Cataluña

La dispersión competencial genera situaciones de incoherencia en la expedición de títulos profesionales

La Generalidad exige el dominio del catalán a los candidatos a obtener el título de gestor administrativo, un requisito que, además de ser ilegal, se puede evitar acudiendo a las pruebas convocadas por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, y cuya titulación también permite ejercer la profesión en Cataluña. Por otra parte, los contenidos de los temarios para los exámenes de ambas convocatorias difieren.

Alejandro Tercero
Lunes, 8 de abril de 2013 | 15:44
La convocatoria de las pruebas para obtener el título de gestor administrativo, un nuevo caso de incoherencia en la distribución competencial.

La convocatoria de las pruebas para obtener el título de gestor administrativo, un nuevo caso de incoherencia en la distribución competencial (foto: gestoresmalaga.com).

Algo más de tres décadas de desarrollo descontrolado del Estado de las Autonomías ha dado lugar a un buen número de situaciones incongruentes. La proliferación de normas autonómicas de todo tipo han creado un mosaico jurídico cuyo encaje, en muchas ocasiones, tiene poco sentido. Esto es lo que ocurre con las regulaciones para el ejercicio de profesiones tituladas y de los colegios profesionales.

Este lunes, el Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña (DOGC) ha publicado la convocatoria de las pruebas para obtener el título de gestor administrativo (Resolución JUS/680/2013), una competencia que fue traspasada en el año 2006 a la Generalidad y que en el resto de España -salvo en Galicia, donde corre a cargo de la Junta- ejerce el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Entre los requisitos exigidos por el Gobierno autonómico se encuentra el de acreditar el nivel C de catalán (el segundo más alto de los cinco niveles establecidos), pero no se hace ninguna referencia a que los candidatos deban demostrar un nivel similar de castellano, a pesar de que, según recoge el Real Decreto 756/2006, de 16 de junio, por el que se regula el traspaso de esta competencia, al título se le ‘reconocerá validez en cualquier otro lugar del territorio español’.

El mismo Real Decreto señala que ‘la Generalidad de Cataluña, de conformidad con los preceptos constitucionales, garantizará la validez en su ámbito territorial, en los mismos términos y condiciones que los expedidos por esta Comunidad Autónoma, de los títulos de gestor administrativo que hayan sido expedidos por el Ministerio de Administraciones Públicas [ahora, Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas]’.

De esta forma, aquellos que opten a obtener el título de gestor administrativo en Cataluña están obligados a acreditar un alto dominio del catalán, mientras que este requisito se puede evitar acudiendo a la convocatoria del Ministerio, cuya titulación otorga el derecho a ejercer la profesión también en Cataluña.

No es legal exigir el dominio de una lengua

Por otra parte, la exigencia del dominio del catalán -y no la del español- para obtener el título de gestor administrativo a través de los exámenes de la Generalidad choca con lo establecido en el fundamento jurídico 14 de la sentencia 31/2010 del Tribunal Constitucional, sobre el Estatuto de Autonomía de Cataluña, que dejó claro que es ilegal dar un trato preferente al catalán sobre el español por parte de las Administraciones públicas:

‘La definición del catalán como lengua propia de Cataluña no puede justificar la imposición estatutaria del uso preferente de aquella lengua, en detrimento del castellano, también lengua oficial en la Comunidad Autónoma, por las administraciones públicas y los medios de comunicación públicos de Cataluña’.

Además, la convocatoria de las pruebas de la Generalidad señala que la acreditación del dominio del catalán por parte de los candidatos pretende conseguir ‘que la gestoría administrativa a la cual aspiren estará en condiciones de atender a los ciudadanos y ciudadanas en cualquiera de las dos lenguas oficiales, así como disponer del personal que tenga conocimiento adecuado y suficiente para ejercer las funciones propias de su puesto de trabajo’, para lo que exige, o bien el nivel C de catalán por parte del candidato, o bien una ‘declaración jurada o promesa formal que la persona participante se compromete a disponer de personal contratado que disponga del certificado de nivel C de conocimiento de catalán’, o similar.

