Cataluña

‘Felip Puig procedió hace apenas un año a comprar un poderoso interceptor de comunicaciones telefónicas, tecnología último modelo, un aparato muy potente del que solamente existe un ejemplar en España, en manos del CNI’

[&hellip

Redacción
Lunes, 18 de febrero de 2013 | 13:34

Jesús Cacho, director de Vozpópuli, en un artículo publicado el pasado domingo:

‘Un espejismo o tal vez algo peor, una ciénaga. El oasis catalán, tan alabado por tantos tantas veces, ha resultado ser una de esas ensoñaciones que trastornan la visión del viajero que, errante en el desierto en plena canícula, cree divisar a lo lejos un mar de palmeras bañadas por un río de agua fresca, allí donde no hay más que guijarros ardiendo bajo un sol de justicia. […]

[…] Lo que parece que el piadoso [Jorge] Fernández Díaz [ministro del Interior] no sabe es que Felip Puig, más que irritado después de que descubriera haber sido espiado por sus propios compañeros de partido, procedió hace apenas un año, primera mitad de 2012, siendo ministro del Interior de la Generalidad, a comprar un poderoso interceptor de comunicaciones telefónicas, tecnología último modelo, posiblemente de patente escandinava, un aparato muy potente del que solamente existe un ejemplar en España, en manos del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) -facilitado por la CIA-, al que las fuentes consultadas describen como “la máquina”, con capacidad para seguir de forma simultánea hasta 500 líneas de teléfono móvil, incluso los dotados con secráfono, “sólo en Cataluña”. “Es una de las razones por la que los consellers”, señalan las fuentes, “están obligados a dejar sus iphones fuera de la sala cada vez que son convocados a una reunión del Consejo [de la Generalidad]: la máquina es capaz de captar las conversaciones de ambiente incluso con los móviles apagados”.

Tras su vuelta al poder en noviembre de 2010, el Gobierno [autonómico] de Mas no dejó de preocuparse ni un día por las fugas de información. No eran solo los informes de Método 3 y otras agencias de investigación parecidas, sino la evidencia de que el Gobierno Zapatero, y particularmente su ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, el hombre que lo sabía “todo de todos”, estaba puntualmente informado de lo que ocurría en su Govern. “Para combatir las fugas de información desde dentro y contrarrestar esa posición de ventaja de Rubalcaba desde fuera, se decide comprar la máquina”, señalan las fuentes.

Esa compra habría tenido una importancia no cuantificada pero en todo caso muy notable en la deriva soberanista, aparentemente enloquecida, emprendida en los últimos tiempos por el Gobierno [autonómico] de Artur Mas hacia la independencia. El president conoce ahora sus miserias, muy cierto, pero también las de los demás, sabe de qué pie cojea todo el mundo no solo en Cataluña sino también en Madrid, y naturalmente el Gobierno Rajoy. Que el Govern estaba al corriente del estallido del caso Bárcenas es más que una sospecha. Es la ley de la jungla. Y es el poder de la información, la commodity más valiosa de nuestro tiempo. La información como arma de poder. “Saben tantas cosas de tanta gente, se sienten tan poderosos, que realmente lo del Estado propio ha dejado de ser una ensoñación de la elite convergente, para convertirse en una realidad casi al alcance de su mano, y ello, entre otras cosas, porque nadie sabe por qué el CNI y el ministerio del Interior consienten estas cosas”.

La información es poder y es también miedo para el que sufre los métodos espurios que a menudo se ponen en práctica para alcanzarlo. Demasiada gente en Barcelona se sabe amenazada y lo ha denunciado, con razón, caso, entre otros, de la ex amante de Jordi Pujol Ferrusola, María Victoria Álvarez, que ha denunciado el trasiego de maletines cargados de dinero entre Barcelona y Andorra del secretario general de CiU. En esta página se ha aludido ya a un asunto sobre el que Mariano Rajoy sigue manteniendo un hermetismo total: la última visita de Mas a la Moncloa, en septiembre pasado. Pues bien, parece que a poco de iniciada el president puso sobre la mesa una serie de informes que, relativos a las cuentas suizas de notorios convergentes, estarían en poder del Gobierno, exigiendo su retirada inmediata de los juzgados “para empezar a hablar”.

