Cultura, Medios e Internet

Del Riego, como Juliana, se suma a las crónicas noveladas en ‘La Vanguardia’

La cabecera de referencia del grupo Godó publica una crónica en la que atribuye, textualmente, a Cospedal unas palabras que nunca pronunció. Su autora, Carmen del Riego, apela al ‘espíritu’ de lo que la dirigente ‘popular’ quería decir para defender su relato.

Maite Molina
Miércoles, 17 de abril de 2013 | 23:12

En mayo de 2011, la entonces vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado (PSOE), envió una carta a La Vanguardia para protestar por ‘las inexactitudes que habitualmente desliza’ el director adjunto del diario y corresponsal en Madrid, Enric Juliana, sobre una reunión del Ecofin en la que ella participó un año antes. Salgado desmintió rotundamente la ‘versión novelada’ de Juliana respecto a una conversación mantenida entre ella y la entonces ministra de Economía de Francia, Christine Lagarde, pero Juliana siguió en sus trece.

Al parecer, el diario de cabecera del grupo Godó, uno de los favoritos de la Generalidad a la hora del reparto de subvenciones, se está convirtiendo también en uno de los principales referentes de las crónicas noveladas del periodismo nacional.

Al menos, eso es lo que se deduce tras la polémica generada por su corresponsal en el Congreso y presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid, Carmen del Riego, que este miércoles ha tenido que rectificar -a medias- tras poner en boca de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, unas polémicas palabras que en realidad nunca pronunció.

“Nuestros votantes dejan de comer antes de no pagar la hipoteca”

El titular de la crónica firmada por Del Riego -reproducida en la versión digital y en la versión impresa- atribuía, textualmente, a Cospedal la frase “nuestros votantes dejan de comer antes de no pagar la hipoteca”, supuestamente pronunciada durante una reunión a puerta cerrada celebrada este martes con los congresistas populares. Una intervención que confirmaba y ampliaba en el cuerpo de la pieza:

‘Según asistentes a la reunión, Cospedal sostuvo que los votantes del PP “llegan mal a fin de mes, pero pagan la hipoteca”; “se pueden quedar sin comer”, pero pagan la hipoteca. Otros -dijo-, “con excusas vagas”, no hacen lo mismo’.

Las presuntas palabras de la dirigente popular no han tardado en recibir las críticas de los principales partidos de la oposición, especialmente del PSOE y de IU, y han encendido Twitter, que, como es habitual, se han convertido en un hervidero de reproches.

Ante esta situación, el PP se ha apresurado a emitir una nota de prensa desmintiendo ‘rotundamente’ que Cospedal hubiese hecho esas manifestaciones, un desmentido que ella misma ha suscrito desde su cuenta de Twitter: “Las afirmaciones que hoy se me atribuyen no son ciertas ni textuales, ni responden al espíritu de mi intervención de ayer”.

“Según me dicen, textualmente, no lo dijo así”

La polémica generada ha obligado a Del Riego a revisar sus fuentes y ha tenido que reconocer que Cospedal no pronunció las palabras con las que tituló su crónica. “Según me dicen, textualmente, no lo dijo así. […] Lo de dejar de comer, nadie lo recuerda”, ha explicado en el programa Al Rojo Vivo, de La Sexta.

Sin embargo, si sorprendente es la osadía con la que decidió entrecomillar unas declaraciones de este tipo pese a no haberlas oído ni haber registro de las mismas, no lo son menos las excusas que ha dado por haberlo hecho, apelando al “espíritu” de la intervención de la dirigente popular. “El espíritu responde a la realidad. […] Reconozco el error de que esas dos palabras no se pronunciaron, pese a que me las dijeron algunos diputados, me imagino que como traducción de lo que había dicho”, ha señalado.

Una crónica de Carmen del Riego para La Vanguardia’ atribuye a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, unas palabras que no pronunció. La versión digital modifica el entrecomillado del titular horas después.

Una crónica de Carmen del Riego para La Vanguardia’ atribuye a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, unas palabras que no pronunció. La versión digital modifica el entrecomillado del titular horas después.

A media tarde, la edición digital de La Vanguardia ha publicado un artículo en el que Del Riego considera que ‘aclara’ lo sucedido. En este caso, en cambio, no ha reconocido ningún error por su parte. ‘Dos de los diputados con los que consulté para ir reconstruyendo la intervención de Cospedal fueron los que me tradujeron la frase que encabeza la información en referencia a estos votantes populares: “antes se quedan sin comer que no pagar la hipoteca”‘, ha reiterado.

