Cataluña

“Doy la mitad de mi vida para que un nacionalista defienda el nacionalismo, y la otra mitad para que no lo consiga nunca. El nacionalismo es una restricción de la libertad. Lucho por la libertad de los catalanes, que tienen derecho a que nadie les intimide”

[&hellip

Redacción
Lunes, 3 de junio de 2013 | 14:42

Alfonso Guerra, congresista, ex vicepresidente del Gobierno (1982-1991) y ex vicesecretario general del PSOE (1979-1997), en una entrevista publicada este domingo en El Periódico:

[…] ¿Por qué no comprende el anhelo soberanista de Cataluña?

De Cataluña, no. De los políticos catalanes.

El millón y medio que salió a la calle el 11S no eran políticos catalanes.

Ese millón y medio estaba organizado, ¿no?

Respondió y responde, en gran medida, a aspiraciones de base.

¡Eso es radicalmente falso! Los movimientos de base son para que les escuche un poder que no les escucha. Y aquí el que ha montado el chiringuito se llama Artur Mas, que reivindica ser el máximo representante del Estado para decir “pero me voy”, lo cual es una incongruencia de Woody Allen. En Cataluña hay un nacionalismo orgánico al que se han sumado partidos, algunas instituciones y el nacionalismo mediático. ¡Pero si Mas se presentó con ese programa y perdió 12 diputados!

Aumentaron los de ERC y la CUP. Hasta el jefe de su franquicia, el PSC, dice que su postura fabrica soberanistas.

Me da la impresión de que Pere Navarro tiene que arreglar la lente de su cámara. Contra el que debe ir es contra Mas, que es el que habla de separarse.

Quizá subestime la capacidad crítica de los ciudadanos, maltratados por una fiscalidad injusta.

El maltrato es el que reciben del nacionalismo orgánico.

Si se celebra una consulta podría cerciorarse de las voluntades.

Es fácil producir la confusión de la gente diciéndole “esto es lo democrático”. Nosotros no vivimos en la etapa de Robespierre, ¿verdad? Donde uno dice lo que hay que hacer y ya está. La convivencia pacífica, no salvaje, se hace a través de normas. Y las normas, aprobadas por Cataluña con más votos que en Madrid, dicen que la Constitución establece que esta es la estructura del Estado. Un representante político que estuvo en la negociación del Estatuto dijo que fue un intento de cambiar la Constitución por la puerta de atrás. ¡Por la puerta de atrás no se cambian las constituciones! Se cambian presentando un texto para ver si tiene o no apoyos. Todo lo demás no es democrático.

El derecho de los pueblos a decidir sí lo es, ¿no?

El derecho a decidir -que no existe en ningún manual- es el derecho a que los demás no decidan, a que fuera de Cataluña no se pueda decidir sobre la estructura del Estado. Si cambia la Constitución y se acuerda que la legitimidad y la soberanía es solo de una parte y no del todo, será así; pero se debe hacer siguiendo las reglas. Lo demás es engañar a la gente. A ver si tiene la deferencia de contestarme a esta pregunta, ¿cree que Cataluña ha tenido alguna vez un poder autónomo superior al que tiene en la actualidad?

Déjeme que le haga otra. ¿Sabe quien dijo la frase: “Hemos reconocido la diversidad de identidades, pero no queremos conocerlas”.

No tengo ni la menor idea.

Felipe González, que estuvo como usted en la cocina de las Autonomías.

¿Y? A mí no me gusta el nacionalismo porque es excluyente. Yo puedo conocer la realidad de Cataluña sin vivir aquí. ¿Hay un fuego de la verdad y los demás somos todos extranjeros que no podemos opinar? ¡No, hombre, no! Un intelectual del nacionalismo orgánico ha dicho que ha llegado el momento de que el que no sea independentista será considerado
un traidor. Eso es el nacionalismo.

El que lo dijo fue un actor: Joel Joan.

Pues lo habrá repetido de un ideólogo. ¿Y ha habido alguna crítica del nacionalismo a esa frase? No. Pero, oiga, en mi libro solo le dedico al tema 19 de las 650 páginas.

