España

“Yo asesiné a Santiago Brouard”

El ex miembro del GAL Luis Morcillo, absuelto de la acusación de asesinar al ex dirigente de HB, confiesa que fue él quien disparó a Brouard. No puede ser juzgado de nuevo. “Me dieron 7,5 millones de pesetas”.

Redacción
Lunes, 15 de abril de 2013 | 17:17

El atentado contra Santiago Brouard, pediatra y ex dirigente de Herri Batasuna (HB), se llevó a cabo en Bilbao (Vizcaya) el 20 de noviembre de 1984, sobre las 18:20 horas, y fue reivindicado por los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL). Casi 30 años después, Luis Morcillo ha confesado ser el autor material del asesinato de uno de los referentes del mundo aberzale.

Según Más Investigación y ha recogido este lunes El Mundo, Morcillo, de 73 años de edad, que vive apartado de toda actividad pública, ha confirmado al periodista Antonio Rubio que él fue, junto a Rafael Masa, ex comandante de la Guardia Civil y mano derecha de Julián Sancristóbal, director de Seguridad del Estado, quien asesinó a Brouard.

“Ante todo quiero pedirle perdón a la familia de Santiago Brouard. Estoy totalmente arrepentido”. Morcillo pide perdón antes de su confesión: “Yo fui el ejecutor, pero se me mandó hacerlo, me obligaron, me forzaron, fue Rafael Masa, mi compadre”. El asesinato de Brouard, como el de Juan Carlos García Goena (Hendaya, 24 julio de 1987), fueron reivindicados por los GAL, durante el periodo de Gobierno del PSOE bajo mandato de Felipe González.

Estafa interna en el pago

Luis Morcillo, durante la entrevista para Más Investigación (foto: Antonio Rubio).

Luis Morcillo, durante la entrevista para Más Investigación (foto: Antonio Rubio).

La novedad de estos dos asesinatos es que, hasta ahora, no habían sido esclarecidos, no se conocía el autor material. “Yo tenía mucha amistad con mi compadre, Rafael Masa, y me forzó en varias ocasiones a hacerlo con Rafael López Ocaña [condenado en 1993 a 33 años por el asesinato de Brouard] y compañía. […] Masa me dijo que si no lo hacíamos su jefe lo echaba. Su jefe, seguramente, era Julián Sancristóbal, que era con quien trabajaba en el Ministerio del Interior”, ha reconocido el asesino confeso Morcillo.

El atentado contra el ex dirigente de HB se llevó a cabo nueve meses después de que los Comandos Autónomos Anticapitalistas, una escisión de ETA, asesinaran al senador del PSOE Enrique Casas en San Sebastián (Guipúzcoa). En este contexto, cabría pensar que el asesinato de Brouard entraría en la estrategia del ojo por ojo, diente por diente nunca resuelto.

Para Morcillo, apretar el gatillo tuvo su recompensa. “Me dieron 7,5 millones de pesetas y de esa cantidad tuve que darle 2,5 millones a Rafael López Ocaña. Es decir, que me quedaron cinco millones”, ha confesado a Más Investigación. Pero según el asesino, se produjo una estafa interna y alguien del Ministerio se quedó con una parte importante del dinero que estaba destinado para sufragar el atentado: “Después me enteré de que se libraron 25 millones de pesetas para el tema de Brouard, pero yo sólo me llevé cinco”.

Venezuela y Colombia

La confesión de Morcillo se produce después de que en el año 2003 la Audiencia Provincial de Vizcaya juzgara a José Amedo, Masa y a él mismo. Entonces, la fiscalía solicitó 25 años de cárcel para cada uno de ellos. Los tres fueron absueltos por falta de pruebas. Cinco años después del asesinato de Brouard, en marzo de 1989, la Guardia Civil detuvo en Alpedrete (Madrid), a López Ocaña, compañero de Morcillo en el atentado.

Tras esta detención, Morcillo se fugó de España para evitar ser detenido. “Masa me dijo que nos íbamos ya, hacia Lisboa y que le habían dado 18.000 dólares para el viaje”, ha recordado. En el aeropuerto de la capital de Portugal, Morcillo tuvo que afrontar, con los 18.000 dólares que le habían facilitado vía Ministerio del Interior, el pago de su billete y el de su compadre, que lo acompañó hasta Venezuela para que no tuviera problemas en su recorrido desde Madrid hasta el país sudamericano.

Tras una estancia de un mes en Venezuela, Morcillo se desplazó hasta Colombia por indicación de su protector. Y allí, el asesino de Brouard se puso en contacto, por indicación de Masa, con uno de los abogados del jefe del cártel de Cali, el narcotraficante Rodríguez Orejuela: “Se llamaba García de apellido, me ayudó y me dio protección. Más tarde me colocaron en su aparato de seguridad y trabajé para ellos”. Morcillo cobraba a los morosos de la droga que servían al cártel.

No será juzgado

En 1996, volvió a España, y siguió dedicándose a temas relacionados con el narcotráfico. En 1997 fue detenido con un alijo de 100.000 pastillas de éxtasis. En marzo de 1999 también fueron detenidos el ex policía Amedo, Masa, que ya había ascendido a teniente coronel de la Guardia Civil, y Sancristóbal.

