Cataluña

La deriva nacionalista del PSC

[&hellip

Alejandro Tercero
Domingo, 5 de julio de 2009 | 09:03

Banderas de Cataluña, con el logo del PSOE, y ‘estelada’, con el logo del PSC

Nadie podrá decir nunca más que el PSC no es un partido nacionalista catalán. Este es el gran problema que arrastra ahora mismo el PSOE. Solo hay que ver los votos que obtiene el PSC en las elecciones autonómicas y compararlos con los que recoge el PSOE en las generales. Ese es el precio para llegar a la Moncloa.

Amenazas de ruptura

Solo en el último año las declaraciones o escritos de dirigentes del PSC reclamando un grupo propio en el Congreso, y pregonando la ruptura con el PSOE, se han multiplicado. Así, a modo de ejemplo, Ferran Mascarell, que fue uno de los mejores -si no el mejor- concejal de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona y sensible en las decisiones que tomaba como tal en relación a la pluralidad de los barceloneses, además de consejero autonómico, ha escrito recientemente en el Avui: ‘Sabemos que los principios de relación con el PSOE que han marcado la Transición están absolutamente desautorizados’.

Antoni Castells, consejero de Economía y Finanzas con Montilla y con Maragall, manifestó, en julio de 2008, el espíritu que corre por las venas del PSC asegurando que este siempre escogería a Cataluña en la disyuntiva entre esta y el PSOE. Además, apuntilló: “Más allá de los debates sobre el nombre de la cosa, yo soy partidario de la cosa. Y la cosa es: el PSC tiene que tener voz propia en el Parlamento español“. Algo similar a lo que ya había defendido en abril de ese mismo año.

‘Tan nacionalista como los propios nacionalistas’

Pero el PSC no solo quiere romper con el PSOE en lo poco o único que les une que es en compartir grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados -hay que recordar que ya en el Senado el PSC forma grupo, separado del PSOE, con ERC e ICV-, también ha asumido con naturalidad el título de nación para Cataluña, término que define claramente a los partidos considerados nacionalistas o independentistas en Cataluña. Así lo describe el periodista Michael Reid, del The Economist, en noviembre de 2008: ‘En el poder, el PSC se ha mostrado tan nacionalista como los propios nacionalistas. El señor Maragall demandó -y el señor Zapatero estuvo de acuerdo- la renegociación del Estatuto de Autonomía de Cataluña de 1979. El nuevo Estatuto, en un retorcido preámbulo, se inclina a reconocer Cataluña como una nación, le otorga un status privilegiado dentro de España y le da más dinero y poder’.

Y parece que esta reivindicación nacionalista del PSC debe ser repetida día sí día también por parte de los dirigentes del partido sin saber con seguridad -al menos en público, en privado no todos los diputados autonómicos opinan igual, lástima, sin embargo, que antepongan otros intereses- el motivo que lleva a un socialista a repetir el tantra del nacionalismo más recalcitrante. El mejor ejemplo lo ha representado, hasta ahora, Miquel Iceta, viceprimer secretario y portavoz del PSC en el Parlamento autonómico de Cataluña, no solo con los asuntos de las famosas balanzas fiscales -argumento clásico de un partido conservador o de derechas-, también con una cuestión de libertades civiles como es el tema lingüístico.

Votaciones independentistas del PSC

Pero no solo de palabras y escritos vive el nacionalismo del PSC. Sería impensable que un solo dirigente del PSOE pudiera suscribir la retahíla de posicionamientos a favor del nacionalismo, cuando no del independentismo, que ha hecho el partido que maneja a su antojo Montilla. Servirá de ejemplo estos que a continuación se citan. En mayo pasado, el PSC del Ayuntamiento de Barcelona votó en contra de una propuesta que pedía ‘respeto institucional’ al himno de España, tras los incidentes de la final de la Copa del Rey de fútbol en Valencia. En febrero de este mismo año, en Bellpuig, el PSC no solo votó a favor sino que además propuso crear ‘un Estado propio’ para Cataluña.

Ya en 2008, en septiembre, el PSC de Santa Coloma de Farners apoyó una moción para que ‘se cuelgue en lugar destacado la bandera estelada, en conmemoración del centenario de su creación y en recuerdo de los objetivos por los que fue creada: la recuperación de la plena soberanía para Cataluña‘. En agosto, en Vic, con los votos del PSC se aprobó una propuesta para poner el nombre de una calle de la población al creador de la bandera independentista que firmaba algunos de sus artículos en la prensa con el claro y contundente seudónimo de VICIME (Viva la Independencia de Cataluña y Muera España). Nada menos que en Vic donde en 1991 murieron 10 personas y resultaron heridas otras 28 por una bomba de ETA en el cuertel de la Guardia Civil.

