España

Un centenar de intelectuales propone una nueva ley de partidos que haga a las formaciones más democráticas

Advierten de que ‘la corrupción crece, debilita la acción de gobierno en una coyuntura crítica, provoca la desafección ciudadana y acaba causando una grave crisis política e institucional’.

Redacción
Martes, 28 de mayo de 2013 | 22:38

Escritores, economistas, historiadores, juristas, periodistas y diplomáticos han presentado en Madrid el manifiesto Por una nueva ley de partidos, cuyo objetivo “no es ponerlos en cuestión” sino mejorar su funcionamiento y hacer a las formaciones políticas “más democráticas”. Los primeros firmantes suman hasta 100 intelectuales.

La iniciativa plantea regular la actividad de los partidos políticos, asegurar su democracia interna, la transparencia y el control de su financiación, así como acercar la política a los ciudadanos. El manifiesto lo encabezan el economista César Molinas, el catedrático de Economía y Estrategia de la London School of Economics Luis Garicano, la abogada del Estado Elisa de la Nuez y el diplomático Carles Casajuana, que además han sido los encargados de presentar el texto este martes.

Esta propuesta -que han advertido no puede presentarse como Iniciativa Legislativa Popular porque la Ley de Partidos es una ley orgánica- apunta que, en opinión de los firmantes, los partidos políticos funcionan “mal”, la corrupción se ha hecho “crónica” y además existe una “crisis de confianza” en los políticos en activo.

‘Provoca la desafección ciudadana’

El texto del manifiesto destaca que en ‘otras democracias avanzadas’ constitucionalmente los partidos están regulados por una ley o, en el caso del Reino Unido, por ejemplo, por la costumbre, por lo que la periodicidad de los congresos, los métodos de selección de los delegados y el control de sus cuentas mediante auditorías independientes y externas están regulados por la ley.

En este sentido, los firmantes del manifiesto defienden que los partidos políticos en aquellos países son más transparentes que en España, y lo son por ley, lo que facilita apartar a los partidos y políticos corruptos con rapidez. Además, han advertido que ‘la corrupción crece, debilita la acción de gobierno en una coyuntura crítica, provoca la desafección ciudadana y acaba causando una grave crisis política e institucional’.

Los 100 firmantes de inicio también han criticado que en España, frente a la regulación de los países ejemplares en este aspecto, los partidos se autorregulan, los congresos y órganos de dirección se reúnen cuando conviene a sus dirigentes, el método habitual de selección de cargos internos y de candidatos a cargos es la cooperación, y el control de las cuentas se encomienda al Tribunal de Cuentas, ‘fuertemente politizado, cuyos miembros acceden al cargo por cuota política y cuyo último ejercicio auditado es 2007′.

Algunos de los firmantes…

Por todo esto, en el manifiesto se propone la necesaria aprobación de una nueva ley de partidos que incluya estas premisas:

1) Celebración de congresos cada dos años como mínimo y, en todo caso, a fecha fija.

2) Reunión de los órganos de control de las directivas y parlamentos internos a fecha fija, incluyendo en el orden del día la votación sobre la gestión de la directiva con voto secreto. Limitación del número de sus integrantes, entre los cuales no se contarán los de la directiva.

3) Composición de los congresos y de los órganos de control proporcionales al número de afiliados o de votos del partido en cada provincia o distrito. Limitación de mandatos al menos en los órganos de control.

4) Elección de los órganos ejecutivos, delegados a congresos y miembros de los órganos de control mediante voto secreto de los afiliados o delegados al congreso.

5) Elección de los candidatos a cargos representativos por elecciones primarias.

6) Mandato limitado de los tesoreros y encargados de las cuentas y elección de los interventores por parte de los distintos niveles del partido. Auditorías anuales por empresas independientes previas a la presentación de las cuentas que deberán ser aprobadas por los máximos órganos de dirección del partido.

y 7) Constitución de comisiones independientes para verificar los gastos de las campañas e inspecciones para verificar el cumplimiento de los límites de gasto electoral.

Entre los primeros firmantes, además de los cuatro promotores, figuran José Álvarez Junco, Aurelio Arteta, Félix de Azúa, Jaume Barberà, Manuel Conthe, Manuel Cruz, Pedro Cuartango, Rosa Cullell, Álvaro Delgado-Gal, José María Fidalgo, Casimiro García Abadillo, Fernando García de Cortázar, Santiago González, Daniel Innerarity, Santos Juliá, Enric Juliana, Antonio Muñoz Molina, Félix Ovejero, Antoni Puigverd, Fernando Savater, Alex Susanna, Andrés Trapiello y Roberto Blanco Valdés.