Eso es verdad.

Aunque le diré una cosa: yo doy la mitad de mi vida para que un nacionalista defienda el nacionalismo, y la otra mitad la doy para que no lo consiga nunca. El nacionalismo es una restricción de la libertad de los ciudadanos. Y yo lucho por la libertad de los catalanes, que tienen derecho a que nadie les intimide. Dejen que la gente opine.

Se trata exactamente de eso.

¡Es que no se quieren leer la Constitución! Del artículo 166 al 169, les dice cómo hay que proponer un cambio. Que lo hagan.

Para acabar con el tema catalán. ¿Es cierto que fue hada madrina en el nacimiento de Ciudadanos?

Eso sería difícil porque no conozco ni a un solo militante de esa formación. ¿Quién lo dice?

María Teresa Giménez Barbat, que estuvo en la fundación y ahora está en UPyD. ¿Tampoco tiene tratos con Albert Rivera?

No lo conozco. Me parece un joven político aceptable al que le falta dar un paso a la izquierda. Pero, en fin, diría que la gente se aburre tanto que se la pasa inventando chorradas. Y la vida es larga pero pasa rápido […].

Temas: , ,

25 Comments en ““Doy la mitad de mi vida para que un nacionalista defienda el nacionalismo, y la otra mitad para que no lo consiga nunca. El nacionalismo es una restricción de la libertad. Lucho por la libertad de los catalanes, que tienen derecho a que nadie les intimide””

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Romualdo - Lunes, 3 de junio de 2013 a las 15:09

    Lo más interesante es la frasecita de Felipe González. ¡Ha dicho tantas! Y lo de la media vida que quiere dar Guerra para que alguien pueda defender la restricción de la libertad de los ciudadanos.

    Es decir el daría media vida porque cualquiera pueda defender esas ideologías que tanto ha combatido, que están prohibidas en otros sitios y que deberían estar prohibidas aquí. Porque hay ideologías que no se pueden defender ni por medios democráticos ni por ningún medio: Precisamente aquellas que, como él mismo reconoce, defienden la restricción de la libertad de los ciudadanos.

    La otra media vida que va a dar para que no lo consigan nunca que la sume a esta media para que lo puedan defender y utilice toda su vida en defensa de que nadie pueda ni defender ni conseguir restringir la libertad de nadie.

  2. DLM - Lunes, 3 de junio de 2013 a las 15:31

    Le ha faltado al Sr. Guerra, hacer referencia a la red clientelar creada por CIU durante tres décadas, así como al proceso de adoctrinamiento realizado, por una parte, con el sistema educativo y por otra, por los medios de comunicación “debidamente engrasados” con dinero público de nuestros impuestos.

  3. Erasmus 1989 - Lunes, 3 de junio de 2013 a las 16:00

    ‘Rubalcaba avala a Navarro’. Verlo en mi blog http://erasmus1989.blogspot.com.es/

  4. Una opinión más - Lunes, 3 de junio de 2013 a las 16:13

    A mí este sujeto sospechoso nunca me ha caído bien ni lo he visto buena persona sino un sectario mal hablado que emponzoñó la política con sus insultos desde la oposición a los gobernantes de UCD. Y, desde mi inquina al personaje digo que es esquizofrénico desear una cosa y la contraria, desear que el otro juegue bien y ganar tú el partido, dar facilidades al contrario y vender que no lo estás ayudando, sobre todo si se ve que con su actitud tu equipo está perdiendo el partido.
    No obstante, con estos personajes sólo funciona el lema: todo por la pasta. Guerra es rico y lleva viviendo de los demás desde tiempos inmemoriales, cuando descubrió que la vida es dura fuera del partido y del sindicato. Ahí lo hemos visto en Rodiezmo, puño en alto, vestido de comunista pañuelo en cuello, cantando la Internacional que es incompatible con el nacionalismo que dice defender.

  5. gonzalo - Lunes, 3 de junio de 2013 a las 16:23

    Yo tambien daría media vida para que esa casta de políticos como Guerra que defienden una cosa y la contraria desaparecieran de la escena.

