Opinión

Europa: camino hacia la democracia

‘Creo en una Unión Europea, pero no en esta, creo en unos partidos políticos, pero no en estos, creo en una democracia, pero no en una democracia de seis millones de parados. ¿Y qué decir de Europa? ¿Quién gobierna en Europa? No me respondáis que Angela Merkel, porque eso está ya muy oído. ¿Acaso la señora Merkel nos está obligando al despilfarro de nuestras Autonomías?’.

Félix de la Fuente
Jueves, 2 de mayo de 2013 | 12:49

Si te paras a echar un vistazo a la situación actual de los países de la Unión Europea (UE), si te detienes a pensar en lo que ha sido Europa y lo que actualmente es, entre el proyecto europeo de los padres fundadores y el lugar a donde hemos ido a parar, entre la Europa de los valores humanos, la Europa de los ciudadanos y la Europa actual, que es la Europa de la pobreza, la Europa del paro, la Europa de los partidos políticos más que menos corruptos y de las multinacionales, no queda mucho lugar para el optimismo, incluso para aquellos que hemos defendido a capa y espada que no hay otro camino que más Europa.

¡Qué largo fue el camino de Europa hacia la democracia y hacia la paz, cuánto sacrificio, cuánta lucha, cuánta sangre y qué rápido puede ser el derrumbe del Estado del bienestar del ciudadano europeo! Ya sé que la situación de España es especialmente dramática, pero ningún país de la UE puede cantar victoria. Con unos vecinos empobrecidos económica y moralmente, ni siquiera los países ricos, como Alemania, podrán subsistir. Conviene que se lo vayan pensando lo políticos europeos. Incluso en los países ricos el Estado social del bienestar es cada vez más flaco.

El mal de España no es distinto del mal de Europa. La UE padece una enfermedad muy grave, una enfermedad que consiste en una falta absoluta de democracia. Y si es verdad que en España hemos contraído esta enfermedad por culpa fundamentalmente nuestra, ni los otros países de la UE, y mucho menos las instituciones europeas, pueden lavarse las manos y querer hacer ahora de jueces, cuando son, y no en pequeña medida, también partes culpables. ¿No estaban viendo lo que ocurría en España la Comisión Europea o el Parlamento Europeo? ¿No estaban beneficiándose del boom del ladrillo español los demás bancos europeos?

Si la palabra democracia, significa gobierno del pueblo, el gobierno que actualmente tenemos en la UE, viendo el papel que juegan los ciudadanos, es una auténtica pantomima, una bancocracia o, si preferís, una partitocracia. Con buena lógica, como hacen los italianos, es preferible votar ya directamente a un partido de cómicos. ¿Consiste la democracia en tener una constitución estilísticamente perfecta pero cuyo contenido no se cumple en absoluto? ¿Qué fue del derecho al trabajo, a la vivienda digna y a la educación gratuita y de alta calidad? Y así podría seguir. El ciudadano, que en realidad es el último mono en la vida política española y europea -que me disculpen los monos, porque seguro que no son, ni con mucho, tan crueles como somos los humanos-, es sin embargo el que tiene que pagar los platos rotos de los políticos y de la codicia.

Y sin embargo, creo que Europa es mucho más necesaria que nunca y no porque lo digan la mayoría de los políticos, que luego en la realidad siguen haciendo una política nacional y de partido y no una política europea, sino porque en un mundo globalizado, como en el actual, solamente se podrán preservar los valores auténticamente democráticos frente al poder depredador de las finanzas y de las grandes multinacionales, si los países europeos permanecen unidos. No quiero para Europa una seguridad social de los países en desarrollo. Quiero que los países en desarrollo alcancen la seguridad social que tenía hasta ahora la mayoría de los países de la UE.

Europa, y España más aún, necesita una terapia de choque. La UE y España necesitan unas cantidades ingentes de democracia. Europa está sin una gota de sangre democrática. La UE, que constituyó el primer paso de una globalización positiva orientada hacia el bien del ciudadano y del entendimiento de los pueblos, se está pasando al bando de una globalización que beneficia casi exclusivamente a las finanzas internacionales y a las grandes empresas. Lo que ha ocurrido estos días en Bangladesh es una prueba de cómo la globalización está dejando en la calle a millones de ciudadanos europeos sin beneficiar apenas a los ciudadanos de los países en desarrollo. ¿Realmente la Comisión Europea, que es la responsable de la política comercial común de la UE, no ha podido hacer nada dentro de los organismos internacionales para hacer compatible el bienestar de los ciudadanos europeos con el de los ciudadanos de los países en desarrollo? Por tanto, del paro español no sólo son responsables los gobiernos españoles.

