Opinión

Identidad e identidades en Hospitalet

‘Se trataba sin duda de definir a Hospitalet como lo que realmente era y sigue siendo hoy mismo, un verdadero crisol en el que se funden en pie de igualdad multitud de aportaciones culturales de la inmensa mayoría de hospitalenses procedentes de todas la tierras de España y del extranjero’.

José Castellano
Miércoles, 19 de junio de 2013 | 10:24

El martes 11 de este mes en el magnífico Centro Cultural de Bellvitge de Hospitalet (Barcelona) tuve la oportunidad de asistir a una mesa redonda titulada ‘L’Hospitalet, la identidad como motor de cambio’, enmarcada en el proyecto ‘L’H on. El futuro por delante’, acto presentado por la periodista María Antonia Sánchez en el que presentaron sus conclusiones los coordinadores y responsables de los diversos grupo de trabajo de ese ciclo, Paco Caballero, Jordi Ibáñez, Amadeo Juan, Xavier Marcé, Jesús Navarro y Emilià Pola. Todos ofrecieron a la numerosa asistencia auténticas lecciones magistrales.

Por mi parte, debo reconocer que cuando se tratan temas identitarios inmediatamente la imaginaria mosca se me sitúa detrás de la oreja, o sea que me asaltaron ciertas reservas sobre la conveniencia o no de atender a la amable invitación que me hacía la ilustre alcaldesa y querida compañera, Núria Marín (PSC), así que hice una llamada telefónica preguntando si tras las exposiciones de los ponentes habría coloquio abierto al público; interrogante que me fue respondido afirmativamente por el amigo José Luís Hernández.

Fue sin duda una mesa redonda de exposiciones y contenidos amenos, agradables, que me permitieron aprender muchas cosas con las que ir rellenando mi escaso currículo, obtenido, como reconocí durante mi turno de palabra, declarándome persona formada exclusivamente en la universidad de la calle y de la militancia política y sindical, aunque no era para eso y para la breve presentación de mi modesta persona para lo que intervine en el debate.

En realidad, mi intención era hacer algunas aportaciones sobre el tema de las identidades que deberían plantearse como cuestiones previas tan sesudos conferenciantes y tan numerosa asistencia aunque lo cierto es que por lo que conozco de algunos de los componentes de la mesa y lo que me puedo imaginar de quienes no tengo el gusto de conocer, tengo muy serias dudas de que se hubiesen planteado nada ni medianamente aproximado a mi exposición que ahora voy a tratar de resumir, en la confianza de que me salga mejor que el discurso que allí mal hilvané, dificultoso y apresurado, por mor de mi falta de oficio y por alguna que otra interrupción, creo que no mal intencionada, por parte de la moderadora.

En primer lugar, expresé mi convicción de que tanto la identidad como la sensación de pertinencia corresponden al ámbito de lo individual, de lo personal y que, en todo caso, si se ha de hablar de algo que se parezca a identidades colectivas lo serían exclusivamente a modo de agregación, casi siempre subjetiva, en grupos formados por acumulación de las múltiples y diversas identidades individuales pero que, en todo caso, no me atrevía a decir cuál era la identidad de los hospitalenses porque, aún conociendo a muchos de mis antiguos conciudadanos, estoy muy lejos de conocerlos a todos.

En segundo término, manifesté mi creencia de que, en general, la inmensa mayoría de las personas suelen tener identidades concéntricas y compartidas. Al menos, tras vivir allí más de 30 años, me siento hospitalense y también de Castelldefels (Barcelona), donde ahora vivo así como barcelonés, catalán, español… y hasta europeo, a pesar de la señora Merkel, o sea que mi identidad es poliédrica lo que sin duda es bastante común ya que esto le pasa a millones de personas.

A continuación, aceptando lo de la identidad colectiva por agregación, expliqué que en Hospitalet se daban dos identidades, a saber, la identidad oficial, predominante por imposición contra natura en las instituciones, entre los líderes de opinión y otros estamentos; y la identidad real, la identidad de la inmensa mayoría de hospitalenses, la identidad normal de la calle, muy ajena, por cierto, a la que sin duda pertenecen las oficialistas clases medias acomodadas tan bien representadas en el acto que estoy comentando.

