Cataluña

‘El federalismo implica siempre unión, eso sí, limitando y compartiendo el poder de unos y otros. El federalismo es incompatible con el centralismo pero también con el independentismo’

[&hellip

Redacción
Miércoles, 5 de junio de 2013 | 19:58

Francesc Moreno, editor de El Debat, en un artículo publicado este martes:

‘[…] Si algo es contradictorio con el federalismo es el independentismo, no lo que ellos [el sector nacionalista del PSC que ha firmado un manifiesto en contra de una posición anti-independentista del partido] califican como unionismo. Por ejemplo, el federalismo europeo es la antítesis de la soberanía nacional de los estados miembros. El federalismo implica siempre unión, eso sí, limitando y compartiendo el poder de unos y otros. El federalismo es incompatible con el centralismo pero también con el independentismo. Por eso cualquier defensa de un proyecto federal implica necesariamente contraponerlo al centralismo y al independentismo. El federalismo no ha de ser una coartada del centralismo pero tampoco un paso más hacia la independencia. Es un proyecto autónomo, que prioriza el diálogo leal frente a las rupturas y las imposiciones de uno u otro signo. Cuando en Cataluña vivimos una brutal ofensiva ideológica desde el poder y los medios de comunicación vendiéndonos las supuestas ventajas de la independencia, renunciar a explicar las contraindicaciones para los catalanes es simple y llanamente renunciar a oponerse a la independencia. Al igual que el federalismo ha de contraponerse al centralismo, debe hacerlo también respecto al independentismo. Y más cuando razones no faltan. Otra cosa es que a nivel español la batalla ha de ser proritariamente contra el centralismo, contra la negación de la diferencia. El rival político del federalismo fuera de Cataluña es el uniformismo. En Cataluña es el independentismo.

Tampoco deja de ser curioso que los firmantes pidan medidas disciplinarias para el PSC de Hospitalet cuando esa es la postura oficial del PSC. Si el PSC dice que no es partidario de la independencia deberá explicar por qué. Y si algo debe reprocharse a la dirección socialista es no haberlo hecho explícita y claramente.

Es imprescindible una campaña didáctica explicando las ventajas de la opción federal frente al inmovilismo y la independencia. Ventajas económicas, de convivencia, de respeto de los derechos individuales. Y para eso es imprescindible poner de manifiesto las desventajas y los riesgos de las demás opciones. Y el PSC debería espabilar en esta cuestión si no quiere que otros partidos reduzcan a los federalistas a ser los compañeros de viaje del independentismo, sus tontos útiles, como parecen querer los firmantes del manifiesto […]’.

Temas: ,

23 Comments en “‘El federalismo implica siempre unión, eso sí, limitando y compartiendo el poder de unos y otros. El federalismo es incompatible con el centralismo pero también con el independentismo’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Ramon - Miércoles, 5 de junio de 2013 a las 20:54

    En España, el federalismo es lo ultimo que unos y otros quieren, lo que significa que muy probablemente sea los que acabemos teniendo, eso si en una version desnaturalizada que cambie las apariencias para tapar bocas y deje lo importante como está ahora mismo. Vamos, sera lo mismo que cuando la Transición, en que se paso de un rey nombrado por Franco a una monarquia con el mismo rey y la misma gente en los puestos de poder pero con refrendo popular teledirigido y bajo amenaza (o “ése” o mas dictadura de la dura dura)..

  2. felix - Miércoles, 5 de junio de 2013 a las 21:06

    Este individuo se expresa como un crack del entendimiento. O sea Federalismo es centralismo e independencia dos cosas a la vez y ninguna de las dos tampoco jejeje. Vale ya le entiendo. Hagamos un brindis a la locura humana. Pa arriba, pa abajo pal centro y pa dentro perfecto se entiende perfectamente ahora cuesta un poco pero claro algunos somos un poco sesudos la verdad.

  3. Lehman Sisters - Miércoles, 5 de junio de 2013 a las 21:47

    Vota C´s , vota a favor de la Constitución que nos da la democracia , visca Espanya .

