Opinión

Cataluña, ¿nuevo Estado de Europa?

‘Para que Cataluña se constituyera como nuevo Estado reconocido internacionalmente, no bastaría con una declaración unilateral de su parlamento o de la Generalidad; también necesitaría llegar a un acuerdo con el resto de España sobre las condiciones de su independencia’.

Víctor Andrés Maldonado
Lunes, 26 de noviembre de 2012 | 20:32

Contrariamente a lo que suele ser habitual en todas las citas electorales, donde se discuten los programas de los partidos políticos que concurren a las mismas, Artur Mas (CiU) se ha presentado ante el electorado de Cataluña buscando su apoyo a una propuesta única: la convocatoria de un referendo donde los ciudadanos podrían decidir libremente si quieren la independencia de Cataluña. Aún más, al parecer la pregunta que se formularía sería la siguiente: ¿Quiere usted que Cataluña sea un nuevo Estado de Europa?.

Si bien la convocatoria a las urnas se refería exclusivamente a la elección de los diputados del Parlamento autonómico de Cataluña para la próxima legislatura y, por lo tanto, no suponía en modo alguno la expresión de un apoyo incondicional a la propuesta de Mas de convocar un referendo, ni menos aún una respuesta positiva a la pregunta antes mencionada, la trascendencia de la cuestión es tal que conviene analizarla con mucho cuidado.

En la pregunta ¿quiere usted que Cataluña sea un nuevo Estado de Europa? existen dos elementos fundamentales que, aún relacionados, conviene analizar por separado: en primer lugar, la independencia de Cataluña (para lo cual debería constituirse como un nuevo Estado) y, en segundo lugar, que dicho nuevo Estado formara parte de Europa.

En cuanto al primer elemento de la pregunta, conviene dejar claro que, en base al actual derecho internacional, para que un nuevo Estado se constituya no basta con una declaración unilateral de independencia, sea por parte del gobierno o del parlamento del territorio en cuestión. También hace falta su reconocimiento internacional, es decir, que sea reconocido como Estado soberano por los otros estados soberanos existentes. Para ello, las opciones son limitadas:

1) Una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. Bajo este supuesto, existen básicamente dos posibilidades: a) la existencia de una situación colonial (que no es el caso para Cataluña, ya que los territorios bajo dominio colonial están en una lista de la ONU y el único existente en Europa es Gibraltar) o, b) una situación donde no se respeten las reglas fundamentales democráticas y el Estado de derecho y, por ende, el respeto de los derechos de las minorías. Es en este contexto donde el desprestigio por parte de determinados políticos nacionalistas hacia la democracia española cuando insisten en calificarla de “deficiente” o de “baja calidad” cobraría todo su sentido y significación. El argumento sería: puesto que la democracia española es de baja calidad, tenemos derecho a la independencia ya que los derechos humanos básicos y de las minorías no son respetados. En el fondo, este sería el supuesto que sustentaría la creación de Kosovo como Estado independiente de Serbia , sólo que aún en este caso, y después de varios años de producirse su secesión, tampoco hay unanimidad en la comunidad internacional sobre su reconocimiento.

Pero me temo que esta vía tampoco tendría recorrido alguno, porque de ser así (es decir, que el sistema democrático español no alcanzara los estándares mínimos exigibles), la Unión Europea (UE) debería aplicar a España las sanciones previstas en el Tratado de la UE para dichas situaciones, como ya hizo con respecto a Austria algunos años atrás cuando la extrema derecha del país pasó a formar parte del gobierno de coalición y como dejó claro recientemente con respecto a la nueva Constitución aprobada por la mayoría que sustenta al actual Gobierno húngaro de Víctor Orban.

