Cataluña

El PSC pide que TV3 trate igual ahora a Joaquim Nadal como trataron a Mas

Ferran, sin embargo, advierte de que no caerán en “el negativismo del que hizo gala el grupo de CiU cuando estaba en la oposición”; y “seremos más responsables”.

Redacción
Viernes, 25 de marzo de 2011 | 13:17

El portavoz del PSC en la Comisión de Control de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) del Parlamento autonómico ha criticado este viernes el trato que recibe Joaquim Nadal en la televisión autonómica pública.

Joan Ferran (PSC) ha afirmado que “respetamos plenamente el criterio de los profesionales, pero nos gustaría que el jefe de la oposición [en el Parlamento autonómico] recibiera el mismo trato ahora que en la última legislatura”, en referencia al trato que TV3 dio a Artur Mas cuando este estaba en la oposición.

El portavoz socialista se basa en los informes del Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) de 2006 y 2010 para demostrar “las diferencias de trato informativo de TV3 y Catalunya Ràdio con José Montilla y Artur Mas”. En esta línea, Ferran ha preguntado si “se ha cambiado la filosofía informativa” en el ente público.

“Negativismo”

Para el PSC, existe “una variación en el fondo y en las formas de algunas cuestiones de presencia política” en los medios de comunicación públicos: “Desearíamos que tratasen al presidente del grupo parlamentario socialista y jefe de la oposición [en el Parlamento autonómico] igual que trataban al presidente del grupo parlamentario de CiU”.

Finalmente, el diputado autonómico ha dejado claro que, pese a estas críticas a la dirección de la CCMA, no es una crítica contra los profesionales que trabajan en TV3 o Catalunya Ràdio, ni caerán en “el negativismo del que hizo gala el grupo de CiU cuando estaba en la oposición”. Y ha añadido: “Seremos más responsables”.

Temas: , ,

4 Comments en “El PSC pide que TV3 trate igual ahora a Joaquim Nadal como trataron a Mas”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Eduardo González Palomar (Manlleu -Barcelona-) - Viernes, 25 de marzo de 2011 a las 16:52

    Al revés lo digo para que se entienda

    Con arreglo a ciertos canales donde arman unos tiberios cada dos por tres, en Catalunya podemos presumir de una televisión de titularidad pública que es un dechado de virtudes y perfecciones. En esto de la información, quien bebe del pilón gasta por costumbre afirmar que cada pro tiene su contra, pero en lo referente a esta emisora oficial, que suele hacerlo en buenas fuentes, hallamos la excepción que confirma tan desacreditadora regla. Y aunque algunos tachen de “incomprensible” y “excluyente” que la lengua empleada en sus emisiones, amén de ser la minoritaria entre la población, no sea el “medio” sino el “fin” siempre queda al margen de cualquier estrategia política. La exigencia de dignidad profesional así lo decreta en todo código deontológico que se precie. Para que quede claro como el agua, que el seguidismo realmente lo hacen los políticos respecto a la estética “racional” con la que son producidos sus espacios televisivos, hay quien sostiene que el “bon día, Catalunya”, con el que abre espacio matinal su más rutilante y altiva estrella mediática, no es un insulto a la inteligencia de sus televidentes. Al contrario, fue el referente en el que posteriormente se apoyaron nuestros representantes políticos al plasmar en el “Estatut” el archifamoso “Catalunya habla y moldea paisajes”. Ahora bien, en honor a la verdad conviene señalar, que como deferencia, hace pocos años, en la pasada legislatura, a un “ciudadano partido político” recién llegado al Parlament de Catalunya, se hizo la excepción de forzar los coeficientes imaginativos de montadores para que en sólo unos segundos de emisión despacharan la actualidad política de varios meses de frenética actividad de la neófita formación. ¡Vaya, toda una proeza como regalo de bienvenida! Del mismo modo, cuatro años después, en el actual período parlamentario, en “solidaridad” con otro partido advenedizo lo han clavado cuando, en mi modesta opinión, se recrean incluso en pormenores “congresuales” internos con todo lujo de detalles. Al margen de estas dos lagunas, las aguas ya han vuelto a su cauce. Prueba inequívoca de ello es que, respecto a los primeros (ciudadanos), en alarde de virtuosismo camarógrafo, encuadran el “paseíllo” hasta el atril del portavoz o líder de la formación política acortando cualquiera de sus “aburridas” declaraciones públicas. Dejando a un lado la tediosa Política, también es obligado deshacerse en alabanzas por el arte que muestran sorteando los inconvenientes que traen aparejados los dichosos canales de pago, en lo tocante al deporte rey, cuando la cadena pública emite su programación ordinaria el día que precisamente no cuenta con los derechos de retransmisión. Basta observar el rictus del presentador de cualquier programa de ámbito informativo, emitido en riguroso directo, que coincida con el evento deportivo para saber, sin riesgo a equívoco, si el equipo “oficial de Catalunya” gana o pierde. Aunque, dicho sea de paso, un número minúsculo de “insensibles” catalanes aficionados de otros clubes de fútbol, que no saben anteponer el interés general, siempre encuentran “ridículo” y “absurdo” este tipo de privilegios. Como consecuencia de tantas y tan notables excelsitudes profesionales en tan “patriótico” colectivo a nadie extraña que en tiempos de caídas de salarios generalizadas, no sólo entre el funcionariado sino también en sectores privados concertados por la administración autonómica, nadie ose siquiera bajarles retribuciones o lograr en sede parlamentaria el público conocimiento de algunos de los sueldos más excedidos. En fin, como siempre me topo en este terruño con ultracatalanistas que se manejan a baquetazos y empellones ante la más leve crítica… al revés la vestí, y anda así.

  2. Angel Gonzalez Paredes - Viernes, 25 de marzo de 2011 a las 18:50

    No entiendo porque Joan Ferran dice que “SEREMOS MAS RESPONSABLES”, refiriendose a la actitud negativa y trato positivo que tuvo CiU en la legislatura pasada por parte de TV3. El “Gobierno d´Entesa” que nunca llamaron asi desde TV3, porque en su lugar le llamaban “el tripartito”, como forma sutil de introducir un concepto de gobierno fracionado ya han demostrado ser suficientemente responsables, pués mientras gobernavan dejaron libertad para que el personal del ente trabajara sin temor ninguno, como debe ser.
    Pero a esa actitud -de respeto de la libertad al personal de los medios- poco usual de los gobiernos, los dirigentes tecnicos -trabajadores del medio- deberian responder con profesionalidad y la máxima neutralidad. Todo ello, teniendo en cuenta que cada persona tiene sus propias ideas politicas. Los medios solo tendrán el respeto de los televidentes si el comportamiento de estos son objetivos y neutrales.

  3. Quatre i el Gat - Sábado, 26 de marzo de 2011 a las 05:19

    Curioso que ni entre “nacionalistas” se respetan…

    Que eso le pasara a Ciutadans NO era de recibo…

    Pero que entre “nacionalistas” traten de eliminarse informativamente mutuamente, es inaudito.

    ¡¡hay que REBELARSE!!

    ¡¡REBÉLATE!!

  4. Angel - Sábado, 26 de marzo de 2011 a las 13:52

    El PSC es igual de responsable que CIU de que TV3 sea el No-Do del nacionalismo porque los dos partidos son lo mismo,nacionalistas.
    Quien no se considere nacionalista catalan no debe votar nunca mas al PSC,por dignidad hacia uno mismo.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.