Opinión

Cárceles de tela

‘Puede ser por cuestiones políticas, por cobardía o por falso progresismo, o falso conservadurismo, que tomen decisiones tan equivocadas, pero lo cierto es que gracias a estas decisiones la dignidad de estas mujeres continúa completamente anulada o aniquilada, exactamente de la misma forma en la que ya lo estaba en sus países’.

Francesca Benito
Viernes, 21 de junio de 2013 | 11:46

El pasado 28 de febrero el Tribunal Supremo rechazó y revocó la sentencia del Tribunal Superior de Justicia Cataluña (TSJC), que avalaba la ordenanza del año 2010 del Ayuntamiento de Lérida de prohibir la entrada en los edificios municipales de la ciudad personas con velo islámico u otras prendas que ocultan el rostro. La sentencia es el resultado del recurso interpuesto en su día por la Asociación Watani para la Libertad y la Justicia. El Supremo, en su sentencia, consideró que limitaba la libertad religiosa.

Después de esta sentencia surge de nuevo en los medios de comunicación, en las instituciones y en la calle una controversia que ha existido siempre en nuestro país, desde que por primera vez en el año 2007 viéramos en nuestras calles a las primeras mujeres encerradas en las ya tristemente conocidas como cárceles de tela, aunque la polémica había quedado hasta esta sentencia silenciada u olvidada por quienes tienen la obligación en nuestro Estado de derecho de preservar, entre otras cosas, la dignidad de las personas.

En mayo, Ciudadanos presentó en el Parlamento autonómico una propuesta para prohibir el uso del burka en lugares públicos. Fue vergonzoso comprobar cómo, sin ningún tipo de rubor, los diputados autonómicos de CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA votaban en contra o bien se abstenían, como fue el caso del PP. Lo cierto es que es agotador ver como en mi país se continúa defendiendo en foros de distinta índole el burka como parte indisoluble de la religión islámica, y por lo tanto algo que debemos respetar por pertenecer a su fe y cultura, o simplemente porque algunos se consideran muy demócratas, modernos y comprensivos.

Pero cuando mujeres como la socióloga argelina Fátima Ayache, afincada en España, afirma que “el burka no existe en el islam sino que forma parte del más puro integrismo”, y dice que, como mujer musulmana que es, “aceptar el burka en España”, país que le ha dado “la libertad” y le ha permitido “tener voz propia, es un insulto”. O un imán de origen tunecino y de nacionalidad francesa como Hasen Chalghoumi, va más allá y manifiesta que el burka “no tiene ningún fundamento en el islam ni en el Corán” y que es una prisión para las mujeres, una herramienta de dominación sexista y de reclutamiento islámico”, denunciando ambos públicamente su desacuerdo hacia esta prenda, piensas que también sus opiniones deberían ser tenidas en cuenta.

¿O es qué acaso estos otros argumentos ya no les interesan a sus señorías? Cuando compruebas que es verdad, que no les interesa, a pesar de que ellos hablan de este tema con verdadero conocimiento de causa, y te detienes a pensar en las palabras que suelen utilizar en su vocabulario de forma habitual todos estos diputados autonómicos, como pueden ser: igualdad, respeto o justicia, y además ves que lo hacen con total normalidad y sin sonrojarse, es entonces cuando esas palabras quedan completamente desvirtuadas y las convierten en un chicle al que mastican hasta acabar con su sabor, consiguiendo que pierdan su significado si son pronunciadas por cualquiera de los que votaron en contra o se abstuvieron ante esta propuesta.

Que estos diputados autonómicos permitan una prenda que daña física y psíquicamente a estas mujeres es una ofensa en toda regla hacia todas nosotras. No deberían olvidar sus señorías que en este país las mujeres luchamos para conseguir que se reconocieran nuestros derechos y la dignidad de la que somos merecedoras como personas. Estas mujeres no son menos. Que permitan el abuso, la obligación machista y la esclavitud a la que están sometidas estas mujeres llevando estas infames prendas es un insulto a la inteligencia, dignidad y derechos, y al ingente esfuerzo para conseguir lo que era intrínseco a la condición humana. Habría que recordarles que se luchó para alcanzar la igualdad, y que no fue reivindicativa por ser hombres o mujeres, sino que fue reivindicativa por la condición de personas, de sexos distintos, pero con los mismos derechos por el hecho de ser seres humanos. La reivindicación de entonces debería ser valedora en la reivindicación de ahora para garantizarles a ellas sus derechos.

Puede ser por cuestiones políticas, por cobardía o por falso progresismo, o falso conservadurismo, que tomen decisiones tan equivocadas, pero lo cierto es que gracias a estas decisiones la dignidad de estas mujeres continúa completamente anulada o aniquilada, exactamente de la misma forma en la que ya lo estaba en sus países, dejando patente una durísima y triste realidad, y es que en este país que debería ser garante de derechos y libertades para todos sus ciudadanos, sus legisladores no son capaces de prohibir de forma decidida y sin titubeos aquello que reclama esta sociedad en una amplísima mayoría, la calle piensa de forma distinta y ellos consintiéndolo actúan, una vez más, de espaldas a la ciudadanía, permitiendo que en pleno siglo XXI en nuestro país haya mujeres que están obligadas por su entorno a endosar estas atroces vestimentas.