  6. Eduardo González Palomar (Manlleu -Barcelona-) - Lunes, 3 de junio de 2013 a las 16:36

    El nacionalismo es el timo que consiste en hacerte creer que existe algo más importante que tú.

  7. iñigo - Lunes, 3 de junio de 2013 a las 16:39

    ¡Bravo!

  8. Kimet - Lunes, 3 de junio de 2013 a las 16:40

    ¿Y cuando fue vicepresidente defendió igual a los catalanes no nacionalistas del nacionalismo de Pujolone? Por lo menos este sabe que el nacionalismo es el enemigo nº1 para un hombre de izquierdas, no como otros que hemos de sufrir en nuestra “política chica”.

  9. R. S. - Lunes, 3 de junio de 2013 a las 19:03

    “Yo lucho por la libertad de los catalanes, que tienen derecho a que nadie les intimide. Dejen que la gente opine.”

    Interesante señor Guerra. Muy interesante. No olvidaremos estas dos frases suyas :)

  10. Juan Perdiguer - Lunes, 3 de junio de 2013 a las 21:02

    Es la mentira repetida mil veces que se convierte en realidad; ni tan solo la discute Guerra. Un millón y medio de catalanes representa el veinte por ciento de toda la población catalana, o dicho de otra manera, que uno de cada cinco catalanes estaban concentrados en el Paseo de Gracia y alrededores.

    Esa cifra es imposible, y aunque la manifestación fue multitudinaria está muy por encima de la real, no el doble o el triple, sino ocho o doce veces superior y posiblemente aún me quede corto en la estimación.

  11. Mariacruz - Lunes, 3 de junio de 2013 a las 22:03

    Ahora me entero de que a los catalanes se les iintimida…
    Serán los que les ponen multas por no rotular en catalán?

  12. El nacionalismo no es un invento! - Lunes, 3 de junio de 2013 a las 22:08

    Una de las tonterías más repetidas
    de C’s, el PP y por lo visto también de Alfonso Guerra
    es que el nacionalismo es algo “orgánico” o “artificial”, creado por “las instituciones y los medios”, que han comido el coco a los pobrecitos catalanes tontos y que a través de un red clientelar han conseguido que la gente piense como ellos y mantenga en el poder a una oligarquía.
    Madre mía, que tonterías!!!!
    Pues no, amigos!
    Es justo lo contrario.
    El pueblo catalán existe y el nacionalismo tiene una amplia base social.
    Los políticos han reaccionado ante un sentimiento popular creciente.
    Si realmente el pueblo fuera manipulable como dicen, parecería lógico que después de 40 años de franquismo, todo el mundo en Cataluña sería españolista. ¿No creen?
    Además, no hay que olvidar que la cultura, la industria y los medios de línea centralista tienen, sin duda, mucha más potencia, penetración y posibilidades económicas (Tele 5, El País, grupo Lara..) para manipular al pueblo llano, que no los medios precarios del catalanismo como El Punt Avui o el diario Ara.
    Si ustedes escuchan Cataluña Radio, TV3 o RAC 1 se darán cuenta que existe una gran pluralidad ideológica. Comparten tertulia gente independentista con unionistas como Miquel Porta Perales o Joan Carles Girauta de forma habitual. Y Sánchez Camacho es invitada mil y una veces para ser entrevistada. Una pluralidad igualita que en Intereconomía.
    El nacionalismo no es ningún invento porque la nación catalana existe. Negarlo es negar la evidencia.
    Y resulta insultante, además, que se apele a una supuesta libertad para “salvar” a los no-nacionalistas del supuesto infierno que tienen que soportar en Cataluña. ¿libertad?
    Si uno va por la calle, se da cuenta que aquí no hay ningún infierno ni prisión. Que la gente lucha por trabajar, por vivir y por tirar adelante su familia. Lucha por un futuro mejor. Y estoy seguro que en el contexto de crisis actual, hay más posibilidades de mantener el Estado del bienestar en el horizonte cada vez más cercano e ilusionante de la independencia.
    Trabajemos por conseguirlo!
    Merecerá la pena!