2) El mutuo acuerdo de las partes interesadas (como fue el caso de la antigua Checoslovaquia). Es decir, un acuerdo entre Cataluña y el resto de España a fin de que la primera pudiera constituirse como un Estado soberano diferente. Dentro de este acuerdo se incluirían no sólo el reparto de activos (por ejemplo, la titularidad de las infraestructuras estatales físicamente radicadas en el territorio de Cataluña así como el posible precio de su traspaso, una parte del fondo de las pensiones estatal, una parte de las reservas del Banco de España, participaciones en las empresas públicas estatales, etc.) y deudas (por ejemplo, las deudas incurridas para la financiación de las infraestructuras mencionadas anteriormente, una parte de la deuda del Estado español, etc.) sino también otros aspectos que serían de importancia capital para los ciudadanos de a pie tales como el mantenimiento de la nacionalidad española, el respeto de los derechos de propiedad de los ciudadanos en cada uno de los dos estados, etc. Finalmente, no sería tampoco impensable que en el marco de una negociación de estas características, el Estado español pudiera solicitar compensaciones económicas por el impacto negativo de la separación sobre la economía española. Como se puede comprobar, este proceso es complicado y podría dar lugar a negociaciones difíciles.

La alternativa a la falta de acuerdo con el resto de España sería, con toda probabilidad, el no reconocimiento internacional del nuevo Estado con las consecuencias derivadas de este hecho: la práctica desaparición de las relaciones políticas (no acceso a los foros y organizaciones internacionales por parte de Cataluña, imposibilidad de la apertura de embajadas en el exterior, suspensión de visitas oficiales, etc.) y económicas (práctica desaparición de las transacciones comerciales y financieras con el exterior, posible repatriación de las inversiones españolas y extranjeras, imposibilidad de viajar al extranjero de los nacionales catalanes, a menos que conservaran su pasaporte español, práctica paralización del Aeropuerto del Prat puesto que los derechos de despegue y aterrizaje se rigen por acuerdos bilaterales entre estados soberanos reconocidos, etc.) del nuevo Estado con el resto del mundo. En fin, un desastre de consecuencias incalculables.

Por lo tanto, para que Cataluña se constituyera como nuevo Estado reconocido internacionalmente, no bastaría con una declaración unilateral de su parlamento o de la Generalidad; también necesitaría llegar a un acuerdo con el resto de España sobre las condiciones de su independencia.

En cuanto al segundo elemento de la pregunta del futuro referendo, es decir, que el nuevo Estado esté dentro de Europa, es de suponer que la hipótesis implícita es el que Cataluña permaneciera dentro de la UE (ya que es evidente que, en términos geográficos, una Cataluña independiente sería en cualquier caso parte de Europa).

En este contexto, es preciso, previamente, aclarar que según el derecho internacional, cuando se produce la secesión (Cataluña) de una parte de un Estado (España), el recipiente de los derechos y obligaciones existentes sería, en un principio, la parte que no se separa del mismo (es decir, España sin Cataluña). Este hecho no impediría que algún tipo de acuerdo en cuanto a dichos derechos y obligaciones se pudiere producir entre los dos estados resultantes (el Estado existente inicialmente y el nuevo Estado). Pero una cosa es muy clara: España seguiría siendo miembro de la UE, así como de todos los organismos internacionales de los que forma parte actualmente. En dicho caso, la nueva Cataluña (asumiendo que fuere reconocida internacionalmente) debería acceder a todos ellos ex novo, incluída la ONU, la OMC (Organización Mundial del Comercio), el FMI (Fondo Monetario Internacional), etc.

En cuanto a la pertenencia de una Cataluña independiente a la UE, es necesario subrayar que la base legal sobre la que se sustenta es un tratado internacional (Tratado de Lisboa) suscrito entre estados reconocidos internacionalmente. Asimismo, y como en todos los tratados internacionales, los derechos y obligaciones derivados del mismo afectan única y exclusivamente a los estados signatarios. España (sin Cataluña), como heredera de los derechos y obligaciones del Estado inicial (España con Cataluña), sería la única que gozaría de los beneficios de la pertenencia a la UE. En cuanto a una Cataluña independiente, en primer lugar, sería necesario que su proceso de independencia se llevara a cabo de mutuo acuerdo para poder acceder al Tratado de Lisboa. Pero, aún cuando así fuere, dicho tratado internacional debería modificarse (puesto que habría un nuevo Estado signatario del mismo) y, por lo tanto, todos los estados de la UE (los actuales 27) deberían dar su asentimiento a ese hecho mediante la ratificación de un nuevo tratado que incluyera a una Cataluña independiente.