Sus señorías deberían ser conscientes de que las mujeres que se ven obligadas a llevar el burka no pueden de ninguna de las maneras integrarse en nuestra sociedad y formar parte de ella. ¿Cuántas recepcionistas, enfermeras, administrativas o dependientas podrían trabajar con una prenda que solo les permite ver el mundo a través de una pequeña apertura y en una sola dirección? Lo más seguro es que aquí nunca puedan acceder a un empleo o estudiar una carrera, posiblemente estemos perdiendo buenas profesoras, médicos o ingenieros, y todo esto sin contar los daños irreparables físicos y psíquicos que se les está produciendo por la incapacidad, desinterés o el interés de estos partidos políticos de que su situación no cambie.

Es injusto y terriblemente inhumano que lo permitan. ¿Qué diferencia hay para ellas entre sus países de origen y el nuestro? Simplemente, ninguna, y hoy esto continuará siendo así gracias a los señores diputados autonómicos de CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y PP que no solo no han prohibido el burka, sino que encima ellos las han vuelto a encerrar en las cárceles de tela.

Francesca Benito es delegada territorial de Ciudadanos en el Bajo Llobregat (Barcelona)

Temas: , ,

27 Comments en “Cárceles de tela”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Amosanda - Viernes, 21 de junio de 2013 a las 12:39

    La izquierda de este país necesita el candil y las ganas de encontrar la inteligencia perdida. Al menos, eso debería hacer, ya que presume de haberla tenido.

  2. José Miguel - Viernes, 21 de junio de 2013 a las 15:50

    Un gran análisis de la hipocresía de la clase política catalana

  3. Romualdo - Viernes, 21 de junio de 2013 a las 16:05

    En nombre del relativismo cultural y ahora de la libertad religiosa no se puede ir contra los Derechos Humanos ni la Dignidad de las Personas. No seré yo quién cuestione a los expertos en Derecho y el Tribunal Supremo se habrá fundado en criterios jurídicos impecables.

    Como ciudadano, igual a los que votaron en contra en el Parlament o se abstuvieron tengo mi propia opinión sobre el asunto. Así como no se puede permitir en nombre de ninguna cultura ni ninguna religión la mutilación física, tal la ablación del clítoris u otras por muy voluntaria que sea por parte del tutor, tampoco se puede permitir ocultar el rostro, con daño para la vista, restricciones al trabajo, inseguridad para el resto de los ciudadanos pues no deja de poder enmascararse cualquiera bajo esa prenda…Y máxime cuando la religión no impone ese tipo de vestimenta.

    Ya el pañuelo, indica muchas cosas respecto al control de la mujer y a si es aceptado voluntariamente o no o incluso a restringir su círculo de amistades y relaciones como para permitir el burka. ¿Recogían el sentir ciudadano nuestros representantes? ¿O se movían en el campo de las “identidades”?.

    Me gustaría saber en qué basa el Tribunal Supremo la sentencia.

  4. jam, bcn - Viernes, 21 de junio de 2013 a las 17:03

    Segun informes de la Interpol, en la zona metropolitana de Barcelona existe un importante soporte yihadista, no solo en cuanto a dinero o material, sino también en cuanto a medios humanos.
    Quizá sería interesante que se investigase a la asociación watani, si es que no se ha empezado ya a hacer.

    Respecto a la ¿gran? mayoría de los políticos de mi patria chica… no se merecen ni una bufa en los morros. Casta de indigentes mentales, cuyas cualidades morales son perfectamente descriptibles.

    Un saludo.

  5. Angel - Viernes, 21 de junio de 2013 a las 17:27

    En democracia aparte de votar en elecciones debe haber un mecanismo que en los temas de interes general corresponda al pueblo con un referendo tomar decisiones.De esta manera terminariamos con este tipo de problemas que, por motivos dificil de explicar los partidos toman decisiones que estan fuera de lugar y en algunos otros,ni las toman,porque se amparan en que el tema,no lo tienen previsto y lo haran cuando corresponda,asi,nos podemos pasar años sin resolverlos.

