Definido a costa de la indefinición

Federado, confederado o independiente… pero soberano. Y todo lo contrario. Da la sensación de que los votantes de ICV-EUiA no lo hacen por su posición al lado de o frente al nacionalismo, sino por un aspecto más radical en sus postulados ideológicos (izquierda/derecha). Esto tiene dos ventajas. Una, tener a uno de sus líderes en contra de la secesión (Joan Herrera), y al otro (Dolors Camats), a favor, y que no se vea como lo que es: un cacao mental brutal; y dos, que la coalición, arrinconada a la izquierda, se convierta en transversal en el plano nacionalista. Pero, claro, también tiene desventajas. De entrada, la desorientación que transmite a la ciudadanía un partido de izquierdas que acepta los postulados nacionalistas como base del programa político. Y dos, renunciar al crecimiento electoral que el desgaste del PSC podría beneficiarles. Un desgaste socialista, precisamente, incrementado por su salto al soberanismo. El tiempo dirá si ICV gana por progresista o pierde por nacionalista, o las dos cosas.

Desierto creativo

La edición catalana de El País publica hoy un excelente texto de Margarita Rivière. Se entiende que a esta hora apenas tenga dos comentarios y cinco me gusta en Facebook, si esto significa algo. En la edición digital aparece escondido dentro de la sección autonómica y en papel no tiene sentido que no haya saltado a las páginas nobles. Normal. El repaso a más de 30 años de política cultural en Cataluña (y España) es tal que sin decirlo, lo dice todo. Pesimismo radical. No le falta una palabra ni le sobra un espacio. El desierto cultural es la consecuencia del clientelismo subvencionado con dinero público. Tanta pureza, tanta pureza…

Del 4% a… el PP no condena el franquismo

Esto es lo que publicó ayer La Vanguardia, bajo la firma de Jordi Barbeta, jefe de Política del diario:

‘[…] Cospedal dirige un partido que se ha negado sistemáticamente a condenar el franquismo, pero la secretaria general está en condiciones de propiciar una rectificación que urge al buen nombre de España: que proponga al PP, y el PP a las Cortes, la condena del régimen culpable del exterminio de judíos españoles. Si ahora no lo hace, tendrá que responderse a sí misma por qué’.

Barbeta es el mismo que defendió, y sigue sin rectificar públicamente, pese a que se le ha hecho llegar por escrito, con acuse de recibo, que la Constitución alemana limita la solidaridad entre los länder al 4% del PIB regional. Ni existe ese tal 4% ni el PP se ha negado sistemáticamente a condenar el franquismo. En 2002, con mayoría absoluta en el Congreso, los populares condenaron el alzamiento militar de 1936 e hicieron un ‘reconocimiento moral’ a quienes ‘padecieron la represión de la dictadura franquista’. Condena que han repetido en otros parlamentos regionales, como el gallego, años después.

Oiga, este Barbeta, un crack. Y el diario del conde de Godó, un derroche de verdad.

‘La Pantoja’, la ‘chusmocracia’ y Cataluña

Condenan a la Pantoja a dos años de cárcel y al pago de 1,1 millones de euros por un delito de blanqueo. Culpable. Al linchamiento mediático se le unió ayer el linchamiento físico. Inconcebible en un país democrático que aspire a ser ejemplar. No es habitual que los fallos se hagan públicos y en directo para los medios, al mismo tiempo que los conocen las partes, pero tampoco es extraño. Todos pudimos ver/oír en directo la absolución de Francisco Camps -para otro día eso de reparar públicamente a los inocentes- y yo estuve presente en la sala -se podría haber emitido en directo- el día de la resolución del caso Pallerols. No entiendo las críticas de los que abogan por cerrar los juicios al directo mediático, pero entiendo el derecho que tienen todos y cada uno de los que se sientan en el banquillo de los acusados. España es el país de la pena del telediario, paso previo al linchamiento en las puertas de los juzgados. Hoy aseguraban en TV3 que esto no podría pasar en Cataluña “porque esto va con un carácter muy andaluz”. El linchamiento, ya ven. Uno de los que se ha caído del caballo, al menos, no estaba de acuerdo: “Cataluña tiene un problema con la libertad, con la capacidad de expresión libre de mucha gente, por la existencia de un canon que lo impide”. La chusmocracia no hace distingos.