  13. Robert - La estupidez en catalán se llama "nacionalisme" - Lunes, 3 de junio de 2013 a las 22:20

    Ya lo he dicho en otra noticia de este diario, en el que aparecía un fragmento de una entrevista del subvencionado diario ElpuntAvui con preguntas tan absurdas, manipuladas, parciales y sectarias como las de el entrevistador del Periódico ¿a esto le llaman periodismo?
    Nacionalistas ¿no os da ni siquiera un poco de pudor o vergüenza ajena?

  14. Alberto - Lunes, 3 de junio de 2013 a las 22:20

    La convivencia pacífica, no salvaje, se hace a través de normas. Una gran verdad aunque la diga Alfonso Guerra. Se repite lo del derecho a decidir como un mantra, como si fuera posible decidir en el vacío, porque sí, al margen de las leyes, que aquí son precisamente las del estado que garantiza el autogobierno de Cataluña, y que creo que se llama España. En las leyes españolas, que también son las de Cataluña me parece, no se reconoce a ningún territorio español el derecho a la autodeterminación, porque no hay más sujeto colectivo de decisión que toda la nación soberana española. Esto es lo que hay, señores independentistas, por ahora. Naturalmente se pueden cambiar las leyes, pero en un tema como es el de la integridad del estado, que afecta a todos, a catalanes y a no catalanes, supongo que el posible cambio se debería hacer por consenso y respetando todos los intereses de todos los ciudadanos españoles. Es curioso que los que no callan con lo del derecho a decidir no dejan decidir a los demás en un tema que también es de su incumbencia. Quieren decidir por todos, y a eso se le llama abusar.

  15. Escocia - Lunes, 3 de junio de 2013 a las 22:50

    ¿Los escoceses deciden por todos los británicos?

  16. Alberto - Martes, 4 de junio de 2013 a las 00:28

    El gobierno de Londres, que representa a todos los británicos, escoceses incluidos, ha negociado con el gobierno autónomo escocés la celebración de un referéndum, efectivamente. O sea, que el plebiscito a celebrar el año que viene es producto de un acuerdo civilizado entre dos gobiernos discrepantes. El gobierno central cede esas competencias a Escocia-que no las tiene- para que se pueda celebrar legalmente el referéndum, y se ponen de acuerdo en lo que se va a preguntar en el mismo , sí o no, con claridad y sin emborronar el debate. Los escoceses deciden…. en un marco consensuado y negociado con el gobierno central, con el gobierno de todos, al que nadie niega legitimidad. Eso es lo que se llama la política de la claridad, y nada tiene que ver con considerar traidores a los discrepantes, quemar banderas españolas o insultar vilmente por ejemplo a los andaluces por vagos, a los madrileños por fachas etc etc.

  17. DLM - Martes, 4 de junio de 2013 a las 07:08

    El nacionalismo no es un invento! – Lunes, 3 de junio de 2013 a las 22:08

    Claro que el nacionalismo catalán existe y está en su derecho de existir, no faltaría más. Pero lamentablemente se gana a pulso el rechazo de una gran parte de la ciudadanía, debido principalmente a las políticas de sus dirigentes, cargadas de cinismo y sectarismo. Cuando un Presidente de la Generalitat alardea de no cumplir la Constitución y rechaza aplicar las sentencias de los Tribunales de Justicia, lógicamente no puede esperar que una parte de los ciudadanos rechacen de plano sus políticas. Recuerde Vd. que las leyes están para ser cumplidas y que nuestra Constitución fué aprobada mayoritariamente tambien por los ciudadanos españoles residentes en Catalunya como marco de Derechos y Convivencia.

  18. m33 - Martes, 4 de junio de 2013 a las 07:58

    Aquest paio de’n Guerra era aquell que estava fotut en el govern que va muntar els GAL?
    Oooooh!!! Quin gran demòcrata!!!