  6. Lehman Sisters - Viernes, 21 de junio de 2013 a las 18:43

    Comunismo & Islam , tan friki como lamentable , añadir a tan demencial dislate el fascismo separatista es lo que nos faltaba para ” internacionalizar el conflicto ” , cosa que han hecho a pies juntillas el PP cediendo ante un mediocre populista como Mas para que el PPC no quede excluido de la foto pan-catalanista pro-maltrato a la mujer .
    Con esta traición misógina a la decencia democrática el PP ha dado un paso que no tiene vuelta atrás , ya no es un partido de derechas oficialmente , que se preparen esta pandilla de corruptos para el trasvase de votos masivo a C’ s , Rajoy y los suyos no podían caer más bajo , apoyar mediante una abstención la negación a través de la violencia en lo que respecta la libertad de las mujeres en Occidente , te esperas semejante bajeza por parte de quien no tiene reparo en adoctrinar a niños a favor de la locura separatista , CIU ( cup ) , PSC , PNV , ERC , Bildu ( psoe ) … pero el Gobierno de la nación ? a favor de la amenaza machista por antonomasia del Islam ? demasiado fuerte , esto es el principio del fin del Partido Popular .
    Obviamente la nueva derecha española está en Ciutadans , lo que es irónico y sumamente interesante porque es un partido que surge de los intelectuales de izquierda anti-separatistas , Albert Rivera y los suyos son un claro reflejo de los nuevos tiempos democráticos que vienen , convulsos todo dicho sea de paso , nadie en este país tiene un mix de posicionamientos políticos tan ecléctico como Ciutadans Partido de la Ciudadanía , al margen de derechas y izquierdas representan la defensa de nuestra Carta Magna a la perfección , son un milagro de la democracia y es probable que acaben con la corrupción española , empezando por la amenaza separatista .
    El burka o la aniquilación de la mujer , si Isabel la Católica levantara la cabeza …

  7. Pep Sanchís - Sábado, 22 de junio de 2013 a las 18:34

    Me produce sonrojo esta “izquierda”, mejor dicho, me enrojece. Algunos de ellos exmarxistas…¿leyeron alguna vez el Manifiesto?.¡¡¡ Nacionalismo y religión, que cóctel!!! Indigentes mentales. En realidad son “Grouchistas”…de Groucho Marx.

  8. Una opinión más - Domingo, 23 de junio de 2013 a las 00:24

    El sentido común nos indica que, un día, alguien con burka se cargará a un magistrado y entonces se plantearán el tema como cuando el motín de Esquilache. Creo que en Estados Unidos no hay burkas, tampoco los he visto en los Países Bajos, pero hoy he visto a una mujer con burka, dos veces, en Madrid, en la calle Preciados.
    El sentido común nos dice que el disfraz integral es un peligro para los demás, el tiempo da y quita razones, veremos en qué acaba todo esto a un plazo, digamos, de cinco a diez años.

  9. Ciudadano Sinmitos - Domingo, 23 de junio de 2013 a las 00:36

    Recomiendo leer lo que dice Wikipedia sobre el burka. Destaca las declaraciones de Sarkozy: “En nuestro país no podemos aceptar que las mujeres estén presas detrás de una pantalla, aisladas de toda vida social, privadas de toda identidad.” En Francia el burka está prohibido en los espacios públicos.
    Antes de la llegada del islam, esta forma de vestir iba bien a la gente de los desiertos para protegerse del viento y minimizar los raptos de mujeres en edad de procrear cuando eran asaltadas.
    Que en pleno siglo 21 haya ciudadanas que escondan su cara en los espacios públicos por motivos religiosos, dice mucho sobre el tremendo desfase de esa religión. ¿Merecen ser respetadas todas las tradiciones religiosas? Claro que no. En caso contrario todavía se ofrecerían niños primogénitos a Yavhe o a otros dioses. En un Estado laico o aconfesional hay que prohibir las tradiciones religiosas que sean perniciosas.
    Parece que el único partido que lo tiene claro en el Parlament de Catalunya es CIUDADANOS. Para los otros, es mejor no molestar a los yihadistas ni a los ricos propietarios de los harenes de Qatar.

  10. Jordi del Poble-sec - Domingo, 23 de junio de 2013 a las 02:29

    Que en pleno siglo XXI todavía haya ciudadanos que crean en religiones es la demostración de la estupidez mental que nos han inculcado nuestros incultos antepasados. La religión siempre ha sido un sistema de control del pueblo llano.
    Es necesaria la prohibición de todas la religiones para salvaguardar la higiene mental de la ciudadanía. Y todas quiere decir todas.

  11. Angel - Domingo, 23 de junio de 2013 a las 11:50

    Las prohibiciones se deben hacer cuando lo que se prohibe suponga un peligro para las personas.Si se prohibe no conducir hablando con el movil,es porque puede provocar un accidente,por eso tiene sentido prohibir al que conduce hablar por el movil mientras va conduciendo.Como este ejemplo tenemos miles,se busca la seguridad de las personas,por eso se prohibe y se multa a quien no cumple y es un bien que nos beneficia a todos,por que todos estamos expuestos a un accidente por culpa de una persona irresponsanble.

    En el tema del burka tiene justificacion prohibirlo en los espacios publicos por seguridad,porque no sabemos la identidad de la persona al ir tapada.El espacio publico tiene una regulacion y tiene como principal objetivo la seguridad de todos,por eso es necesario regular todo lo que nos puede causar accidentes mortales o incapacidad para toda la vida.

