Los muros de Cataluña y su decadencia

18.04.2013 | 13:16
 

Ahora que se acerca San Jordi y que, por lo tanto, se promociona la venta de libros y se supone que también su lectura; me permito así, a vote bote pronto, hacerles dos recomendaciones para acercarse a comprender la situación de crisis profunda que vivimos en esta Comunidad Autónoma como consecuencia de la mundial del capitalismo, pero, también de los daños añadidos evitables que la agravan aquí derivados de la ideología nacionalista imperante, con la inestabilidad inherente a la misma, consecuencia de la potencial fractura social latente. Sobre todo porque de libros que defienden la secesión, sin mirarse siquiera al ombligo, habrá a centenares en las librerías y estarán bien publicitados por los medios de comunicación afines; es decir, la inmensa mayoría en esta aldea cada vez más miserable.

Presentación del libro 'Los muros de Cataluña', de Javier Montilla.

Presentación del libro ‘Los muros de Cataluña’, de Javier Montilla.

La primera, el libro del escritor y periodista residente en Barcelona Javier Montilla, Los muros de Cataluña, con prologo de Aleix Vidal-Quadras que la asociación Impulso Ciudadano presenta, precisamente, este sábado día 20 en el Centro Cívico Cocheras Borrell a las 18:00 horas, con el apoyo de la Asociación por la Tolerancia y el periodista, siempre ingenioso y combativo, Juan Carlos Girauta.

Se trata de ‘un libro polémico y disidente que no dejará indiferente a nadie’, según reza en su propia portada:

‘El debate sobre la independencia de Cataluña ha alcanzado una inusitada intensidad después de 30 años de autonomía. El nacionalismo radical ha intentado dominar la batalla ideológica con mitos, falsedades, manipulaciones y adoctrinamiento.

¿Qué significa en realidad el nacionalismo? Para responder a esta pregunta y puntualizar conceptos, Javier Montilla nos entrega su libro más valiente y comprometido. Un explosivo ensayo, mezcla de reflexión histórica y análisis político. Una obra reveladora, rotunda y polémica, que se lee de un tirón. Prohibido tener miedo: prohibido el silencio. Este es un libro de referencia para quienes quieran conocer de primera mano todas las claves de lo que está ocurriendo en Cataluña. Ha llegado la hora de expresar todas las ideas y mostrar todas las posturas, porque lo que está en juego es la libertad. El destacado columnista Javier Montilla, tan español como catalán, hace suya la famosa frase de Albert Camus en Cartas a un amigo alemán: “Amo demasiado a mi país para ser nacionalista”.’

La segunda recomendación es la del articulista de La Vanguardia, el asturiano Gregorio Morán, que acaba de presentar su obra La decadencia de Cataluña: contada por un charnego:

‘La decadencia de Cataluña abarca 17 años de historia, un total de 46 textos que definen el presente de este país que ahora es el mío porque yo lo decidí; un privilegio del que no gozan la mayoría de los autóctonos, obligados a vivir allí donde los parió su madre, les guste o no. De ahí el orgullo de “charnego”, expresión utilizada para quien vino a trabajar en Cataluña. En mi caso no tiene el más mínimo sentido lo de sentirse integrado en la sociedad donde vive, cosa que tampoco me ocurriría en París, Roma o Lisboa, porque no aspiro a ser “charnego agradecido”. Ni ellos me regalan nada, ni yo les bendigo por su benevolencia. Cada cual cumple con su trabajo y su responsabilidad como ciudadano. Punto’.

Dos recomendaciones para una lectura amena, pero, rigurosa en el tratamiento de los temas, de dos autores que conocen, de primera mano, la realidad barcelonesa y catalana. “Leemos para saber que no estamos solos”, se decía en la película Tierras de penumbra. Afortunadamente no lo estamos y ello hace, precisamente, posible que sigamos en la lucha por la igualdad y la libertad.

5 Comments en “Los muros de Cataluña y su decadencia”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. ungalego - Viernes, 19 de abril de 2013 a las 08:12

    Antes a los que se quejaban de que en Cataluña no había libertad de opinión se les ninguneaba porque la coacción era de una forma más sutil, más silenciosa, más cultural, más educada… muy diferente a lo que ocurría en el País Vasco, donde estaba claro que no había libertad. Y lo cierto es que la coacción funcionaba mejor que en el País Vasco porque conseguía mejores resultados, conseguía que el coaccionado no sólo no pudiese decir lo que piensa, sino que no “quisiese” decirlo, e incluso no “supiese” de la existencia de esa sutil coacción. Si algo bueno trae este movimiento separatista es que por fin se han sacado la careta todos. PD.: pónganme “a bote pronto” con b, por favor.

  2. Federico Llosa Marsé - Viernes, 19 de abril de 2013 a las 08:49

    Gracias por su participación ungalego y por su opinión que comparto.

    Mando inmediatamente rectificar ese “vote” incorrecto que se nos ha colado. Agradezco su amabilidad.

  3. Tasio - Viernes, 19 de abril de 2013 a las 09:32

    Los intelectuales que desde las catacumbas, muchas veces, habéis tenido el coraje de denunciar, de no callar ante esta psudodictadura sois mucho más importantes de lo que vosotros pensáis. Gracias a vosotros, una mayoría silenciosa hemos pensado que no estábamos tan solos. Gracias.

  4. Salvador - Lunes, 6 de mayo de 2013 a las 18:37

    Gregorio Morán es grande, y sus “Sabatinas intempestivas” una maravilla semanal de profundos y emocionantes contenidos.
    Otra cosa, es el otro libro, que con el que lo prologa, ya paga.
    Salud.

  5. esteban - Lunes, 20 de mayo de 2013 a las 13:48

    No e leído el libro de Javier Montilla,pero lo buscare. E leído “” LA PASTA NOSTRA”” DE

    XAVIER HORCAJO: toda la corruptela “”PUJOLISTA””” salvadores de la patria; se envuelven en la “”SEÑERA”” y adormecen a una parte de la población mientras la “”pasta la invierten en otros países,o guardan la pasta países fiscales. Tengo 69 años y estoy cansado de salvadores de la patria.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.