Finalmente, acabé mi dificultosa intervención con una anécdota ocurrida en los primeros años de la Transición, período durante el que yo formé parte del Consistorio hospitalense (1979-1987). Se planteaba entonces en el equipo de gobierno municipal escoger un símbolo para la ciudad, decidiendo entre el lógico y merecidísimo título de ‘Ciudad crisol de cultura’ y una escultura de Arranz Bravo que, más allá de las intenciones del autor, entre los representantes del nacionalismo titular y del de sus entusiastas cómplices en la izquierda local, consiguieron que finalmente se acordase elegir a ‘L’acollidora’.

En el primer caso, se trataba sin duda de definir a Hospitalet como lo que realmente era y sigue siendo hoy mismo, un verdadero crisol en el que se funden en pie de igualdad multitud de aportaciones culturales de la inmensa mayoría de hospitalenses procedentes de todas la tierras de España y del extranjero; mientras que en el segundo, se materializaba la injusta y falsa definición de una ciudad que pareciera acoger generosamente a docenas y docenas de millares de parias a las que los aborígenes dueños del lugar nos hacían el favor de ofrecer lo que en realidad ya era nuestro porque durante generaciones nos lo estábamos ganando sobradamente.

Intenté, después, aunque apenas pude, vincular esa a mi criterio errónea decisión sobre el símbolo de Hospitalet con lo que ha sido durante todos estos años la identidad que han venido detentando los sectores del oficialismo que se han aplicado con ahínco a ignorar la identidad popular, la de la calle, y dije que así les ha ido –nos ha ido- la feria, porque el PSC que gobierna Hospitalet ininterrumpidamente nada más y nada menos que los últimos 34 años, en las elecciones autonómicas ha pasado, solo entre 1999 y 2012, de 52 a 20 diputados, todo un éxito, como puede verse.

José Castellano es militante del PSOE, presidente de Ágora Socialista y fue cofundador del PSC

Temas: , , ,

24 Comments en “Identidad e identidades en Hospitalet”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Carlos - Miércoles, 19 de junio de 2013 a las 11:41

    Soy de Hospitalet, aunque hace unos años emigré, como antes habían hecho mis padres. Esta vez la emigración me ha llevado fuera de España y con una formación bajo el brazo. Me pregunto si a mis hijos les llegará la hora de asentarse en un sitio…

    Este artículo del señor Castellanos refleja muy bien lo que muchos hospitalenses pensamos: nosotros somos ciudadanos de primera y no le tenemos que agradecer nada a nadie. En todo caso, le agradeceré a la señora Ramona o al señor Pepet por su ayuda desinteresada, pero nosotros, por el simple hecho de avencindarnos en Hospitalet, no le debemos nada a Cataluña o a su bandera; ni a los ‘botiguers’ de CIU que se hicieron de oro con mano de obra barata; ni a los sectores catalanistas, verbigracia el nacionalísimo barrio de Gràcia, que, gracias a los españoles venidos de otros lugares, emergieron como flamante clase media, muchas veces por el solo hecho de haber estado allí antes.

  2. Angel - Miércoles, 19 de junio de 2013 a las 12:04

    La palabra “identidad”,es como la palabra “universo” y muchas mas, “amor”,etc.Cada persona la puede asimilar a sus intereses,porque tienen infinitos valores.¿Como se puede valorar lo identificado que dice esta uno,con algo o como se valora el amor y en todo caso,¿no se puede uno deidentificar o dejar de amar?.Identificarse o no,es un tema personal,

