Barricadas emocionales

29.06.2013 | 12:16
 

Anna Grau

‘[…] La mayoría de las personas no tienen las ideas que tienen porque realmente hayan dedicado mucho tiempo a meditar sobre ellas. A la mayoría de las ideas, la mayoría de la gente llega por casualidad: crees en esto o aquello por influencia de tu entorno. Porque es lo que ha creído siempre tu familia o todo lo contrario, porque justo a tu familia quieres llevarle la contraria. Porque te ha convencido tu novio. O tu mejor amiga. O el vecino que te encuentras cada día en la cola del pan. Se “cae” en muchas ideologías tan azarosamente como se nace de una u otra raza. Y eso es así en plena democracia en muchos países, con los mayores niveles de educación e información que la Humanidad ha conocido jamás, es decir, eso es así en sociedades enteras donde la gente es perfectamente libre de formar un criterio propio (a poco que ponga interés en ello). ¿Por qué? Porque para mucha gente, insisto, las ideas no son ideas sino salvoconductos emocionales. Vínculos con otras personas que piensan lo mismo. Lazos con la tribu. ¿Cuántos no son progres o budistas como otros son del Real Madrid o del Barça?

Antes de que empiecen a caer chuzos de punta: con esto no pretendo proclamar que todas las ideologías son banales. Ni mucho menos. Lo que me parece banal es la aproximación que a ellas hacen muchas, muchísimas personas. Suele haber una inquietante proporcionalidad entre la estridencia de un punto de vista y su superficialidad. Lo más radical tiende a ser, en la práctica, lo más efímero y epidérmico […]’.

2 Comments en “Barricadas emocionales”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Lehman Sisters - Domingo, 30 de junio de 2013 a las 12:28

    Tras el peor genocidio de la Historia , comunismo , y el Holocausto , nazismo , los separatismos han utilizado todas las ideologías mediocres y las posturas populistas de los enchufados y/o apesebrados de turno para neutralizar al individuo y cargarse las democracias o evitar las posibles democracias , el horror de Yugoslavia o la miseria de Cuba son buenos ejemplos que deberían hacer reaccionar a la ciudadanía que vota a ‘ partidos ‘ independentistas en España .
    No al muro de Berlín privado de Mas & ERC , va ligado al adoctrinamiento separatista en las escuelas públicas de las regiones catalana y vasca , un dato a tener en cuenta en el tema del derecho a dividir .

  2. Barcelonés - Martes, 2 de julio de 2013 a las 14:11

    Mucha gente ha adoptado una visión puramente mercantilista del mundo de las ideas y de la cultura. Ya no interesan los valores que puedan transmitir las ideas para el bien del conjunto de la humanidad. Tan sólo interesa potenciar aquellas ideas compatibles con las modas y el consumo inmediato, para así poder obtener cuantiosos beneficios que se destinarán, principalmente, al sanedrín de los elegidos. ¿Que es el nacionalismo si no? Es un monopolio donde ningún cliente se quejará de sus abusos y verán con buenos ojos que esa élite, representante de la pureza racial y cultural de su nación, disfrute de todos los privilegios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.