‘Todo por la patria’

Oriol Pujol, con la gorra en la mano, al lado de su madre, Marta Ferrusola, y el capitán general de la IV Región Militar, en 1988 (foto: Micky Ribera / 'Abc').

Oriol Pujol, con la gorra en la mano, al lado de su madre, Marta Ferrusola, y el capitán general de la IV Región Militar, en 1988 (foto: Micky Ribera / ‘Abc’).

No he realizado el servicio militar, gracias a las prórrogas por estudios que me permitieron alargar al máximo incorporarme a filas, hasta que ya quedó en suspenso por el Gobierno de José María Aznar (PP). Tampoco escogí la objeción de conciencia, regulada desde los primeros años de la década de los 80 del siglo pasado. En 1988, unos 8.000 jóvenes se acogieron a este servicio social sustitutorio. Oriol Pujol no fue uno de ellos. De hecho, tras lucir la bandera de España, se dedicó a abuchearla en distintos actos oficiales como destacado miembro de las juventudes del partido de papá. Me pregunto cuántas mamás de militares de reemplazo habrán podido hablar, así, de forma distendida, con todo un capitán general. Ya ven, el Estado español, siempre puteando a los Pujol.

Con leer siete páginas…

¿Cuántos que hoy hablan (y mañana y lo que vendrá) sobre los diez autos del TSJC de ayer se han leído uno de ellos (son todos idénticos)? Únicamente son siete páginas, en un lenguaje bien sencillo, comprensible. En realidad, no dicen nada nuevo a lo que ya se había dicho desde el Tribunal Supremo, hace menos de dos meses. De hecho, la misma teoría (prácticamente) que firman los tribunales desde los años 80, cuando las primeras sentencias a favor del bilingüismo en las aulas de Cataluña. Para otro día, la separación de poderes. Sin embargo, como apuntan en Mèdia.cat (poco sospechosos de recibir dinero del CNI, aunque reciban de la Generalidad), la prensa escrita amiga al nacionalismo ha reaccionado de forma distinta, este jueves (sorprende, por ejemplo, lo centrado, apurado y acertado que está Josep Playà, en La Vanguardia), a como lo hizo en las otras ocasiones. Desde luego, como se señala desde ‘el observatorio crítico de los medios’, estas reacciones opuestas no ayudan a clarificar la situación. Y añado yo, efectivamente, de eso se trata, ese es su objetivo.

Grandes inventores de palabras

Siesta, guerrilla, gazpacho, olé, movida… pero, sobre todo, especialistas en eufemismos como el muy catalán derecho a decidir y, ahora, también el muy vasco ‘contraste popular’.

Liberal

El problema de definir liberal en España… con estos españoles, que no hay otros.

Emperador Duran i Lleida

¿Se apunta Duran i Lleida al Imperio latino? Parece que sí. Ya no se conforma con ser el Bolívar de Cataluña y el Bismarck de España, ahora quiere ser el Napoleón de Europa.

De entrada, una mentira

Javier Godó premia a Jordi Pujol. A su biógrafo. La noticia la firman en La Vanguardia, obviamente. La obra promete poner de relieve todo sobre el consejo de guerra que padeció Pujol en los 60. Está escrita por Enric Canals, pujolista hasta la médula, ex director de TV3 y ex miembro del CAC. Así empieza su libro: ‘Cataluña es el único país de Europa que ha tenido a dos de sus presidentes sometidos a la disciplina de un consejo de guerra por motivos políticos. El primero fue Lluís Companys, el segundo Jordi Pujol’. Con una mentira, salvo que se nos escape que el muy honorable ya era presidente de la Generalidad antes de 1980. Punto y seguido. Otro patinazo: un olvido, supongo que involuntario, de la firmante del panegírico periodístico. Pujol no estuvo la noche de autos en el Palacio de la Música. Explicar el motivo de la obra así: ‘Jordi Pujol fue arrestado en 1960 por sus actividades antifranquistas y sentenciado a siete años de prisión debido a los llamados Fets del Palau, en el Palacio de la Música Catalana, de los cuales cumplió dos y medio en la prisión de Zaragoza y uno de confinamiento en Gerona’, y no concretar que mientras unos se jugaron el tipo en el coliseo barcelonés nuestro Pujol estaba en su casa es… pujolear demasiado. Ya lo decía Tarradellas.