    Cuando alguien me habla de identidad,al momento de escucharlo,ya veo lo que pretende y en la mayoria de los casos no es muy positivo.Uno puede o no,sentirse mas identificado con una persona que viva en el pueblo vecino que con un vecino de su propia escalera,etc.etc.Esto de las identificaciones me parece un interes por parte de alguien de mantener privilegios.Yo que vivo en una ciudad alejada de Barcelona,cuando voy a Barcelona,no distingo entre Hospitalet y Barcelona capital,para mi es lo mismo.Igual me pasa cuando voy a Madrid capital,para mi Alcobendas,es Madrid.Creo que debemos dejar los provincionalismos y actuar como el momento actual requiere.Hace muchos años por mi trabajo tuve que vivir en un pueblo de la provincia de Barcelona,Esparraguera,mi sorpresa era escuchar conversaciones de gente del pueblo,que hablaban tremendamente mal del pueblo de Olesa,no llegue a entender bien el motivo,parece que habia una disputa, por el tema, que en los dos pueblos hacen La Pasion,pero me parecio que habia una falta de madurez de estas personas.Yo los escuchaba pero me daba pena ver hasta donde llegamos las personas.Con esto de la identidad pasa lo mismo,creo que es falta de madurez,las personas tenemos todas las mismas necesidades,no hace falta identificarnos y en todo caso para que fin.Siempre o casi siempre quienes promocionan la identificacion lo hacen para tener privilegios.

  3. A Desalambrar! - Miércoles, 19 de junio de 2013 a las 13:04

    Yo me siento mucho más identificado con cualquiera de los millones de trabajadores catalanes, sean cualesquiera que sean sus orígenes, nativos o no, de lo que me pueda sentir identificado con el burgués o señorito criados al lado de mi casa.

  4. Tomas Llanfernada i Tacat - Miércoles, 19 de junio de 2013 a las 13:58

    Carlos – Miércoles, 19 de junio de 2013 a las 11:41

    Home aixo de no agrair res de res tampoc es aixi no creu,e que no els van cridar per que vingesin,e que van vindre per fam o per millorar i u van aconseguir,dons al menys agrair a la terra que els va acollir i que els i va donar la posibilitat de tirar endevant no creu,i si no dons es tindrien que haber quedat al seu lloc de neixament.
    Clar i al pais que esta vivin ara tampoc i te que agrair res,suposo que el han cridat per que sense voste el pais anabe a la ruina oi Sr ingenier de les vies uruinaries
    DE FORA VINGEREN I DE CAS ENS TRAGEREN quanta rao te aquesta dita

    I ES DE BUEN NACIDO SER AGRADECIDO clar aquet paio i la seva parentela ni u son pas gaire.
    Apa adeu siau colla de afamats

  5. Alberto - Miércoles, 19 de junio de 2013 a las 14:03

    Cualquier sociedad moderna es por definición compleja y plural, heterogénea, una suma de identidades individuales y colectivas que los poderes públicos deben amparar y respetar. Esta es la idea de ciudadanía que a veces tan mal se comprende. Yo puedo tener la ideología que quiera, la orientación sexual que desee, puedo hablar la lengua que estime oportuna o militar en la agrupación que más me guste, o ser de tal o cual raza o religión, y siempre que respete a mis conciudadanos y a las leyes que nos obligan a todos y regulan las relaciones intersubjetivas, tengo la seguridad de no ser perseguido ni molestado por el poder público. La libertad de molestar de uno comienza donde acaba la libertad de molestar de otro. Para mí esta es la mejor utopía. Una utopía democrática y racional. Naturalmente los adictos a patrias excluyentes y monolíticas rechazan todo lo anterior, aunque no se les caiga de la boca la palabra democracia. La de ellos es la comunidad unánime nacionalista. Y ya se sabe que fuera de Iglesia no hay salvación.

  6. Ángel - Miércoles, 19 de junio de 2013 a las 15:33

    Tomás Llafernada i Tancat
    Y su supuesto país no le debe nada al suyo? No le debe nada a las gentes de fuera de cataluña que pelearon a brazo partido contra el mundo entero durante siglos para que se pudiera comerciar con las colonias, o para que pudieran tener enormes plantaciones llenas de esclavos cuya patente les fue reservada? No les tiene que agradecer las generaciones y generaciones de hambre en forma de arancel colonial brutal para avalar y desarrollar industria e infraestructuras en Cataluña? Que le hicieran frente al franquismo, cosa que no hicieron ustedes tampoco? Así agradecen ustedes todas estas cosas? Difamando por el mundo entero acerca de España? Insultante día sí y día también a todo lo que sea sospechoso de ser español? Jugando a la leyenda negra? Prohibiendo y persiguiendo la lengua española?
    Desde luego que de buen nacidos es ser agradecido, lo que pasa es que ustedes no son lo uno ni lo otro, ni nada de lo que exigen lo dan. Son unos fanáticos acríticos, adoctrinados, maliciosos y dañinos. No están en posición de exigir nada ya que uno recibe lo que da y ustedes no dan ni han dado nunca nada y por lo visto tenemos que darles las gracias por venir aquí a generar riqueza y a malvender nuestro trabajo… Le beso los pies?

