Opinión

Desligar política y educación

‘Se hace necesario un gran pacto por la educación en el que se impliquen, como hacen en Finlandia, padres, profesores, pueblos y ciudades, asociaciones de vecinos, sindicatos, entidades diversas, pedagogos, psicólogos y todo aquel profesional o colectivo que pueda aportar objetivamente análisis al problema y soluciones al mismo. Es el futuro de nuestra sociedad, ¿qué vale la pena más que eso?’.

Daniel Perales
Miércoles, 29 de junio de 2011 | 12:18

Se acaba el curso escolar en Cataluña y surgen, como cada año, diferentes análisis sobre unos resultados en competencias básicas que no acaban de ser los que más nos gustarían. Es evidente que la sociedad ha cambiado y que múltiples factores ahondan en el fracaso escolar o en la no suficiente competencia de nuestros alumnos. Seguidamente enumeraré algunos de los que creo básicos, aunque para enumerarlos todos y para buscarles soluciones a cada uno de ellos, necesitaría un espacio mucho mayor que el de un escrito de análisis en un diario.

Padres

Una causa nuclear de la deficiencia en el aprendizaje de nuestros alumnos la encontramos en el cada vez menos tiempo que muchos padres disponen para dedicar a sus hijos. La dejación de responsabilidades por parte de algunos que piensan que el hecho educativo es exclusivo de la escuela y las condiciones laborales de muchos otros no ayudan en ningún caso.

La conciliación  de la vida laboral y familiar no pasa por su mejor momento y esta situación no tiene visos de cambio, dado el contexto de grave crisis económica actual y de desmantelamiento del estado social por parte de las élites dirigentes. Unas élites que recortan en las partidas destinadas en educación para, por ejemplo, bajar los impuestos a los que más tienen. Soluciones alternativas que no dañen a los más débiles hay muchas y el hecho de que la educación no entre en el mercadeo del déficit es indispensable para no perjudicar, más si cabe, a una educación que es la base de toda sociedad que se precie.

Esta falta de tiempo de dedicación a la labor pedagógica en familia conlleva consigo múltiples dificultades añadidas al proceso escolar, dado que en multitud de ocasiones es más el tiempo utilizado en enseñar las cosas que deberían venir enseñadas de casa, que el tiempo utilizado en impartir las materias estrictamente académicas.

Sacrificio

Otro factor importante a tener en cuenta es la falta de capacidad de sacrificio por parte del alumnado, que sobreprotegido por algunos padres y afectado de lleno por el síndrome del niño burbuja, son incapaces de enfrentarse a grandes retos, esfuerzos o novedades, porque están tan acostumbrados a que se lo den todo hecho, a que les mastiquen el chicle antes de comerlo, que cualquier intento de potenciar sus ganas de aprender suele costar ímprobos esfuerzos y alguna que otra aclaración a algún padre preocupado por la posibilidad de que su hijo sufra algún trauma infantil por haber recibido una reprimenda por no hacer sus tareas diarias (caso verídico).

En esta misma línea, cabe mencionar también la poca capacidad de caerse para después levantarse del alumnado. Cualquiera que entienda un poco como funciona esto de la vida sabe que no hay mejor aprendizaje que el que se produce después de una equivocación, un error, un aterrizaje forzoso o una decepción importante. Uno no puede conocer lo dulce sino prueba lo amargo previamente, y hemos eliminado el zumo de pomelo de la dieta de nuestros chavales para inflarlos a bollería industrial y azúcares variados, hasta tal punto que ya no son capaces de discernir sabores, de valorar lo que es bueno, de aprender a vivir. Es evidente, por tanto, que los tres últimos factores que acabo de enumerar, falta de tiempo, síndrome de la burbuja y ausencia del aprendizaje por error, están estrechamente interrelacionados y a la vez ligados por el sentimiento de culpa, por parte de algunos padres que no se ven capaces de poner los límites necesarios que ayuden en el proceso educativo de sus hijos.

Concentración

No puede escapar de este pequeño análisis la plaga de TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) que supuestamente padecemos las escuelas. Resulta que en los últimos años los niños tienen una capacidad de concentración ínfima, un déficit de atención inusual y una hiperactividad no apta para estar sentados seis horas al día entre cuatro paredes. Nos equivocaríamos seguramente, a mi juicio, si achacáramos todo esto a un proceso patológico. En determinados niños es evidente que éste existe y sólo con la combinación de una medicación efectiva y otras técnicas adecuadas puede solucionarse, pero no en todos los casos.