  4. alberto - Miércoles, 5 de junio de 2013 a las 22:38

    Completamente de acuerdo con el señor Francesc Moreno, quizá con la única salvedad de que no creo que España, la España autonómica, sea precisamente un museo de los horrores del uniformismo y del centralismo. Nuestro país tiene un sistema territorial cuasi federal, algunos dicen que prácticamente ya confederal, aunque se llame autonómico, y que garantiza un altísimo nivel de autogobierno a las nacionalidades y regiones. El peligro no viene de una fantasmagórica España nacionalista, asimilista, castellanista etc, que hace mucho que por fortuna pasó a la historia, sino de unos nacionalismos periféricos antiespañoles -no me gusta esta odiosa palabra de raigambre reaccionaria, pero es lo que son- desbordados y dispuestos a hacer crack con el sistema territorial español de manera demagógica, irresponsable, oportunista y unilateral. El rival político del federalismo, si lo es de verdad y no un truco demagógico, como me temo, deberían ser los separatismos etnonacionalistas de todo pelaje, no un patriotismo español democrático y laico respetuoso de la pluralidad de nuestra nación, bien distinto del españolismo reaccionario, que colea de vez en cuando, pero es poquita cosa….por ahora.

  5. Isma - Jueves, 6 de junio de 2013 a las 00:46

    Que manía tienen alguos con identificar España con Castilla. La Constitución debemos modificarla, las “nacionalidades” españolas no han existido nunca. Salvo que utilicemos terminología del Renacimiento a mediados de siglo XIX, “la nació catalana dins de la Patria espanyola”. Pero igual deberíamos ir superándolo ya… yo no llamo a España ni Iberia ni Hispania… y tendría bastante más sentido que llamar a Cataluña “nación” o “nacionalidad”… huele a naftalina…

  6. Ciudadano Sinmitos - Jueves, 6 de junio de 2013 a las 00:53

    Los devotos del Nacionalismo Identitario catalán no son federalistas, son separatistas. Necesitan un Estado Nacional Propio. Por eso, desde que aparecieron hace más de un siglo, consideran al Estado Español como el Enemigo que les coloniza, explota, maltrata, roba y oprime. El desarrollo histórico, económico y social de la Cataluña real desmiente totalmente ese victimismo, pero da igual, a los creyentes en dogmas identitarios no les importa la realidad.
    Predicar hoy el federalismo de la mano de los separatistas, como hace el PSC, es engañar a la gente. El Estado de la Autonomías está más descentralizado y reconoce más diferencias que muchos estados llamados federales. Lo que hace falta es corregir sus defectos para que sea eficiente.
    No me extrañaría que Francesc Moreno acabe por alejarse del PSC y se una a los CIUDADANOS sensatos. Nos ha pasado a muchos.

  7. ANS. HISPANO. - Jueves, 6 de junio de 2013 a las 02:09

    ACERCA DE UN POSIBLE FEDERALISMO EN ESPAÑA

    “(…)Un Estado unitario que se federaliza es un
    organismo de pueblos que retrograda y
    camina hacia su dispersión (…)
    Ni vosotros ni yo estamos en esta fecha seguros
    de que el pueblo español que se ha dormido esta noche
    dueño de una soberanía unida, sabe, sospecha, que
    al despertarse va a encontrarse su soberanía dispersa.
    No, eso no” (…).

    (Discurso en las Cortes Constituyentes, en la noche
    del 25 al 26 de septiembre de 1931, pronunciado por
    Don José Ortega y Gasset).

    Los interesados, pueden encontrar todos sus discursos
    en el libro “DISCURSOS POLÍTICOS” publicados por
    Alianza Editorial núm.500.

    Son muy recomendables para tapar definitivamente
    las bocas de los amantes de un federalismo que, en
    el caso de España, no atiende a razones históricas,
    al ser la Nación más antigua de Occidente
    (junto a Francia y Gran Bretaña).

    El Federalismo solo es viable, como bien dice el maestro, para
    Naciones que tienden a su unidad (casos de Alemania e Italia, entre otras)
    y no para naciones que ya están unidas desde hace siglos
    (España, Gran Bretaña, Francia)

  8. ANS. HISPANO. - Jueves, 6 de junio de 2013 a las 02:12

    EL HONORABLE MAS, A VECES, HABLA DE
    ESTADO PLURINACIONAL Y DE FEDERALISMO.

    ¿Cuándo han habido naciones en España a lo largo de la historia?
    He puesto sumo interés en buscar a las pretendidas naciones
    y no las encuentro por ningún lado. !Que fastidio!