Temas: , ,

8 Comments en “Un centenar de intelectuales propone una nueva ley de partidos que haga a las formaciones más democráticas”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. LARRA - Martes, 28 de mayo de 2013 a las 23:28

    DE DERECHAS O DE IZQUIERDAS FIRMAR ESTE DOCUMENTO PARA DEMOCRATIZAR A TODOS LOS PARTIDOS

  2. Pablito - Miércoles, 29 de mayo de 2013 a las 00:21

    Decía el oportunista y dicharachero Alfonso Guerra esta mediodía en un programa de televisión, que si los partidos políticos desaparecieran, volvería la dictadura. Y quizá lleve algo da razón. Pero el problema que no ha denunciado Guerra, es que los partidos políticos en España, incluido el suyo quizá más que otros, ya son dictatoriales, fortalezas inexpugnables, cerrados a casi todos, y entre esos pocos que están dentro, procuran no moverse para salir en la foto.
    Estos líderes de los partidos políticos en España, desde Suárez hasta ahora Rajoy, se han revestido de tanta autoridad que yo le preguntaría a Guerra en que se diferencian de un dictador estos presidentes de partido. Él mismo, es y fue una gran estafa a la democracia. A su hermano y demás familiares recolocados, vamos a dejarlos aparcados.
    Ahora que se perfilan nuevos aires renovadores obligados por la necesidad y la penuria, donde a los españoles se nos ha caído todo, bueno es que gente imaginativa y no putrefacta, intente nuevas vías democráticas en los partidos políticos, para que haya listas abiertas por ejemplo, que los votos a los políticos nacionalistas catalanes o vascos tengan el mismo valor y suma que el de los demás. Tantas y tantas cosas que se han quedado en el camino, que no extraña y sonroja escuchar que haya gente que añore a Franco. ¿Porqué será?

  3. Lehman Sisters - Miércoles, 29 de mayo de 2013 a las 10:15

    Si están de Azúa y Ovejero le doy credibilidad al manifiesto , leyendo .

  4. Joana - Miércoles, 29 de mayo de 2013 a las 13:38

    Está bien, aunque hay que tener en cuenta que lo que hay ahora no solo provoca la desafección de los ciudadanos hacia la política, si no que además y más importante, los ciudadanos ahora somos meros espectadores de nuestro propio destino, no participamos ni aunque queramos.
    ahora a por la nueva Ley Electoral, para que podamos votar, además, a los políticos que nosotros queramos, no el partido.

  5. Jose Orgulloso - Miércoles, 29 de mayo de 2013 a las 14:24

    Me congratulo del proyecto. Mis felicitaciones a los impulsores.

    Pero creo que faltan un par de cosas, que humildemente propongo que se incorporen. La primera es que los grupos parlamentarios deben tener prohibida la disciplina de voto. Esto es fundamental. Y también es fundamental que los partidos políticos que se presenten a unas elecciones determinadas, tengan candidaturas en todas las provincias que incluya la votación: si vota una autonomía, en toda la autonomía; si vota toda España, en toda España.

  6. Escarlata - Jueves, 30 de mayo de 2013 a las 08:07

    A ver si tiran hacia delante estas reformas, porque en esta seudodemocracia nos inoculan los intereses los Partidos en lugar de ser los Partidos los que sean meros transportadores de las necesidades de la ciudadanía.

    Ojalá se reformara también las iniciativas de Referéndums para cualquier adopción de Leyes importantes, porque se empieza a estar HARTO de que los únicos referéndums partan de los caprichos de los barones en el Poder y estén limitados para la iniciativa popular.

    Aunque me voy a contradecir. Dado mi excepticismo con respecto a la información clara y transparente ante cualquier decisión, sea Ley Orgánica u Ordinaria, no sé sí también nos manejarían como buen ganado que hemos demostrado ser.

  7. pera - Sábado, 1 de junio de 2013 a las 22:25

    Hay para albergar escepticismo,sobretodo porqué no estamos preparados para una democracia abierta del tipo anglo-sajón que parece responde con más ecuanimidad a lo que llamamos democracia.
    Las listas desbloqueadas y las circunscripciones electorales no gustan a todo el mundo;no digamos de los referendums locales o comarcales como estila EEUU.
    Y es que la democracia inspira mucho recelo.Todos los países quieren ser demócratas,todos tienen Parlamento para demostrar legitimidad,pero pocos tienen democracia verdaderamente representativa,y es tambien por conformismo de los ciudadanos

  8. Peret - Domingo, 2 de junio de 2013 a las 10:53

    Firmado.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.