisterio, teníamos cenas trimestrales y acabábamos en casa del profe moderno, hablando de las bondades de ETA y del marxismo. Por supuesto, ahí sólo estábamos los modernos.
    Cuarenta años de educación en ciertas manos multiplica los efectos, no es poco que todavía no haya estallado una revolución, si bien es cierto que llevamos manteniendo a sus dirigentes y dándoles poder para que no la monten, simplemente comprándolos. También le tocó a ETA vivir del presupuesto en Guipúzcoa, no sólo iban a ser el PSOE y el PCE, todos ellos marxistas y todos ellos bajo la pancarta de ETA en aquellos años setenta: ETA mátalos… decían, junto al Gora Euskadi socialista gora, gora Euskadi socialista gora, Nafarroa Euskadi da, etc. ¡Qué tiempos aquéllos en que unos descerebrados ayudamos a traer esta mierda que distrae a los españoles de sus tareas diarias y divide a la gente, haciéndola dependiente de los demás! Ni un dedo movería ahora.

  2. Mariacruz - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 06:37

    Una opinión más.
    Gracias por ser sincero.

  3. Mariacruz - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 07:51

    En mi humilde opinión.el problema de España no es cuestión de riqueza sino de cabeza.
    Eso de ” no es más rico el que más tiene sino el que menos necesita”

    Hay gente que les educan para la galeria.y así pasan la vida la privada y la nacional que es la szma.

    Si hacemos por tener seguridad en si mismos por el saber los valores que se tienen.lo que piensen los demás nos obligarìa menos a endeudarnos privda-nacionalmente.

    Alguien dijo “la elegancia de saber renunciar”…
    Y antes se dijo ” ave de TUYO que es buen ave”.esa gente “vieja”…que sabia era!

  4. sergar - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 09:24

    El problema de esta encuesta es que parte de una premisa falsa y, en consecuencia, está muy mal planteada. Vincula:
    – Pagar más impuestos /———> Mejor Seguridad Social y servicios sociales…
    – Pagar menos impuestos /——> Peor Seguridad Social y servicios sociales…

    Pero esto no es necesariamente verdad, porque lo que pasa con el DINERO PÚBLICO (los IMPUESTOS) es que en lugar de revertir en los ciudadanos via Seguridad Social, servicios sociales… a lo que da lugar es al DESPILFARRO:

    *** CORRUPCIÓN

    *** ADMINISTRACIONES HINCHADAS (con mucha gente ganando bien y haciendo poco por los ciudadanos o incluso perjudicándole: véase las discriminaciones a castellanohablantes…)

    *** Y así, mil cosas.

  5. Romualdo - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 10:19

    Una opinión más:

    Estando de acuerdo en todo lo que dices sobre la educación recibida de un profesorado pro marxista que ignoraba deliberadamente las denuncias que hacían los disidentes de la URSS considerándolas propaganda capitalista, tengo que decir que en mi opinión tan peligroso es el dogmatismo marxista como el neoliberal. Porque éste es el que ha sostenido dictaduras no sólo para frenar la expansión del comunismo sino sobre todo para explotar a los países subdesarrollados en beneficio propio.

    Éste es el que está desmontando el Estado de Bienestar, el poco que se ha alcanzado en los países desarrollados, aprovechando la crisis e impidiendo que las conquistas sociales que había que apoyar cuando la expansión del comunismo en el mundo podía poner en peligro al capitalismo, se extiendan por el mundo y se globalicen los derechos sociales. Eso sí defiende la libre circulación globalizada del dinero y las mercancías, no de las personas, salvo trabajadores cualificados.

    Hoy, desde mi punto de vista, sólo puede estar protegido el trabajador con un Estado fuerte, una UE constituída en Estado Federal y unos derechos sociales comunes y efectivos, con un sindicalismo fuerte y unos políticos al servicio de la mayor parte de la sociedad y no del 1% que detenta la riqueza y a cuyas órdenes, indirectas naturalmente, trabajan, es decir, nos gobiernan a todos.