    Como ya he comentado en alguna otra ocasión,
    en la Edad Media se hablaba, a veces, “de nacionalidad
    castellana”, “de nacionalidad andaluza”, de “nacionalidad vasca”,
    de “nacionalidad catalana”, etc. pero se referian única y exclusivamente
    al LUGAR DE NACIMIENTO, no a que los habitantes de dichos territorios
    conformaran una nación, porque EN LA EDAD MEDIA NO HABIAN NACIONES,
    sino reinos, principados, condados, etc.

    El concepto moderno de NACIÓN surge con la Revolución Francesa
    y se lo atribuyen los tres paises más antiguos de occidente que
    no son otros que ESPAÑA, FRANCIA y GRAN BRETAÑA, los demás
    estaban en fase de unificación como ALEMANIA, ITALIA, etc.
    de ahí su FEDERALISMO que tiende hacia la unidad.

    El FEDERALISMO sirve para estos últimos paises pero NO SIRVE
    PARA LOS PAISES YA UNIDOS Y MÁS ANTIGUOS DE OCCIDENTE
    que he citado anteriormente, porque seria ir hacia la regresión.
    Es lógico, una cosa unida no la puedes desunir con el Federalismo,
    aunque a los secesionistas el Federalismo tampoco les hace mucha gracia,
    porque es una especie del “café para todos” actual, pero más estricto
    y controlado

    El maestro José Ortega y Gasset lo dejó muy claro en varios
    discursos efectuados en las Cortes Constituyentes allá por 1932.
    Sugiero su lectura y muchas otras en la compilación del libro
    DiSCURSOS POLÍTICOS
    Estatuto de Cataluña (48 páginas):
    http://webs.ono.com/pdf001/7/41.pdf
    editado por Alianza Editorial,
    núm. 500.

    Saludos.

  9. ANS. HISPANO. - Jueves, 6 de junio de 2013 a las 02:40

    Lean el siguiente artículo de Vicente Blasco Ibáñez y extraigan conclusiones. Parece como si lo hubiera escrito ayer.

    EL PUEBLO. DIARIO REPUBLICANO DE VALENCIA
    Jueves, 13 de junio de 1.907

    LA LEPRA CATALANISTA (Vicente Blasco Ibáñez)

    El periódico es donde se esconden todos los cobardes irresponsables, injuriadores de la mujer y sicalípticos para el hombre, publicó ayer una defensa de los catalanistas, de los enemigos de la agricultura valenciana, de la burguesía separatista barcelonesa, frailuna, vetusta, partidaria de la independencia del famoso Principado, piojoso y sanguinario, que dejó marcadas en la historia las huellas de una ferocidad fenicia, bárbara, horripilante.

    Un castrado, un jovenzuelo esteta que presume de ácrata por la longitud de los cabellos y la dislocación de sus sesos, afirma sentenciosamente, asnalmente, que los catalanistas vendrán y que los republicanos correremos ante el formidable poder de las cuatro barras y la furia del puntapié sorianista. Y los que semejantes risibles bellaquerías escriben se llaman valencianos, defensores de los intereses de la ciudad, de su grandeza y de su porvenir.

    Esos imbéciles son los que desde hace cuatro años amparan toda abyección y cometen toda infamia e intentan toda injuria y emplean toda arma, por villana y rufianesca que sea con tal de que hiera al enemigo, sin respetar lo mas venerando y augusto del hogar. ¡Buenos defensores se ha dado en Valencia el catalanismo! ¡Increíble parece que un periódico como La Publicidad de Barcelona, se haya cruzado de brazos en este asunto de la expedición catalanista a Valencia y no haya advertido cariñosamente lo innecesario de esa cruzada que puede proporcionar un día de luto a la ciudad! ¡Increíble parece que los ultrajados y escarnecidos de manera tan baja y miserable por un histrión imbecil, con alma de borracho, se amparen de él servilmente deshonrando una causa con solo entregar su defensa a quien con honras de mujer hizo pingajos para su estandarte! ¡En este país hay eclipse de… pantalones!.
    Valencia toda está orientada ya, conoce profundamente que clase de patriotismo es el que exhibe Soriano, que en estos del amor a Valencia, imita sencillamente a los chulos de lupanar, que aman a la dueña por lo que les dan.

    Los adoradores de Soriano, y suponemos que el mismo Soriano a la cabeza (porque si para ese día no viene será un villano cobarde) son los que nos traen a los catalanistas, a los héroes de la nueva reconquista, a los descubridores de esta umbría selva, paraje de emplumados y bronceados indios que no han sabido libertarse e impretan el favor del Principado para su manumisión.