La solidaridad y la cohesión del PSC

Uno de los hechos diferenciales de Cataluña, es decir del nacionalismo catalán respecto al resto de españoles, es que las diferencias entre la izquierda y la derecha en el ámbito político (eso que llaman clase política) se han diluido mucho más que en el resto de España, y muchísimo más que en el resto de Europa. De la Europa que puede ser ejemplo, claro. Vean Francia o Italia. Un botón de muestra es la financiación autonómica. La cabra siempre tira al monte o, en palabras de pasillos parlamentarios, el PP siempre será un partido de derechas. Por lo tanto, nada que objetar. Lo penoso, en este caso, es la posición del PSC e ICV-EUiA. En Alemania, dos gobiernos regionales han llevado al Tribunal Constitucional Federal lo que consideran un sistema de financiación de los länder “injusto”. En realidad, se quejan por el Impuesto de Solidaridad y porque la ex RDA sigue siendo más pobre que la ex RFA. Baviera y Hesse (ex RFA) están gobernados por la CDU y la CSU -que sería algo así como el PP y CiU, respectivamente-. Normal que protesten, más aún cuando el próximo otoño han de pasar por las urnas. Un tercer estado federado, Baden-Württemberg, también tiene motivos para la queja: aporta a la financiación entre estados federados (al margen del gasto del Gobierno de Merkel) más que Hesse y menos que Baviera. Sin embargo, el gobierno regional es de color rojiverde. Es cuestión de prioridades, en un lado de la balanza la redistribución y la cohesión entre alemanes, en el otro, el nacionalismo. Diferencias entre el SPD y el PSC, entre Los Verdes e ICV-EUiA.

Rajoy

Pedro J. Ramírez

‘[…] Podría ser, pues, hasta saludable que al cabo de 35 años de democracia haya un jefe de Gobierno que se fuma igual de bien su puro si a toda la prensa le va de mal en peor. El único problema es que, por lo que vengo observando, eso mismo le ocurre con las empresas del Ibex y las pymes, con las organizaciones de autónomos, con los intelectuales, con los cineastas, con las academias, con las víctimas del terrorismo, con los rectores de universidad, con las asociaciones de jueces y fiscales, con los agricultores y ganaderos, con los perjudicados por las preferentes, con los sindicatos médicos, con los padres de alumnos, con los defensores del español, con los científicos e investigadores, con los músicos, con las grandes superficies, con el pequeño comercio, con las uniones de consumidores, con los cazadores y pescadores, con los actores, con las casas regionales, con las escuelas de negocios, con los artistas plásticos, con los dueños de bares y restaurantes y con las cofradías de la Semana Santa.

Nunca ha habido en la Moncloa un gobernante tan distante de todos y de todo, tan alejado de la sociedad civil, tan desentendido de los problemas sectoriales, tan incomunicado de los españoles, tan ajeno a los eventos consuetudinarios que acontecen en la rúa. Ni está en la calle, ni habla con la gente, ni va al teatro, ni organiza cenas interesantes -tampoco aburridas-, ni se implica en debate o controversia alguna. A eso le llama Rajoy su “independencia”. Y en efecto nadie podrá reprocharle haber favorecido a ninguno de esos grupos de interés, gremios, colectivos, clubes u organizaciones que de una forma o de otra encuadran a la inmensa mayoría, a todas las inmensas minorías, de los españoles […]’.

Aspirantes a filólogos

Carme Riera está preparando su discurso de ingreso en la Real Academia Española (RAE). Abc cultural lleva este sábado una entrevista a la mallorquina (¿nacida en Barcelona, tal y como recoge la biografía oficial de la RAE?) catedrática de Literatura Española. Hay una pregunta, una respuesta…

¿Qué tal con sus alumnos?