Resulta que algunos de esos padres que trabajan jornadas agotadoras llegan a su casa y además de no poner límites a sus hijos por falta de tiempo, de actitud pedagógica y por el sentimiento de culpa del que hablaba, encuentra en las nuevas tecnologías la solución perfecta. Así, la televisión, las consolas y los ordenadores, se convierten en el sustituto ideal de una buena charla, de un juego de mesa compartido, de la lectura relajada de un cuento antes de dormir o del simple hecho de compartir mesa y mantel escuchando las aventuras y desventuras de unos y otros dentro del núcleo familiar. Para postre, para captar la atención de las personas, los entendidos del medio audiovisual tienen claro que las imágenes en movimiento, cuanto más en movimiento sean, cuanto más colores tengan, cuanto más llamativos, espectaculares, ostentosos y activos sean, más gustan, más llegan, más atraen… y luego el humilde maestro, con la pizarra, la tiza y el libro de texto ya puede hacer una pirueta mortal en el aire aterrizando haciendo el pino puente a una mano con una puntuación que ni Nadia Comaneci, que tendrá graves dificultades para captar la atención de sus alumnos.

Por tanto, ¿todos estos alumnos tienen TDAH entendido como una patología? Rotundamente, no. Lo que tienen gran parte de estos niños es un aburrimiento supino ante una forma de dar clase anclada en el pasado, una necesidad imperiosa de gastar energía acumulada y descontrolada y sobre todo y ante todo están pidiendo a gritos atención y límites. Una atención y unos límites que les permitan avanzar en su conocimiento de este mundo.

Los políticos

No se puede dejar de lado en este análisis la dejación de responsabilidades de los políticos respecto a la educación. Ésta debe evolucionar igual que evoluciona la sociedad, pero eso no implica que deba cambiar constantemente su marco general, dependiendo del político de turno al que le toque ocupar el ministerio o la consejería. Cada año nos vemos envueltos en múltiples cambios más burocráticos que otra cosa, más de justificar sueldos exorbitados de personas en muchas ocasiones desligadas profesionalmente del sector, que de implementar medidas realmente efectivas.

Y esta situación es insostenible, dado que únicamente genera descontento, desubicación, malestar y decepción entre el colectivo del profesorado, que además de ver como su tarea no es valorada por la sociedad, intuye como su situación de cierto privilegio necesario en cuanto a estabilidad y vacaciones, es utilizado por los políticos para justificar sus desmanes. Bajadas de sueldo, eliminación de derechos adquiridos, aumento de ratios y de horas lectivas, recortes presupuestarios que no permiten ni comprar materiales para la asignatura de plástica o la imposibilidad de tratar correctamente las necesidades educativas especiales por falta de profesores entre otros, hacen de la situación del profesorado un elemento que no ayuda precisamente a mejorar el sector.

Y cuando todo esto se adereza con unos políticos que se suben sus sueldos a su antojo, que utilizan los coches oficiales a destajo, que no se dan cuenta que son unos servidores de la ciudadanía y que cada euro gastado debiera llevar consigo un estudio minucioso de su idoneidad, hacen que la indignación del colectivo, pero de la sociedad en general también, sea mayúsculo.

Lengua

En otro orden de cosas, y siendo consciente de que me dejo otros factores en el tintero, dado que todo este análisis al completo daría para prácticamente un libro, no quería dejar a un lado un problema no menor, que todo maestro que lleve cierto tiempo en activo y que analice la realidad diaria de las aulas sin sectarismos adquiridos, no se le puede pasar por alto. Este factor es el de la lengua de enseñanza.

En Cataluña, a día de hoy, la lengua exclusiva vehicular en la enseñanza es el catalán cuando más de la mitad de la población tiene como lengua familiar el castellano. Y esto, que podría ser una fuente de riqueza importante, utilizado por la política, se convierte en una fuente de problemas no menos importante que añadir a la retahíla antes comentada.