También en 2008 pero un poco antes, en junio, el PSC de Tarragona aprobaba una moción en la que se pedía que se declarase el día de San Juan festividad nacional de los Países Catalanes. ¿Puede alguien del PSOE pensar todavía en la posibilidad de calificar al PSC como un partido socialista?

El sentimiento nacional

La deriva del PSC como partido nacionalista no es una cuestión solo de las agrupaciones locales. Este jueves, sin ir más lejos, tras la aprobación de la Ley de Educación de Cataluña (LEC), que impide escolarizar legalmente a los niños en español y establece que el programa de contenidos de las asignaturas lo determinará la Generalidad de Cataluña -actualmente el 80% de los contenidos los establece el Gobierno-, lo cual hace que sea una norma claramente inconstutcional -en conocimiento público al menos desde mayo de este año-, el consejero de Educación ha manifestado que la LEC demuestra “la utilidad del Estatuto como herramienta de construcción del autogobierno nacional de Cataluña“. El consejero es del PSC. Ernest Maragall se llama y es hermano de Pasqual, padre del primer tripartito.

Ahora hará un año de la confirmación nacionalista del PSC. Confirmación por escrito en forma de documento del cual no se escuchó, en público, ni una crítica por parte del PSOE. El texto final del XI congreso del PSC, reunido en Barcelona, y aprobado por los dirigentes presentes proclamaba que Cataluña es ‘una nación con un territorio, una lengua, una cultura y una historia propias que configuran una comunidad nacional’, afirmaban ‘nuestra realidad nacional’ y reiteraban que ‘la lucha por el socialismo y por la libertad nacional de Cataluña son objetivos inseparables de nuestro proyecto’. Es lo que se ha llamado, no con éxito ciertamente, el “espíritu” del 20 de julio o el día que el PSC dijo adiós al PSOE. Aunque este se niega a abrir los ojos.

Sin embargo, Cataluña es más PSOE que PSC

Y llegamos, con estos mimbres, al hueso del problema del PSOE. Los números y los datos electorales. Aunque resulte paradójico, en Cataluña cuando el PSC se presenta con las siglas del PSOE (PSC-PSOE) arrasa y obtiene unos números estratosféricos. Y, aunque resulte contradictorio, este es el problema que tiene el PSOE, que no considera oportuno poner orden en el PSC. Mientras la marca PSOE se venda tan bien el PSC podrá quedarse con los restos en las autonómicas. Veámoslo.

A simple vista saltan, por encima de todos los números, el mejor resultado del PSC en unas autonómicas: 1999 con 1.183.299 votos, y el mejor resultado del PSC-PSOE en unas generales: 2008 con 1.689.911 votos. Pero las comparaciones son mucho más humillantes para el PSC cuando comprobamos que el mejor resultado de estos, los votos ya citados de 1999, no pasarían del séptimo mejor resultado del PSC-PSOE en diez elecciones. Es decir, el mejor resultado del PSC en unas autonómicas solo superaría al obtenido por el PSC-PSOE en las generales de 1977 (870.362 votos), 1979 (875.529 votos), 1989 (1.123.975 votos) y 2000 (1.150.533 votos).

Tabla comparativa entre el PSC y el PSOE en resultados electorales en Cataluña

Pero todavía hay más. El último resultado del PSC, que encabezaba el señor Montilla, nacido en Iznájar (provincia de Córdoba) -se llegó a decir que por fin el socialismo catalán iba a acabar con el nacionalismo al presentar a un socialista del PSOE– no llegó a los 800.000 votos (sería el peor resultado en unas generales, en un caso hipotético), en 2006, siendo más que duplicado en 2008 por el PSC-PSOE: 1.689.911 votos.

Por lo tanto, el PSC jamás romperá con el PSOE. No puede, no le dan los números (elecciones autonómicas). Y el PSOE tragará con el nacionalismo del PSC en el Parlamento autonómico de Cataluña mientras le den los números (elecciones generales). Para el primero es el precio por sentarse en el trono cedido por el recalcitrante nacionalismo de la Plaza de San Jaime de Barcelona. Para el segundo es el precio por sentarse en la Moncloa. Y, en medio, los ciudadanos.