    ¡Que estupendo! Valencia, que puede ser la escuela, el templo de las libertades españolas, en donde tantos años hace que el régimen, del que no abominan los catalanistas, se ha quedado sin representación parlamentaria y casi sin representación municipal, en unAyuntamiento compuesto por 49 concejales; Valencia que reorganizó quizás, o reanimó, cuando menos, el republicanismo de toda España, y desde hace quince años, trabaja con febril actividad por su porvenir, por su prosperidad, divorciada de las instituciones, revolucionaria, dentro y fuera de la capital, transformada con asombro de las clases conservadoras, a las que hemos suplantado por nuestras iniciativas y nuestra actividad; Valencia, que ha sido la Cenicienta del Mediterráneo, en cuyo puerto impera la más honda miseria, por culpa de Barcelona, que lo absorbe todo, que es el verdugo de Levante, que quiere convertir toda España en huevo para tragarse hasta la cascara, que envía a nuestra ciudad sus productos libremente, sin que sufran ningún impuesto a su entrada, y en cambio la pasa, la naranja y la legumbres valencianas pagan un enorme tributo municipal al entrar en Barcelona; Valencia, cuya agricultura muere por imposición del industrialismo catalán, porque catalanes y vizcainos han conseguido la confección de unos infames aranceles que nos tapian los mercados internacionales para la exportación de nuestra fruta, sometiéndonos a una pérdida anual de mas de cien millones de pesetas, que se traduce en hambre y congojas en el campo y languidez en la vida comercial de la ciudad; Valencia, repetimos, que ha sido siempre menospreciada y vejada por Barcelona, desde que nos conquistó un rey clerical, supersticioso y sucio, que aniquiló la civilización árabe de nuestra tierra, científica, tolerante, rica en principios de cultura, poética y soñadora, para sustituirla por una dominación sanguinaria e inquisitorial, entregándola al fanatismo de Roma y a la sopas del convento y a la suciedad y a la ignorancia de unos varones muy santos, pero muy brutos; esta Valencia, repetimos, recibirá el 29, fíjense bien los republicanos, los patriotas, los hombres libres, el 29 de junio a los catalanistas, a los que no se atrevieron a solidarizarse cuando se cometieron los crímenes de Montjuich y se unen para destrozar a los republicanos, a quienes no han necesitado su presencia para destruir el caciquismo y emancipar su alma.

    ¿Qué miserable farsa quiere representarse aquí? ¿Se nos ha tomado por cobardes, por ignorantes? ¿Quieren los catalanistas jugar con el honor del partido de Unión Republicana dándose en las calles de la ciudad un publico abrazo con Soriano, el pierrot deshonrador de mujeres? ¿No comprenden esos señores que su llegada a Valencia con Soriano es un reto, una provocación, una afrenta que ningún republicano que sepa en que lugar tienen asiento los riñones ha de tolerar sin jugarse en la partida su vida y su libertad si es preciso? ¿Piensan los catalanistas que Valencia es tierra huérfana de voluntad y de caracteres?.

    Aun simpatizando con la campaña, con la obra política, republicana, de un amigo entrañable de todos nosotros, del gran propagandista Alejandro Lerroux, cuyo nombre pasará a la historia como modelo de energía, de cultura, de abnegación, de desinterés, al hacer la crónica del actual republicanismo español; aun siguiendo sus heroicos esfuerzos con toda nuestra simpatía y lamentando dolorosamente su derrota; aun habiendo podido tomar parte en la misma Barcelona en actos que molestasen a los catalanistas, hemos observado siempre una prudente y correcta conducta, procurando no intervenir ni mezclarnos siquiera en un problema esencialmente local con el propósito de no envenenar pasiones ni excitar odios.

    ¿Qué ejemplo imitan, pues, los catalanistas al intentar aquí un desembarco unidos al desvergonzado y cínico Soriano? ¿Qué se les ha perdido aquí, si nadie les llama ni los necesitamos ni son útiles a Valencia? ¿A que involucrarse en asuntos locales, de bandería, intentando con su presencia dar crédito a los mas desacreditados y conceder dignidad a quienes la han perdido en el crimen callejero y en la injuria a la mujer?.