Ahora bien, este proceso no es, ni mucho menos, tan simple como algunos políticos han sugerido. Ello es debido a que, primero, debería ser admitida como candidata a acceder a la UE (lo cual ya supone la unanimidad de todos los estados de la UE) y, segundo, el inicio de un proceso por el cual la Comisión Europea comprueba (mediante el proceso de examen habitual) que la legislación del nuevo estado es conforme con la legislación comunitaria. En este sentido, inicialmente, la comprobación debería ser rápida, puesto que se supone que la legislación de Cataluña sería la misma que la actual legislación española y, por lo tanto, en un principio conforme. Pero no tanto, pues elementos del rompecabezas tales como la inexistencia de un Banco Central Catalán o de supervisores de los mercados financieros catalanes y otros similares, por poner un ejemplo, deberían ser creados en Cataluña, lo cual lleva tiempo.

Pero aún hay más: sería necesaria la negociación de determinados elementos presupuestarios (básicamente la contribución neta de Cataluña al presupuesto comunitario, dado su nivel de renta) e institucionales (número de funcionarios, número de parlamentarios, número de votos en el Consejo, etc.). Por todo ello, la adhesión de Cataluña a la UE no podría ser un proceso de pocos días (incluso de pocos meses) en ningún caso. Aún cuando todo fuera de mutuo acuerdo y sin problemas mayores, deberíamos pensar en un proceso de al menos dos años. A este período debería añadirse el proceso de ratificación por parte de los actuales 27 estados miembros (mejor dicho 28, a partir de la adhesión de Croacia en julio de 2013) que podría llevar entre uno y dos años adicionales. Pero este período podría incluso alargarse en el caso en que se añadieran otro tipo de problemas tales como la convocatoria de algún referendo para la ratificación del nuevo tratado en algún Estado de la UE.

Este proceso de al menos de dos a cuatro años (en un escenario optimista) se podría alargar sustancialmente si algún Estado de la UE aprovechara la ocasión para intentar imponer determinadas condiciones adicionales: por ejemplo, la exigencia de parte de Francia a una renuncia por parte de Cataluña a reivindicar el Rosellón en el futuro. O, simplemente, el bloqueo por parte de determinados estados (como, por ejemplo, Italia, Chipre y Eslovaquia) con el fin de evitar que el acceso de una Cataluña independiente a la UE pudiere suponer un estímulo a las reivindicaciones secesionistas latentes en algunos de ellos.

Evidentemente, durante ese interregno (proceso de adhesión), Cataluña estaría fuera de la UE y del euro con lo que ello significaría al menos en términos económicos, pero esto lo dejamos para otro día.

Víctor Andrés Maldonado es economista y experto en relaciones internacionales

Temas: ,

26 Comments en “Cataluña, ¿nuevo Estado de Europa?”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. ERESM4S - Lunes, 26 de noviembre de 2012 a las 20:42

    ¿Catalunya nuevo TRUÑO de Europa?

    Europa = Continente histórico, con ciudades históricas, ciudades singulares, monumentos, palacios, castillos, etc.

    Catalunya = Región obrera, cutre, salsichera y barriobajera. [en un continente como Europa]

    “ERESM4S”

  2. Josep - Lunes, 26 de noviembre de 2012 a las 20:46

    Catalunya Independienta jamás entraríamos en le Unión Europea, perderíamos la ciudadanía europea, y seríamos un estado solitario que no apoyaría nadie en el mundo.

  3. Pablito - Lunes, 26 de noviembre de 2012 a las 20:53

    Se repite como eco, los sueños faraónicos de un delirante personajillo rayando al ridículo y con claras ideas xenófobas. Claro que todo es posible y que Catalunya pueda separarse del resto de España, donde siempre ha pertenecido. Se pueden razonar muchas cosas que tengan una base y se sostenga, pero no se puede razonar una excusa de Mas tratando de evitar una cita con la justicia por algo que él y su progenitor no hicieron bien además de gran parte de su camada seriamente tocada por más denuncias que pongan contra la prensa que se las ha aireado.
    Hoy se reclama su cabeza más que sus justificaciones. No hay otras vías para un personaje rayando la idiotez donde nos deja la duda si psíquicamente está en condiciones de gobernar.

  4. simarro - Lunes, 26 de noviembre de 2012 a las 21:03

    Mas es un autentico DESGRACIADO, y CIU es la autentica calaña del Empresariado Politíco “incrustado” en la Generalitat.