Una política de choque de democracia, porque es muchísimo lo que hay que democratizar. El ciudadano europeo está esclavizado por los poderes económico-financieros y por los partidos políticos. ¿Por dónde empezar? Pues por los cimientos, como se empieza un edificio. Si en el centro de la democracia está el ciudadano y los representantes de los ciudadanos son los partidos políticos, es por ahí por donde se debe comenzar, por los partidos. No hay ninguna ley que les prohíba a los partidos políticos hacer los sacrificios o aplicarse los recortes que están exigiendo del ciudadano. No, no tienen que esperar a que haya una ley que los obligue a renunciar a tanto privilegio como tienen, porque esa ley nunca llegará, pues son ellos los que tienen que aprobarla, y no he conocido a nadie que renuncie a sus privilegios por propia iniciativa.

Creo en una Unión Europea, pero no en esta, creo en unos partidos políticos, pero no en estos, creo en una democracia, pero no en una democracia de seis millones de parados. ¿Y qué decir de Europa? ¿Quién gobierna en Europa? No me respondáis que Angela Merkel, porque eso está ya muy oído. ¿Acaso la señora Merkel nos está obligando al despilfarro de nuestras Autonomías? En la UE están gobernando los mismos que gobiernan en España y en los demás países de la UE. No podemos esperar milagros de unos políticos que defienden más los intereses de los partidos que los han nombrado a dedo que los intereses de los ciudadanos de la UE.

Y como ejemplo de esto, ahí están ciertas declaraciones de Joaquín Almunia o la decisión de un juez español del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo. A ambos les interesaban en aquel momento más los intereses del partido que los intereses de los españoles. Y si pensamos en el Banco Central Europeo, ¿a quién beneficia sobre todo la bajada el euribor sino a los bancos? Cuando los bancos españoles han impuesto en muchos casos unos suelos en sus hipotecas, ¿de qué le sirve al ciudadano que tiene una hipoteca con suelo el que baje el euribor?

Todo lo que suponga desplazar al ciudadano del centro de la vida política es antidemocrático. Esto sirve tanto a nivel municipal, como autonómico, nacional y europeo. Las instituciones de la UE se han convertido en una finca muy fructífera donde los partidos políticos nacionales colocan a sus peones, pero donde sobran más del 50% de los directores generales y subdirectores.

Sin esta política de choque, ni Europa ni España saldrán jamás de la crisis. Si los partidos políticos no se toman muy en serio y empiezan voluntariamente dando ejemplo, la crisis será mucho más larga, el sufrimiento mucho mayor y las cifras de paro seguirán aumentando. Y al final los partidos políticos tendrán que hacer a la fuerza lo que voluntariamente se han negado a aceptar. El camino de Europa hacia la democracia ha sido lago, pero el desmantelamiento de la democracia podría ser muy corto.

Félix de la Fuente es miembro del comité gestor del partido político Cilus y autor del Dictionnaire juridique de l’Union Européenne

Temas: , ,

12 Comments en “Europa: camino hacia la democracia”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Una opinión más - Jueves, 2 de mayo de 2013 a las 13:41

    Comprendo la postura del articulista Sr. de la Fuente y su abogacía de la socialdemocracia, pero el salmón terminará agotado luchando contra corriente, así que es mejor preparar los refugios contra la corriente. Por ejemplo, está en ciernes el tratado de libre comercio entre la Unión Europea y el entramado comercial de Estados Unidos y resto de América del Norte. Es decir, más libre comercio y menos proteccionismo y, o China se adapta al sistema o corre el riesgo de quedar aislada con su proteccionismo.

    Véase, pues, cómo los países con ciudadanos del norte de Europa se han ido preparando sus refugios contra corriente (Suiza es el último ejemplo de blindar a sus ciudadanos), en tanto los subciudadanos de los países que tienen un porcentaje altísimo de población parásita sueñan con continuar teniendo gratis lo que cada vez es más caro. Por ejemplo: la medicina y la investigación, el ocio o la cultura.