    Nos dirigimos con esto a La Publicidad de Barcelona, insultada por Soriano, para que conozca el sentimiento general de los republicanos de esta ciudad. Y aun esperamos que antes de resolver nada en definitiva mediten y se convenzan de que su presencia representaría aquí la de una comparsa sorianista insultadora y provocadora.

    Continuaremos.

  10. Pablo - Jueves, 6 de junio de 2013 a las 03:16

    Ciudadano Sinmit

    A Francesc le leo habitualmente en el DebatCat y es cercano al PSC aunque si que últimamente ante la incoherencias del partido y del mundo socialista en general, ha sido muy crítico e incluso ha echado algún piropo a Cs. DE todas formas, personalmente, creo que siempre que pueda, y que su coherencia interna le deje, votará PSC, de todas formas si el PSC no cambia yo creo que la opción de votar a Cs la tendrá presente.

  11. r.garcia - Jueves, 6 de junio de 2013 a las 03:27

    Esta vez no vamos a picar.
    La primera vez nos pilló desprevenidos tras 40 años de mordaza.
    Ahora os conocemos tal y como sois realmente,
    sin el pretexto de ningún dictador que os enmascare.
    Nada más y nunca más, trileros , vividores del toco-mocho,
    farsantes, descerebrados y chorizos del Neanderthal.

  12. Kimet - Jueves, 6 de junio de 2013 a las 09:43

    Federalismo y Autonomismo es el mismo perro con diferente collar… pero si así tragan los de aquí, perfecto.

  13. Romualdo - Jueves, 6 de junio de 2013 a las 10:12

    Está muy claro y Alberto lo ha expuesto perfectamente. El tema es que el nacionalismo no acepta el federalismo que es la forma de Estado que tenemos en la práctica.

    Un estado federal se construye para unir estados independientes, tipo UE. Por eso existen los federalismos asimétricos porque esos estados adaptaron sus leyes a las del nuevo Estado al que se incorporaron. Cuando ocurre al revés como en España no hay leyes que adaptar. Todos quieren las mismas competencias y nadie se las puede negar. Esto no lo acepta el nacionalismo y habla de singularidades y hechos diferenciales. Es decir: ventajas. Como los demás españoles no se las permiten ni se las van a permitir hablan de franquismo, uniformidad etc.

    Y no hay ninguna uniformidad porque las singularidades de símbolos, lengua, tradiciones y demás ya están recogidas y los fondos transferidos para que cada uno se pueda autogobernar dentro de su singularidad.

    Es la falsedad del discurso del PSC que, conociendo todo esto, ha diseñado una patraña que sabe que no va a ser aceptada por el nacionalismo que ya propone claramente la secesión. ¿Por qué? ¿Porque no reconocen su singularidad o hecho diferencial?

    Mas bien es por lo que dijo, no sé si fue Espada o de Azúa: Porque necesitan un Estado propio para no tener que responder ante nadie de todo lo que quieren tapar.

    ¿Y el PSC? Pues quizá le pase lo mismo y la propuesta federal sea una jugada de desviación. Nadal ya ha dicho que votaría a favor de la secesión. Y como él hay muchos.

  14. Joja - Jueves, 6 de junio de 2013 a las 10:27

    r.garcia – Jueves, 6 de junio de 2013 a las 03:27, eres el típico nacionalista de origen converso insultador profesional intentando ganarse los galones de catalanidad, que te aproveche seguro que te darán una palmadita en el lomo por tus servicios.

  15. Miquel - Jueves, 6 de junio de 2013 a las 10:33

    Espanyols,… així doncs, sou o no sou federalistes?
    És per dir-ho al PSC, sabeu? Gràcies!