  5. tuti - Lunes, 26 de noviembre de 2012 a las 21:46

    a ver, que esta gente solo es independentista para sacar esteladas a la calle, quemar banderas españolas, pitar el himno nacional, perseguir todo lo que tenga que ver con España (siempre que ellos no salgan perjudicados, claro) y reclamar beneficios de un estado propio.
    Pero se salir de la UE, abandonar el parlamento de Madrid, dejar de comerciar con el resto de España, no meter el ozico cuando una gran empresa quiera invertir en España, sacar a los equipos catalanes de la liga española y etc etc, de eso no han dicho nada

    Vamos, por la mañana se muestran vegetarianos interesados y miembros de la sociedad protectora de animales.

    Pero por la tarde a comer chuletilla de cordero como toque..

  6. Volem la independència i rodes noves pel tractor - Lunes, 26 de noviembre de 2012 a las 21:56

    Señor Maldonado, le felicito por este artículo tan clarificador y bien desarrollado. Una magnífica exposición de hechos y realidad en contraposición al dogmatismo delirante de los secesionistas.

  7. Erasmus - Lunes, 26 de noviembre de 2012 a las 22:10

    LECTURAS DE PRENSA RECOMENDABLES PARA ESTAR BIEN INFORMADO EN UNA CATALUÑA MEDIÁTICAMENTE ‘NORCOREANA’

    —————————————————————————————————————
    SUBRAYADO:

    1) ¿Cómo puede Artur Mas tener la poca vergüenza de hablar de hacer un referéndum con toda la prensa editada en Cataluña en sus manos, es decir, en las manos de una de las dos opciones que se someterían a votación? Aparte de cumplir los requisitos constitucionales, la realización de un referéndum en Cataluña exije la previa restitución del pluralimo informativo hoy secuestrado por CiU con su ‘periódico único’.

    2) Lean en Cataluña periódicos estatales de Madrid si quieren información libre y plural. O gustar la vivacidad de la prensa hecha en libertad. Huirán la monotonía de los periódicos autóctonos catalanes con su único juguete de la secesión. Dejarán de tener como solo alimento la propaganda del ‘partido oficial’ CiU. No colaborarán al mantenimiento de un tinglado pseudo informativo controlado por una fuerza política en su provecho, aparentemente de régimen de ‘empresa privada’, en realidad fraudulento e insolvente desde la perspectiva empresarial, que se tiene en pie solo por ser alimentado con dinero público.
    ————————————————————————————————————–

    Hay que gritarlo con la simplicidad del niño que gritó:”¡El Rey está desnudo!”. Hay que gritarlo para que todos lo oigan: “¡CiU es una fuerza antidemocrática, porque ha creado un aparato totalitario de comunicación para intoxicar a la opinión catalana digno de la Corea del Norte de los Kim o de la Venezuela de Chávez!”. Es mucho más grave para la democracia -por desvirtuarla- que cualquier presunta corrupción.

    En Cataluña existe el ‘periódico único’, controlado por CiU (creado por Madí), con 7 tentáculos principales: La Vanguardia (auténtico ‘boletín orgánico’ de CiU), El Periódico, El Punt/Avui, Ara, Nació Digital, Vilaweb y E-Noticies. Juntas esas 7 cabeceras representan más del 90% de la audiencia de la prensa editada en Cataluña.

    La lectura un solo día de esos 7 periódicos permite comprobar que todos adoptan la línea de apoyo a la secesión de Cataluña dictada por CiU. Pues CiU ha implantado en Cataluña un modelo de prensa ‘norcoreano’ al servicio de la secesión. El efecto del ‘periódico único’ es reforzado por el dominio que ejerce la misma fuerza política sobre los 6 canales de la tv pública.

    El Estado y la democracia (ambos amenazados) deben hacer lo necesario para acabar con el aparato totalitario de comunicación creado por CiU en Cataluña. Es intolerable para el Estado, e incompatible con la democracia, la existencia de la dictadura mediática ‘norcoreana’ que ha implando en Cataluña CiU, que somete a una intoxicación permanente en la dirección que interesa al ‘partido oficial’ a la opinión pública catalana a través de un ‘periódico único’.