  2. ECHANDO LA VISTA ATRAS - Jueves, 2 de mayo de 2013 a las 13:55

    ESTA DEMOCRACIA NO LA QUEREMOS TAL COMO ES.ESTA DEGENERANDO A PASOS AGIGANTADOS.
    VA SIENDO HORA DE CREAR UN FRENTE NATIVISTA IBERICO AL ESTILO DEL FRENTE NACIONAL DE LE PEN EN FRANCIA.LOS VALORES,LAS TRADICIONES,LA FAMILIA Y LOS TRABAJADORES AUTOCTONOS SON LO PRIMERO,POR ENCIMA DE CUALQUIER COSA.EL MARXISMO SOCIALISTA Y COMUNISTA YA HA DEMOSTRADO QUE NO VALE PARA NADA,EL NEOLIBERALISMO DE CENTRO DERECHA TAMPOCO.BASTA YA DE INVENTOS,HABRA QUE VOLVERA LO QUE YA TENIAMOS PERO CON UNOS PRECEPTOS MEJORADOS Y MODERNIZADOS,COMO EN EL RESTO DE EUROPA.TODO LO QUE LOS TRABAJADORES CONSEGUIMOS CON LA DICTADURA EN CUANTO A PROTECCION DEL TRABAJADOR,PENSIONES,SEGURIDAD SOCIAL,PISOS DE PROTECCION,EDUCACION,SANIDAD,SINDICALISMO…..TODO ESO LO ESTAMOS PERDIENDO CON LA DEMOCRACIA.ESTA CHUSMA PARASITARIA Y DE CORRUPTOS DE LOS PARTIDOS DEMOCRATICOS Y SINDICATOS ESTAN EMPEZANDO A HACER BUENA A LA DICTADURA,AL MENOS EN SU VERTIENTE SOCIAL.

  3. erv - Jueves, 2 de mayo de 2013 a las 17:21

    Buen articulo. Pienso que los bancos europeos que les ponian el dinero a los bancos españoles para el ladrillazo, también deberían sufrir las consecuencias de la crisis. Hasta ahora solo los poblres españoles la estamos sufriendo. Paro, pérdidas de viviendas, pérdidas de bienestar, pero los bancos alemanes estam cobrando sus intereses y sus inversiones, para eso tienen a la Merkel. La democracia se derrumba cuando las crisis entrar en los paises, porque gracias a ellas aceptamos perdidas de derechos que nos había costado muchos años conseguir.
    Europa solo trabaja para los politicos y para sus Lobis -no se si se escribe así- estos lobis estan instalados en el mismo parlamento europeo y solo defienden a sus grandes empresarios y empresas.
    Europa debe gobernar para lo que se constituyo, para los ciudadanos europeos.

  4. Lehman Sisters - Jueves, 2 de mayo de 2013 a las 18:43

    La mafia separatista es el gran problema , todo va saliendo poquet a poquet , en Euskadi lo saben bien y de ahí la protección del PSOE , la gente se va quitando la venda de los ojos lentamente , el español no es un animal sumamente inteligente pero tampoco es idiota y el enorme entramado de corrupción política española – dirigido por separatistas – ha confundido desde su trono manchado por la ignominia anti-Constitucional algo que no entiende y que es parte intrínseca de nuestro país , la buena fe , hemos cedido tanto unos como otros para no ofendernos mientras la partitocracia se aprovechaba de nuestro patriotismo de calle para asentarse en el poder institucionalmente , todo tiene un límite , y lo que sube , baja .
    Los Pujol , el Zapatero o el Josep Montilla de turno , los Artur Mas o Le Pen que puedan aparecer en según que momentos … pueden dividirnos como si España fuera Yugoslavia al borde de una guerra , cierto , pero nunca lograrán separarnos porque yo el primero estaré en las antípodas de el sentir político que tenga Joaquín Sabina o Salvador Sostres y de allí no me moveré ni un ápice , cierto , pero es mi gente y los defenderé a capa y espada en caso de que un comunista o un fascista decida perpetrar un golpe de Estado en mi país , nuestro país .
    Las cosas se resuelven en el Congreso de los Diputados , que para eso lo tenemos y en ese sacrosanto lugar te das de leches desde las posiciones más alejadas y a base de bien , de lo contrario nos convertiríamos en una oligarquía populista …
    Mejor unidos , visca Espanya !

