España

‘The Economist’: ‘La lengua se ha convertido en una obsesión para los nacionalistas’

[&hellip

Redacción
Lunes, 10 de noviembre de 2008 | 03:02

The EconomistEl semanario británico The Economist, en un especial dedicado a España, ha calificado la política lingüística de las comunidades autónomas gobernadas por partidos nacionalistas como ‘dogmática’ y, en el caso de Cataluña, ha subrayado que el español se enseña ‘como un idioma extranjero’.

El reportaje, publicado el 6 de noviembre y firmado por Michael Reid, señala en un artículo titulado ‘¿Cuánto es suficiente?’ que ‘quizás porque la reivindicación histórica como nación es poco sólida, la lengua se ha convertido en una obsesión para los nacionalistas‘.

Y añade: ‘Franco prohibió el uso público del catalán, euskera y gallego. La Constitución hizo estas lenguas oficiales junto al español en sus respectivos territorios. En Cataluña la política oficial de la Generalidad (el Gobierno regional), bajo los nacionalistas (algunos realmente localistas) y ahora los socialistas, es de “bilingüismo”. En la práctica significa que toda la escolarización primaria y secundaria se lleva a cabo en catalán, con el español enseñado como un idioma extranjero. El catalán es también el idioma del Gobierno regional. Un español que no hable catalán casi no tiene oportunidad de enseñar en una universidad en Barcelona. Una obra de teatro o una película en español no será subvencionada con fondos públicos. “Si no hacemos un gran esfuerzo para preservar nuestra lengua propia, corre el riesgo de desaparecer”, dice el señor [Artur] Mas’.

The Economist continúa: ‘El catalán y el español son más o menos comprensibles entre sí. No así el euskera, que no pertenece a la familia de lenguas indoeuropeas. El Gobierno vasco permite escuelas en las que elegir entre tres planes de estudio alternativos, uno en euskera, otro en español y el tercero mitad y mitad. Pero en la práctiva solo las escuelas en zonas pobres de inmigrantes ofrecen ahora el plan de estudios en español. A pesar de estos esfuerzos, el vasco y el catalán están lejos de ser universalmente hablados en sus respectivos territorios: solo alrededor de la mitad de los catalanes lo usan habitualmente y cerca del 25% de los vascos habla euskera’.

Para Michael Reid, ‘el dogmatismo lingüístico de los nacionalistas está provocando una reacción. A principios de este año el filósofo Savater junto a un grupo diverso de personalidades que van desde el tenor Plácido Domingo al portero del Real Madrid, Iker Casillas, firmaron un manifiesto en defensa del derecho de los ciudadanos a ser educados en español. Fueron denunciados como “nacionalistas castellanos” por la prensa socialista. Pero concienciaron a la gente. Muchos catalanes serios creen que el catalán estaría seguro si se mantuviera como lengua de las escuelas en primaria, pero que Cataluña se beneficiaría mucho permitiendo la elección entre catalán y español en las escuelas secundarias’.

El semanario británico concluye que ‘la descentralización ha sido buena para España, pero tal vez haya ido demasiado lejos’.

19 Comments en “‘The Economist’: ‘La lengua se ha convertido en una obsesión para los nacionalistas’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Abel - Lunes, 10 de noviembre de 2008 a las 04:44

    La utilización política de las lenguas regionales en España comenzó con dos finalidades:

    1ª) DIFERENCIACIÓN, es decir, algunos empresarios y religiosos de las regiones más desarrolladas tanto industrial como económicamente del siglo XIX se opusieron a la inmigración interna de población de otros lugares del país y para ello utilizaron las lenguas de uso coloquial que empleaban sobre todo aquellos habitantes no escolarizados. El catalán normalizado es una lengua ausbau, es decir, una lengua inventada o creada en poco tiempo para servir como arma política a un grupo nacionalista para fabricarse una nueva identidad. (1ª gramática catalana en 1918 por Pompeu Fabra).

    2ª) DEPENDENCIA de los ciudadanos hacia los gobernantes. Se pretende el distanciamiento de los habitantes de regiones concretas del país con el resto de la población que lo conforma para que los políticos locales sean vistos como los únicos que les representan. Para ello se sirven de las tradiciones locales para fomentar el desarraigo y la manipulación de la historia para dar una imagen de víctima con el objetivo de crear una dependencia hacia los políticos al estilo feudal para mantenerse en el poder.

  2. andrés - Lunes, 10 de noviembre de 2008 a las 09:53

    No te jiba, igual piensan que han descubierto América.

    El problema es: ¿cómo se soluciona?

  3. Iliemo - Lunes, 10 de noviembre de 2008 a las 10:53

    Excelente, serio e independiente.
    Lamentablemente, en España y, especialmente Cataluña, cada vez nos alejamos más de la posibilidad de tener unos medios de comunicación serios e independientes donde poder oir análisis no interesados.
    La cacicada dictatorial que ha hecho la Generalidad en la concesión de radios, de facto es la prohibición de la radio libre y la promoción de la radio del régimen. Es decir, es la dictadura disfrazada con leyes.

