Opinión

Escrache

‘Aunque no lo parezca, la democracia directa está contemplada en la Constitución. Los ciudadanos tenemos, además de votar y callar, otros derechos. Tenemos derecho a manifestar satisfacción o enojo. Ahora bien, es cierto que tras las grandes manifestaciones aparece el desánimo o la duda sobre su eficacia. Por tanto, no nos debería extrañar que surjan maneras diferentes de expresar los desacuerdos. Ese es el caso del escrache’.

Bernardo Fernández
Lunes, 15 de abril de 2013 | 08:44

Desde enero de 2008 hasta septiembre de 2012 se han llevado a cabo en España 391.032 desahucios, y están en trámite de ejecución 198.000 más. Según datos del Banco de España, el 88% de las hipotecas concedidas son para primeras residencias, el resto para despachos, garajes y otros. Estos números, pese a su frialdad, ponen de manifiesto las dimensiones del drama que se está viviendo en nuestro país con la pérdida de la vivienda habitual.

Con esta realidad de fondo, el Gobierno ha llevado al Congreso la futura Ley de Protección de Deudores Hipotecarios y de Alquiler Social. En ella el Ministerio de Economía y Competitividad ha querido sintetizar un anterior decreto gubernamental, la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) presentada recientemente por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y otros movimientos sociales, así como y una cincuentena de propuestas de los otros grupos parlamentarios.

Esta iniciativa legislativa descarta categóricamente la dación en pago, que era el eje vertebrador de la mencionada ILP, aunque sí alivia la carga de los intereses. La propuesta de la PAH en ningún momento pretendía que la entrega de la vivienda como pago de la hipoteca tuviera carácter universal, tan solo sería aplicable en el caso de las primeras residencias.

De haber prosperado la propuesta se hubiera logrado un gran alivio para miles de familias. Además, en contra de lo que sostienen determinados opinadores, hubiera sido proporcionada ya que el endeudamiento excesivo de una familia suele ser propiciado por el afán desmesurado de las entidades financieras de vender sus productos. No hubiera existido boom inmobiliario si no hubiera habido entidades dispuestas a financiarlo.

De todos modos, es verdad que la dación en pago no es la panacea y puede ocasionar numerosas injusticias y generar indefensión jurídica. Por eso, si el Gobierno tuviera auténtica voluntad política para solventar el problema, hubiera podido tomar como referencia la iniciativa planteada por Franklin Delano Roosevelt (publicada en el Dealing with household debt, capítulo 3 del World Economic Outlook del FMI en abril de 2012), y que básicamente consistió en que el 13 de junio de 1933, a los dos meses de llegar a la Casa Blanca y cuatro años después de la Gran Depresión, montó la HOLC (Home Owner’s Loan Corporation) un organismo público que compró a los bancos posiciones acreedoras en las hipotecas a cambio de bonos. De esa forma se reestructuró la deuda de las familias asfixiadas por la crisis. Se otorgaron quitas, se ampliaron plazos para pagar la deuda y se rebajaron intereses. Así se salvaron 25 millones de familias y se redujeron sustancialmente los desahucios, con un coste de 4.750 millones de euros, el 8,4% del PIB.

Dado que el Gobierno ha hecho caso omiso a las peticiones de la ciudadanía, no nos debería sorprender que aquellos que están sometidos a la presión del los desahucios hayan decidido tirar por el camino de en medio y poner en jaque a algunos cargos públicos del PP, practicando el escrache. Quizá estos movimientos no sean el mejor ejemplo a seguir, pero tampoco lo son los intentos del Gobierno de criminalizar a los movimientos sociales que no le son afines. Y, desde luego, no lo son las declaraciones de la delegada del Gobierno en Madrid, la señora Cristina Cifuentes, insinuando las simpatías de miembros de la PAH hacia movimientos terroristas. Más bien, esas declaraciones son un insulto a la inteligencia y ponen de manifiesto el escaso calado democrático de la delegada.

Aunque no lo parezca, la democracia directa está contemplada en la Constitución. Los ciudadanos tenemos, además de votar y callar, otros derechos. Tenemos derecho a manifestar satisfacción o enojo. Ahora bien, es cierto que tras las grandes manifestaciones aparece el desánimo o la duda sobre su eficacia. Por tanto, no nos debería extrañar que surjan maneras diferentes de expresar los desacuerdos. Ese es el caso del escrache. Es verdad que las discrepancias suelen generar cierto grado de tensiones personales. Pero el grado de civilidad de una sociedad, entre otras cosas, se puede medir por la capacidad de tolerancia entre las tensiones sociales y personales.

En cualquier caso, no todo vale y las injurias, las calumnias infundadas y la agresión física no son escrache y por tanto perseguibles penalmente. Pero, como dice el Tribunal Supremo, quienes voluntariamente ejercen una actividad pública y reclaman el soporte de los ciudadanos han de tolerar una crítica más profunda de sus actuaciones y comportamientos. En definitiva, el escrache es un ejercicio del derecho a la participación directa en la vida política. Y aunque moleste hay que soportarlo, al fin y al cabo va con el sueldo.