    De la misma manera que en algunas circustancias por seguridad se prohibe hablar con el movil,seria un error prohibir la venta y el huso del movil,el mismo error seria prohibir las religiones.Las religiones,como los coches,bien husadas puede y lo es bueno para muchas personas,tenemos miles de muertos cada año en accidente de coches y no veo manifestaciones para prohibir los coches.Se trata de no prohibir por prohibir,sino,prohibir con sentido comun.

  12. Romauldo - Domingo, 23 de junio de 2013 a las 14:46

    Jordi del poble-sec:

    Las religiones no se pueden prohibir porque terminaríamos prohibiendo con ellas otras muchísimas cosas: ideologías, supersticiones…

    Lo que sí que hay que hacer es gobernar para todos: Creyentes o no en una religión y defensores o detractores de la ideología del gobernante. Algo que algunos gobernantes confunden. Dicen: tengo la mayoría, me puedo saltar la Constitución si pregunto al pueblo, o sin preguntarle. Para eso le represento.

    Paralelamente a ello sí que se debe elevar la cultura del pueblo para que cuando cae en una superstición, una secta o un vicio sepa en qué se está metiendo. Cuando abraza una religión y obedece unos mandamientos lo mismo, y cuando en nombre de cualquiera de todos estos aspectos e incluso el ideológico cae en el fanatismo también.

    La prohibición tiene que venir de la mano de los Derechos Humanos. Lo que vaya en contra de ellos, ya sea ideología o religión debe ser prohibido en democracia. Cuando se tolera algún partido político que, diciendo o no, defender derechos como la igualdad o la libertad los combate pacíficamente, se le permite mientras sus barbaridades queden en minoría y no amenacen a la democracia. Se hace para que no se pueda acusar a la democracia de falta de permisividad, no porque no sea justo o legal prohibirlo.

    Pero no es el caso de las religiones, a menos que se caiga en el fanatismo.

  13. MLC - Lunes, 24 de junio de 2013 a las 10:49

    No es buena cosa hacerse trampas al solitario. Argumentar la prohibición del burka por razones de seguridad no se sostiene de ninguna manera.

    La única diferencia entre un burka y el hábito de una monja es el llevar o no la cara tapada. Y el hecho de verle la cara a alguien no dice nada del peligro que representa.

    Un cesto de la compra o una mochila pueden esconder explosivos suficientes para hacer una mantanza. Y a nadie se le ocurre prohibirlos. Además el 99% de los atentados islamistas los cometen hombres.

    Yo estos en contra del uso del burka aunque pienso que la batalla está en convencer a quienes lo usan voluntariamente de que es una prenda que la limita y en castigar a quienes obliguen a una mujer usarla.

    Pero argumentar que bajo el burka puede llevar un cuchillo o una bomba es una chiquillada que esconde las verdaderas razones.

    Incluso el tema de la identificación es tambien absurdo. En todas parte se realiza con un carné o con el pasaporte. El verdadero delincuente puede falsicarlos sin problema.

  14. Una opinión más - Lunes, 24 de junio de 2013 a las 15:13

    MLC – Lunes, 24 de junio de 2013 a las 10:49

    “La única diferencia entre un burka y el hábito de una monja es el llevar o no la cara tapada. Y el hecho de verle la cara a alguien no dice nada…”.

    En Derecho Penal, se estudia la agravante de disfraz “se estima la concurrencia de esta agravante no solo cuando el agente pretende ocultar o desfigurar su rostro, sino también, cuando, sin alterar su fisonomía, simula una apariencia externa inveraz, como ocurre cuando se utiliza una vestimenta de policía o de sacerdote”.

    ¿Sabe qué es una rueda de detenidos o de reconocimiento? Diligencia de reconocimiento que se practica, en los procesos penales, teniendo a la vista del que hubiera de verificarlo la persona que haya de ser reconocida, haciéndola comparecer en unión con otras de circunstancias exteriores semejantes.

    Digame qué rueda de reconocimiento se puede hacer a alguien vestido de nazareno, por ejemplo.

  15. Romualdo - Lunes, 24 de junio de 2013 a las 15:19

    MLC:

    Mezclas varias cuestiones: Porque de lo que se trata es de prohibir el burka. Y efectivamente se trata de llevar la cara tapada. Ya sabemos que en una mochila se pueden llevar explosivos y que los que se inmolan no se colocan debajo de un burka. Pero una cara tapada sí que es un hecho añadido a la inseguridad. No hace falta que te lo argumente.

    El hábito de la monja es igual que el de una mujer islámica con velo y vestido largo. Las monjas están dejando de llevar hábito y muchas mujeres musulmanas de llevar velo y otras prendas. El tema es la libertad. ¿Cuando una mujer decide llevar hábito de monja es libre? ¿Cuando una mujer o una adolescente lleva pañuelo lo es? ¿Alguien le obliga a algo? Ahí podemos hablar de convencer.