  7. Lehman Sisters - Miércoles, 19 de junio de 2013 a las 15:59

    Lo mejor que les ha pasado a los catalanes históricamente es pertenecer a España , al margen de la región , por eso el adoctrinamiento separatista en las escuelas públicas niega ( borra ) toda información acerca de nuestra Guerra Civil , se les acabaría el chollo en dos días a Mas y compañía y tendríamos a los jóvenes mejor preparados de Europa en sana competición con Japón , USA y Corea del Sur , en lugar de chavales fumando porros y gritando Catalonia is not Spain en el Nou Camp .
    Patético .

  8. Alberto - Miércoles, 19 de junio de 2013 a las 16:49

    Comparto plenamente lo que dice Lehman Sisters. Pero puede darse desgraciadamente otra cosa inesperada- sólo hasta cierto punto. Ante tantas muestras de desprecio por España por parte de la mayoría de la clase política catalana y de una parte sustancial de su sociedad, muchos españoles podrían acabar haciendo suyo el lema de Catalonia is not Spain is the best, sobre todo para Spain. La desafección podría acabar siendo mutua, que es lo que persiguen los secesionistas con tanta provocación calculada. Afortunadamente parece que los españoles no catalanes no caen en la trampa.

  9. Isma - Miércoles, 19 de junio de 2013 a las 18:28

    Tomas, vinieron porque Cataluña como región española es también su Patria. Igual que los cientos de miles de catalanes en el resto de España no le tienen que agradecer nada a nadie -agradecer en el sentido que aquí hablamos-. Quizás las gentes que vivan en Cornellá pero nacidas en Esplugues deban tatuarse a fuego el escudo de Cornellá como símbolo de agradecimiento. No diga memeces. Los españoles no tienen que pedir permiso a los catalanes -españoles también-. Que los separatistas/ nacionalistas creáis que Cataluña es vuestra solo demuestra lo que sois. Una oda a la estupidez.

  10. lia - Miércoles, 19 de junio de 2013 a las 20:42

    Tomás Llafernada

    ¡¡Cielo Santo!!

    Pero qué gilipollez!.

    Ahora resulta que los jornaleros que cobraban 4 pesetas por jornada, tienen que estar agradecidos a (no se sabe muy bien qué), eso que tu llamas “la terra” es un concepto absurdo.

    Si vas a Francia a la vendimia, no tienes porqué agradecérselo toda la vida a los gabachos que te han estado explotando. (Aunque te den el pan gratis).

    Si es que parecemos idiotas, Xdios!

  11. robertg - Miércoles, 19 de junio de 2013 a las 22:24

    Hospitalet es el paradigma de los modos y maneras que el estado funcionarial-madrileño-borbónico de amiguetes compinchados , ha usado como campo de pruebas para tratar de colapsar a la sociedad catalana desde dentro (troyano) con el propósito de substituirla por una sociedad dócil y afín a los dictados del tinglado rojigualdo.

    Ni la identidad ni la nacionalidad del ser humano está escrita en los genes o ADN de la persona, como pretenden hacernos creer de manera subliminal estos etnicistas no-nacionalistas de la rojigualda.

    Por ello la batalla de l’ Hospitalet se producirá, una vez que Catalunya recupere su libertad y podamos explicar a estas buenas gentes que :
    1) los catalanes no tenemos rabos ni cuernos
    2) no queremos echarles ni quitarles el castellano
    3) queremos que se abran al conjunto de Catalunya como unos catalanes más
    4) y no que se queden encerrados en sus ghettos como cuerpos extraños
    5) queremos que sepan hablar el catalán como cualquier ciudadano de nuestra futura república porqué eso será bueno para ellos
    6) queremos que aprendan a amar a Catalunya desde el respeto, sin imposiciones
    7) no les vamos a inculcar el odio a España, pero que sepan que los catalanes y españoles no somos la misma cosa, y acepten esto.
    8) que no se presten al juego madrileño para combatirnos y amarrarnos indefinidamente alas cadenas rojigualdas
    9) Nosotros no los queremos como enemigos sino como hermanos y compatriotas
    10) que nos den un voto de confianza