Bernardo Fernández Martínez es ex diputado autonómico del PSC y consejero nacional de la Federación de Barcelona del PSC

Temas: , , ,

8 Comments en “Escrache”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Pau - Lunes, 15 de abril de 2013 a las 09:44

    Recomiendo al autor la siguiente lectura:
    http://hayderecho.com/2013/04/05/es....emocracia/

    Dice “el Gobierno ha hecho caso omiso a las peticiones de la ciudadanía”. Me permito recordarle que el parlamento es quien representa a la ciudadanía y no unos pocos que organizan escarnios y los llamados escraches. ¿En base a qué principio democrático llama Vd ciudadanía a estos señores que gritan selectivamente a algunos políticos?

  2. Romualdo - Lunes, 15 de abril de 2013 a las 10:39

    Yo quiero apuntar dos cosas:

    1) Que lo que hizo Roosevelt con la New Deal lo pudo hacer porque él respecto a su deuda y su moneda no dependía de nadie. En España si el gobierno entrega bonos de la deuda a los bancos a cambio de pisos termina de arruinar a los que no lo están.

    ¿Lo permitiría la UE? ¿Lo aceptarían los Bancos?

    2) Lo que sí que puede hacer es, en aquellos Bancos en los que ha puesto el dinero de todos los españoles para su saneamiento, exigir requisitos garantistas para los que van a ser desahuciados que dificulten o impidan el desahucio, tal y como ha propuesto Albert Rivera.

    Seguramente no será suficiente y podrá ser completado con otras medidas con los Bancos a los que no hubo que rescatar.

    La desesperación es totalmente entendible por dramática pero no justifica el escrache. Recomiendo la lectura del link que presenta Pau. Porque el escrache es un acoso, ese es su verdadero nombre y los que lo ejercen se saltan la legalidad y se arrogan la representación de toda la sociedad.

    Sí que urge y de modo inmediato una solución. Y el gobierno debe tomarla. El drama personal y familiar que se está viviendo lo exige. El paro y la consiguiente pérdida de la primera vivienda es totalmente achacable al sector financiero e inmobiliario, a su especulación y avaricia, y a los políticos por no controlarlo y evitarlo.

    Ahora deben resolver los políticos esta cuestión. Si es posible hacerlo con entrega de bonos de deuda a cambio como propone el señor Fernández que lo hagan pero mucho me temo que eso sea un brindis al sol por las razones antes expuestas. Pero tienen la obligación de frenar los desahucios. La Junta de Andalucía intenta hacer algo, algo que a todas luces es insuficiente pero algo. Se deben coordinar las actuaciones y resolver estos dramas. No se puede esperar a que el mercado proporcione trabajo al que se ha privado de techo y de recursos.

    Los gobernantes tienen derecho a vivir sin que les creemos tensión en su domicilio. Ellos y sus familias. No va en el sueldo como dice el señor Fernández. Aunque la desesperación de los afectados nos lleve a comprenderlo.

  3. Una opinión más - Lunes, 15 de abril de 2013 a las 13:11

    Totalmente de acuerdo con Pau y con Romualdo, los dos comentarios que preceden al que escribo.

    Las normas penales de las naciones de nuestro entorno (Navarra no es una nación y los navarros tienen vecindad civil navarra pero no nacionalidad navarra sino española o francesa, según toque en el número impar o par de la localidad de Arnegui o del pueblo en que la calle marca la frontera; se habla euskera, francés, español, inglés, alemán, chino, ruso y todo lo que sirva para vender en Venta Peio, en Venta Patxi y demás negocios situados en la muga); decía, estas naciones tienen en común que hay un tipo de delitos que se llaman DELITOS CONTRA LA LIBERTAD (detenciones ilegales, amenazas, coacciones).

    En España mucha gente tiene en poca estima la libertad del otro, la propiedad del otro, los derechos lingüísticos del otro y hasta la vida del otro.

    Por lo que he visto y he vivido, este tipo de personas han ido incrementándose desde 1976 y no es ajena a ello la ingeniería social practicada desde el primer destape, pasando de tener una clasificación censoria mogigata a no tener nada y echar en vivo y directo porno a los niños en los escaparates, quioscos de prensa, televisiones en abierto, etc.

    Y sigo sospechando, desde hace años, que España y Portugal están llamadas a ser la Cuba de Europa, pero no la cuba castrista sino una especie de pseudemocracia que, como dice Campmany en Libertad Digital, regida de facto por el dueño de España: Botín (el que decía José Luis no te vayas…), esté destinada a ser la gran Babilonia o una gran Ámsterdam pero con casinos, playas, sol, fulanas y sin las restricciones mogigatas de California o Florida.