25 Comments en “La deriva nacionalista del PSC”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Mariacruz - Domingo, 5 de julio de 2009 a las 09:52

    Pero no hay un ,,alma caritativa,,que le lleve a Montilla y camarilla a Castilla!?.Para que se entere en Salamanca de lo que es España,de donde venimos,en dònde estamos y a dònde debemos llegar?!.Se leen los polìticos la Historia de España o andan todavia por las novelas policiacas?.

  2. Starsky - Domingo, 5 de julio de 2009 a las 09:53

    Y la gente lo seguirá votando, que vergüenza…

  3. Gracia - Domingo, 5 de julio de 2009 a las 10:12

    Pero qué asco!!!

  4. lliurepensador - Domingo, 5 de julio de 2009 a las 10:17

    Magnífico artículo, faltaría indicar que los Maragall deberían estar en ERC dado que son abiertamente independentistas. Ojalá el que esto escribe se hubiera dado cuenta antes de que el PSC era tan nacionalista como los demás, habría dejado de votarles mucho antes de lo que he hecho. ¿ Dónde quedó el soialismo internacionalista ? Ahora tenemos un socialismo ombliguista. Cuanto lamento mi error de voto durante 20 años.

  5. ja - Domingo, 5 de julio de 2009 a las 11:05

    a votar “todos” a UPyD y mandar al paro al PSOE-PSC, junto a ERC+CiU

  6. OLÉ - Domingo, 5 de julio de 2009 a las 13:33

    Este excelente artículo del fenomenal periodista Alejandro Tercero, debe ser difundido. En realidad, el gran problema, es que muchos votantes del PSC o PSOE en el área de Barcelona son personas algo analfabetas y no tienen capacidad paraa analizar las políticas del PSC. Lo importante es hacer acción didáctica y que quede claro, por ejemplo que el PSC PROHIBE EL CASTELLANO EN LAS ESCUELAS Y MULTA POR ROTULAR EN CASTELLANO A LOS COMERCIOS, por poner 2 ejemplos. Yo que antes votaba PSC-Psoe, ahora voto UPyD.

  7. fanderubianes - Domingo, 5 de julio de 2009 a las 13:56

    El análisis es sesgado y superficial.

    Me recuerda esas fotos en que un pescador se fotografía al lado de una sardina de manera que parezca que el pez mida dos metros. No cuela en un trabajo de biología.

    Si en lugar de comparar los resultados del psc-psoe en las generales y las autonómicas se hace una comparación global, con el resto de partidos y elecciones se desenmasacara la farsa.

    Lo que ocurre en realidad es que TODOS los partidos de ámbito estatal obtienen mejores resultados que en las autonómicas en aquellas comunidades en que existen partidos nacionalistas fuertes.

    Efectivamente, lo que ocurre al PSC-psoe les ocurre también al psoe vascos y gallego, al pp, y en sentido contrario a ciu, ERC o IC.

    Supongo que el voto útil es una explicación evidente. No es lo mismo votar al psoe para frenar al pp, que para frenar a ciu.

    Tampoco es lo mismo, votar en unas elecciones en que se dirime las pensiones, la economía o el aborto que en otras que no deciden casi nada ç(el tripartit hace casi lo mismo que ciu).

    Por último hay muchos ciudadanos infieles. Que votan IC en las locales, ciu en las autonómicas y psoe en las generales.

    En otras palabras es absurdo achacar a la dicotomia PSC/psoe una tendencia que de manera similar allá donde el psoe está unido o incluso le ocurre al pp.

    Luego cuento porque es superficial.

  8. Mariacruz - Domingo, 5 de julio de 2009 a las 14:19

    Para los interesados en los temas de la Polìtica de los 75. Libro ISBN : 84-01-45142-6
    Déposito legal. B.40.031.1996
    JAIME,creo que a tì te vendrìa bien leerlo para comprender mejor lo que sucede.
    DE NADA!

  9. XAVI - Domingo, 5 de julio de 2009 a las 14:35

    Una verdad como un templo! QUIERO VOTAR AL PSOE EN CATALUÑA! REFUNDACION PSOE EN CATALUÑA YA!