  16. Joja - Jueves, 6 de junio de 2013 a las 10:44

    El federalismo no se puede imponer se tiene que consensuar, el federalismo no puede ser asimétrico, no lo es en ningún país del mundo, el federalismo es simétrico o es otra cosa, el federalismo no se puede crear para instaurar privilegios o para blindar competencias ( entre ellas las que más se persigue, sí amigos el PSC de las narices, blindar la inmersión), el federalismo no es para crear “soberanías compartidas”, el federalismo no es para que el estado se convierta en plurinacional (a pesar de ser en más de un 80% con una sola lengua materna) mientras se intenta uniformizar y arrancar toda pluralidad de raíz en una parte del mismo, a pesar de que en esa parte más del 50% tiene una lengua materna distinta a la que se quiere imponer y sobre todo el federalismo NO ES UN PUNTO INTERMEDIO ENTRE LOS CENTRALIZADORES Y LOS INDEPENDENTISTAS, el federalismo defiende a brazo partido el estado. Reconozco que el sistema autonómico es un caos, pero el sistema que propone el PSC es una mierda, ni es federación auténtica ni es nada, es para seguir bailando el vals de la ambigüedad perpetua y nada más, y por supuesto pasa olímpicamente de sus votantes, como siempre.” Ventajas económicas, de convivencia, de respeto de los derechos individuales”, a ver con el sistema federal asimétrico del PSC lo primero que se hará es sacrificar a los hispano-hablantes pues lo 1º que se hará es blindar la inmersión y la política lingüística (multas, letreros en un única idioma, ordenanzas de los ayuntamientos únicamente en catalán, etc.) con lo que los derechos culturales de la mitad del la población catalana se irán a tomar por c…, y esto lo defiende a muerte el PSC, hasta ayer mismo receptor del voto hispano-parlante… ESTO ES PARA LLORAR.

  17. Jose Orgulloso - Jueves, 6 de junio de 2013 a las 11:00

    No desviemos el tema.

    El problema no es si a cómo se organiza el Estado le llamamos autonomismo o le llemamos federalismo. El problema es cómo se concreta esta organización.

    Pongamos un ejemplo. Si las 17 autonomías tuvieran los privilegios de las Vascongadas y las competencias (y su abuso) de Cataluña, el Estado ya podía disolverse que nadie notaría su desaparición. Y esto seguiría siendo una organización autonomista.

    Por contra, si el federalismo tiene que significar lo que tienen en México o Brasil o los mismos EEUU, donde los diferentes estados guardan un escrupuloso respeto al ordenamiento constitucional y todos son iguales en todos los aspectos, sin privilegios feudales y sin deslealtades continuadas, España bien podría reordenar su organización.

  18. Miquel - Jueves, 6 de junio de 2013 a las 13:09

    Espanyols,… ja us adoneu que l’invent d’Espanya fa figa per tot arreu, no?
    Adéu Espanya, adéu Espoli !

  19. ANS. HISPANO. - Jueves, 6 de junio de 2013 a las 13:15

    EL ARANCEL CAMBÓ PARA ARTUR MAS

    Es necesario dar a conocer algo de lo mucho que España hizo por Cataluña, más
    que nada, porque los tiempos que vivimos, y más aún los que se avecinan, van
    en sentido contrario.

    Hoy no se habla más que de “balanzas fiscales”, y “aportaciones de Cataluña
    al Estado”, como si en lugar de aportar los ciudadanos a través de sus impues
    tos, lo hiciesen las regiones, cosa completamente incierta.
    Pero como vivimos en el mundo de la falacia, es permisible todo lo que contri
    buya a dar la impresión de que Cataluña ha estado esquilmada, hasta ahora, por
    el resto de España.

    Es necesario que expliquemos por qué hay la presión que existe para que se
    apruebe el estatuto catalán, que está en vísperas, lo que permitirá, entre
    otras cosas, una relación privilegiada en el aspecto económico de Cataluña con
    el “resto” del Estado que va quedando.

    Esta exigencia tiene su orígen en que las élites catalanas siempre han envidia
    do el privilegiado “concierto” y “cupo” vasconavarro, que les permite recaudar
    a ellos los tributos, y pagar al Estado un raquítico 10% de lo recogido, al
    tiempo que se benefician de los servicios generales del Estado-como la Seguri
    dad Social, por ejemplo-sin “rascar” un solo euro de la bolsa.

    Naturalmente, los catalanes se dijeron…”pues nosotros también”. Y todo ha si
    do rapiñar fondos del Estado luchando con los Gobiernos centrales, hasta que
    llegó Zapatero, en que la cosa ya comenzó a marchar cuesta abajo.

    Conviene señalar que Cataluña nunca buscó la reparación de la desigual injusti
    cia que se tolera hacia Vascongadas y Navarra, sino extenderla hacia sí misma,
    y pasar a tener una relación privilegiada con el Estado al igual que aquellas.
    En la Transición se pudo haber aprovechado para igualar a todas las provincias,
    porque si se trataba de comenzar de nuevo, ningún sentido tenía partir del pri
    vilegio injustificable de unas regiones sobre otras. No se hizo así, y se creó
    una Constitución con un título VIII, que lleva en sí el germen del desventra
    miento del Estado que ya se aproxima, de la mano de la señora Casas-pro separa
    tista-y sus cuates del TC.