Al final de curso les paso una encuesta sobre las lecturas que han realizado. La mitad dicen haber leído La Regenta, la otra mitad El caballero de Olmedo. Nada de extraordinario, son lecturas obligatorias. Aspirantes a filólogos que no saben quién es el último Nobel de Literatura y tampoco leen periódicos…

Capitán, el poder es servir

¿Y si volvemos a puerto, señor Mas? Josep López de Lerma, ex congresista de CiU, se pregunta qué ‘mierda’ de Cataluña nos dejará para la historia el actual presidente autonómico. Se le quema la casa (paro, corrupción, privatización de la sanidad, sin dinero en la Generalidad, administración endeudada…) y Mas de viaje.

Una manifestación de 13,7 millones de personas

Siguiendo la lógica de los partidos nacionalistas -con Artur Mas a la cabeza, que alude al 11 de septiembre de 2012 cada vez que tiene ocasión- en Francia se tendría que abolir inmediatamente el matrimonio entre personas del mismo sexo. Miles de personas -millones, probablemente, si los cuenta la Guardia Urbana de Barcelona- salieron en manifestación por las calles de París, este domingo, para protestar por la aprobación en la Asamblea Nacional -el trámite está en el Senado y ha de volver a la Asamblea- de la ley que regula el llamado matrimonio homosexual. Nada indica que una manifestación -ya van dos- haga cambiar de opinión a los legisladores, y menos al presidente de la República Francesa. La ley y con esta la democracia no son (no deberían ser) moldeables en base a manifestaciones (y menos aún por técnicas como el escrache). Abriendo el foco, si de los 24,5 millones de votantes de las elecciones de 2011 solo 10,8 lo hicieron por el PP, ¿una manifestación de 13,7 millones de personas justificaría saltarse la ley? Bravo por las marchas pacíficas, pero sin que sirvan de excusa.

Publicidad-opinión-anuncio-carta

Fotografía que muestra la publicidad en la página 39 de la edición de Barcelona del diario ‘Abc’ del 24 de marzo de 2013 (foto: LVdB).

La publicidad en los diarios está tan barata que sale más a cuenta insertar un cuarto de página impar en la edición local que enviar una carta al director para que la publiquen. Digo yo. La fotografía que acompaña es de la página 39 de la edición de Abc Barcelona de ayer. Por cierto, el anuncio-protesta-carta-opinión no salió en la versión digital de Abc en Kiosko y más.

El nuevo ‘intelectual’

Xavier Pericay

“En aquel momento de transición [año 1930], los intelectuales adquirían un protagonismo que hoy sólo tienen los futbolistas. En estos momentos, el tertuliano ha suplido al intelectual y la gente que razona tiene poca difusión en los medios”.

“A golpe de recursos”

10 de marzo de 2013. Artur Mas advierte al Gobierno de que sería más fácil para todos “sentarse a dialogar en lugar de presentar tantos recursos al Tribunal Constitucional”. Josep Antoni Duran i Lleida, también de CiU, en la misma línea que Mas, considera un “despropósito” que se resuelvan asuntos catalanes “a golpe de recursos” ante el Alto Tribunal. Esta fue la reacción de los dos líderes de CiU tras la confirmación de que el Gobierno había recurrido la declaración soberanista del Parlamento autonómico.

19 de marzo de 2013. La Generalidad, con Mas al frente, anuncia que presenta cuatro recursos contra decisiones del Gobierno ante el Tribunal Constitucional. Los recursos son del ámbito tributario, del comercial, del de las políticas de ocupación y del de la dependencia.

Oportunidades perdidas

El triste devenir del PSC, sin travesía ni llegada, en el viaje de Artur Mas.

¡A la hoguera con ella!

Núria de Gispert, presidenta del Parlamento autonómico, tiene la osadía de pronunciar una frase en español. Lo ha hecho dos veces en poco más de dos años. ¡A la guillotina con ella! ¡Quémenla en la plaza pública! ¡Empálenla!