Y ha vuelto a apelar al ‘espíritu’, o supuesto sentido de lo que habría dicho Cospedal, para defender una frase entrecomillada que nunca se pronunció:

‘Consulté con otros once diputados del PP que asistieron a la reunión y todos coinciden en que el espíritu de la frase era esa, que la textualidad era esa. […] Sin embargo, la mayoría de los diputados consultados me han dicho que no recordaban la frase de “antes dejan de comer”. Por ese motivo, y en aras del rigor que siempre ha caracterizado a La Vanguardia, hemos decidido retirar esta parte de la frase del título que encabeza la noticia colgada también en lavanguardia.com para que la información fuera lo más exacta posible y porque consideramos que no varía el espíritu de la misma teniendo en cuenta que muchos diputados me lo siguen confirmando, aunque no recuerden las palabras literales puesto que no suelen tomar notas en este tipo de reuniones’.

La crónica recogida en la edición digital del diario, además de cambiar el titular, se ha limitado a introducir una frase: ‘Cospedal niega haber afirmado que “nuestros votantes dejan de comer antes de no pagar la hipoteca”, tal y como se informó previamente’.

Temas: , , ,

10 Comments en “Del Riego, como Juliana, se suma a las crónicas noveladas en ‘La Vanguardia’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. mariano - Jueves, 18 de abril de 2013 a las 01:09

    Qué habremos hecho los ciudadanos para tener que padecer tan malos periodistas…

  2. Andreu R. - Jueves, 18 de abril de 2013 a las 08:52

    La Vanguardia y otros medios hacen un trabajo impagable para la causa nacionalista: demonizar todo lo que suene a España. Y dejar claro que cuanto peor mejor. Es tanto lo que perderían en subvenciones que no les importa perder lo más importante.

  3. Robert - La estupidez en catalán se llama "nacionalisme" - Jueves, 18 de abril de 2013 a las 09:16

    Hace años que lo que se hace y escribe en La Vanguardia no es periodismo, ni riguroso ni imparcial ni objetivo.
    Esto es lo que ocurre cuando te vendes al mejor postor, es decir, el Régimen nacionalista catalán, no quiero ese diario ni regalado

  4. Ernesto - Jueves, 18 de abril de 2013 a las 11:39

    La Vanguardia siempre se ha arrimado al sol que más calienta pero a día de hoy ya no puede llamarse periodismo. Es la prensa del régimen, el panfleto del movimiento, la interpretación que haría el nacionalista radical… Papel para limpiar cristales o extender en el suelo después de fregar (para eso destiñe demasiado).

  5. Alberto - Jueves, 18 de abril de 2013 a las 12:09

    Patética periodista de La Retaguardia, que a golpe de subvención tienen que cuadrar las cuentas, y para ello dejar de ejercer el periodismo y pasan a ejercer la portavocía del amo que les da de comer. Ruina de gente que se convierten en traidores y mentirosos. Escoria.

  6. emilio - Jueves, 18 de abril de 2013 a las 13:07

    pues la Cospedal es capaz de decir eso y cosas peores.

  7. Luis - Jueves, 18 de abril de 2013 a las 19:09

    SEGURO QUE ESTA ES INFORMACIÓN PAGADA POR Y PARA LA GENERALIDAD

  8. Josep - Jueves, 18 de abril de 2013 a las 20:52

    “Esto es lo que ocurre cuando te vendes al mejor postor, es decir, el Régimen nacionalista catalán, no quiero ese diario ni regalado”. Robert, si te subes en RENFE por las mañanas te encuentras una buena pila de ellas, se nota bastante lo de las subvenciones, evidentemente, solo en catalán. Ahora, mientras untan a toda esta gente, las subvenciones a las pymes catalanas, nada de nada. Luego la culpa de ‘Madrit’.

  9. segar - Viernes, 19 de abril de 2013 a las 11:12

    Alucino con la tolerancia de los madrileños. Una corresponsal de un diario catalán, presidenta de la Asiciación de Prensa de Madrid.

    Lo contrario jamás sucedería en la Cataluña cerrada, resentida y desconfiada, que a la prensa de Madrid la califican como La Caverna.

  10. perugio - Viernes, 19 de abril de 2013 a las 11:52

    Esta mujer es una catalanista infiltrada.Si la leen con detenimiento averiguarán que es un submarino en Madrid y en la política nacional.Y para sorpresa de algunos que sepan que ha conseguido ser nominada Presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid ganándole las elecciones a Jáuregui.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.