  5. Guillermo - Jueves, 2 de mayo de 2013 a las 20:01

    No creo en la Unión Europea, no creo en su proyecto y mucho menos creo en su moneda única.
    Y no creo el la Europa de los Vencedores que nos liberaron del mal, porque me han demostrado que no funciona y cuando una idea o un proyecto o una causa como la moderna Democracia a la Americana, con su coca-cola y su Dolar de papel que no funciona, simplemente se rechaza y se busca otro método que funcione.
    Cuando aprendamos a fabricarnos lo que consumimos en España, en la medida de lo posible, empezaremos a darnos cuenta de que el trabajo será una necesaria realidad.
    Hecho en España, si, pero para el consumo de los españoles, no para las multinacionales que exportan nuestros mejores productos al exterior y que siguen enriqueciendo a los mismos que nos han dejado con las empresas no productivas y compraron con el euro las más productivas. No se trata de nacionalismo, se trata de que no nos engañen más.
    Hecho en España, pero para el consumo de los que habitamos en ella.

  6. enrique - Jueves, 2 de mayo de 2013 a las 22:00

    Ni pantomima, ni bancocracia ni siquiera partitocracia. La palabra exacta a utilizar es plutocracia. Hay que llamar a las cosas por su nombre.

  7. Ciudadano Sinmitos - Viernes, 3 de mayo de 2013 a las 21:23

    El diagnóstico del autor sobre nuestra realidad política y social es muy duro. Lo malo es que tiene razón en muchas cosas y resulta difícil rebatirlo para aportar una visión más optimista que levante el ánimo. ¿Cómo se arregla esto? ¿Quién lo hará? La UE no es más que una discreta parte del mundo de hoy lleno de problemas similares o peores y que funciona con unas finanzas globalizadas. ¿Se imagina alguien un mundo moderno y avanzado tecnológicamente sin bancos ni empresas multinacionales? Yo, no. Los problemas del paro, la miseria, la ignorancia, etc. no se resuelven solo con democracia. Los valores de ciudadanía, que aporta una democracia auténtica, son imprescindibles, pero se necesitan otros valores en un mundo donde las sociedades más pobres, atrasadas e ignorantes tienen la tasa de crecimiento demográfico más alta.
    Hace unas décadas los europeos se mataban unos a otros. Hemos cambiado para bien y lo seguiremos haciendo. Dentro de unas décadas estaremos mejor y más unidos. Quiero ser optimista.

  8. Félix de la Fuente - Sábado, 4 de mayo de 2013 a las 22:25

    Os agradezoco a todos el que hayáis dedicados unos minutos de vuestro tiempo a leer las líneas que he escrito. No pretendo llevar razón. Muchas veces mis ideas surgen lanzadas desde lo más profundo de una preocupación por la grave situación que estamos viviendo en Europa, y sobre todo en España, y puede ser que adolezcan de mucha subjetividad.

    Quizás no sea tan optimista como “Ciudadano Sinmitos”, pero sigo teniendo esperanza y por eso quiero seguir luchando, porque sé que al final los partidos políticos tendrán que hacer a la fuerza lo que no han querdido hacer libremente. Me extraña, sin embrago, que este ciudadano sinmitos diga que los problemas que tenemos actualmente no se resuelven sólo con democracia. Creo haber dicho que la democracia consiste en que el ciudadano ocupe el centro de la política, y cuanto más en el centro esté, más perfecta será la democracia. Creo que el desarrollo de esta idea no se piuede confundir con una simple declaración de intenciones. Por el ejemplo que pone de las sociedades más pobres pienso que está en la línea de lo que yo defiendo y que, además, es un hecho constatado, que cuanto menos es el grado de demoracia, mayor es el grado de probreza.

    A Enrique le digo que lleva razón, Estamos en una plutocaria. Ya lo dice Joseph Stiglitz. Existe un poder mundial de las finanzas de las grandes internacionales. Esto es algo real. Y solamente podremos hacer frente a una plutocracia con una Unión Europea con más poderes, pero cuyas instituciones y decisiones sean auténticamente democrácitas.