  12. Orgasmus - Miércoles, 19 de junio de 2013 a las 22:34

    pel senyor Castellano els catalans som “aborígenes” que no tenim dret ni a trepitjar la terra on vivim perquè aquesta terra, es clar… no es nostra sino d’ESPANYA… nosaltres no som mes que uns rellogats que la sacrosanta patria espanyola, amb la seva incommensurable generositat, ens deixa trepitjar de manera temporal…

    els catalans “reals” (“la identidad popular, la de la calle” com diu ell) son els que es foten carajillos al bar amb el xandall de la roja… es veu que els que portem aqui un fotimer de generacions no som de carn i os… no som mes que fantasmes que vaguem en una terra que no ens pertany…

  13. PepeMix - Miércoles, 19 de junio de 2013 a las 23:37

    “… me siento hospitalense y también de Castelldefels (Barcelona), donde ahora vivo así como barcelonés, catalán, español… y hasta europeo, a pesar de la señora Merkel”. Gracias a la señora Merkel todavía puedes considerarte eso que dices porque de no ser por ella muy posiblemente habrías vuelto a ser un paria de la tierra y emigrante hacia un destino desconocido.

    Por otro lado quienes han llegado a L’Hospitalet siempre fueron sus ciudadanos porque de toda la vida L’H* siempre ha sido parte de España. Estas consideraciones no se ganan sino que se han tenido desde hace mucho tiempo.

  14. Cierzo - Jueves, 20 de junio de 2013 a las 01:38

    Tomas Llanfernada i Tacat – Miércoles, 19 de junio de 2013 a las 13:58

    La agradecida debe ser la burguesía catalanista..por eso de la producción consumo y sin consumo no hay producción y a más producción más necesidad de mano de obra que produzca…

    Es un ciclo vital que nadie pidió que la burguesía catalanista produjera más y que llamara a más mano de obra …precisamente por la baja productividad de mano de obra en Cataluña y sus cercanías…

    http://es.wikipedia.org/wiki/Sobreproducci%C3%B3n

    Ahora la mano de obra la quieren tener los burguesitos en Cataluña discriminando..para ello llevan a sus hijos a escuelas bilingües e inmersionan “en el catalán”a la gente del pueblo..

    Cierzo

  15. Ángel - Jueves, 20 de junio de 2013 a las 10:41

    Robertg

    La Cataluña nacionalista es el paradigma de los modos y maneras que la taifa funcionarial-paleto-subvencionada-burguesa de amiguetes compinchados , ha usado como campo de pruebas para tratar de colapsar a la sociedad española desde dentro (troyano) con el propósito de substituirla por una sociedad dócil, activista y afín a los dictados del tinglado cuatribarrado.

    Ni la identidad ni la nacionalidad del ser humano está escrita en los genes o ADN de la persona, como pretenden hacernos creer burdamente y sin complejos a través del adoctrinamiento infantil, la compra de todo medio de comunicación, club deportivo y asociación, así como mediante la opresión ejercida por el poder, la presión social a través de amenazas, escarnios y todo tipo de vejaciones incluido el terrorismo puro y duro de estos etnicistas nacionalistas de la cubana maqueada.

    Por ello la batalla de l’ Hospitalet se producirá, una vez que los nacionalistas de Catalunya se se dirijan hacia el neofeudalismo y han de saber que a pesar de lo que les enseñan en la escuela, les cuentan los medios, el régimen y la doctrina:
    1) los españoles no tenemos rabos ni cuernos
    2) no queremos echarles ni quitarles el catalán
    3) queremos que se abran al conjunto de España como unos españoles más
    4) y no que se queden encerrados en sus ghettos como cuerpos extraños
    5) queremos que sepan hablar el español como cualquier ciudadano de nuestro país y futura república porque eso será bueno para ellos
    6) queremos que aprendan a amar a Catalunya y al conjunto de España desde el respeto, sin imposiciones
    7) no les vamos a inculcar el odio, que sepan que ser catalanes es una de las maneras de españoles, y acepten esto.
    8) que no se presten al juego burgueso-garrulo para combatirnos y amarrarnos indefinidamente alas cadenas del hecho diferencial
    9) Nosotros no los queremos como enemigos sino como hermanos y compatriotas
    10) que nos den un voto de confianza, dejen de inventarse agravios y que si tanto critican demuestren que podrían mejorar, pero no de boquilla, sino que arrimen el hombro de una vez por todas en vez de estar siempre poniendo la zancadilla al avance de todos.