Pongámonos en situación: podríamos decir que en cada clase, que de media tiene 25 alumnos, nos encontramos con cinco con especiales capacidades (un 20% aproximadamente), un grupo más extenso con capacidades suficientemente altas de unos diez alumnos (un 40% aproximadamente), y el restante 40% que se repartiría entre alumnos con capacidades medias, medias-bajas, bajas y con necesidades educativas especiales asociadas a patologías de índole diversa, cada vez más numerosa. No hace falta ser un pedagogo de renombre para saber que, en condiciones normales, el primer 60% del alumnado no va a tener grandes problemas en su proceso educativo, sea cual sea la lengua en la que éste se realice, independientemente de lo que se hable en casa. Además, la transferencia de conocimientos  de dos lenguas de misma base, en este caso románica, y en continuo contacto, como es nuestro caso también, facilitan sobremanera la adquisición de ambas sin excesiva problemática.

Ahora bien, ¿qué sucede con esos diez alumnos de cada clase que poseen un nivel intelectual de base por debajo de la media o que sus condiciones personales y/o familiares les hacen situarse en ese espectro que ve su proceso educativo más complicado de entrada que el resto? Pues la respuesta es de Perogrullo; evidentemente que tienen una dificultad añadida si cabe por el hecho de recibir todos los inputs en una lengua que no es su lengua materna. Esta evidencia de la que pocos profesores nos atrevemos a hablar hoy en día, fue uno de los argumentos de peso que se esgrimieron a principios de los ochenta por aquellos que pretendían introducir, acertadamente, la lengua catalana  en la nueva escuela post franquista. Pocos, o más bien ninguno de aquellos que exponían el artículo 2  de la declaración universal de los derechos humanos, como argumento principal para defender sus tesis, hoy en día se dignan a defender lo mismo pero con la lengua castellana.

Este hecho perjudica y discrimina diariamente a miles de alumnos en nuestras escuelas e incide negativamente en su aprendizaje y en su posterior desarrollo como seres humanos, sumándose de manera ostensible a una serie de graves problemas, algunos de los cuales he enumerado, que hacen que la educación en Cataluña no avance en la medida que tendría que avanzar.

Así pues, se hace necesario, a mi juicio, un gran pacto por la educación en el que se impliquen, como hacen en Finlandia, padres, profesores, pueblos y ciudades, asociaciones de vecinos, sindicatos, entidades diversas, pedagogos, psicólogos y todo aquel profesional o colectivo que pueda aportar objetivamente análisis al problema y soluciones al mismo. Unas soluciones que los partidos políticos deben refrendar con políticas a largo plazo que se comprometan a mantener en el tiempo y en el que se potencie un sistema educativo en el que prime el bien de los alumnos por encima de sectarismos, de la chalanería política o del oportunismo mediático. Es el futuro de nuestra sociedad, ¿qué vale la pena más que eso?

Daniel Perales es profesor de Primaria

Temas: ,

25 Comments en “Desligar política y educación”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. No nacionalista - Miércoles, 29 de junio de 2011 a las 13:43

    Vaya, Perales ha vuelto :D

  2. ciudadanos fa molta pena - Miércoles, 29 de junio de 2011 a las 14:11

    “Un gran pacto por la educación en el que se impliquen, como hacen en Finlandia, padres, profesores, pueblos y ciudades, asociaciones de vecinos, sindicatos, entidades diversas, pedagogos, psicólogos y todo aquel profesional o colectivo que pueda aportar objetivamente análisis al problema y soluciones al mismo. ”

    Aquest pacte ja existeix, pel que fà a la llengua,. Una cosa diferent és que hi hagi una petita minoria ultraespanyolista que no l’accepta. I vol imposar-se a la majoria.

    Per cert, per coneixer l’opinió dels professors el més natural és demanr l’opinió als seus representants: els sindicats i les associacions.

  3. Sánchez Alcalá - Miércoles, 29 de junio de 2011 a las 16:27

    Conozco a una lumbreras que da clase en una aula d’acollida. A la hora del patio les deja quedarse en el aula porque el “convivir con niños nativos que hablan catalán y castellano les puede traumatizar”

  4. Pere - Miércoles, 29 de junio de 2011 a las 16:30

    Sí, como el Guadiana, Perales aparece y desaparece. Una trayectoria bien curiosa. Se ve que este C’s derechón y de culto al líder le gusta más que el C’s plural que abandonó a la primera de cambio…

  5. juan - Miércoles, 29 de junio de 2011 a las 18:05

    Magnífica síntesis de los problemas educativos. Un profesor valiente.