    La prueba la tienes en cómo el poder financiero y económico consigue crear opinión favorable a desmontar el Estado de Bienestar, poner al Estado a su servicio vía subvenciones, legislación, bajadas de impuestos, reformas laborales que nos acercan al despido sin indemnización, reducción de salarios, alargamiento de la vida laboral… Los mismos que han creado la crisis proponen las soluciones y a los políticos sólo les toca obedecer.

  6. Lehman Sisters - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 13:20

    Necesitamos un cambio drástico , estamos dividiendo la nación entre niños adoctrinados por el independentismo y niños que pueden permitirse el lujo de estudiar porque sus padres pagan sumas astronómicas para que reciban una enseñanza privada ( anti-separatista ) , los del segundo grupo se convertirán en la siguiente ‘ fuga de cerebros ‘ española , y mientras los corruptos en el poder , darán cuentas los Pepiños Blancos y los Artur Mas de todas sus fechorías o esto ( el país ) seguirá siendo ancha es Castilla para los que viven fuera de la Constitución ?

  7. Mariacruz - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 13:26

    ” En el punto medio está la virtud “.( ni tanto ni tan calvo ).

    ” Si cada uno se bastase a sí mismo, estábamos todos bastados”.

    La corrupción es el resultado de falta de moral. Y esto ocurre a todos los niveles de ricos a pobres, de empresarios a empleados.

    Si todos tuviésemos CONCIENCIA de ” esto se hace….ESTO NO SE HACE !”,bastaba!
    La autodisciplina, y el sentido de Justicia, Y saber MULTIPLICAR!
    Si yo me llevo de un hotel, una toalla, o de una oficina papel del PC, o de un hospital un esparadrapo….va por uno no pasa nada, pero si eso lo hacen 1000 empleados aquí y otros 2000 allá ,,,,al final la empresa tiene pérdidas.

    Y si el patrono carga una hora más y no la paga porque total….una hora…. y lo hacen 1000 patronos, o 2000 jefes de servicios, al final están robando ( corrupción a los trabajadores ).

    Si a un chico, lo ponen de ayudante de cocina, y lo que hace es la comida, le están pagando sueldo de ” pinche” más bajo que el de cocinero.

    ASÍ SIN CONCIENCIA NO SE VIVE EN JUSTICIA!.Y nos va mal.

    Hay que empezar por la tierna infancia a educar, y no que Pablito le quite el “borrador” a Carmencita!.De algo mayores quite una/uno la BICICLETA, de mayores quitan lo que sea!.

  8. Mariacruz - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 13:33

    Una calculación.

    Cuantas personas reciben en España ayuda del Estado y en verdad no la necesitan?.

    0% , 20, 40, 50, % ???

    Están los que así actúan robando a los con-ciudadanos, ya ni siquiera al Estado que no es el productor del dinero.

    Y cuantos jefes se ponen a cobrar varios sueldos y no aparecen a trabajar más que a medio, y ni siquiera?.

    La lacra que arrastramos está en nuestras manos librarnos de ella.SI queremos..movernos.

  9. Fagot - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 13:40

    @Romualdo

    Creo que los europeos en general no nos estamos dando cuenta de un detalle bastante importante. El ataque al estado del bienestar no está liderado desde “dentro” (usease, de las personas que lo construyeron y creyeron en él) sino dsde un “territorio asimilado” como es la RDA, porque aunque la Merkel naciera en la alemania federal, se crío y vivio en la “democrática” y esto se quiera reconocer o no, ha condicionado la visión alemana del mundo, ya que una parte importante del electorado y de los políticos asimilados, ven en el estado del bienestar una reminiscencia del estado comunista y no un punto medio entre al liberalismo extremos de los paises anglosajones (lo que ellos creen que es el gran chollo) y una dictadura comunista (lo que ellos sufrieron en sus carnes)

    Moraleja. La estamos cagando porque los que salieron huyendo de la URSS no quieren una salida diferente, quieren que seamos los estados unidos de europa, y en eso no cabe le estado del bienestar.