  16. Angel - Jueves, 20 de junio de 2013 a las 12:02

    Orgamus 22:34

    Tu escrito esta lleno de idioteces.Lo primero tu no eres nadie para hablar en nombre de todos los catalanes.Cataluña solo es el nombre de un territorio de España,por tanto España solo es el nombre de total del territorio que nos pertenece a todos los españoles.La identidad es una cosa individual de cada persona y cada uno se siente identificado con lo que le da la gana,lo mismo que tu.

  17. som i serem - Jueves, 20 de junio de 2013 a las 15:28

    Hi ha molts comentaris que fan pudor a pensament colonial. Encara hi ha molts immigrants d’Espanya que pensen que tenen perfectament dret a viure a Catalunya de la mateixa manera a con ho feien al seu lloc d’origen. Aquest pensament seudocolonial i creador de guetos no facilita gens la integració en la catalanitat.

  18. lia - Jueves, 20 de junio de 2013 a las 22:36

    som i serem

    Tenéis un concepto verdaderamente fantasioso de lo que llamáis “integració”.

    Si metes en un corral 10 de tipo “A” y 9 de tipo “B” ¿Quién debe integrarse?.

    La idiotez esa que decís de Franco, los bisabuelos, 1714 y demás parafernalias, no es más que una estupidez como la copa de un pino para no asumir la realidad.

    El 80% de la gente se limpia el culo con los decretos de nueva planta y, del resto, muchos los usamos como tampax.

    No conozco a nadie que haya sido traído por Franco.
    Cuando hablo con los que llamáis “inmigrantes” resulta que sus padres o abuelos vinieron traídos por nuestros abuelos para intentar forrarse poniéndolos a trabajar por 4 duros.

    ¡¡No, hijo no!! Nadie se traía un extremeño para adoptarlo, los traíamos para sacarles la sangre si fuera menester y comprarnos una casita en Sant Gervasi.

    Espero que algún día puedan perdonarnos.

  19. Angel - Jueves, 20 de junio de 2013 a las 23:40

    Lia 22:36

    De alguna manera todos somos inmigrantes,no conozco a nadie que no proceda de otro lugar el o sus familiares.Puede darse el caso que algunos empresarios hayan tratado a los trabajadores como esclavos pero esto no es exclusivo de los catalanes,sino,de una maldad que tenemos los humanos,por suerte muchos no actúan así.No creo que nadie deba dar las gracias a nadie por trabajar,es un interés mutuo entre empresario y trabajador.El som i serem,no merece la pena contestarle,tiene bastantes problemas con sus delirios posiblemente producidos por los recortes que hace el Mesías Arturo.