  10. CIUDADANO NO NACIONALISTA - Domingo, 5 de julio de 2009 a las 18:37

    Olvídate del PSOE en CataluÑa. Eso no volverá. La gente que lo tendría que hacer está muy bien colocada y las aventuras ni con gaseosa. Para mí la solución es votar CIUDADANOS. Han hecho mucho en el Parlament pese a ser 3. Tenemos que colocar un buen grupo que pueda ser decisivo…Será la única forma de salir de este atolladero ultranacionalista en que nos ahogamos…

  11. OLÉ - Domingo, 5 de julio de 2009 a las 22:16

    Fanderubianes….no por favor……..no nos lo cuentes….je je je…….eres un poco pesado de digerir……je je je
    Permíteme que te pregunte ¿has disfrutado con la magistral faena del Artista-Torero, El Gran Matador José Tomás en La Plaza de Toros Monumental de Barcelona?

    Olé, por las 5 orejas de esta tarde, 5 vasos de vino Priorato Seco que me voy a beber.
    Salud y Viva La Barcelona Taurina ¡¡¡

    Olé

  12. OLÉ - Domingo, 5 de julio de 2009 a las 22:20

    Ciudadano No Nacionalista, eres una persona de buena fé, pero comentarte que el proyecto CIUDADANOS ha muerto, pués sólo obtuvo 7000 votos en las europeas, sin embargo UPyD obtuvo 450000 votos. Ambos partidos ocupan el mismo espacio.
    Yo y muchos votabamos a Ciudadanos, y ya nos hemos cambiado, porque hay que apostar por el proyecto más grande, la UNION hace la fuerza, solo así, algún día podremos influir como LA TERCERA VÍA.
    Un abrazo amigo No Nacionalista.

    Olé

  13. fanderubianes - Domingo, 5 de julio de 2009 a las 23:22

    Ole

    Espero que hayas disfrutado con tu jose tomas, porque si todo sale bien, será de las últimas faenas en Catalunya.

    Yo, de toros, sólo veo la repetición de las cogidas. Recuerdo una en la que a un infeliz se pincharon un huevo como si fuera una aceituna. Dava grima de ver. Supongo que le habrá quedado la voz aflautada.

    Los 5 vasos de vino, seguro que sólo los tomas en jornadas memorables?

  14. fanderubianes - Domingo, 5 de julio de 2009 a las 23:25

    Dava por daba? Lo de jaime es contagioso?

  15. Jaime - Lunes, 6 de julio de 2009 a las 00:20

    Gracias Mariacruz por la recomendación, lo tendré en cuenta, nunca está de más leer algo de nuestra historia, algo que sin duda a muchos aquí les hace falta. He estado ausente ya que hace poco fue mi cumple. No hay experiencia más saludable que una noche en la playa, juegos de linternas, carreras, a veces hay que despegarse del mundanal ruido, bendita abstracción de la realidad y de uno mismo.

  16. Paelletadeconill - Lunes, 6 de julio de 2009 a las 12:01

    Una ruptura PSC-PSOE, a quien mas perjudicaria es al PSOE, el granero de votos en las elecciones generales que tiene en Catalunya, habria terminado, aunque siempre podria tener el apoyo del PSC para gobernar, eso si, pasando por el peaje.

    Tambien creo que una ruptura PSC-PSOE, a nivel autonomico se lo pondria muy facil a CIU y ERC.

    Por lo tanto el divorcio no es nada viable, es como los matrimonios que se aguantan por la hipotecas, el divorcio no es viable.

  17. Santi - Lunes, 6 de julio de 2009 a las 13:34

    La ruptura perjudicaría al PSC, que es como UDC en CiU. Sería un partido inviable que al final tendría que converger con ICV o ERC y diluirse.

    El poder del PSC es el PSOE, sigue siendo Felipe González el que llena los mítines y no ningún otro. Amén que los del “Bajo Llobregat” son sólo títeres de Zapatero el cual lo tiene todo ‘atado y bien atado’, de alli que Maragall se diera de baja del PSC por la puerta de atrás, y a día de hoy los Obiols y cía ya no pintan nada.

    Aunque todo esto da igual porque no habrá ruptura, ello supondría que ambos perderían el poder, unos en la Moncloa y otros en la Generalidad.

    Ni el PSOE se va a partir, ni el PP se va a partir, ni el PNV, ni CiU, ni…. son partidos-empresa y el arriesgar cuotas de poder por convicciones políticas nunca lo harán.