  10. Mariacruz - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 13:49

    En India si no te casas cubierta de oro y brillantes eres una paria, de ahí que los padres no quieran tener hijas, para no pagar la dote.

    En España si no se casan con la buena casa puesta …son unos ” pobres”.

    En Suiza si se casan y no tienen dinero, para muebles se van a las casas de 2.mano y por la quinta parte compran lo que se necesite, o las a¨mistades les dan lo que ya no necesitan.
    Y ya poco a poco lo irán reponiendo, si pueden y si no tampoco es cosa de avergonzarse frente a los amigos.

    Las costumbres según el país modulan mucho el comportamiento.

    Hace poco una encuesta demostró que alemanes y austriacos poseen en su casa la tercera parte de lo que tienen españoles e italianos ( o sea estos últimos de dotan de más ” cacharritos,”..( sean del tipo que sean ).

    Y si vamos a mirar la tercera parte o más estará pagado a plazos….la gente se endeuda POR APARENTAR!

  11. Mariacruz - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 13:52

    Nos falta humildad, y nos sobtra orgullo.Cambiemos poquito a poco.Hay que valorar a la gente con valores no a la gente con ” cosas “.

  12. Mariacruz - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 13:58

    Yo no me libro de esas faltas, soy como los demás más o menos, y a días. Yo tengo mucho que reformar en mi vida, a ver si lo consigo este año 2013,no puedo dar lecciones a nadie.Soy tamb. consumista.

    Si lo consigo de aquí a diciembre, me alegraré.

  13. fuera taifas - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 14:53

    La inmensa mayoría de los españoles preferimos un Estado Unitario, como Francia

    A nuestra querida España la hemos metido en el desmadre de los localismos que han resucitado aumentados los viejos reinos medievales. Lejos de favorecer la simpatía, hermandad y entendimiento entre españoles, ahora los políticos están empeñados en revivir quiméricas querellas y desquites, cuando no los crean nuevos. Resucitan antañones recelos, arcaicos ajustes de cuentas o resentimientos venenosos harto falaces.

    Al amparo de toda esta vuelta al feudalismo y a la miseria espiritual y material, hacen su agosto los políticos de medio cuño, trepadores de campanario, engañabobos de aldea, espíritus ramplones que nunca serían nada fuera del terruño donde tratan de dominar y engañar al paisanaje para su propio beneficio en el que no se descarta el enchufismo, el amiguismo y la corrupción en gran escala al amparo de la cercanía y el compadreo.

    Estas gentes que se alimentan del enfrentamiento permanente con el resto de las regiones hermanas y con la propia España como Nación, viven de la reivindicación de privilegios y prebendas medievales o del Antiguo Régimen.

    Se ataca todo lo que es común, tratando de desplazarla en aquellas zonas en que existe otra de carácter local, intentan imponer a la fuerza la vernácula sobre la común española y atribuyen rasgos negativos de inferioridad a las gentes procedentes de otras regiones españolas. Una vez deshumanizado el otro mediante una actitud prejuiciosa y cerrada, imponen el localismo más aldeano con injusticia y hasta con crueldad.

    La legitimación de los privilegios o la aparición de ellos se nutren, por tanto, de esta manipulación histórica fruto de la envidia las más de las veces, que minusvalora todo cuanto a España la ha hecho grande y respetada, y apoya el particularismo apartadizo e insolidario. Algunas de las regiones actúan por puro seguidismo mimético y bobalicón.