    Pero ahora cumple señalar la forma en que Cataluña se ha beneficiado, largo y
    tendido del resto de España, sin reconocerlo y aún negándolo, que tiene su re
    cochineo. Y a tal efecto, dedicaremos las siguientes líneas.

    Como región industrial puntera de España, Cataluña siempre obtuvo un trato favo
    ravle para la comercialización de sus productos en el mercado interior. Ya he
    relatado en nota anterior algunas de las características del beneficio catalán
    en cuanto a la “colocación” de su producción y la ayuda estatal en tal empeño.

    Desde 1737, se ha dotado a las hilaturas catalanas de un régimen de monopolio
    en cuanto al aprovechamiento del mercado español. Ojo, porque en la época que
    citamos, el mercado abarcaba Hispanoamérica y Filipinas, aparte de las Maria
    nas, las Palao y otras dependencias menores del Pacífico. Tremendo mercado.

    Fué precísamente la pérdida del “jugosísimo” mercado “ultramarino”, cuyo monopo
    lio textil disfrutaban los tejedores catalanes, lo que produjo la irritación su
    pina en el patriciado catalán por la anulación de un enorme porcentaje de su
    producción que ahora habrían de reducir forzosamente. Allí comenzó a alborear
    el “nacionalismo independentista catalán”. Por causa del vil metal, como siem
    pre. Y esto es así, porque las grandes burguesías no tienen más patria que la
    bolsa.

    Cuando llegó el siglo XX, Cataluña había seguido monopolizando el mercado inter
    no español-ya muy reducido, como acabamos de ver-y se había acostumbrado a
    trabajar en régimen de monopolio, con lo cual su competitividad de cara al exte
    rior se había reducido mucho. No tanto en cuanto a la calidad de las telas,
    sino en cuanto a los costes de producción y comercialización. Por eso, el Go
    bierno español, acosado por los gastos de la recientemente disputada-y perdida-
    querra hispano-norteamericana, decidió en 1912, liberalizar el mercado con el
    fín de no mantener compromisos exclusivos con las diversas producciones espa
    ñolas y dejar que se desenvolviesen en el mercado interno en régimen de libre
    competencia.

    Los catalanes pusieron el grito en el cielo. No estaban acostumbrados a compe
    tir en mercado abierto, y estimaban que el mercado español debería pertenecer
    les en exclusiva, como hasta la fecha había ocurrido. Lo que dió lugar a una
    exacerbación del independentismo, y a la constante remisión a Madrid de las co
    rrespondientes “comisiones” de fabricantes para “arreglar” el asunto catalán.

    Hubo otro efecto más feo, que dió lugar al comienzo del pistolerismo catalán,
    con las luchas entre las organizaciones sindicales y patronales, que decidieron
    usar el despido masivo de obreros de los telares como medio de presión ante
    Madrid, con objeto de volver a disfrutar de un mercado “cautivo” para su pro
    ducción.

    Esto se vió confirmado por la participación-en un primer momento-de la burgue
    sía fabricante en la Huelga General de 1917, a instancias del señor Cambó, que
    en aquellos momentos era un ferviente independentista. Luego, acabaría como
    partidario de Franco…qué vueltas da el mundo…¿a que sí?

    El caso es que, como ha sucedido siempre, se acabó atendiendo a las peticiones
    catalanas, y se aplicó un ARANCEL, no menos del 36%-una auténtica salvajada-
    para todas las hilaturas que tratasen de competir en el mercado español…que
    con semejante recargo no podían competir con los productos catalanes. Volvie
    ron a adueñarse del mercado patrio, claro está. Así cualquiera.

    Dicho ARANCEL, imjplantado a sugerencia de Cambó en 1922, se mantuvo en vigor,
    ininterrumpidamente, hasta 1960. En dicha fecha fué abolido para, entre otros
    efectos benéficos, permitir el crecimiento industrial en el resto del país.

    De modo que los polos industriales dejaron de estar reducidos a Vascongadas y
    Cataluña, y se desarrolaron industrias en lugares como Pontevedra, Asturias,
    Cádiz, Navarra, Tarragona, Madrid, Santander, ctc…Pero debe quedar constan
    cia de que consiguieron lo que pretendían, que no era sino la continuidad de
    la política comercial desde antes de Fernando VII hasta la reseñada fecha de
    1960, con la exígua excepción de los años que discurren entre 1913-1922.