  19. Angel - Martes, 4 de junio de 2013 a las 08:28

    Alfonso Guerra sabe lo que es tener poder,el lo tuvo y demostró que supo utilizarlo en beneficio de su ideología socialista.Se puede o no estar de acuerdo con Guerra,pero de quien sabe y es un experto en la manipulación de las masas,es muy importante reflexionar sobre lo que dice de forma muy crítica hacia la ideología nacionalista,ya que la mezcla de socialismo y nacionalismo,es para que la gente tiemble,sobretodo los que no simpatizan con el nacionalsocialismo.Normal es que quien se considere nacionalista no le guste que un experto como Guerra lo señale como un peligro para la sociedad.Lo que nos debemos preguntar es si en verdad el nacionalismo es bueno o malo para la sociedad,la respuesta la tenemos en Cataluña,como el nacionalsino se ha convertido en un régimen que sólo beneficia a quienes se hacen simpatizantes.

  20. Romualdo - Martes, 4 de junio de 2013 a las 08:52

    El nacionalismo no es un invento:

    El nacionalismo como cualquier otra ideología es efectivamente un invento. Y al pueblo se le puede manipular y se le manipula. El que esa manipulación sea más burda o más sutil no cambia las cosas.

    Las Instituciones se pueden emplear para adoctrinar al pueblo y además enriquecerse. Otra cosa es que ese adoctrinamiento sea permanente. Ahí tiene Vd. mucha razón. Cataluña, como el resto de España, tras haber sido adoctrinada durante cuarenta años no es franquista, no confundamos con españolista.

    Porque el adoctrinamiento, antes o después cae. En Cataluña está cayendo porque ninguna mentira se sostiene indefinidamente y menos en democracia. Porque a pesar de los medios subvencionados y la utilización del poder y las instituciones, sobre esto no voy a discutir con Vd. porque estoy seguro de que lo ve, no se pueden tapar los chanchullos y corruptelas de los que más invocan el sagrado nombre de la patria.

    Puede Vd. seguir el camino de la independencia y luchar por él pero ¿Quién librará a Cataluña de ella misma, es decir de sus dirigentes y aspirantes a dirigir? ¿Qué contrapoderes habrá el día en que, fuera de la UE, el poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial sean prácticamente uno, aunque muy solapadamente, y nada se pueda denunciar en el exterior?

    Pero no importa porque por el solo hecho de ser un país pequeño el nivel de vida aumentará y el paro descenderá. ¿Y la libertad? Pues como en Suiza y Suecia. Eso sí, sin suizos ni suecos que para algunas cosas somos muy españoles. Sobre todo cuando se nos acusa de malas prácticas, entonces no nos comparamos con suecos ni suizos sino que sacamos a relucir las corrupciones de “España”. Parece que eso nos consuela.

  21. Lehman Sisters - Martes, 4 de junio de 2013 a las 09:18

    Que elocuencia para manifestar la inviabilidad del socialismo y el bochorno que conlleva semejante ridiculez ideológica , los eternos compadres del patetismo separatista .
    Están a punto de agachar la cabeza durante largo tiempo pero el infierno de la II República amenazará con presentarse más tarde que temprano , tanto odio y complejo no se apagan tan fácilmente .
    Cultura es anti-adoctrinamiento , Mas y Otegi lo saben , lerdar a los más pequeños es su baza .

  22. Jose Orgulloso - Martes, 4 de junio de 2013 a las 14:29

    ¿Pero de qué pretende ahora presumir el principal artífice, junto con su camarada Don Felipe, de la inflación del “reino” catalán?

  23. Escarlata - Viernes, 7 de junio de 2013 a las 11:05

    Romualdo – Martes, 4 de junio de 2013 a las 08:52

    Demasiada elocuencia para un yihadista de la versión profética de cualquier seguidor de la parte rencorosa del Catacorán.

  24. SANTI - Viernes, 28 de junio de 2013 a las 19:02

    Guerra tiene mas razón que un santo en lo que dice, pero a este sujeto mejor ni creer lo que dice porque dice una cosa y a la hora de la verdad hace otra. Como todos los sociatas. Son unos hipócritas.

  25. Luis - Martes, 2 de julio de 2013 a las 23:30

    Pero si decias ser hijo unico!

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.