    ¿Cuándo cambiaremos? ¡Qué razón tenia Angel Ganivet cuando comenta en una carta a Unamuno::

    “Yo soy regionalista del único modo que se debe serlo en nuestro país, esto es, sin aceptar las regiones. No obstante el historicismo que usted me atribuye, no acepto ninguna categoría histórica tal como existió, porque esto me parece dar saltos atrás. A docenas se me ocurren los argumentos contra las regiones(…), sea bajo esta o aquella componenda debajo del actual régimen; encuentro demasiado borrosos los linderos de las antiguas regiones, y no veo justificado que se los marque de nuevo, ni que se dé suelta otra vez a las querellas latentes entre las localidades de cada región, ni que se sustituya la centralización actual por ocho o diez centralizaciones provechosas a ciertas capitales de provincia, ni que se amplíe el artificio parlamentario con nuevos y no mejores centros parlantes… Usted, que es vizcaíno, reconocerá que un parlamento vasco no les hace ninguna falta, teniendo como tienen diputaciones forales que no son focos de mendicidad como muchas de España, sino diputaciones verdaderas; yo, que soy andaluz, declaro que Andalucía políticamente no es nada.

    Y qué razón tenía el poeta Antonio Machado cuando nos espetó aquello que puso en labios de Juan de Mairena :

    «De aquéllos que se dicen ser gallegos, catalanes, extremeños, castellanos, vascos, etcétera antes que españoles, desconfiad siempre. Suelen ser españoles incompletos, insuficientes, de quien nada puede esperarse».

    Y sigo leyendo: «Según eso, amigo Mairena -habla Tortólez en un café de Sevilla-, un andaluz andalucista será también un español de segunda clase».

    «En efecto -respondía Mairena- un español de segunda clase y un andaluz de tercera.»

    Hace falta una reacción ciudadana seria frente a tanta división y tanto egoísmo, frente a tanto despilfarro, tanto caos y tanta miseria. Hace falta mirar más a lo que nos une, que es mucho y muy noble, y menos a lo poco que nos separa. Solo así recuperarán España y los españoles su dignidad, su orgullo de Nación y su respeto internacional.

    Y una de las primeras cosas que sería preciso hacer es cambiar la ley electoral para evitar que en España se haga los que dicten sus enemigos, porque es indispensable pactar con ellos para conseguir en el parlamento nacional los votos necesarios para gobernar.

  14. Bat - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 15:44

    Los ciudadanos se quejan porque pagan muchos impuestos y al mismo tiempo quieren mejores servicios públicos…

    O como hacer una tortilla sin cascar huevos.

  15. Orgasmus - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 15:44

    Diez millones contra la independencia:

    http://ves.cat/eFH9

  16. Una opinión más - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 16:24

    Mariacruz – Lunes, 8 de abril de 2013 a las 06:37

    Gracias a usted, Mariacruz, por sus comentarios.

    Romualdo – Lunes, 8 de abril de 2013 a las 10:19

    Mire, creo que cada persona va evolucionando a lo largo de su vida y, si me permite evitar caer en tópicos, es cierto lo que dicen que dijo Jesús a Nicodemo: donde tienes tu tesoro ahí tienes tu corazón y el viento mueve el espíritu donde quiere, dicho de modo resumido.

    De lo vivido, diría que existen estos dos tipos de personas: las materiales y las espirituales, que creo tiene mucho que ver con el estilo de vida, con las aptitudes personales congénitas y adquiridas y, por supuesto, con el estar bien consigo mismo y con la salud.

    De este modo, el planeta debiera de estar dividido en dos tipos de Estado: el que procura los bienes materiales y tiene a sus ciudadanos tipo granja orweliana (nadie garantiza la rebelión ni la exigencia de nuevas prestaciones que obligarían a tener que tomar recursos de otros estados por la vía militar, como pasó con Hitler, que encandiló, al estilo Mussolini, a los alemanes con el nuevo Reich, las nuevas prestaciones); y el que procura los elementos básicos de seguridad para que la gente pueda conformar su propia sociedad natural y desarrollarse en libertad de competencia.