    “A una opinión mas” le agradecería que me dijera qué quiere decir cuando me califica de abogado de la social democracia. Para mí el exponente más claro de la “socialdemocracia” fue Willy Brand. Incluso he vivido en la ciudad de la que él fue alcalde. Me gustaban sus ideas, aunque creo que después fueron adulteradas y la socialdemocracia, incluso la auténtica, ha quedado algo desfasada. Pero no he pertenecido nunca al partido socialista, y tampoco al PP.
    Por lo demás, coincido en que a través de los acuerdos internacionales de comercio, que son copetencia única y exclusiva de la Comisión Europea, y no de los gobiernos de los Estados miembros, se regule algo más que dumping comercial y, sin perjudicar a los países más pobres, se ataje el dúmpig social y el dúmping ecológico. Saludos a todos

  9. rocky - Sábado, 4 de mayo de 2013 a las 23:46

    Estoy totalmente de acuerdo con el diagnostico, aunque faltan aún una serie de consideraciones que nadie se streve a abordar porque no son politicamente correctas. Ver tema de una cierta inmigración, que nos está distrayendo igual que nos distrae el tema de las autonomias y tantas otras historias de relleno que los politicos saben tan bien utilizar como cortina de humo, para ocultarnos las autenticas razones de su mediocridad…
    Nos lanzamos en discursos y más discursos y aqui lo que pasa es sencillamente que ha habido un mangoneo superlativo y de lo que se trata es sencillamente de sustraer el poder a los que manejan los hilos del cotarro y convertir el cotarro en algo serio y pienso simplemente en Finlandia, Islandia, o en Holanda o en Noruega etc…
    El problema es que como estamos tan condicionados por los miedos y tan aborregados por las inercias que volvemos a las andadas cada 4 u 8 años centrándonos en los dos partidos que suelen gobernar y ellos lo saben y se reparten las tornas aunque públicamente se echen los trastos, y ha llegado la hora de que nosotros reaccionemos y les quitemos ese alto poder desde las próximas urnas!!! Como? votando a los que más nos han demostrado que quieren hacer politicas honradas y tienen ilusiones aún frescas (pienso en esos partidos miniritarios que tan claramente dicen y explican las cosas no sólo en el parlamento, sino tambien en la calle… Y a ellos (los de siempre: olvidarlos pero contundentemente) Si somos capaces de unirnos en esa intención y en masa, seremos capaces de remover la porqueria y los fundamentos enquistados que sostiene ese poder tan corrupto e inepto y mediocre…
    El qué, se ha mencionado muy bien y el como lo insinuo tal y como lo siento, pero no creo que podamos mejorar nada si no adoptamos actitudes nuevas que propicien la limpieza que necesita el Pais. Dice el sabio: “Si anhelas conseguir algo importante empieza por que tus actos sean importantes”
    No hay nada que el hombre no pueda conseguir; tan sólo le hace falta tomar la decisón adecuada en el momento propicio!

  10. Una opinión más - Domingo, 5 de mayo de 2013 a las 03:14

    “A una opinión mas” le agradecería que me dijera qué quiere decir cuando me califica de abogado de la social democracia.

    Quería significar el abogar por un sistema de empleo público que es insostenible, entiendo más adecuado el modelo estadounidense de implicación de la vida real en las universidades y en la formación. En cuanto a Willy Brand, el que tuviera amistad con Felipe González, el que destruyó el intento de democratizar España, ya comprenderá que algunos españoles no tengamos buen recuerdo de aquellos años. Le envío un cordial saludo y mi agradecimiento por ayudar a formarnos tras décadas de educación siniestra y ahí están los resultados PISA.

  11. Romualdo - Lunes, 6 de mayo de 2013 a las 10:03

    Enhorabuena señor de la Fuente. Suscribo totalmente su artículo. La UE ha llegado muy lejos y ha costado mucho hacerla pero se puede dinamitar en muy poco tiempo y esto arrastraría a la democracia misma en algunos países. Es en momentos de crisis económica y pobreza cuando proliferan demagogos que arrastran a la sociedad a locuras que luego tienen consecuencias insospechadas.

    Discrepo de Una Opinión Más en que el libre comercio y la globalización vayan a ser la solución a problemas de raíz fundamentalmente política. La crisis y pobreza de unos en la UE acabará con todos. También con Alemania y los países que ahora salen ganando con esta situación. Están tensando la cuerda pero les puede estallar en la cara.

    Soy europeísta y no veo mas salida que un fortalecimiento de las instituciones y del poder político con una mayor cesión de soberanía por parte de los estados y una defensa por parte de nuestros políticos de los intereses de todos los europeos. El nacionalismo de los estados lo las regiones a la hora de defender los intereses de unos en lugar de los de todos debilita a toda la sociedad, a la corta o a la larga, y la prueba la tenemos en España.