  18. fanderubianes - Lunes, 6 de julio de 2009 a las 15:23

    El artículo es muy simplista, casi simplón.

    Se confunden conceptos básicos (nacionalismo, independentismo, soberanismo).

    Afirmar que existe la nación Z no significa ser nacionalist Z. Este principio tan básico se ignora.

    Trazar una frontera nacionalista/no nacionalista en una sociedad compleja es un aproximación demasiado grosera para resultar útil. Exuste mucha gente en posiciones intermedias.

    Tanbién es un error de bulta el ignorar los cambios de la sociedad catalana en 30 años. Muchas posiciones consideradas nacionalistas en un principio, ahora son asumidads por casi todo el mundo.

    Decir que estar a favor de que los catalanes reciban unas inversiones similares a las del resto de ciudadanos del estado es de derechas es ridículo. Defender que los catalanes paguemos peajes y los madrileños no, tiene poco de izquierdismo.

    El resultado es un texto que sólo convence a los convencidos. No aporta ni una sóla idea original o bien razonada.

  19. Santi - Lunes, 6 de julio de 2009 a las 15:31

    FandeETA el texto no trata de convencer a nadie, y tampoco pretende aportar ideas originales, sólo describe unos hechos que cualquier catalán no autista conoce: el provincianismo acusado del PSC y su dependencia del PSOE.

    Pero tu como eres un ‘border line’ pues no llegas a comprenderlo.

  20. fanderubianes - Lunes, 6 de julio de 2009 a las 15:49

    Suposo que fins i tot els trolls poden encertar a cops.

    Si l’article no pretenia convencer ningú ni aportar res original, cal reconèixer que se n’ha sortit del tot.

    Felicitats, senyor Tercero.

  21. manuel - Lunes, 13 de julio de 2009 a las 18:27

    POR FAVOR NO VOTEN AL PSC. PSC=ERC=INDEPENDENTISMO=INTOLERANCIA.

  22. Angel - Lunes, 13 de julio de 2009 a las 19:36

    Manuel,fui votante del PSC y deje de votarlos cuando me di cuenta que es un partido nacionalsocialista.

    Me alegro de ver como tu tambien te has dado cuenta.Espero que mas votantes del PSC se den cuenta que utilizan los votos contra los votantes socialistas catalanes,que no queremos ser ni nacionalistas ni catalanistas.

  23. AJUSTE DE CUENTA - Lunes, 13 de julio de 2009 a las 20:28

    manuel | 13 de Julio de 2009 a las 18:27 :

    POR FAVOR NO VOTEN AL PSC. PSC=ERC=INDEPENDENTISMO=INTOLERANCIA.

    Totalmente de acuerdo, pero me queda una duda: ¿A quién coño votamos?

    Desde luego me adhiero al cambio de la Ley Electoral que permite a unos insignificantes y catetos politiquillos condicionar la vida política de España.

    Como en cualquier país democrático decente y occidental hay que decidir entre los dos grandes Partidos mediante una segunda vuelta electoral.

    El bipartidismo YA.!!!

    Y que los Carod, Puigcercós, Benach y compañía regresen a sus antiguos puestos de trabajo de jardineros, maestros de primaria y lo que quiera que hayan dejado por el chollo de la política. Nunca más gobernando Cataluña y mucho menos condicionando al cagueta de Zapatero que arruinará el país. Bueno, ya está arruinado y esperemos para ver lo que se nos viene encima en el cuarto trimestre de este año y en el 2010.

  24. Antonio - Lunes, 3 de mayo de 2010 a las 21:59

    El PSC va a perder muchos votos en las elecciones de noviembre, gracias a su nefasto tripartito.

    ¡¡¡ Que se pueda votar al PSOE en Cataluña ya !!!

    Un ex votante del PSC

  25. kukukuchú - Domingo, 18 de julio de 2010 a las 14:25

    ¿algún alma caritativa me puede explicar en que se diferencia sustancialmente el psc de convergencia i unió?

    diferencias sustanciales yo no las veo

    el granero de votantes del psc, de perfil clase obrera y castellanoparlante, desde luego es diferente del perfil burgués catalanoparlante del votante de c i u, pero hoy en día a la hora de gobernar en catalunya hacen lo mismo, pues en la cúpula del PSC está dominada por burgueses nacionalistas que incluso votan a favor de leyes discriminatorias contra sus bases de votantes, por lo tanto la diferencia es más nominal que real

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.