    Algunos queremos estar en este segundo Estado. Yo, personalmente, porque creo que el Estado benefactor conduce a la compra masiva de votos y a la permanencia en la política como profesión manejando dinero de los demás, lo que lleva a la corrupción y al nepotismo.

    Además, soy de los que piensa que el que está gordo a costa de los demás y vive sin oficio y sin trabajo, sin saber hacer nada sino tomar de otros, debería tener muy claro en la mente que no es ningún derecho suyo llevar ese tipo de vida.

    Cada uno es como es, tengo comprobado que la sinceridad y la coherencia en la vida, aunque no se tengan bienes materiales, contienen corrientes de vida sacadas del pozo del espíritu. Seguro que alguien sabe de qué estoy hablando. Tener un hoby que te permita no necesitar de nadie para sentirte bien, estar bien estando solo, no sentirse solo aun estando solo…, disfrutar de la naturaleza y del entorno, intentar ver también lo positivo, premiar al que vale y dar a saber al que molesta que es molesto y sin tenerle miedo…, ir seguro por la calle porque no llevas tarjetas, dinero ni reloj y aún tienes un guantazo y recursos para enfrentarte a otros que delinquen…

  17. Cosic - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 17:27

    Mariacruz – Lunes, 8 de abril de 2013 a las 13:49

    Los españoles somos muy caprichosos y mucho de aparentar. En los países del norte de Europa la gente es más sencilla que aquí.

  18. Mariacruz - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 18:25

    Cosic.
    Sí así es.Nos gusta lo bueno y bonito cueste lo que cueste!.y se tiene la tarjeta…
    Y luego la cuenta en números rojos.

    Yo diría que hay que hacer pedagogía.
    El que pueda.estupendo.
    El que no pueda pero se esfuerza trabajando honradamente.Muy bien!
    El que no tiene ni quiere esforzarse más.pués bueno!.
    Ni envidia.ni deseos.se acepta con tranquilidad.y se puede enriquecer con otros bienes “gratis”

    Por eso los del Norte visitan mucho las Bibliotecas.los Centros de Cultura.La Naturaleza.Y son sabios/as.
    Un café con ellos/as contiene más que un simple café.Yo quisiera que muchos de los nuestros tuviesen ese deseo de leer y saber

  19. Mariacruz - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 18:29

    Somos los que menos leemos periódicos! (en Europa).

  20. Mariacruz - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 18:30

    SOMOS COMO UNA CORDILLERA CON PICOS Y VALLES!

  21. sergar - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 18:44

    Bat – Lunes, 8 de abril de 2013 a las 15:44

    ANTES: Con Franco había 700.000 funcionarios y la Seguridad Social te arreglaba la boca.
    AHORA, que hay 3.000.000, no te la pueden arreglar.

    ANTES: Hace 15 años, p.ej. en un biblioteca había un bibliotecario que ganaba 90.000 pts y al Ciudadano le encendían la calefacción en invierno y el aire acondicionado en verano.
    AHORA: En una bibllioteca hay 2 ó 3 bibliotecarios, cada uno de los cuales gana 182.000 pts (1.100 €) y al Ciudadano no le encienden la calefacción ni el aire acondicionado porque no hay dinero para pagar la luz.

    ANTES:…
    AHORA:…

    Y así, suma y sigue.

  22. Mariacruz - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 20:15

    Una Opinión más.

    Me ha hecho gracia lo de la “granja orwelliana”…

  23. Mariacruz - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 20:44

    A Lehman Sisters. 8.4 13.20

    Hace tiempo escuché la respuesta de un político del PP en la radio
    P-qué va a ser de España ?

    R-España va a ser lo que quieran los españoles.

    Y ESTA FRASE ES LA QUE TENEMOS QUE TENER PRESENTE A DIARIO.

    No dejarnos influenciar por los ” cantos de sirenas”.