    Con el burka no. Con el burka hablamos de prohibir. Y prohibir porque además del hecho añadido a la seguridad está el control de la persona, el peligro para su salud visual, el cortar sus relaciones e impedirla el acceso al trabajo. Y mi derecho a ver la cara de aquel con el que me cruzo. Sí ya sé que algunos se colocan pasamontañas o bragas que les ocultan la cara, eso fue lo que se colocaron los del 11-M el día en que colocaron las bombas en Madrid. Y no por el frío.

  16. Angel - Lunes, 24 de junio de 2013 a las 19:59

    MLC

    He expuesto la no utilización del burka en los espacios públicos por motivos de seguridad,no es el único.No es lo mismo llevar un pañuelo tapando el pelo que una prenda que tapa completamente la cara.No me veo entrar en un comercio y me atienda la dependienta con un burka,etc.Una cosa es lo que hacemos o podemos hacer en nuestra casa y otra en los espacios públicos.

  17. MLC - Lunes, 24 de junio de 2013 a las 22:10

    Una opinión más, Romualdo

    Ya he dicho que estoy contra el uso del burka de la misma manera que estoy en contra del abuso del alcohol o de que los jubilados se dejen el sueldo en las maquinitas de los bares.

    Otro tema es como conseguir erradicar este tipo de comportamientos de la forma más eficaz.

    Y me parece que es importante no engañar. El tema del burka no es un tema de seguridad. Eso lo sabemos todos. Insistir en que se quiere prohibir por el peligro que comportan los burka-delincuentes es completamente ridículo.

    Ir disfrazado puede ser un agravante, pero no está prohibido. Y evidentemente no lo está disfrazarse por la calle.

    En el caso del burka hay que ser cuidadoso. El hecho de prohibir salir a la calle con el mismo, puede significar que esas mujeres se quedarán encerradas en casa. Ocultar el problema no es hacerlo desaparecer.

    Hay que tener un poco más de fé en la libertad. Lo que hay que hacer para que una chica que lleva el burka de manera voluntaria se lo quite es aumentar al máximo sus posibilidades de relacionarse con todo el mundo, facilitarles la posibilidad de estudiar, de trabajar fuera de casa, etc,.

    No hace falta comentar que la Ley Seca sirvió para aumentar el consumo de alcohol, no para reducirlo.

  18. Angel - Martes, 25 de junio de 2013 a las 00:57

    MLC 22:10

    Todas las opiniones tienen sentido,pero en democracia son aceptadas las o la que la mayoría elige.Tu afirmar algo que desconoces y hablas en nombre de todos,cuando dices,”el tema del burka no es un tema de seguridad”.Y sigues diciendo,”eso lo sabemos todos”.Para ti no cuenta mi opinión,que ya sería todos menos uno,pero también,Una opinión más y Romualdo,que opinan muy parecido.Quien estás intentando de engañarte eres tu sólo.Nosotros tenemos muy claro que el tema del burka es un problema de seguridad,entre muchos otros problemas que afecta a la persona que utiliza esta prenda y a las personas que se relacionan con estas personas.

  19. Romualdo - Martes, 25 de junio de 2013 a las 10:59

    MLC:

    Del tema de la seguridad nada que añadir a lo que he dicho y ha corroborado Ángel.

    Tal y como tú planteas el burka es un tema de libertad. Y así como uno es libre de caer en el alcohol o las drogas y no por eso se debe prohibir el primero ¿habría que legalizar las segundas? porque de eso también se ha hablado mucho pero dejémoslo, así como uno es libre repito pues también lo será de vestir como quiera aunque eso atente a su salud o a su propia libertad. Es tu planteamiento.

    Lo que ocurre es que en nombre de la libertad podemos cargarnos la libertad misma. Porque cuando trato a una monja yo sé qué tipo de precauciones de tipo personal tengo que tener con ella y precisamente por su aspecto externo elegido de forma voluntaria. Lo mismo ocurre cuando va una mujer musulmana con pañuelo y vestido largo. Partimos del hecho de que ambas han elegido libremente lo cual debe ser matizado en el caso de muchas, no todas evidentemente, mujeres musulmanas en las que el varón cuenta mucho en estas cuestiones de control sobre la mujer, su aspecto externo y sus relaciones personales.

    Y las leyes efectivamente deben garantizar que esas mujeres están actuando libremente.

    El caso extremo de falta de libertad es el burka. Claro que puede haber mujeres que han interiorizado que no deben ser vistas fuera del hogar pero no olvides que la crítica viene de mujeres musulmanas. Y que la religión islámica no habla de burkas. Con lo cual estamos hablando de algo llevado al extremo de atentar contra la dignidad de la persona y donde la libertad de la mujer no es ejercida.