  20. inconformista - Viernes, 21 de junio de 2013 a las 02:22

    1) En los años 20, la industrial textil catalana (es decir la burguesia), reclutaba trabajadores en origen (basicamente Murcia y Andalucia) y los traia en trenes llenos a Barcelona. Era mano de obra barata. Muchos vivian en ‘colonias’ donde se les obligaba a comprar todo y al final basicamente entregaban de nuevo el sueldo para mal vivir. En consecuencia, eran basicament ‘carne de cañon’ para que se enriqueciera más y mas la burguesía catalana (la ahora llamada sociedad civil). Si encima, tienen que estar agradecidos…..pues no sé.
    2) El presente ya nació en Barcelona, si bien sus padres no eran catalanes. Aún así, por hablar castellano he tenido que oir, el famoso argumento de que ‘tengo que estar agradecido’ a los catalanes por haberme acogido. Señores!! Estoy hasta los ‘cojones’. No tengo que agradecer nada a los ‘catalanes’ en general, mas alla de que no me han dado nada que no me haya ganado con mi esfuerzo y con el de mis padres y familiares.
    3) Mis padres eran (ahora ya no viven) profesionales cualificados que podrian haber trabajado en cualquier otro lugar de España, y por tanto, no vinieron aquí por ser unos muertos de gana
    4) Calificar a los que vinieron en el siglo XX a Catalunya de muertos de gana es un argumento bastante racista, xenofobo y altamente reaccionario, por otro lado.
    5) Dado que aproximadamene el 50% de la población catalana tiene origen no estrictamente catalan, la población de catalunya seria ahora de unos 3,5 Millones de habitantes. Hagan un calculo rápido del nivel de riqueza de la región. Aportaria aprox el 10% del PIB. Vaya, negligir la aportación de los trabajadores venidos a Catalunya a su riqueza actual es xenofobo.
    6) Muchos de los que vinieron en el siglo XX vendieron TODO en sus pueblos de origen y lo inviertieron en Catalunya (casas, pequeños negocios). Se estima que eso puede llegar al billon de pesetas (valor años 60). Han pensado lo que es eso??

  21. robertg - Viernes, 21 de junio de 2013 a las 10:52

    El pasado pasado está. Las razones que tuvieron los llamados inmigrantes para asentar sus reales en Catalunya solo las sabrán ellos.
    De hecho todos y cada uno delos catalanes somos descendientes cercanos o lejanos de otros humanos que vinieron a asentarse en este territorio.
    Admitamos que hace cien millones de años estaba perfectamente deshabitado.
    El problema es que un estado genocida quiere utilizar a unos catalanes “recientes” para reemplazar (o acallar la voluntad) a unos catalanes “antiguos” que le resultan incómodos para su mejor manejo.
    Solo se trata de eso. Y hay que explicarlo bien . No hay que dejarse.
    Hay que convencer a los “nuevos” catalanes a que no se presten a un juego del que luego (ellos mismos o sus descendientes) se arrepentiran.
    El estado genocida utiliza la excitación de las fibras emocionales sensibles de esas buenas gentes para dominar sus voluntades. Se les muestra la roja, la rojigualda, el cante jondo, los toros, las realezas, los condes, los duques, las princesas, los toreros, las manolas, rafa nadal, etc , etc y ellos , como seres alienados , se dejan instrumentalizar completamente , mientras por otro lado el estado genocida nos vacía los bolsillos a todos los catalanes por igual
    Esa es la lamentable realidad.

  22. l'Olivaire - Viernes, 21 de junio de 2013 a las 12:30

    El problema dels catalans és que mostrem al llarg de l’historia una certa dificultat per a reproduir-nos. Això fa que sigui endèmica la minva en respondre i augmentar la població.
    Potser , el que s’hauria de fer ara, ja que la farmacologia ho permet, és substituir l’estel de la senyera per una píndola de viagra.
    Amb aquest símbol no caldrien campanyes de comunicació, com la tant estimada “Catalans, féu fills”, ni sortirien a la contra els vigilants de sagristia ni altres censors que sempre hi son a la guaita, dons és ben explicita la simbologia, i de ben segur que comptaríem amb la benedicció montserratina, tant preocupada per la grandor a la que estem destinats

  23. Qué morro - Viernes, 21 de junio de 2013 a las 14:52

    De lo que escribe en el artículo a lo que expuso en dicho encuentro hay mucha, pero que mucha distancia. Empezando porque empezó haciendo un discurso político haciendo fuerza en que es militante del PSOE y las causas que le llevaron a ello y acabando por derivas “identitarias” que sólo él sacó a relucir en un debate que no tenía nada que ver con su exposición.

    Lamentable y tendencioso el artículo.

  24. Adelaida - Viernes, 21 de junio de 2013 a las 18:31

    sr. QUE MORRO. Breve presentacion hizo para aludir a su militancia en Psc y Psoe y otras pero lo que deberia es haberle escuchado y mas, leer ahora cuenta escribe con menos descalificaciones personales. Y cierto es, seguro que el fue el unico que hablo de lo que los señores oficialistas no hablan nunca

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.