Habida cuenta que la profesión de gestor administrativo se circunscribe al ámbito privado, esta exigencia también choca con lo recogido en el fundamento jurídico 22 de la citada sentencia del Tribunal Constitucional:

‘El deber de disponibilidad lingüística de las entidades privadas, empresas o establecimientos abiertos al público no puede significar la imposición a éstas, a su titular o a su personal de obligaciones individuales de uso de cualquiera de las dos lenguas oficiales de modo general, inmediato y directo en las relaciones privadas, toda vez que el derecho a ser atendido en cualquiera de dichas lenguas sólo puede ser exigible en las relaciones entre los poderes públicos y los ciudadanos’.

Temarios diferentes

Las diferencias en el contenido del temario de los dos exámenes (el de la Generalidad y el del Ministerio) suponen otra circunstancia incoherente. En el apartado del derecho civil -uno de los ámbitos más importantes para un gestor administrativo-, el temario de la prueba del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas se centra, principalmente, en el Código Civil y en otras normas complementarias de ámbito nacional, mientras que el examen de la Generalidad se basa fundamentalmente en el derecho civil catalán. Una situación que se repite en cuestiones relacionadas con el derecho administrativo.

Así, la disparidad de normativas vigentes en España hace que un titulado por el Ministerio pueda ejercer como gestor administrativo en Cataluña sin dominar el derecho civil catalán, y viceversa, un titulado por la Generalidad puede ejercer en el resto de España sin dominar la normativa común a nivel nacional.

Temas: , , , ,

9 Comments en “La dispersión competencial genera situaciones de incoherencia en la expedición de títulos profesionales”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. FRAN-BCN - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 16:30

    Por favor no mareéis la perdiz con el monotema. Si un gestor no conoce unos mínimos de las lenguas oficiales de Catalunya, pues que quieres que te diga… Como sabéis, mucha documentación tanto te la puede presentar un cliente en catalán o castellano, no le puedes decir al cliente: “mire Vd. pues no lo entiendo, tráigalo traducido por un traductor jurado”… no cuela lo siento. Un profesional que se precie en CAt ha de dominar y conocer la dos lenguas, en privado que hable como le de la gana o con su cliente, ojo, hablo de “conocer”.

  2. Erasmus - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 16:43

    EL APOYO A LOS PRESUPUESTOS TIENE CONTRAPARTIDA

    Cuando una fuerza está lejos de haber logrado la mayoría en las elecciones, como es el caso de CiU, depende de otra u otras tanto para alcanzar la investidura para su líder como para la votación de los presupuestos (el ‘plan de gobierno puesto en cifras’), votación definida como ‘pequeña investidura’ anual.

    Cualquier fuerza en cualquier democracia, cuando su concurso es necesario, solo otorga esos apoyos a cambio de compartir el gobierno y ocupar una vicepresidencia, siempre para aplicar un programa de gobierno pactado entre las fuerzas que actúan como socios en tales votaciones. Otorgar ese apoyo sin lograr nada a cambio indica automenosprecio por parte del que lo otorga, que suele coincidir con desprecio hacia él por parte del que lo recibe. El caso de ERC no es que no haya logrado que le admitan en el gobierno sino que no ha querido estar formalmente en el mismo -pese a cogobernar de hecho con CiU- para fingir estar en la oposición practicando un confusionismo deliberado. Pero lo cierto es que el líder del PSC, Navarro, nunca ha reconocido a ERC como parte de la oposición. Navarro lo expresa así: ”No hay un gobierno de coalición, pero hay una coalición de gobierno (de CiU y ERC)”.