    Y no sirve decir que si se prohibiera el burka la mujer permanecería cerrada en casa. Porque ese argumento supone ceder a una imposición. Es como decir, salvando las distancias, si subimos los tipos de interés habrá más fraude, o si perseguimos a los pequeños delincuentes se convertirán en grandes. Porque si a la mujer se la encierra en casa se la está secuestrando y eso está prohibido. Desgraciadamente de vez en cuando se descubren casos de secuestros, y no solo de mujeres, en domicilios.

    Y de eso se trata, de un secuestro de la imagen de la persona y de su libertad a la hora de mostrarse a los demás, de la nuestra al verla, de su salud y de no estar sometida. No es que haya caído en la ludopatía o el alcohol es que le obligan a ser ludópata que es muy diferente. Porque se le ha mentalizado que la “ludopatía” es algo querido por Dios, lo que es totalmente falso. Evidentemente como no se trata de ludopatía no hay que prohibir el juego porque éste es elegido voluntariamente.

    Sabemos que las mujeres bajo el burka no elijen y efectivamente se mueven encarceladas en tela. De permitir ese encarcelamiento o de prohibirlo es de lo que hablamos, lo que no impide convencer, algo que tendría que ser sencillo pero que no lo es porque no hablamos de lógica sino de religión. Religión tergiversada según los propios musulmanes ya que en la mayoría de los países islámicos las mujeres visten de otra manera.

    Podemos darle todas las vueltas que queramos pero cuando vemos un burka nos sobrecogemos. Y eso tiene una explicación: Va contra los derechos de la persona si no ha sido elegido voluntariamente. Uno puede suicidarse voluntariamente pero está prohibido ayudar al suicida y hay que tratar de impedirlo, lo mismo ocurre con la mutilación. ¿Hay alguien detrás de la mujer y su burka o no lo hay? Esa es la cuestión. Respóndete tú mismo sopesa si se debe prohibir o hay que ir caso por caso a ver quién está detrás o esperar a que haya denuncias, algo impensable. Eso además del tema de la seguridad como algo efectivamente añadido al tema aunque tú lo niegues.

    Hoy no está prohibido disfrazarse por la calle porque es algo anecdótico. Si se generalizase y la inseguridad se disparase, que se dispararía, ya veríamos si se prohibía o no. Pero es que nadie va disfrazado por la calle salvo en Carnaval. Si empezamos a verlos disfrazados cualquier día, pero ojo, cubriendo el rostro, ya veríamos lo que tardaba en prohibirse.Y por motivos de seguridad y derechos de las personas. Lo sabes mejor que nadie.

    ¿Cómo vas a promover que esa mujer se relacione, trabaje fuera de casa y haga uso de su libertad? ¿A quién vas a tener que convencer? ¿Puedes hacerlo? A veces creer en la libertad y defenderla de modo absoluto es tan utópico que lo único que consigue es dejar las cosas como están. Precisamente prohibiendo el burka el problema se combate, no se oculta. Ocultarlo consiste en hacer como si no existiera.

  20. Romualdo - Martes, 25 de junio de 2013 a las 11:41

    MLC:

    Te diré otra cosa respecto al tema de la seguridad. Si todos fuéramos con el rostro cubierto porque, por ejemplo, se pusiera de moda, ¿Cuánto tiempo crees que tardaría en prohibirse esa moda? Precisamente por seguridad.

    ¿Crees que nuestros gobernantes se plantearían exclusivamente convencer a la gente para que no se tapara el rostro y que poco a poco la moda fuese desapareciendo? Evidentemente tratarían de convencer y PROHIBIRÍAN POR LA SEGURIDAD DE TODOS.

  21. Carmen Edler - Martes, 25 de junio de 2013 a las 18:27

    Yo voy mas a alla de la dignidad de la mujer. LA SEGURIDAD ciudadana. ¿Quien sabe lo que hay detras de esa burka? ¿Es una mujer, un hombre…? Usan la burka para tapar los moratones que sufren esas mujeres con las palizas que reciben?
    La politica esta tan deteriorada que muchos politicos y jueces son capaces de permitir lo que sea necesario para recibir las compensaciones de esos imanes multimillonarios que suele haber en paises tercer mundistas que compran a quien haga falta mientras la gente se muere de hambre en sus paises. ¿En donde estan los anti capitalistas que con tanta sarna critican a unos y permiten estas cosas a otros? ¿Quienes generan puestos de trabajo? Solo por esta razon no me equivoco al decir que el nivel cultural de los anti capitalistas esta por los suelos.
    Unos capitalistas generan puestos de trabjo, otros compran politicos y jueces.

  22. MLC - Miércoles, 26 de junio de 2013 a las 13:51

    Yo insisto en que no hay que mezclar churras con merinas.

    Ni siquiera defiendo la no prohibición del burka o del alcohol por una cuestión de libertad. No sé de que parte de mi discurso se puede entender eso.