    El librecambismo y la globalización sin globalizar los derechos sociales únicamente beneficia a los hombres de negocios porque no pone límites a su codicia. Las inversiones se dirigirán, ya se dirigen, a donde menos derechos laborales haya, mayores sean las jornadas, menor la cobertura sanitaria y de protección a la invalidez o la vejez, más prolongada la vida laboral y cuanto antes comience ésta mejor según el tipo de mano de obra…Lo sabemos.

    Por eso no nos pueden gobernar los políticos sometidos a los hombres de negocios que son los que mandan. Imponen sus condiciones respecto a impuestos, leyes sociales…y nos traen las crisis. Porque, al igual que los políticos que sólo piensan en las próximas elecciones, son de miras muy cortas y de beneficios inmediatos.

    Y si aceptamos que los hombres de negocios mandan que los políticos dimitan y sean aquellos los que se presenten a las elecciones. Como eso es inaceptable hay que reforzar el poder político en la UE precisamente para someter al poder económico. Porque los Estados compitiendo entre sí dentro de la UE por atraer empresas lo que hacen es tirar de los derechos laborales y sociales a la baja.

    Como ha dicho Félix de la Fuente sí a la UE, sí al espíritu de sus fundadores pero no a esta UE que tiene una crisis política que es mucho peor que la económicia y que es la que realmente tiene que solucionar. Porque sin solucionar aquella no se resuelve ésta.

  12. Félix de la Fuente - Lunes, 6 de mayo de 2013 a las 16:02

    Hola a todos :
    No quiero cansaros, ni tampoco repetirme. Sé que el problema de la Unión Europea es muy complejo y en dos páginas no se puede hablar de todo.

    Respecto a Rocky, estoy de acuerdo en que se debe estudiar seriamente el despilfarro de las autonomías. Pero las autonomías no tendrían que ser en principio nada negativo. Mira lo que sucede en Alemania con los Länder. Lo que ocurre es que en España todo lo relacionado con la política está corrupto.

    Respecto al problema de la inmigración, se puede decir algo similar. Solamente quiero recordar uno principio que para mí está por encima de todas las normas y leyes políticas, y es que toda persona tiene derecho a buscar una vida digna para sí y para sus hijos. Por eso, no disparemos contra los inmigrantes. Recordemos que hasta hace poco –e incluso actualmente- España era un país de emigrantes. Pero si tratamos de atraerlos para que hagan de peones de la construcción y que haya mano de obra barata para que las grandes empresas de la construcción tengan grandes beneficios, tenemos que atenernos a las consecuencias. Y si ahora los dejamos abandonados y sin trabajo, tampoco es todo culpa suya. Si atraemos a mano de obra no cualificada del extranjero y mandamos a nuestros ingenieros y especialistas a Alemania, algo está fallando. Si los emigrantes no se integran en la sociedad española, nos hemos preguntado si una sociedad tan corrompida, tan intolerante y tan inculta como la nuestra puede tener algún atractivo para muchos inmigrantes. El problema está ahí, no conviene sentar en el banquillo simplemente a los extranjeros.

    Respecto a los partidos pequeños, a que alude Rocky, estos tienen que demostrar que son algo diferente de los grandes y tratar de aunar fuerzas para salvar la situación. Y hasta ahora no han hecho ni una cosa ni la otra. No podrán reclamar que se acabe el “Estado de la subvención”, si ellos mismos están unidos y muy contentos con el “Estado de la subvención”.

    Con Romualdo estoy plenamente de acuerdo. El problema es que mientras no acabemos con la corrupción de los políticos nacionales, la Unión Europea no será algo diferente. El problema de la Unión Europea es el mismo problema de los Estados miembros. Un problema de falta de democracia. Los que gobiernan en la Unión Europea son políticos de los Estados miembros están más al servicios de sus países o de sus partidos que de los ciudadanos. Y otros no han sido elegidos ni indirectamente por los ciudadanos ni están sometidos a control alguno. Hay mucho nacionalismo también a nivel de la Unión Europea. No se puede decir como se ha dicho en Alemania que las familias españolas son más ricas que las familias alemanas, por muchos votos que den estas ocurrencias. Esto es nacionalismo xenófobo. Y ejemplos de estos tenemos en todos los países.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.