Tanto Morcillo como Masa no podrán volver a ser juzgados nuevamente por el asesinato de Brouard, según el derecho fundamental non bis in idem recogido en la Constitución. Ese precepto establece que una misma persona no puede ser juzgada dos veces por un mismo hecho. Es decir, Morcillo no pisará la cárcel pese a ser asesino confeso.

Temas: , , ,

13 Comments en ““Yo asesiné a Santiago Brouard””

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. iñigo - Lunes, 15 de abril de 2013 a las 18:12

    Qué horror. Qué asco. Qué mal huelen las cloacas del Estado. ¿Podremos ser algún día un país normal, corriente, decente, capaz de defender su propia permanencia con la razón en la mano?

    Espero que sí………

  2. Trufaut - Lunes, 15 de abril de 2013 a las 18:27

    Cualquier vida sesgada, es un espanto. Un horror….que además debe ser castigado
    Aquí hay algo curioso…unos se arrepienten….otros no

  3. SANTI - Lunes, 15 de abril de 2013 a las 20:24

    No se olviden ustedes que en ese tiempo mandaban los del PSOE y organizaron esto, el GAL. Luego se les llena la boca de derechos humanos y democracia. Imaginense si esto lo hubiese organizado el PP.

  4. Mariacruz - Lunes, 15 de abril de 2013 a las 22:44

    Una gran desgracia para la victima y el victimario.Para las familias.el gobierno y la población.
    Tristes sucesos a los que llevan los idelòlogos que suelen estar en su casa tan tranquilos leyendo libros de su ideología mientras otros inducidos matan vidas.

    Que gran desgracia para todos.
    Que Dios nos libre.Roguemos mucho por ello.

  5. Mariacruz - Lunes, 15 de abril de 2013 a las 22:57

    Y perdonar al que les hizo mal.si pueden en su interior.en su conciencia perdonar al que arrepentido pida perdón.

  6. con dos cojones - Lunes, 15 de abril de 2013 a las 23:21

    asi se hace,esa es la manera de acabar con los terroristas,utilizando sus mismos argumentos.este tio es un heroe,deberia haber mas como el.

  7. R. S. - Martes, 16 de abril de 2013 a las 02:21

    En termas de derechos humanos, España tiene un pasado pesadísimo. Inquisición, aniquilación de naciones amerindias enteras, represión franquista, GAL…
    Con tal barbaridad, cabría esperar un poco de humildad por parte del españolismo, pero no es así. Esta ideología siniestra pasa su tiempo acusando las otras de sus propios pecados.

  8. jodofredo - Martes, 16 de abril de 2013 a las 10:06

    A este qué le pasa, ¿que va a publicar un libro? En fin, que no deja de ser un asesino, alguien que ha quitado una vida humana.

  9. Lehman Sisters - Martes, 16 de abril de 2013 a las 13:29

    Matar a un terrorista se considera un atentado ? a dónde iremos a parar …

  10. wppp - Martes, 16 de abril de 2013 a las 15:31

    En estados unidos este seria un heroe aqui un asesino,como que no aprendemos.

  11. josep - Martes, 16 de abril de 2013 a las 16:03

    Lehman Sisters tu utilitzes el mateix argument que ETA.Per a ells mata un gurdia civil o un concejal no era matar una persona si no un enemic, un terroriste.Tu mateis et retrates el tipo de persona que ets.I et recordo que el senyor que va matar aquest no era un terroriste si no un representan de esquerra abertzale.El mateix dret tenia aquest a defensar les seves opinions com ho tenia miguel angel blanco.
    Que pena de persona que ets ,si et ser pot considerar aixi

  12. Orgasmus - Martes, 16 de abril de 2013 a las 19:55

    goita… un no-nacionalista…

  13. Romauldo - Miércoles, 17 de abril de 2013 a las 11:18

    Es un asco y efectivamente como dice Íñigo no sé si algún día seremos, no un país normal, sino una Humanidad normal.

    Porque alguno aquí aprovecha para hablar del pasado de España pero olvida que el pasado de España es el de Cataluña que aportó a crímenes y genocidios dinero, hombres, ideólogos , políticos y todo tipo de personajes sin escrúpulos.

    Esto, al margen de que el pasado de España es, por desgracia, común a toda la Humanidad. Los alemanes o los italianos a pesar de sus dictaduras crueles y aberrantes no son diferentes de los españoles, suecos, estadounidenses, ingleses, franceses, sudamericanos, árabes, chinos o rusos. Es la maldad del hombre y la ambición de los poderosos con su capacidad para manipular mentes la que lleva a esto.

    ¿O no sabemos nada de Gengis Kan, Mao Tse Tung, Stalin, Gadafi, Mubarak, los talibanes, el exterminio de indígenas en América tras la independencia de Estados Unidos y otros países de América, la guillotina francesa, la trata de esclavos inglesa, la guerra del opio corrompiendo a la sociedad china en beneficio de la culta Inglaterra…

    No existen los países normales por desgracia. Y algunos con actos como el de este individuo y otros de distinta ideología lo impiden. Pero la Humanidad avanza. Los Derechos Humanos están recogidos en un documento. Hay que conseguir que se hagan realidad en todo el mundo. Aquí ya lo son aunque a veces se incumplan las leyes en nombre de lo que sea. Hacerlas cumplir es obligar al que no respeta los Derechos Humanos a hacerlo.

    Con ETA en alto el fuego permanente a ver si poco a poco vamos consiguiendo convivir con nuestras diferencias ideológicas que son totalmente legítimas. Los límites los marca la ley.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.