    Si alguien me argumenta que prohibiendo el alcohol o el burka, dejará de haber alcoholzados o mujeres sometidas, los prohibiría mañana mismo.

    Lo que ocurre es que pienso que después de esa prohibición, simplemente aumentaría el tráfico ilegal de alcohol y las mujeres encerradas en casa. Y pienso que es peor el remedio que la enfermedad.

    Lo que muchos no entienden es que muchas veces prohibir algo es simplemente meter la porquería debajo de la alfombra. Aunque no se vea, sigue allí.

    Pero en este hilo defiendo una cosa mucho más sencilla. Nadie, ni siquiera Angel o Carmen Adler, se creen de verdad que porque alguien se tape la cara, aumenta su peligrosidad.

    Y sólo hay que ver las estadísticas. Que yo sepa no existe ni un sólo caso de deliencuente que haya usado un burka para cometer ningún delito por aquí. Ni uno.

    Es como si un musulman quisiera prohibir los crucifijos con la excusa

    El último argumento de Romualdo es inaceptable. Consiste en decir que debería prohibierse algo que no implica peligro alguno porque si se generalizase entonces si sería peligroso. Esto es un disparate.

    Imaginemos que durane Semana Santa, millones de personas se vistieran de nazareno y empezaran a cometer todo tipo de delitos. Supongo que se prohibiría este hábíto.

    Y si millones de personas empezaran a hacer volar avioncitos teledirigidos en todas partes, se tomaría alguna medida regulatoria.

    Que haríamos si un millón de coches fuera cada fín de semana a Tordera? Supongo que algo habría que hacer.

    Por eso es falaz. El día que un millón de mujeres o miles vaya con burka, ya veremos que hacer. Ahora mismo, yo no he visto jamás a ninguna y he leído que en Lleida hay un par o tres.

    Si queremos ser creibles cuando argumentamos, tenemos que usar argumentos con una mínima lógica. Y decir que debajo de un burka pueden llevan una bomba o una pistola es una ridiculez, porque eso mismo se puede llevado en un maletín o una mochila.

  23. Romualdo - Miércoles, 26 de junio de 2013 a las 15:16

    MLC:

    Como digo siempre ahí quedan los argumentos. Y como siempre el asunto termina en el dique seco. Y claro, se mezclan churras con merinas como tú mismo dices.

    No sé si se entenderá o no que lo defendías desde la libertad pero cuando hablas de convencer y no de prohibir ¿De qué hablas?

    Ahora resulta que eres partidario de prohibir por el bien de los demás. Es decir tú, al saber lo que les conviene prohibirías si con eso ya no hubiera alcohólicos, drogacitos o ¿adictos al tabaco tal vez?

    Pues no. Las cosas no son así. Cuando se prohibe algo es por el bien de TODOS porque por el bien de uno podemos caer en un moralismo inaceptable. El que define el bien y el mal en cuestiones que pueden incluso no ser morales.

    Decir que prohibirías el burka si con ello dejara de haber mujeres sometidas es una estupidez. Porque toda mujer bajo un burka está sometida física o mentalmente. Y nos consta que no es libre. Y es inaceptable que conozcamos casos de personas que no son libres y no los combatamos. ¿En nombre de qué no los combatimos? ¿De que se las va a secuestrar en su domicilio? ¿Así argumentas tú?

    ¿Qué tráfico ilegal iba a aumentar prohibiendo el burka? ¿Y eres tú el que hablas de que los demás mezclamos churras con merinas?

    Tú no metes la porquería debajo de la alfombra la dejas ostensible y si alguien la quiere barrer dices que la quiere meter debajo de la alfombra. Eso sí que es falaz.

    El que aumente o no la peligrosidad con el burka no elimina que bajo él se pueda delinquir. Eso no lo discute nadie. Es una razón más a las ya expuestas.

    ¿Qué tiene que ver prohibir los crucifijos? ¿Otra vez las churras y las merinas?

    Mi último argumento consiste en que te des cuenta de que el hecho de tapar el rostro es peligroso en sí mismo. Pero nada más porque la verdadera causa es otra. Y si uno se puede tapar el rostro nos lo podemos tapar todos. Entonces según tú se prohibiría.

    Está permitido en los carnavales, no es hoy por hoy ninguna costumbre luego no es ese el motivo para prohibirlo pero sí que tiene su peso en la argumentación. Tú lo niegas. Muy bien porque el tema es otro. Pero no digas que es un disparate el argumento.

    Al resto de los argumentos respóndete tú. Porque no se sostiene nada de lo que dices de Semana Santa, salidas de automóviles ni nada parecido. El argumentar de cualquier modo lleva a estas cosas.

    Porque hablamos de un rostro tapado como un potencial peligro para los demás y tú hablas de mochilas. ¿Es más fácil identificar a un delincuente con el rostro tapado o no? ¿Se tapan muchos delincuentes el rostro o no a la hora de delinquir? Con el burka no se conoce ningún caso de delincuencia porque llamaría el delincuente más la atención sobre sí mismo. Por eso no lo utiliza. Hoy, naturalmente, que hay pocos burkas.

