Cataluña

Burns Marañón alerta al ‘Financial Times’: ‘La primera víctima de la politica nacionalista son los hechos históricos’

El periodista y ensayista hispano-británico recuerda que Cataluña ‘no perdió su independencia’ en 1713, como apuntaba el diario británico, puesto que ‘desde hacía mucho tiempo había sido incorporada a la Corona española como consecuencia del matrimonio de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón en 1469’.

Redacción
Lunes, 30 de enero de 2012 | 15:48

La estrategia del nacionalismo catalán para conseguir el objetivo de la secesión de Cataluña pasa por internacionalizar lo que califican como ‘conflicto’ con el resto de España y por trasladar al resto del mundo su particular visión de la historia. Hace años que los partidos y organizaciones más radicales han apostado por esa vía, una fórmula a la que, últimamente, también se han apuntado formaciones aparentemente menos extremistas.

Así lo reconoce CiU en la ponencia política e ideológica aprobada este fin de semana, que será debatida en su congreso de marzo. En ese sentido, el presidente de la Generalidad, Artur Mas, ha aumentado el número de viajes al extranjero para participar en foros internacionales y ha iniciado un cambio de actitud respecto a sus predecesores en el cargo, promoviendo entrevistas con medios foráneos.

Rectificación al Financial Times

El pasado 17 de enero, el rotativo británico Financial Times publicó una entrevista con Mas y, a tenor de los resultados, la estrategia del líder nacionalista parece que está teniendo éxito. Especialmente cuando Victor Mallet, su entrevistador y corresponsal del diario en España, señaló que ‘Escocia y Cataluña perdieron su independencia respecto a sus vecinos más grandes con cinco años de diferencia a principios del siglo XVIII’.

Como era de esperar, esta afirmación absolutamente errónea ha generado algunas críticas, y Financial Times ha publicado este lunes una de ellas. En concreto, una carta de protesta y rectificación enviada por Tom Burns Marañón, un periodista y ensayista hispano-británico residente en Madrid que a lo largo de su carrera ha colaborado, entre otros, con el propio Financial Times, The Washington Post, Newsweek, Expansión y El Mundo.

‘La mitología nacionalista’

Burns ha asegurado que la citada afirmación de Mallet ‘ha molestado a muchos lectores de Financial Times aquí [en Madrid], aunque quizás no en Barcelona’, y ha lamentado que ‘en España, gracias a Cataluña y al País Vasco, sabemos que la primera víctima de la política nacionalista son los hechos históricos‘.

‘Artur Mas, el presidente [autonómico] nacionalista de Cataluña, parece haber vendido a su corresponsal una mentira, aunque forme parte de la mitología nacionalista’, ha subrayado.

‘Cataluña no perdió su independencia en 1713’

El periodista ha recordado que Mallet ‘se refería al Acta de Unión de 1708 y al Tratado de Utrech de 1713, que puso fin a la Guerra de Sucesión Española en la que partes de España, incluyendo Cataluña, apoyadas por la folta anglo-holandesa, secundaron sin éxito al pretendiente austríaco, el archiduque Carlos, frente a Felipe de Francia, nieto de Luis XIV y heredero de Carlos II, que no tuvo hijos, el último de los Habsburgo españoles’.

‘Cataluña no perdió su independencia en ese momento porque desde hacía mucho tiempo había sido incorporada a la Corona española como consecuencia del matrimonio de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón en 1469. Lo que provocó fue la renuncia a una serie de libertades locales que la nueva dinastía de los Borbones no estaba por la labor de respetar’, ha concluido.

Temas: , , ,

206 Comments en “Burns Marañón alerta al ‘Financial Times’: ‘La primera víctima de la politica nacionalista son los hechos históricos’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. JF - Martes, 21 de febrero de 2012 a las 23:50

    vito – a las 23:24

    ““si se te dice simplemente “coge, coge”, te lo tomas como un ominoso mandato?”
    Depén de si el que ho diu és un malalt de nacionalisme espanyol.

    I no soc un “muchacho””

    Entonces, grandullón/a, tu problema es más grave, si cabe.

    Ps: la próxima vez que te dejes llevar por la fe, no invoques la gramática. Siempre que no te importe hacer el ridículo, claro.

  2. vito - Miércoles, 22 de febrero de 2012 a las 08:17

    “tu problema es más grave, si cabe. ”

    Vosté està convençut que tinc un problema.

    No només està malalt. Menteix molt.

  3. JF - Miércoles, 22 de febrero de 2012 a las 11:25

    @ vito – a las 08:17

    Cuenta, cuenta…

  4. JJGD - Miércoles, 22 de febrero de 2012 a las 23:05

    Sobre Vitonto pueden leer el post “Desmontando los dogmas nacionalistas”, donde he sostenido un desagradable desencuentro con semejante individuo, un lobotomizado que no merece más que el desprecio. No hacerle caso, es una pérdida de tiempo. Lo lamento y me disculpo si no fuera así, pero sospecho que es un redactor de vozbcn cuya única función es mantener “calientes” algunos post. Porque no se puede ser más cretino.

  5. JJGD - Jueves, 23 de febrero de 2012 a las 08:54

    Señores de Vozbcn. Al haber sido censurado en otro post “Desmontando los dogmas nacionalistas”, abandono y jamás volveré a aparecer por aquí. No niego que el censurado contuviera expresiones duras hacia un tal Vito, pero al parecer olvidan que ese individuo desde el principio se dedicó a insultar llamando sinvergüenzas, cretinos y otras lindezas a todo el que opinara algo contrario a él. Adiós.

  6. Ikatz - Domingo, 11 de agosto de 2013 a las 01:58

    Burns Marañón tiene razón, Felipe V llegó al trono de España tras vencer en una guerra de sucesión, en la que los partidarios de Carlos III en Cataluña defendían los derechos de este rey al conjunto de los territorios españoles. Felipe V juró las leyes de Cataluña en 1701 y residió en Barcelona durante seis meses. El cambio de postura del rey se debió a ciertas decisiones interesadas de la oligarquía catalana, a los miedos por la tradicional postura borbónica frente a las libertades locales en Francia, o al relativo éxito del llamado neoforalismo de finales del siglo anterior. Pero se equivocaron de bando y debieron arrostrar las consecuencias, al fin y al cabo no tan malas como pudieran parecer. Tras la guerra de Sucesión Cataluña abandonó paulatinamente una crisis iniciada en el siglo XIV, comenzó su capitalización y se convirtió en la cuna de la Revolución Industrial en España.
    No obstante, creo que Casanova, el gran aventurero italiano, no el otro, tenía razón cuando decía en El duelo que “no hay labor más ingrata y que de más sinsabores que desengañar al engañado”

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.