  4. andrés - Lunes, 10 de noviembre de 2008 a las 11:12

    Pues me parece raro que no hayan lanzado ya a los rottweilers (medios afines) a decir que es un ataque internacional contra Catalunya y que es cosa de Aznar y que es la derecha reaccionaria y que …

  5. Llordi - Lunes, 10 de noviembre de 2008 a las 11:25

    La “descentralización” sólo fué buena para los bolsillos de Pujol, CiU, y los gobernantes del actual Tri-Partito. ¡¡No para la Sociedad Catalana!!.

    De eso se han dado cuenta hasta los extranjeros que nos visitan y siguen las noticias en España.

    Desde las acostumbradas y reiteradas mentiras dictadas por la Generalidad, se solucionarían nuestros problemas en tanto en cuanto las competencias de Sanidad, Educación, Tráfico, … se tuvieran aquí, porque la cercanía era la solución de su gestión.

    Luego resultó que la excusa de su mala gestión, pasó a ser otra nueva mentira: La falta de recursos económicos.

    Y esa mentira no se sostenía, ya que era innecesario el gasto en “Extras Catalanistas” y que faltara dinero para Sanidad, ó Educar en barracones.

    De manera que, lo que importa de verdad, es que la Sociedad Civil, reaccione de una vez contra esta dictatoria y sectaria fórmula nacionalista que lo único que pretende es “Anular e Intulizar la voz” de aquellos que disentimos con sus recurrentes mentiras para perpetuarse en el poder.

    ¡¡Basta ya de Mediocridad Catalanista!!

  6. D. - Lunes, 10 de noviembre de 2008 a las 11:29

    ¿Será The Economist un instrumento más al servicio de la caverna mesetaria cuyos hilos manejan los pérfidos medios de Madrit?

  7. andrés - Lunes, 10 de noviembre de 2008 a las 11:35

    Por favor, no les déis ideas.

  8. Luis - Lunes, 10 de noviembre de 2008 a las 13:20

    El idioma, la lengua o como se le quiera llamar, debería ser un instrumento útil para la comunicación oral y escrita.

    Cuando esa lengua pasa a usarse como elemento diferenciador, cultura de andar por casa, arma arrojadiza, elemento “identitario” (palabra que no existe en el diccionario), se está pervirtiendo el uso de cualquier lengua.

    Desgraciadamente, a esto hemos llegado en Cataluña, País Vasco y Galicia; “dando bragas a quien no tiene culo”.

  9. lynx - Lunes, 10 de noviembre de 2008 a las 14:49

    De hecho, hay una serie de artículos muy acertados dentro del especial España en The Economist, en particular el titulado “Los peligros del provincianismo (paletismo)”: http://www.economist.com/specialrep....d=12501079

    En él, se analiza la poca dimensión internacional a manos de Zapatero “que no habla otro idioma más que un poco de francés” y “la necesidad de defender la idea de España, lo cual necesita de una idea clara de lo que es España y de lo que representa” “el localismo exagerado se está convirtiendo en una debilidad”; también hace hincapie en la necesidad de revisar la Constitución, “a algunos cambios les ha llegado su hora…adoptar el federalismo podria resolver la cuestion regional. El sistema electoral otorga un peso desproporcionado a pequeños partidos nacionalistas.”

    También en el arriba mencionado “Cuanto es suficiente?”:

    ” Pero los nacionalismos Catalan y Vasco son creaciones de finales del siglo 19. Surgieron de la industrialización, la cual hizo de ellas las regiones más ricas del país, con “migrantes” (no immigrantes) de otras partes de España. En aquel entonces el estado Español, contrastando con su equivalente en Francia, carecía de los recursos para integrar el país, dice Antonio Elorza, un profesor de ciencias políticas Vasco de la Universidad Complutense de Madrid. Sino hubiera sido así Cataluña y el País Vasco estarían tan contentos dentro de España como lo están el Languedoc y Bretaña en Francia.”

    Pero si es que está clarísimo el tinglado nacionalista de las susodichas regiones Españolas, y más en el extranjero, desfortunadamente no lo tienen tan claro los pobrecitos indoctrinados por sus sistemas (con el dinero de todos).