    ¿Cómo puede Artur Mas tener la poca vergüenza de hablar de hacer un referéndum con toda la prensa editada en Cataluña en sus manos, es decir, en las manos de una de las dos opciones que se someterían a votación? Aparte de cumplir los requisitos constitucionales, la realización de un referéndum en Cataluña exije la previa restitución del pluralimo informativo hoy secuestrado por CiU con su ‘periódico único’.

    Lean en Cataluña periódicos estatales de Madrid si quieren información libre y plural. O gustar la vivacidad de la prensa hecha en libertad. Huirán la monotonía de los periódicos autóctonos catalanes con su único juguete de la secesión. Dejarán de tener como solo alimento la propaganda del ‘partido oficial’ CiU. No colaborarán al mantenimiento de un tinglado pseudo informativo controlado por una fuerza política en su provecho, aparentemente de régimen de ‘empresa privada’, en realidad fraudulento e insolvente desde la perspectiva empresarial, que se tiene en pie solo por ser alimentado con dinero público.

    Y lean especialmente los 2 únicos periódicos catalanes disidentes del oficialismo (no controlados por CiU), los digitales, LA VOZ DE BARCELONA (liberal-progresista) y El Debat (http://www.eldebat.cat/ , socialdemócrata). Imprescindibles ambos. (La tónica de El Debat la marca el reciente trabajo que lleva por título, “Manifiesto sanitario surrealista a favor de Mas”, 17/11/2012, firmado por el director, Alfons Quintá).

    El Debat también patrocina Tribuna Latina, http://www.tribunalatina.com/ , estandarte de los numerosos ‘latinos’ de Barcelona, especialmente de los que no quieren vender su alma y su lengua al Ángel Colom de turno, y muy útil para los interesados por el persistente y laberíntico mundo latino barcelonés.

    Como hay que leer también un periódico catalanista E-noticies es el recomendable. El menos sectario. http://e-noticies.cat/

    Está surgiendo un incipiente pluralismo informativo en Cataluña que llega en el mejor momento y que rompe el monopolio norcoreano del ‘periódico único’ de CiU. Gracias a los periódicos que he señalado. Unos autóctonos (LA VOZ DE BARCELONA y El Debat). Y otras estatales que recuperan terreno en Cataluña tras su relativa retirada.

    No hay pluralismo político efectivo sin pluralismo mediático, especialmente en la prensa que en todas las sociedades refleja mejor la pluralidad política que los medios en los que predomina el entretenimiento.

    Erasmus

  8. El llanero solitario - Martes, 27 de noviembre de 2012 a las 02:59

    Cataluña podrá ser nuevo Estado, pero no de Europa porque esa diosa pertenece a los clásicos y en España no puede haber nada mas clásico que el chotis o la corrida de toros, Cataluña tendrá que crear Afrodita o Atenea o como les de la gana y asociarse con otros porque España es Europa y Europa es España. ¿ Esta claro ?

  9. BCN,ESPAÑA - Martes, 27 de noviembre de 2012 a las 08:18

    CATALUÑA ESPAÑOLISIMA AHORA Y SIEMPRE

    NI ARTURO MAS NI NADIE PODRA CAMBIAR ESO

    VIVA ESPAÑA UNIDA!

  10. ALMOGAVAR - Martes, 27 de noviembre de 2012 a las 08:54

    A partir de ahora y para contentar a los españolistas, cada vez que llevemos el perro al veterinario le pediremos a sus GARRAPATAS si estan de acuerdo en que lo desparasitemos.

  11. Eufrasio - Martes, 27 de noviembre de 2012 a las 09:40

    Yo como ciudadano Aragonés estoy desenado que Cataluña se independice para que de una vez por todas se invierta en infraestructuras para las comunidades que SI quieren estar y ya de paso pasarme a comprar barato a un país tremendamente devaluado como lo será Cataluña.

  12. Romualdo - Martes, 27 de noviembre de 2012 a las 09:48

    Da igual lo que diga el señor Maldonado, economista y experto en relaciones internacionales. Lo que valen son los SENTIMIENTOS y con ellos se supera cualquier obstáculo aunque sean sentimientos de menos de la mitad de los catalanes.

