Opinión

Por una Internacional laica

‘Los integristas de todas las religiones no están nunca en el lado de los parias, de los dominados, sino justamente al lado de los dominadores. La solución no es cerrar los ojos ante el peligro, bien cierto, que representan; sino batirse a la vez, en todos los frentes: contra el integrismo y contra el racismo’.

Caroline Fourest
Viernes, 26 de abril de 2013 | 09:08

Existen integristas en todas las religiones. Ninguna de ellas es, por sí misma, más peligrosa que otra. Tan sólo el contexto en el que estos integristas se desarrollan y actúan -el grado de secularización o, por el contrario, de teocratización de un país- explica que su huella sea más o menos nefasta. Reconocerlo permite construir un frente universalista de rechazo al integrismo que no enfrente a una religión, a una civilización o a una identidad con otra; sino que, al contrario, proponga una Internacional laica que trascienda fronteras y culturas.

Esta Internacional urge, porque su contraria, la alianza de integristas de todo tipo, está bien forjada. No hay más que ver los vínculos existentes entre ellos: Frigide Barjot, portavoz del movimiento anti matrimonio homosexual en Francia, participa en el congreso de la UOIF (tendencia Hermanos Musulmanes), el presidente de la UOIF acude a la “manif pour tous” (manifestación contra el matrimonio homosexual)…

El peligro no viene tanto de estas amistades peligrosas como de nuestra ceguera. El de la derecha republicana moderada, compuesta básicamente en Francia por la Unión por un Movimiento Popular (UMP) de Nicolas Sarkozy y la Unión de Demócratas e Independientes (UDI), centrista, siempre dispuesta a acudir a la batalla frente al integrismo musulmán, pero acobardada y extrañamente pasiva cuando se trata del integrismo católico.

El de una cierta izquierda, siempre dispuesta a blandir la bandera de la laicidad para plantar cara a la Iglesia católica, pero extrañamente incómoda en ocasiones cuando se trata de oponerse al integrismo musulmán. Por miedo a estigmatizar, a fomentar el racismo anti musulmán, o incluso en nombre a veces de una complicidad cínica hacia aquellos que la izquierda reconoce como ‘parias de la Tierra’, en guerra contra el imperialismo norteamericano o sionistas. Quienes razonan así se equivocan.

Los integristas de todas las religiones no están nunca en el lado de los parias, de los dominados, sino justamente al lado de los dominadores. La solución no es cerrar los ojos ante el peligro, bien cierto, que representan; sino batirse a la vez, en todos los frentes: contra el integrismo y contra el racismo. En una palabra, batirse contra todas las formas de dominación. En todas las latitudes, sin descanso, sin fronteras.

Caroline Fourest es profesora en el Instituto de Ciencias Políticas de París, Sciences-Po París, y redactora jefe de la revista feminista Pro-Choix

[Artículo publicado en L’Humanité el pasado 24 de abril. Reproducido en español con autorización de la autora. Traducción de Juan Antonio Cordero Fuertes]

Temas: , ,

7 Comments en “Por una Internacional laica”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. viriato - Viernes, 26 de abril de 2013 a las 09:52

    Sera profesora de donde quiera pero para decir estas chorradas , mejor no traducirla .
    Si no fuera por las religiones que dan de comer a los sin comida , sin techo, sin trabajo,sin educación , los laicos como ud a lo mejor no podrian pedir esta internacional , podria pedir una internacional del hambre para que se uniran todos a los que los laicos no dan importancia y no se ocupan de ellos. en conclusion se han parado a pensar los laicos de la necesidad de su existencia en la sociedad . como dicen ellos: la laicidad se lleva y se deve vivir en el interior de cada uno.

  2. Romualdo - Viernes, 26 de abril de 2013 a las 10:25

    Yo no sé si el integrismo religioso es una minoría potente en todas las religiones o no. Desde luego en las tres religiones del Libro tiene mucho peso aunque no sé si es comparable el de judíos, musulmanes y católicos.

    Tanto como ese integrismo me preocupa el integrismo ideológico, ese para el que la autoridad revelada no viene de Dios sino del Pueblo y a su divina voluntad se somete todo. Todo menos los intereses materiales entremezclados de hombres de negocios y políticos . Para justificar esto tienen otro integrismo, le llaman Liberalismo y Libertad de Mercado, liberalismo y libertad que son los primeros en incumplir.

    Si se va a hacer una Internacional que incluya también este integrismo. Porque es igual de peligroso y tampoco lo queremos ver. Que no sólo se colocan bombas y se agrede en nombre de Dios, también en nombre del Pueblo, la patria, la libertad…Mal entendido todo naturalmente.

  3. Un indignado más - Viernes, 26 de abril de 2013 a las 11:43
  4. Antonio-F. Ordóñez - Viernes, 26 de abril de 2013 a las 13:04

    Excelente artículo de Caroline Fourest -que disfrutamos en España gracias a las traducciones de nuestro amigo y compañero Juan Antonio Cordero- que comparto en su totalidad.

  5. Una opinión más - Viernes, 26 de abril de 2013 a las 15:38

    El título: Internacional Laica, suena a progre PSOE o su equivalente europeo, es decir, a una persona que vive del erario público trabajando para la Administración o Estado.

    Luego, cuando uno entra en la lectura, lee cosas que, forzando la interpretación podría uno estar de acuerdo porque son lugares comunes: ¿Quién quiere a alguien que va a imponer el Ramadán, la Sabatina (obligatoria, igual que la misa dominical cuando era niño) con Rosario y larga Letanía, o que vayamos vestidos de monjes budistas por decreto?

    Y ve que habla de todos menos probablemente de quien le da de comer, es decir, no aparece Hollande ni el PS francés en sus críticas, sólo habla de “una cierta izquierda” que, por supuesto, no es la suya.

    Y termina todo sabiendo que es feminista militante y que vive del erario público, es decir, alguien agradecido a alguien y que corresponde haciendo lo que sabe y puede: adoctrinar desde la cátedra, como tantos y tantos que han destrozado la Enseñanza en España.

  6. Lehman Sisters - Viernes, 26 de abril de 2013 a las 17:56

    La caridad es ‘ integrismo católico ‘ Caroline ?
    Veritas , Iustitia , Libertas .

  7. XISCO - Sábado, 27 de abril de 2013 a las 16:22

    El aumento del nivel cultural en Europa trae consiguo una menor creencia en gurus, predicadores. extraterrestres, sectas y religiones.Lo malo de los integristas es su manía en salvarnos a todos, haciendo proselitismo y lavando el cerebro ya desde niños.
    !! yo no quiero que me salve nadie !! Que cada cual se pague sus capricho y creencias. A ver que día los católicos se autofinancian de una vez, que es lo que se comprometieron en los acuerdos de 1977.Menos caridad y más justicia.
    Salut

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.