España

El PNV ponía ‘su’ comisión en el 4%

La investigación de presunta corrupción, conocida como ‘caso De Miguel’, saltó a la luz en marzo de 2010 cuando una abogada y empresaria denunció que la extorsionaron al negarse a ‘pasar por caja’ para pagar una comisión de 100.000 euros por un contrato de 441.000 que percibió su empresa.

Redacción
Viernes, 22 de julio de 2011 | 13:24

El ex diputado foral del PNV, Alfredo de Miguel, imputado en el denominado 'caso De Miguel', por presuntas comisiones ilegales (foto: Efe).

Una presunta trama de corrupción creada por el ex número dos del PNV en Álava, Alfredo de Miguel, diputado foral, que cobraba un 4% en comisiones tras la adjudicación de obra pública a constructores afines. Esto es lo que se desvela en un informe elaborado por expertos en delitos económicos de la Ertzaintza, que concluye que los beneficiarios de los contratos ingresaban esa cantidad en cuentas corrientes de ‘empresas pantalla’ de De Miguel. En Cataluña, alrededor de CiU se creó una presunta trama de corrupción en base a comisiones del 3%.

Tal y como publican este viernes El Mundo y El País, que han tenido acceso al informe de la policía autonómica del País Vasco, los agentes han constatado el modus operandi en dos operaciones, ambas vinculadas con el constructor Jon Iñaki Echaburu, militante del PNV, propietario del grupo empresarial Loizate y contratista habitual de las administraciones autonómica y local. La prueba definitiva es un cuaderno incautado en el domicilio de otro de los imputados en este caso de presunta corrupción, el también ex dirigente del PNV alavés Koldo Ochandiano, en el que se han descubierto dos anotaciones con el texto ‘Obra 4% Kataia’.

No es un caso aislado

Kataia Consulting es una empresa mercantil sin apenas actividad creada en 2005 por De Miguel, Ochandiano y un tercer miembro del PNV de Álava, Aitor Tellería, que será juzgado en los próximos meses por un supuesto delito de espionaje a rivales políticos. Las anotaciones en el cuaderno son una suerte de borrador de la contabilidad de la trama y allí se muestran dos adjudicaciones a Echaburu de ayuntamientos alaveses gobernados por el PNV entre 2003 y 2007. Ambas adjudicaciones supusieron una transferencia del 4% de cada obra a cuentas de empresas controladas por De Miguel.

Esta investigación de presunta corrupción, conocida como caso De Miguel, saltó a la luz en marzo de 2010 cuando una abogada y empresaria, Ainhoa Alberdi, denunció que De Miguel y Tellería la extorsionaron cuando se negó a pasar por caja para pagar una comisión de 100.000 euros por un contrato de 441.000 que percibió su empresa, Urbanorma Consulting, para la ampliación del parque tecnológico de Miñano (Álava).

Según el auto de instrucción, fechado el pasado 11 de julio, este caso no es uno aislado y pone de manifiesto que De Miguel y sus socios organizaron una trama -hay 18 personas imputadas- para cobrar comisiones de las obras que adjudicaban en Álava. De Miguel ya no tiene ni cargo institucional ni orgánico en el PNV. Además de estas presuntas irregualridad, se ha descubierto que tres de las empresas de la trama (Kataia Consulting, Errexal y Ortzi Muga) obtuvieron, mediante adjudicaciones menores firmadas por el ex director de Juventud durante los Gobiernos autonómicos de Juan José Ibarretxe (PNV), Xabier Sánchez Robles, o con concursos a los que solo se invitaba a estas tres sociedades, más de 200.000 euros por trabajos jamás realizados.

Temas: , ,

2 Comments en “El PNV ponía ‘su’ comisión en el 4%”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. iñigo - Lunes, 25 de julio de 2011 a las 19:40

    Aquí están las vergüenzas del PNV, que tan bien calla su periódico y su emisora de radio y sus “periodistas” con carné, que no hay mayor vergüenza, salvo su corrupción, que esos propagandistas al servicio de un partido político.

    Me dan ganas de vomitar. Menos mal que los han echado a patadas de la diputación de Álava, a la que jamás debieron llegar.

  2. guerrilla - Miércoles, 27 de julio de 2011 a las 12:06

    El PPSE tiene mucho que callar también. El caso Urchueguia es solo la punta del iceber. Menos mal que al actual gobierno vasco corrupto no le quedan ni 2 teleberris. Pero de eso aquí no hablais, claro

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.