    Y además de lo que se trata es de la estrategia, de ir dando pasos. Pasos que acerquen a Cataluña a una independencia de hecho respecto a “España”, es decir la relación bilateral. Que España represente a Cataluña en el exterior y la defienda de cualquier agresión. Todas las ventajas de la independencia y ninguna de las desventajas. Ni siquiera la contribución económica que ello conlleva. Con seguir diciendo que se aporta más que lo que se recibe es suficiente. La balanza comercial no cuenta.

    Y en el colmo de todo esto la connivencia PSOE, PP e IU en el camino hacia esa bilateralidad, única en el mundo, y hacia esa independencia de hecho que también sería única en el mundo.

    O hacen el Pacto de Estado o, sin necesidad de llegar a lo que propone el señor Maldonado, que no se llegará y la pregunta trampa no se consentirá, nos veremos en manos de un gobierno más caciquil que todos los conocidos y con plenas competencias en Cataluña sin poder recurrir a ningún poder superior cuando haya casos de corrupción o abusos. Serán resueltos dentro de las instituciones catalanas copadas totalmente por la CASTA. Entre ellas la Agencia Tributaria Propia y el Poder Judicial exclusivo.

    No se olvide.

  13. José Miguel - Martes, 27 de noviembre de 2012 a las 12:57

    Es urgente plantear la exigencia de que si llega el caso de la consulta, la pregunta no sea sesgada. Ponernos a los unionistas en la tesitura de tener que defender el NO nos pone en desventaja. Pedir a la gente que diga NO es muchísimo más difícil que pedirles que diga SI. La pregunta tiene que ser neutra

  14. Sun Brider - Martes, 27 de noviembre de 2012 a las 17:42

    Todo ha sido ASQUEROSO, la proclamas independentistas, las opciones políticas del orbe político… NADIE se ha percatado de los ciudadanos, los únicos propietarios. ¡¡¡ASQUEROSO!!! Que les den morcilla a TODOS, al rey regalador, a sus partidos verticales, a los nuevos transversales y a la… Sólo hay un poder, EL PUEBLO, y mientras no se respete al pueblo, YO OS CONDENO A TODOS A LA CÁRCEL. Sun Brider 271112 para todos los abusones secuestradores del poder político de los ciudadanos.

  15. Perico - Martes, 27 de noviembre de 2012 a las 17:48

    No puede existir ninguna consulta, referendum o similares,sino la convoca el órgano adecuado y de acuerdo a lo previsto en la Constitución.
    Todo lo demás son tonterias o ganas de crispar.

    Y mientras estamos en estos quehaceres la Cataluña real, la comercial, la industrial, la que trabaja y da trabajo, se nos va al garete y nos abandona, porque nosotros la hemos abandondo antes y la hemos dejado en manos ociosas de idealistas de TBO y de politicos que ni saben, ni conocen lo que tienen entre manos.

    Si esto sigue así pronto veremos otras manifestaciones como una que ya se está preparando y otras en que los que ahora se llaman soberanistas pedirán a España que no nos abandone porque porque querran seguramente tener otra opción para vivir juntos en paz y en prosperidad.

    También hay otra opción y es que si ahora llevamos treinta años crispando y adocrinando en las escuelas y universidades y en los medios de comunicación, de una forma grotesca que ahora y antes de preguntar nada al pueblo, pasemos otros treinta años diciendo la verdad, para estar en igualdad de condiciones como es de justicia.

  16. BEJOTA - Martes, 27 de noviembre de 2012 a las 19:47

    ‘The Wall Street Journal’: “La independència pot sortir cara”
    Redacció
    L’influent diari econòmic nord-americà ‘The Wall Street Journal’ (WSJ) ha alertat que “la independència catalana pot sortir cara”, en un article d’anàlisi dels resultats electorals de diumenge. El rotatiu recorda diversos estudis sobre el cost de la independència, que indiquen que el PIB català baixaria notablement si se separa d’Espanya.

  17. Cómo? - Martes, 27 de noviembre de 2012 a las 21:45

    Excelente artículo Sr. Don Víctor Andrés Maldonado. Una vez más la realidad de los datos es irrefutable, se la puede enmascarar, disfrazar, darle la vuelta, unos dirán SI y otros NO, pero al final del camino, la realidad no dejara de ser realidad. Las leyes, la lógica y la ciencia a veces son como gotas de agua.