    Ese es el enfoque que hacen hoy las dos fuerzas catalanas que pueden sumar mayoría con CiU aparte de ERC, esto es, PSC y PPC. Hoy el PPC solo apoyaría los presupuestos de Mas a cambio de entrar en el Ejecutivo autonómico, con un programa de gobierno pactado por CiU y PPC, y ocupando Alicia Camacho la vicepresidencia. Si Mas no tuviera otros pactos alternativos debería aceptar ese.

    Por su parte el PSC solo puede dar su apoyo a los presupuestos, o bien, si se integra en el gobierno tripartito, CIU+ERC+PSC, propuesto por Artur Mas, tras pactar el programa de gobierno con CiU y ERC (un gobierno de sociovergencia no le interesa al PSC, pues ERC en la oposición le robaría votos), o bien, si entra en el gobierno de concentración de todas las fuerzas parlamentarias semejante al que hizo Tarradellas que ha propuesto Navarro, por descontado ocupando Navarro una vicepresidencia en cualquiera de ellos. Se acabó el que CiU tenga apoyos por la cara sin contrapartida.

    ¿Por qué has de gobernar tú y yo no si me necesitas para gobernar?

  3. Francisco - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 17:27

    Un artículo muy interesante, donde queda perfectamente reflejado que la famosa ley para evitar duplicidades es papel mojado. Si los que convocan no tienen claro el contenido que puede pasar con los aspirantes si no tienen alguna influencia. Es un claro ejemplo del descontrol en el que nos movemos. así no me estraña que la crisis se profundice cada día más. Es necesario que alguien con las ideas claras y con sentido común empiece a separar el trigo de la paja.

  4. Una opinión más - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 17:30

    Esta situación tiene más de treinta años, no es de ahora. Y si nos remontamos a los orígenes del problema, ya enquistado y esperando al cirujano de hierro, nos vamos a los tiempos de más allá de Maricastaña.
    En los años cuarenta se removieron desde la burguesía catalana los recuerdos del viejo derecho civil pendiente de regulación legal unificada (la costumbre es una de las fuentes del derecho y preferente en algunos lugares, caso de Navarra por ejemplo o Cataluña en algunas instituciones, así como en otros derechos conservados y regulados en el resto de España), ya que todavía se conservaban los restos del antiguo régimen en Alava y Navarra, con regulación administrativa propia de las diputaciones forales en algunos temas como carreteras y funcionarios.
    Y se aprobó , tras más diez años de estudio y redacciones, el texto de Derecho Civil de Cataluña, bendecido por su Santidad don Francisco Franco Bahamonde, en olor de multitudes catalanas, el día 21 de julio de 1960 (desconozco si el 18 de julio era festivo y lo dejaron para el lunes). Fue el primer texto de derecho privativo, el catalán, aprobado antes que el navarro, el aragonés… todo un detalle de su Santidad don Francisco bajo palio.

    Don Francisco, que supo administrar los tiempos mejor aún que su paisano Mariano Rajoy, esperó hasta el día 30 de mayo de 1975 para disponer, mediante decreto nº 1.433/1975, que el catalán se incorporara a los ciclos de enseñanza de preescolar y EGB.

    Luego ya vino el año 1977 y el esperado año 1978 en que se abrió la veda: el día 23 de junio de 1978 se traspasaban desde Madrid a Cataluña las primeras competencias, que fueron, no sé por qué las de COMERCIO. Luego vinieron en cascada las demás: amnistía a los funcionarios de la Generalidad republicana y los demás traspasos.

    Ahora los que llevan toda su vida viviendo de pedir traspasos están pidiendo dinero para poder pagar los intereses de los préstamos pedidos para poder continuar viviendo de pedir traspasos. Son treinta y cinco años ya pidiendo cosas: policía, prisiones, sanidad, educación, comercio, turismo, montes, agricultura, ganadería, pesca, alimentación, minas, aguas, ríos, playas, energía… bufffff y extrayendo recursos y más recursos para poder seguir viviendo de la cosa de pedir. Y por ser el que más pide y más consigue, su president tiene el mejor sueldo público de todos los políticos españoles elegidos por la gente. Y cobrado en dinero español, canjeable en cualquier tienda española.