  10. Sant Josep - Lunes, 10 de noviembre de 2008 a las 14:57

    Estoy completamente de acuerdo con lo escrito en esta parrafada.
    No podemos actuar en Cataluña como quisiéramos, porque, entre otras cosas, las Teles, las Radios, y la Prensa está financiada para que esta clase de mentiras se apoderen de todos.
    Y, si alguien pronuncia una palabra “altisonante” que disgusta al poder, inmediatamente se le silencia.
    No hace muchos días pasó con la Cope, con el ABC, y, ya no digamos de algunos partidos políticos que, no le dan pie a aparecer en los medios de comunicación de Cataluña.
    Los catalanes, sólo podemos informarnos de muchas realidades que allí pasan gracias a Internet.
    ¿Quién iba a imaginarse que en estas fechas democráticas tuviéramos que recurrir a la “Red de Redes” para conocer nuestra propia realidad?
    Es una lástima a donde han llegado los demócratas regionalismos. Allí donde el “nacionalismo” se posa, aparece de repente un grupo de “clientes” con apasionantes ideas, que lo único que buscan y persiguen es el poder, a costa de los ciudadanos y gracias a la mentira.
    Para ello, necesitan de una gran dosis de imaginación, y la manipulación de los medios de comunicación.
    Y, eso sucede hoy, en Cataluña. ¿Democracia? ¿Progreso? ¿Libertad?
    Todo eso queda muy bonito cuando uno estudia Filosofía, está en la Universidad y teoriza… Lo cierto es que el “chiringuito nacionalista” lo tiene muy bién montado, y por eso no permite que nadie se entere de la verdad: Sanidad, Cultura-Educación, no son sus prioridades.
    ¡¡Es una pena haber sido testimonio del fracaso de nuestra libertad en Cataluña, en plena democracia!!

    Saludos a todos.

  11. AiA - Lunes, 10 de noviembre de 2008 a las 17:52

    Solo hacer notar que como consecuencia de las politicas linguisticas del PP en la Comunitat Valenciana, el valenciano es invisible. Gracias PP
    AiA

  12. andrés - Lunes, 10 de noviembre de 2008 a las 18:00

    Pues en mis viajes a Castellón observo que la gente habla lo que le viene de gusto, rótula como le sale de las narices y tiene libertad.

    Lo que no veo normal es que como hay pocos que quieran hablar valenciano,el gobierno se lo meta por vena al personal.

  13. Adriana - Martes, 11 de noviembre de 2008 a las 03:01
  14. Un Català - Martes, 11 de noviembre de 2008 a las 06:52

    Las empresas se marchan de Cataluña, la gente buena que se lo puede permitir no quiere venir a trabajar aquí, por la imposíción del catalán. El PIB relativo en Cataluña comparado con el resto de Comunidades de España sigue bajando y bajando…

  15. cualquiera - Martes, 11 de noviembre de 2008 a las 14:55

    Esta realidad publicada en un periódico tan prestigioso en todo el mundo es lo que se necesita.

    A ver si empiezan a proliferar estos artículos y se enteran en todo el mundo de que hay otra verdad mucho mas dura y que nada tiene que ver con la sociedad idílica que presenta el nacionalismo en el exterior.

    Que son precisamente los nacionalistas los que privan de derechos a su pueblo impooniéndoles el tan criticado y tan aplicado por ellos “pensamiento único”.

  16. ricardo - Martes, 11 de noviembre de 2008 a las 16:48

    Estudie en barcelona y nunca tuve el mínimo problema con el catalán y el castellano. ultimamente al parecer como respuesta a la epoca franquista que ya queda lejana, ha habido una dictadura de otro signo: Lanaciuonbalista de los grupusculos catalanes que han buscado signos identitarios para diferenciarse de todo. Es patético ver los nuevos “palabros” catalanes recien inventados y el descarado y abrumador apoyo a todo lo catalán, no para sí mismo, si no contra el castellano. Pero la realidad es tozuda y 4 millones de catalanes, por muy engañados que estén por el poder, no podrán con una de las lenguas más fuertes del Mundo. Además a este paso, Cataluña cada vez será más pueblerina. Tanto mirarse el ombligo, han perdido el norte. En mi tiempo cataluña era la región más europea de españa, hoy en día sus planteameintos no son de pueblo, son de aldea.

  17. ada - Martes, 18 de noviembre de 2008 a las 02:21

    Yo escucho Intereconomía con auruculares, si se enteraran unos vecinos de Esquerra que vieven al lado no se que me podria pasar, si por decir en el paseo del pueblo que se debia de enseñar las dos lenguas casi me linchan…..
    Desde un pueblo del Berquedá (Barcelona)

  18. MM - Viernes, 17 de abril de 2009 a las 15:31

    Hablar catalan no significa odiar el español. Ni se habla catalan para fastidiar a nadie ni para menosprecir a nadie. No se porque le dais tanta importancia a hablar en catalan. Vaya perdida de tiempo.

  19. Fran - Sábado, 21 de mayo de 2011 a las 21:07

    A ver, las cosas claras. El catalán necesita un espacio vital y punto y no nos vamos a comprar una isla lejos de España para vivir en catalán, cosa que muchos desean. Si alguien no está satisfecho en Cataluña porque exista una lengua que sea la catalana, pues puerta y ya sabe que en muchos otros lugares de España se habla castellano y allí no tendrá problemas de oir el satánico catalán y vivirá feliz.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.