  18. Vera - Miércoles, 28 de noviembre de 2012 a las 00:22

    COMPARATIVO DE TENDENCIAS ELECTORALES CATALANAS 2012/2010 :

    TODO SIGUE IGUAL O SEA: DOMINIO DEL VOTO SOBIRANISTA CATALAN FRENTE AL UNIONISMO ESPANOL

    BLOQUE INDEPENDENTISTA CATALAN 1 781 460 VOTOS 48,70 %
    CiU 1 112 341 ERC 496 292 CUP 126 219 SI 46 608

    BLOQUE POR UN REFERENDUM 2 140 317 VOTOS 58,51 %
    CiU 1 112 341 ERC 496 292 ICV 358 857 CUP 126 219 SI 46 608

    BLOQUE CONSTITUCIONALISTA ESPANOL 1 344 149 VOTOS 36,75 %
    PSC 523 333 PP 471 197 C’S 274 925 PxC 60 142 UPyD 14 552

    2010
    BLOQUE SOBIRANISTA 1 811 366 VOTOS 57,45 %
    CiU 1 202 830 ERC 219 173 ICV 230 824 SI 102 921 RCAT 39 834 ELS VERDS 15 784

    BLOQUE CONSTITUCIONALISTA ESPANOL 1 150 765 VOTOS 36,50 %
    PSC 575 233 PP 387 066 C’S 106 154 PxC 75 134 UPyD 5418 FE JONS 1 760

  19. Ciudadano Sinmitos - Miércoles, 28 de noviembre de 2012 a las 00:59

    Este artículo debería ser de lectura obligatoria en todas las escuelas de Cataluña. Y en muchas iglesias. Al final, aunque a veces cuesta mucho, la verdad acaba triunfando. La Cataluña real no puede seguir viviendo de mitos, ni tragando engaños.

  20. mike - Miércoles, 28 de noviembre de 2012 a las 01:51

    Artículo muy-muy interesante señor Maldonado, hay que ver lo que hemos aprendido todos con el tema de la posible independencia de Cataluña.

    Respecto a 1-b “una situación donde no se respeten las reglas fundamentales democráticas y el Estado de derecho y, por ende, el respeto de los derechos de las minorías”.

    Teniendo en cuenta que Cataluña es claramente una de las nacionalidades de España que la constitución menciona (sin citarla expresamente, pero eso se puede demostrar de diversas formas), la prohibición de un referendum se podría considerar como que “no se respeten las reglas fundamentales democráticas” y su no aplicación a unicamente el territorio catalán que no se “respetan los derechos de las minorías”, además de que “el Estado de derecho” no cubre todas las garantías exigibles a un estado democratico moderno. Esto último sería facilmente demostrable observando en qué condiciones de hizo la Constitución (el ejército impuso el redactado de determinados artículos, que se lo pregunten a Herrero de Miñon que sabe algo al respecto). No hay que sorprenderse, la constitución española es una especie de refrito de principios de diferentes ideologías, en ella se pueden encontrar hasta principios de esencia comunista disimulados bajo conceptos de igualdad y solidaridad, supongo que se hizo así para satisfacer a las distintas partes intervinientes, tanto las que estaban en la luz como las que estaban en la sombra.

    Queda claro que el apartado 2 es totalmente imposible, la unidad de España esta muy sacralizada (un artículo de lo que cito arriba se refiere a eso), para que se desacralice hace falta que España se desarrolle en muchos más años de democracia. España se tomaría la independencia de Cataluña como una herejía histórica y una ofensa (lo que demuestra que el término “democracia” no ha entrado totalmente en la sociedad española), el acuerdo es imposible.

    En mi opinion el problema catalán existe porque los gobiernos españoles no entienden ni saben “cuidar” a Cataluña en las cosas que los catalanes consideran esenciales (esto denota falta de inteligencia por parte de los gobiernos españoles). Yo no veo a los catalanes “geneticamente” independentistas, el problema es que la constitución española no permite que “se cuide” a nadie de forma diferencial, los principios “comunistas” que cito arriba lo impiden.

    Le felicito por el artículo, conciso pero al mismo tiempo muy claro, gracias.