    Verdad es que a Cataluña, dada la prosperidad de los años siguientes, y el
    ventajoso cambio de nuestra peseta, le permitían exportar al exterior un volu
    men no inferior al 46% de su producción. El resto lo tenían asegurado en el
    mercado interior.

    Con razón los dorados años sesenta fueron los del “milagro español”, con un
    cremiento exponencial del PIB entre un 6-7%, cuando Europa crecía a razón de
    un 4-6%. Gracias al Plan de Estabilización de 1959, se abandonó la práctica
    autárquica, lo que benefició nuestro desarrollo económico de manera singular. Y
    fueron las regiones industrializadas como Cataluña y Vascongadas, las más bene
    ficiadas y consideradas los “motores” de nuestro desarrollo.

    Motores, cierto, pero con la inversión y apoyo del resto de España y de sus Go
    biernos de cualquier época desde Carlos III. Que ahora, en medio de su egoísmo,
    se olvidan de recordar. Y con un Presidente desconocedor dee nuestra Historia,
    aparte de dogmático, radical y sectario…lo tienen a huevo, dicho sea con per
    dón. Que se vaya sabiendo…

  20. ANS. HISPANO. - Jueves, 6 de junio de 2013 a las 13:18

    ADÉUMIQUELÓMETRO:
    En el día de hoy, Miquel ha dicho “Adéu”: 7 veces
    En lo que va de semana, Miquel ha dicho “Adéu”: 348 veces
    Durante el año en curso, Miquel ha dicho “Adéu”: 27.863 veces
    Desde que se empezó a publicar “La Voz de Barcelona”, Miquel ha dicho “Adéu”: 145.078 veces
    Desde la batalla de las Navas de Tolosa, Miquel ha dicho “Adéu”: 2.395.437.221 veces
    Desde que Pedro Picapiedra hizo la primera comunión, Miquel ha dicho “Adéu”: 43.122.395.437.221 veces
    Desde la extinción de los dinosaurios, Miquel ha dicho “Adéu”: 791.327.543.122.395.437.221 veces
    Adéu, Miquel, adéu! Torna d’hora, que, si no, el sopar es refreda.
    Coincido con “Volem la independència i rodes noves pel tractor”: Miquel es entrañable. Los unionistas deberíamos adoptarlo.

    ADIOS A ESPAÑA, DE ANTONIO MOLINA

  21. jam, bcn - Jueves, 6 de junio de 2013 a las 13:20

    Lo que tiene España son 17 taifas, ¿y ahora vienen los iluminados a proponer otro modo de organizar las 17 taifas? El problema no es ese, sino otro. La solucion no es el federalismo, sino un poco de raciocinio, que les falta a muchos.

  22. sergar - Jueves, 6 de junio de 2013 a las 18:09

    Lo que le falta a este titular, simplemente es sustituir la palabra”FEDERALISMO” por “AUTONOMISMO”.

    Y el resultado es el pan nuestro de cada día para todos los que hemos estudiado Derecho, para todos los que han opositado: Autonomía no es soberanía, sino libertad dentro de la unidad.

    Es Jurisprudencia Constitucional que desde 1981, señores, se repite hasta la saciedad.

  23. Ángel - Jueves, 6 de junio de 2013 a las 23:54

    r. García
    Lo suyo es simplemente indescriptible, poca gente más fanática y sin razones que usted hay en Afganistán. A qué razones atiende para insultar así a un país que demuestra desconocer?

    El autor del artículo, un señor que tiene un serio problema de percepción derivado del esperpento mediático en el que las subvenciones nos sumergen… Desde cuándo es España uniformizadora? Desde que Wert dijo lo de españolizar por no decir “dejar de adoctrinar en el odio irracional hacia l’estat espanyol (dicho entre dientes y con mala leche)?
    Hay que ver cuánto jugo le están sacando, de todos modos los uniformizadores estáis aquí, a ver si vamos haciendo introspección de vez en cuando… Que España permite que se eduque en otras lenguas cooficiales, aquí no, España da autonomía local, aquí no y de estas muchas más. El catalanismo critica mucho el centralismo cuando se inventa el de Madrid, pero es profundamente centralista e uniformizador para consigo mismo. Eso no es criticable?

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.