  5. Andrés - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 20:50

    Esto ya parece el aparheit catalán… si hablas castellano eres uno de casta inferior o paria, como las castas en la India. Que triste es el nacionalismo que diferencia entre personas.

  6. Erasmus - Lunes, 8 de abril de 2013 a las 21:19

    DIMISIÓN DE MAS Y GOBIERNO DE CONCENTRACIÓN PRESIDIDO POR OTRO

    Si ERC no otorga a Artur Mas -como le obliga el pacto de estabilidad que ha firmado con CiU, recibiendo contrapartida- la ‘pequeña investidura’, o votación de los presupuestos (el ‘plan de gobierno puesto en cifras’), significará que Mas ha perdido la confianza de la mayoría parlamentaria que tuvo en el momento de la investidura y debe dimitir para dar paso al gobierno de concentración que ha propuesto Navarro, presidido por otro, con la participación de todas las fuerzas parlamentarias, semejante al que formó Tarradellas.

    ¿Felip Puig, próximo ‘president’? Es más fácil que el abandono del ‘loco’ plan secesionista de Mas lo conduzca un ‘duro’ (pero no loco) de CiU, como Puig, que no un ‘blando’ como Recoder o Durán Lleida. Puig puede ser investido por unanimidad para conducir un proceso que priorice la lucha contra la crisis.

  7. Francisco J. Guillén - Martes, 9 de abril de 2013 a las 10:50

    A mi también me parece ilógico que se pueda ser gestor administrativo en Cataluña sin saber nada de su derecho civil, pero entiendo que si alguien quiere trabajar allí optará por presentarse a las pruebas catalanas y no a las centrales o a las gallegas. La racionalidad cuenta algo todavía, creo. Por otra parte, la posibilidad de esquivar la prueba de catalán con una simple declaración jurada convierte el requisito en papel mojado (me sorprende que la Generalidad lo acepte, la verdad). Parece que el Sr. Tercero no se ha enterado de lo que significa un Estado Autonómico. La lealtad a la Constitución brilla por su ausencia… España es así: el centralismo es cosa francesa (y seguramente pecaminosa).

  8. Lehman Sisters - Martes, 9 de abril de 2013 a las 13:03

    De seguir así nos exigirán el patois en los supermercados , o nos pondrán una cruz en el brazo …

  9. María - Domingo, 14 de abril de 2013 a las 22:12

    Buenas tardes,

    Yo me estoy presentando en Madrid y tb quería en Cataluña por sí me suspenden en Madrid , pero con este requisito me es imposible, señores decirle que puedo presentarme en Cataluña y ejercer fuera, ya que allí solo iría a hacer el examen y luego me colegiaría fuera de allí, por lo que no entiendo que me obliguen a hablar catalán cuando jamás voy a recibir en mi región un sólo papel en catalán.

    Con esto lo único que consiguen en injusticia, pues los catalanes podréis presentaros en Cataluña y Madrid y el resto sólo en Madrid, donde está la igualdad aquí?supongo por mucho que suene duro que por este tipo de cosas se crea odio hacia Cataluña porque como yo hay muchos que pagamos justos por pecadores, estoy harta de trabas en un momento en que la máxima preocupación es la de poder llegar a fin de mes y sinceramente esperó no necesitar esa segunda convocatoria ya que por problemas familiares y trabajo no he podio estudiar todo lo que hubiera querido porque señores no crean que ese momento tendré buenos pensamientos hacia Cataluña y me parece triste yo que siempre he defendido a Cataluña y a que todos tenemos derecho a nuestra identidad , siempre que no afecte al de al lado, PERO SI LO ÚNICO QUE QUIERO ES TRABAJAR ,que lamentable es no poder hacerlo por no hablar un idioma con el que jamás he convivido

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.