  21. guam - Miércoles, 28 de noviembre de 2012 a las 08:57

    Una pregunta, imaginemos que se realiza el referendum y que ganan los separatistas, se tendran que establecer unas reglas para saber quienes tienen derecho a ser ciudadanos catalanes y estos podran a nivel individual elegir libremente si quieren ser. Que situaciones se darian, habria una mayoria de ciudadanos españoles o una minoria del 40 0 30 por ciento, o los ancianos de cataluña serian españoles para no perder la pensión y los jovenes serian catalanes para no pagar a los viejos.

  22. Ni Mas ni Menos - Miércoles, 28 de noviembre de 2012 a las 12:01

    6 acciones para atacar el separatismo catalán:

    1) Atacar al FC Barcelona, como catalizador de separatismo

    2)Atacar a a “Caixa”, como prestamista de la Generalidad a fondo perdido.

    3)Atacar a “La Varguardia ” “el Peródico ” el “Avui”, etc, como serviles medios del separatismo , porque chupan de la mamandurria.

    4(Atacar la inmersión forzosa en catalán y el adoctrinamiento escilar separatista.

    5)Promover una ley electoral nueva donde los poderes localistas no estén sobrerrepresentados

    6) No comprar productos cat, fabricados o envasados por separatistas

  23. Romualdo - Miércoles, 28 de noviembre de 2012 a las 14:50

    Mike:

    El argumento de todo maltratador es ese: Te pego por tu culpa. No me obedeces. Porque eso es lo que pretende el nacionalismo: Un trato de favor de “España” hacia una de las partes. Y si no es que no la “cuida”.

    Por eso soy secesionista, no por nada genético, tampoco los maltratadores lo son genéticamente. Generalmente lo han aprendido y el nacionalismo catalán lleva muchos años aprendiendo a hacerse la víctima cuando no le conceden privilegios como la bilateralidad con el Estado, el Concierto Económico que en su día Pujol no quiso o competencias a las cuales los demás no tengan acceso.

    Eso sin contar con que reclama una Agencia Tributaria y unos tribunales de Justicia “propios”. Así los líderes nacionalistas sólo responden ante sus propias instituciones. Y anda que no hay corrupción.

    No darles esto es “no cuidarles”, antes fue no ceder en otras cosas y así hasta la independencia.

    Que el cuento de echar la culpa al otro es ya muy viejo. En Alemania en los años treinta era el judío el responsable de lo que se le hacía por “no portarse bien con Alemania”.

  24. BEJOTA - Jueves, 29 de noviembre de 2012 a las 16:31

    ‘The Wall Street Journal’: “La independència pot sortir cara”
    Redacció
    L’influent diari econòmic nord-americà ‘The Wall Street Journal’ (WSJ) ha alertat que “la independència catalana pot sortir cara”, en un article d’anàlisi dels resultats electorals de diumenge. El rotatiu recorda diversos estudis sobre el cost de la independència, que indiquen que el PIB català baixaria notablement si se separa d’Espanya.

    N.B. LA SALIDA DE LA U.E. HARÁ RECAPACITAR A LOS QUE AÚN NO SE CREEN QUE LOS MATRIMONIOS DE CONVENINCIA DURAN MÁS Y VIVEN MEJOR.

  25. jose fernandez quijqda - Miércoles, 23 de enero de 2013 a las 18:52

    un gobierno solo en españa todos los chorizos entre rejas y los catalanes separatistas a la otra parte de los pirineos

  26. Rodrigo - Domingo, 21 de julio de 2013 a las 20:40

    En realidad este artículo son sólo palabras…la fuerza de los hechos siempre se ha terminado por imponer….Alguien se acuerda cuando Lituania proclamó la restauración de su independencia en 1989? Quien hubiera apostado porque unos pocos años más tarde están en la UE y la OTAN?…lo mismo Croacia y Eslovenia…hasta los mismo EEUU amenazaron con las penas del infierno para evitar la separación de esos países a los inicios de la guerra civil yugoslava. La verdad sea dicha que si los catalanes quieren su independencia y su sociedad está dispuesta a luchar por conseguirla la tendrán. España no podrá sofocar con las armas los resultados de las urnas….que los catalanes decidan su futuro

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.