    Somos todos nosotros los que debemos decidir qué va a ser de España y no Taifa aquí Taifa allá.Ni partido ni Estamento.NOSOTROS.Y lo que queramos o no queramos lo debemos solicitar si algo va mal.Si no queremos que se recorte España no se recorta.porque en un referendum seríamos mayoría.Pero ha que estar al día en Polìtica y reclamar CUANDO Y DÓNDE SE DEBE.
    Sin entender de Leyes.creo que jurídicamente el govern y el gobierno no pueden modificar em ug

  24. Mariacruz - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 20:53

    Cambiarnos la Carta Magna sin habernos consutado a todos si aceptamos el cambio..
    Lo que hayan hecho en Legislatura anterior es como si uno vende un piso que está lincautado.El que lo compre pierde el dinero porque el quee se lo vendió no es dueño.

  25. nos lo quitan todo - Martes, 9 de abril de 2013 a las 00:48

    OBRA SOCIAL DEL FRANQUISMO:

    os aconsejo que os tomeis un tiempo en ver estos enlaces del NO-DO.
    no necesitamos el socialismo ni el sindicalismo actual.ya teniamos toda esa proteccion hace 50 años

    asistencia sanitaria creacion de residencias sanitarias

    http://www.rtve.es/filmoteca/no-do/....6/1468510/

    expansion de la seguridad social a todos los ciudadanos que se benefician de todo tipo de prestaciones

    creacion de hospitales y ambulatorios de la seguridad social

    http://www.rtve.es/filmoteca/no-do/....7/1486077/

    http://www.rtve.es/filmoteca/no-do/....5/1469385/

    entrega de pisos de proteccion oficial a trabajadores

    http://www.rtve.es/filmoteca/no-do/....1/1482231/

    http://www.rtve.es/filmoteca/no-do/....5/1470811/

    construccion de universidades laborales para hijos de trabajadores

    http://www.rtve.es/filmoteca/no-do/....4/1485339/

    inauguracion de nuevos edificios sindicales,sanitarios y entrega de viviendas de proteccion a familias con pocos recursos

    http://www.rtve.es/filmoteca/no-do/....1/1487600/

  26. Romualdo - Martes, 9 de abril de 2013 a las 09:24

    Fagot:

    Efectivamente los ciudadanos europeos que antes formaron parte de los países satélites de la URSS han abrazado la ideología neoliberal con la fe del carbonero y pueden terminar desuniendo a Europa no tanto por la vía del nacionalismo, que también, como por la de la desprotección social y la brecha económica entre sus ciudadanos. Ninguna unión ni de mercado ni política puede funcionar con desigualdades escandalosas. Los fondos de cohesión armonizaron esto. Hoy se sigue otro camino debido a la cortedad de miras de los políticos.

    Rajoy, siendo conservador, lo ha dejado entrever en su discurso prounionista pero no sé si tiene suficiente peso como para convencer a Merkel y los suyos de que los males de unos se convierten a la larga en los males de todos.

    La libertad, sin seguridad económica y jurídica es un papel mojado para la mayoría de los ciudadanos. Nadie es libre de cantarle las verdades a su jefe si no tiene la posibilidad de trabajar en otra parte ni de disponer mínimamente de su vida si no puede disponer de una vivienda o acceder a la sanidad y educación de calidad independientemente de sus recursos. No digamos nada de disfrutar de una buena jubilación si se le jubila cuando ya está achacoso y con una pensión mínima que no le permita disfrutar de la vida si aun conserva buena salud sino limitarse a “no morirse de inanición” porque los planes complementarios, aparte de ocultar el tocomocho de los Bancos ya que nadie puede garantizar que no hayan dilapidado y arriesgado el dinero en fondos de los pensionistas ahorradores como han hecho con las hipotecas cuando se vaya a cobrar, no pueden ser suscritos mas que por los ciudadanos con capacidad de ahorro.

    Todo un cuento antiintervencionista desprestigiando al Estado con el nombre de Papá Estado por parte de los que, a buen cubierto y con buenas fortunas, pueden prescindir de la imprescindible protección estatal que reduce las desigualdades y garantiza las libertades efectivas.

