Razones para los seis mitos sobre la inmersión lingüística (4): segregación

02.07.2012 | 10:48
 

Continúo con las entradas, siguiendo el excelente ensayo de Mercè Vilarrubias, Sumar y no restar. Razones para introducir una educación bilingüe en Cataluña (Editorial Montesinos, 2012) elaborado desde el más escrupuloso punto de vista pedagógico, revisando las razones por las que se nos vende el modelo de inmersión lingüística como el más beneficioso contra toda evidencia empírica y técnica.

¿Por qué los políticos (nacionalistas) nos dicen lo que nos dicen sobre el sistema de inmersión? –se pregunta. Veamos en forma de conclusión las razones para la insistencia en los seis mitos:

4. Una doble red de escuelas, unas con la lengua vehicular en catalán y otras en español, supondría segregar a los alumnos. El sistema de doble red de escuelas, y la consiguiente elección de los padres sobre donde escolarizar a sus hijos, es la práctica más común en Europa pero para la Generalidad es una forma de segregar a los alumnos. Además, para mantener esta idea debe obviarse primero el hecho de que cuando hay elección por parte de los sujetos, difícilmente puede hablarse de segregación. La actitud beligerante de la Generalidad frente a propuestas de una doble red escolar parece esconder el temor de que pudiera haber más personas que escogieran las escuelas en castellano que las escuelas en catalán. Además, la existencia de un sistema así, independientemente del número que optara por una u otra línea, pondría en riesgo el proyecto de cambiar la relación de fuerzas entre el catalán y el español, o sea, lograr que haya más personas jóvenes que usen la primera lengua en lugar de la segunda. Con el sistema actual, tampoco se logra el cambio numérico anhelado, pero al menos todos los chicos aprenden catalán, y quién sabe si algún día una mayoría se decantará por esta lengua. La doble red es pues demonizada, con una desinformación sobre ella -por parte de los políticos y medios de comunicación- que clama al cielo.

[Mañana continuaremos con la siguiente razón para la insistencia política nacionalista en los seis mitos sobre la inmersión: El sistema de inmersión garantiza la cohesión social en Cataluña].

1 comentario en “Razones para los seis mitos sobre la inmersión lingüística (4): segregación”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Peritta - Lunes, 2 de julio de 2012 a las 12:33

    A mi no me importaría que educaran a mi sobrina en catalán y éso que vivo en Salamanca. Lo que no quiero es que me la eduquen en el odio y la conviertan en una mauleta de ésas que destila desprecio y rencor por todos sus poros.

    Lo de desgreñada, desdentada y desaseada son cosas de Unamuno ¿eh?, tengamos la fiesta en paz.

    Si mantienen a la fuerza la inmersión lingüístika sucederá, como creo que ya está pasando, que si el profesor no es muy militante, las clases se dan en los dos idiomas indistintamente, oiga, igual que la gente habla por la calle, jua, jua, jua, aunque a algunos puristas de la pedagogía social ésa les parezca mal.

    Ya les vale.

    Y es que si son bilingües lo son del todo. Sumar y no restar que diría la otra coñe.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.