¿En manos de quiénes estamos?

18.05.2012 | 09:59
 

Situación: días antes de 2004. Dice Miguel Sebastián, que cuatro años después fue ministro: “Menos mal que no vamos a ganar porque la que viene sobre España es gorda. (Estamos) peor que mal. Tenemos una burbuja inmobiliaria y es inevitable que estalle, y cuando esto ocurra se lo va a llevar todo por delante incluyendo los bancos […], estoy totalmente convencido. El Gobierno del PP ha sido un irresponsable. En lugar de frenar la concesión de créditos hipotecarios a través del Banco de España, ha echado más gasolina al fuego con las desgravaciones fiscales. Este ha sido el mayor error de su mandato: no eliminar la desgravación a la vivienda pasándola a los alquileres”.

Ante su contundencia, los periodistas presentes le preguntan por qué eso que dice no figura en el programa electoral del PSOE, elaborado tras ocho años de gobiernos populares. La respuesta es desconcertante: “No es un programa electoral para gobernar sino para que José Luis [Rodríguez Zapatero] obtenga un resultado lo suficientemente bueno para salir reelegido secretario general del PSOE en el próximo congreso. Después ya haremos un programa económico en serio para gobernar”. Estupefactos, los periodistas le formulan la única pregunta lógica: “¿Y si ganáis”. “¡Qué horror! -responde Sebastián-. Eso sería muy malo para mí porque [José Luis] trataría de implicarme y no me podría negar… y mucho peor para él. No estamos preparados ninguno de los dos para gobernar este país…“.

Es para estar indignado.

1 comentario en “¿En manos de quiénes estamos?”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. AFOR - Viernes, 18 de mayo de 2012 a las 12:52

    En manos de oportunistas sin escrúpulos que son los que, por desgracia, llegan a las más altas cotas de poder en los partidos políticos… sin excepción.

    Un párrafo que hay que hacer circular como muy bien ha hecho LVdB. Gracias.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.