[…] Un panorama de profunda desolación moral preside el día a día de una Comunidad Autónoma obligada, al mismo tiempo, a soportar durísimos ajustes que reducen el bienestar de sus ciudadanos. CiU es un partido con su sede social embargada por el caso Palacio, con su secretario general imputado en el caso de las ITV, con su presidente tocado por la cuenta suiza de su padre, y con su fundador y vieja gloria, don Jordi Pujol, acorralado en su vejez por los escándalos de su multimillonaria prole. Por no hablar de Unió, la otra pata de la coalición. Corrupción a palo seco. Esta es la clase dirigente que quiere embarcar a Cataluña en el viaje a Ítaca de un independentismo con el que probablemente alguno de ellos viviría mejor, en tanto en cuanto tendría que soportar aún menos controles, pero no así la mayoría de los ciudadanos catalanes. […]’.

Temas: ,

10 Comments en “‘Felip Puig procedió hace apenas un año a comprar un poderoso interceptor de comunicaciones telefónicas, tecnología último modelo, un aparato muy potente del que solamente existe un ejemplar en España, en manos del CNI’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. mariano - Lunes, 18 de febrero de 2013 a las 13:52

    El Barcelona espiaba a sus empleados. Todo podrido.

    http://www.abc.es/deportes/futbol/2....81255.html

  2. Luis - Lunes, 18 de febrero de 2013 a las 14:01

    CLARO PERO EN CATALUÑA NO PODEMOS SER MENOS QUE ESA

    NACIÓN QUE NOS ROBA Y SE LLAMA ESPAÑA

    AQUÍ EN CATALUÑA POR CERRAR HOSPITALES NO PASA NADA

  3. Fran - Lunes, 18 de febrero de 2013 a las 15:34

    “Siendo ministro del Interior de la Generalidad”

    Hombre de momento, consejero

  4. iñigo - Lunes, 18 de febrero de 2013 a las 16:09

    Hombre, pero esto debería motivar una pregunta en el Parlamento….. Ciutadans, ¿a qué esperáis para preguntarlo?

  5. emilio - Lunes, 18 de febrero de 2013 a las 16:14

    el último mantra q cacarean las cotorras convergentes es q si ahora aflora la corrupcion en Cataluña es pork el Estado kiere perjudicar el proceso separatista. Es como si reconociesen q hasta ahora robaron a manos llenas por la impunidad garantizada por el Estado que ellos chantajeaban con romper.

  6. emilio - Lunes, 18 de febrero de 2013 a las 16:21

    el último mantra q están cacareando las cotorras convergentes es q si ahora aflora tanta corrupcion en Cataluña para perjudicar el proceso separatista. Es como si reconociesen q hasta ahora robaron a manos llenas gracias la impunidad que les garantizaba el Estado que ellos chantajeaban con romper.

  7. Kimet - Lunes, 18 de febrero de 2013 a las 17:32

    Es el mismo aparato con el que el PSOE sacó a la luz algunos trapillos sucios del PP en la última legislatura de ZP. Creo que se llamaba SITEL. Y seguro que ahora el PP también está haciéndolo. ¡Sólo faltaba saber que la Generalitat también lo hizo servir, esto es el acabose… nuestro país está podrido hasta el infinitum!

    Más info de Sitel:
    http://www.peatom.info/3y3/elipsis/....cho-al-pp/

    Yo creo que estamos siendo espiados todos los españoles sin excepción. Andad con cuidado con lo que se dice en las conversaciones telefónicas porque siempre hay alguien escuchando, aunque sea una máquina, que es capaz de seleccionar y grabar conversaciones por las palabras que se dicen en ellas.

  8. Mariacruz - Lunes, 18 de febrero de 2013 a las 21:13

    “Espía que algo queda”

  9. ANS. HISPANO. - Martes, 19 de febrero de 2013 a las 15:49

    ¿El cucurbitáceo Felip
    es hijo de Felipe V?

  10. Romualdo - Jueves, 21 de febrero de 2013 a las 10:39

    Total que este señor sugiere que los que están a nuestro servicio disponen de máquinas, y no me refiero al CNI, con las que controlarnos POLÍTICA Y PERSONALMENTE a todos.

    Como dice Íñigo corresponde hacer la pregunta parlamentaria pertinente y todas las averiguaciones necesarias para contrastar la veracidad o falsedad de esta información. Porque no sirve de disculpa que es para que no espíen a un político si con esa máquina puede espiar a los demás.

    Al margen de una cuestión política es un posible delito a investigar por la Policía y los jueces.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.