  4. elemental querido watson - Lunes, 15 de abril de 2013 a las 14:34

    Escrache, es lo q hacen continuamento nuestros gobernantes al acosarnos con sus politicas antidemocraticas (no iban recogidas en sus programas electorales, lo q estan haciendo es una burda estafa), con sus politicas fiscales ilegales (usan MI dinero, para salvar a sus amigos y empresas chorizas, y a la par, NO LO USAN, para salvar al conjunto de la poblacion que es a quien se deben).

    los politicos son elegidos por los ciudadanos. Se deben a nosotros, somos sus jefes. Nadie puede pretender q si no cumplen sus promesas/cometidos correctamente, o si lo q hacen es una burla moram y etica de sus funciones, q no se les pueda decir a la cara exactamente lo q son: unos chorizos mentirosos y traidores a lo q prometieron en su dia y por lo q tienen un trabajo y cobran a final de mes.

    Los q no lo acepten, q se lean la sentencia del supremo.

    Manda huevos. He tenido q aguantar a la cospedal decir q “los culpables son las personas q han vivido por encima de sus posibikidades” y ahora, cuando se les critica a ellos en la cara te digan q no es democracia (pues, el ciudadano de a pie no puede salir en la tele, ni tener una cita con ellos)

    algunos necesitan repasar el significado de democracia.

  5. Lehman Sisters - Lunes, 15 de abril de 2013 a las 14:46

    Mencionar a los hijos de alguien para amenazar a esa persona es de una bajeza moral absoluta y un signo inequívoco de su ideología totalitaria , Ada Colau y su troupe anti-sistema TV parten directa e intrínsecamente de la extrema izquierda española , herederos de la anarquía que sembró el terror en la 2nda República , con razón ‘ actúan ‘ con la crème de la crème de la corrupción sindical española y con razón han apoyado marchas pro-etarras y tienen en sus filas a sujetos de dudosa reputación democrática e incluso militantes de entidades separatistas , si vais con niños y os los cruzáis no lo dudéis , cambiad de acera .

  6. Ciudadano Sinmitos - Lunes, 15 de abril de 2013 a las 18:40

    Si no he leído mal, he entendido que el autor justifica el escrache que se practica ahora contra políticos del PP, acosándolos en sus domicilios familiares. O sea, que le parece bien.
    Me documento y veo que el escrache surgió en Argentina debido a la dictadura militar y a la situación que la siguió. Nada que ver con la crisis económica provocada por la burbuja inmobiliaria que padecemos en España. Teniendo en cuenta que el PSC era partido de gobierno en los años en que se concedieron estas hipotecas con tanto riesgo, parece que debería afectarles también el escrache a sus políticos. Si esto llegara ¿lo justificaría también el autor? Lo dudo.
    Con estos escraches a las personas elegidas por los ciudadanos, la democracia española da un paso atrás. Espero que lleguen a comprenderlo todos los políticos responsables, incluyendo a los del PSC.

  7. rosa - Lunes, 15 de abril de 2013 a las 20:14

    Lean bien amigos, lean bien, analicen cada párrafo. Han observado que el autor dice que el escrache no es un ejemplo a seguir y que si hay injurias o violencia no es escrache. Piensen, también, en lo que dice, sobre el particular, el Tribunal Supremo.

  8. elemental querido watson - Martes, 16 de abril de 2013 a las 02:03

    Los q no admiten a tramites, propuestas de la pah, q son mas q razonadas. Los q no ofrecen otras propuestas y permiten q los bancos sigan campando a sus anchas, son unica y exclusivamente los q HOY mandan y tienen mayoria absoluta.

    Es de repudiar insultar a alguien delante de sus hijos.

    Mas lo es, q con las politicas de ciertos individuos, sean los hijos de otros los q se quedan sin casa y sin techo donde vivir, ADEMAS de para colmo, arrastrar una deuda de una casa q ya no tienen ni disfrutan (y q llevaban pagando varios años).

    El hartazgo de la poblacion tienen un limite. Y su capacidad para aguantar la verguenza y la burla tambien.

    Una cosa es la basura q hace la cup contra ciudadanos. Eso es totalitarismo puro y duro.
    Otra, q los politicos de turno mientan, engañen y no hagan nada para frenar esta verguenza nacional.

    los peperos podrian hacer muchas cosas. No estan haciendo ninguna. O lo q hacen, cubre las espaldas de los bancos pordioseros q han provocado la situacion.

    Esto es una estafa mayuscula. No quieres q te canten las cuarenta? No engañes a los q te han votado.

    Q hayan tenido q ser los mismos jueces los q esten dando un poco de salvacion…manda huevos. Donde mierdas esta el poder ejecutivo? Para rescatar a bankia y cataluñacaixa y los amigos de ciu, para eso rapidez. Para la poblacion, ajo y agua.

    Lo llevais claro.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.