    Y taparse el rostro impide la identificación a primera vista. Si eso no conlleva inseguridad mejor. Pero puede conllevarla. Y como no quiero mezclar churras con merinas. Vuelvo al tema de los derechos de la mujer. Que es el auténtico y el importante.

    Tú habrías votado a favor de que lleven burka y de “convencer”. Te repito la pregunta. ¿A quién tendrías que convencer? Y te hago otra a la que no te quieres contestar ¿El burka conlleva sometimiento o no?

    I

  24. Romualdo - Miércoles, 26 de junio de 2013 a las 15:58

    Una pregunta para los que sepan de Derecho.

    Si ahora mismo, en una identificación a una persona bajo el burka, se comprueba que esa persona es una mujer no musulmana, un hombre musulmán o un hombre no musulmán por ejemplo yo mismo.

    ¿Pueden sancionarme por suponer que suplanto alguna identidad o que tengo alguna mala intención oculta? ¿Pueden llevarme ante un juez? ¿Puedo ser denunciado por alguien que tenga conocimiento de ello?

    Gracias.

  25. MLC - Miércoles, 26 de junio de 2013 a las 23:42

    Romualdo

    Esto no da mucho más de sí ni me parece demasiado interesante discutir sobre problemas inexistententes en mundos inexistentes.

    Como tú mismo reconoces, ningún delincuente usará un burka porque con eso sólamente llamará la atención y será antes localizado. Así que los escasísimos casos de burka no representan ningún peligro para la seguridad y usar este argumento es hacer trampa.

    Si quieres prohibirlo, deberías decir la razón verdadera: que te molestan, que piensas que debes decidir tú por las mujeres que lo llevan, que te indigna que quieran vivir aquí como si vivieran en su tierra, etc. Pero con la verdad por delante.

    Respecto al tema de la libertad, me parece que te confundes. Una cosa es decir que no se debe prohibir algo porque hay que respetar la libertad y otra decir que hay que respetar esa libertad para evitar problemas mayores.

    Evidentemente, cuando yo digo que prohibiría algo o no, quiero decir que votaría a un partido que propusiera esa prohibición o no. Y naturalmente me siento legitimado para discutir con otros sobre la mejor manera de solucionar problemas.

    Y esto me vale para la discriminación de la mujer, el alcoholismo o las drogas. Yo pienso que los gobernantes deben intentar solucionar los problemas de la sociedad y los ciudadanos debemos votar por aquellos que ofrezcan soluciones más acordes con nuestras ideas.

    Y tu argumento, que he visto hasta la saciedad en otras personas, es un argumento falaz. Consiste en decir que SI TODO EL MUNDO HICIERA X, SE PRODUCIRÍN PROBLEMAS Y HABRÍA QUE PROHIBIR X para solucionarlos.

    Es falaz porque basa la necesidad de la prohibición en hechos que no se han producido ni seguramente se producirán. Realmente piensas que pronto habrá miles o millones de burkadelincuentes?

  26. Romualdo - Jueves, 27 de junio de 2013 a las 11:13

    Ahí quedan los argumentos para el que los quiera analizar. Y tu frase sobre “problemas inexistentes en mundos inexistentes” también.

    Lo que no quiero ver no existe y si existe no me incumbe.

  27. Angel - Jueves, 27 de junio de 2013 a las 12:48

    MLC

    Los que tenemos cierta edad hemos vivido muchos cambios,uno la ley del tabaco.Antes fumar era hasta una distincion social,segun la marca del tabaco que uno fumaba.Hoy tenemos una ley que regula donde uno puede fumar.Yo no fumo,ni he fumado nunca.Tampoco voy a dar mi opinion,porque no vale para nada,lo unico que vale,es que voto a favor de esta ley la mayoria y por este motivo hoy es la ley que todos debemos cimplir,tanto si nos gusta como si no.Sabes como se yo que muchos estan contra esta ley,pero en democracia se hace lo que la mayoria decide.En el tema del burkal puede pasar lo mismo,cada persona puede o no estar a favor,incluso estando contra del burka,como parece que estas tu tambien,no coincidimos con los mismos argumentos,pero sean los argumentos que sean,si la mayoria del Congreso vota contra el burka,el burka no se podra utilizar en España.Te has encerrado mentalmente en considerar que es falaz nuestro argumento de prohibirlo por seguridad,llevamos un monton de linias escritas repitiendo lo mismo y estamos en el punto de partida.Nos parecemos a las lineas paralelas,por mucho que se alargan nunca se juntan.Coincidimos en que no tienen que llevar burka,algo es algo,no coincidimos la manera de matar a la victima,tu prefieres convencerla que se tiene que tirar por su voluntad desde el puente.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.