Razones para los seis mitos sobre la inmersión lingüística (5): cohesión social

03.07.2012 | 11:27
 

Continúo con las entradas, siguiendo el excelente ensayo de Mercè VilarrubiasSumar y no restar. Razones para introducir una educación bilingüe en Cataluña (Editorial Montesinos, 2012) elaborado desde el más escrupuloso punto de vista pedagógico, revisando las razones por las que se nos vende el modelo de inmersión lingüística como el más beneficioso contra toda evidencia empírica y técnica.

¿Por qué los políticos (nacionalistas) nos dicen lo que nos dicen sobre el sistema de inmersión? –se pregunta. Veamos en forma de conclusión las razones para la insistencia en los seis mitos:

5. El sistema de inmersión garantiza la cohesión social en Cataluña. Aunque no hay ningún estudio que muestre que hay una relación entre la cohesión de una sociedad y la lengua o lenguas en las que se imparte la enseñanza en sus escuelas, la Generalidad insiste en que el sistema de inmersión garantiza la cohesión social en Cataluña. Así, no sólo los alumnos acaban de manera milagrosa con un pleno dominio del catalán y del castellano, sino que además, el sistema actual aporta un gran bien a la sociedad: contribuye a fortalecer su cohesión social. Otra vez nos encontramos, como con el segundo mito, con un discurso políticamente correcto: el sistema es intachable porque contribuye al bienestar social. En todos los años que hace que oímos esta idea, nunca ningún político o responsable educativo ha aportado un solo dato que avale lo que afirma. No es de extrañar: estos datos no existen.

[Mañana continuaremos con la siguiente razón para la insistencia política nacionalista en los seis mitos sobre la inmersión, finalizando con: Presentar alternativas al sistema de inmersión implica necesariamente, ser facha y anticatalán].

No hay comentarios en “Razones para los seis mitos sobre la inmersión lingüística (5): cohesión social”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.