  27. sergar - Martes, 9 de abril de 2013 a las 09:29

    nos lo quitan todo – Martes, 9 de abril de 2013 a las 00:48

    Exacto. Hace unos meses una mujer de cierta edad y experiencia, antifranquista y no funcionaria, claro está, me comentó: — “Nunca pensé que lo que nos dio la Dictadura, nos lo fuera a quitar la Democracia”.

  28. Romualdo - Martes, 9 de abril de 2013 a las 09:50

    Una opinión más:

    De su primera parte nada tengo que oponer. Yo también defiendo el segundo estado, en ningún momento he entendido por intervencionismo el del nazismo alemán, aun cuando lo fuera. Entiendo por intervencionismo el que se creó en Europa tras la Segunda Guerra Mundial y el que trató de sacar a Estados Unidos de la crisis del 29. El keynesiano.

    Porque no olvide Vd. que si en Alemania triunfó el intervencionismo en lo económico y el totalitarismo en lo político en los años treinta fue debido en buena parte a que el liberalismo económico y la cortedad de miras de los vencedores de la Primera Guerra Mundial provocaron la crisis mas dura que ha vivido un país desarrollado. La de los billetes de billones de marcos. Ahí en ese sistema que, contra lo que se piensa, no permite a los ciudadanos disponer de su vida y les obliga a vivir miserablemente con crisis periódicas y políticos corruptos es donde se están sentando las bases de los totalitarismos.

    No es el Estado benefactor el que lleva a la corrupción, compra de votos y caciquismo político. Ese estado es el que permite hacer efectivas las libertades y los derechos recogidos en la Constitución y sobre todo el básico: libertad de expresión. Porque con esa libertad, sin miedo a perder el sustento, accediendo a una educación independiente o al menos diversa ideológicamente, pudiendo acceder a opiniones en los medios distintas a las de los poderosos económicamente y al trabajo garantizado o el seguro de paro y las distintas prestaciones, la protección ante la enfermedad por una buena sanidad y el cobro de las bajas es como se pude criticar a los caciques y su nepotismo, remodelar el Estado si se han apropiado, como ocurre en España, de él a medias con los hombres de negocios, no lo olvide.

    Eso sí, coincido con Vd. en que hay que tener cuidado con la protección para evitar que nadie se apalanque en la vagancia o caiga en vicios. Pero eso no justifica la postura contraria.

    A costa de los demás están gordos muchos y consideran que es su derecho. Porque el capital les viene de generaciones anteriores sin que ellos hayan hecho nada por ganárselo, porque forman parte de una élite económica esforzada y creen que ese esfuerzo debe ser remunerado hasta trescientas veces más que el de un trabajador no cualificado al que se debe despedir, según él, sin indemnización y él con una claúsula de cientos de millones de euros aunque el Banco que gestiona se haya hundido. Precisamente porque el Estado no intervino ni en supervisión ni en control ni con una Banca alternativa.

    Precisamente lo último a lo que Vd. se refiere respecto a hobys, seguridad, soledad, asignar recursos según méritos es a lo mismo que me refiero yo. Porque no hay seguridad sin un mínimo de protección y de igualdad. Y esa pasa por el tipo de Estado que proclama la Constitución: SOCIAL Y DE DERECHO.

    Naturalmente defiendo la independencia del Estado, y de los Poderes Económicos, no se olvide, para disponer LIBREMENTE de mi vida. Por eso defiendo el Estado intervencionista para que, respetando mi libertad y garantizando mi seguridad no sólo física, me defienda de los económicamente fuertes que nos someten directamente en sus negocios, indirectamente a través de los medios de comunicación y los políticos y nos arrastran a sus crisis por su avaricia incontrolada que pagamos nosotros y no ellos. Su capital siempre queda a salvo, salvo contadísimos casos.

    Un saludo.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.