  6. Antoni - Miércoles, 29 de junio de 2011 a las 18:57

    Gran artículo de Daniel Perales, retrata muy bien la situación de la educación en Cataluña. De paso, también se han retratado otros, un poco más arriba. Pero bueno, en su vida podrían juntar 4 letras que le llegaran a la altura de la suela de los zapatos al magnífico escrito de Perales. ¡Enhorabuena!. Y si eres de C’s, todavía mejor, es la única opcción de centro izquierda no nacionalista hay para votar en Cataluña.

  7. Yomismo - Miércoles, 29 de junio de 2011 a las 19:18

    Faltará ver ahora los abucheos y la presión profesional que puede vivir, pero bueno. A esta gente como él que se niegan a arrodillarse y a pasar por el aro, ole sus huevos, no hay mejor expresión. Esta gente si que valen, almenos dicen las cosas que hay que decir, porque saben que aun haciendolo, posiblemente no sacarán nada, mas que problemas, y aun así deciden hacerlo.

  8. Cordobés - Miércoles, 29 de junio de 2011 a las 19:45

    Hace falta un pacto de educación y que los políticos se metan la lengua en el culo

  9. Alberto - Miércoles, 29 de junio de 2011 a las 20:05

    Ciudadanos fa molta pena,

    Que ese pacto ya existe en lo referente a la lengua?? En que mundo vives? La lengua catalana es impuesta por encima del castellano, cuando las 2 podrían convivir perfectamente juntas e impartidas al 50%.
    Minoría ultraespañolista?? Minoria ultracatalanista diría yo, o no lo has visto en los resultados de las últimas elecciones. En fin sigue viviendo en ” tu mundo independendista” y sueña con una utopía que jamás vas a poder ver, “company”.

  10. Pau - Miércoles, 29 de junio de 2011 a las 20:24

    En tot l,article veig una clara exposició del problemes,però a part de que sembla que vol suprimir la immersió lingüistica en català,no veig que presenti cap proposta concreta.
    Comparar-nos amb Finlàndia es una comparació odiosa,sobre tot per a nosaltres.
    Per començar,a Finlàndia la política educativa es decideix a Finlàndia mateix,sense intromissions alienes,l,encerten o s,equivoquen ells sols,no com aqui.
    Segonament el nivell cultural de Finlàndia no te res a veure amb el d,aqui,per desgràcia nostra.
    I per acabar un argument políticament incorrecte,a Finlàndia el 90% dels alumnes son finlandesos,el 6% suecs i la resta extrangers.

  11. Alberto - Miércoles, 29 de junio de 2011 a las 20:40

    Ciudadanos fa molta pena,

    Que ese pacto ya existe en lo referente a la lengua?? En que mundo vives? La lengua catalana es impuesta por encima del castellano, cuando las 2 podrían convivir perfectamente juntas e impartidas al 50%.
    Minoría ultraespañolista?? Minoria ultracatalanista diría yo, o no lo has visto en los resultados de las últimas elecciones. En fin sigue viviendo en ” tu mundo independendista” y sueña con una utopía que jamás vas a poder ver, “company”…jajaja

  12. Joan - Miércoles, 29 de junio de 2011 a las 21:12

    Qué yo sepa Perales no es profesor, es maestro.

  13. ciudadanos fa molta pena - Miércoles, 29 de junio de 2011 a las 21:56

    Alberto

    Ningú parla de partits independentistes. En el tema de la inmerió hi ha un consens entre el 85% dels diputatats catalans, tots els sindicats representatius, associacions de pares i mares, col.legis professionals, claustres de professors, etc.

    Aquesta “ideica” de fer-ho al 50% no la defensa pràcticament ningú. Només el pp, ciudadanos i grups extraparlamentaris.

  14. Olé, desde Barcelona, España - Miércoles, 29 de junio de 2011 a las 22:58

    Todo lo que dice es cierto, y lo sabemos todos. La verdad es que si el Respeto estuviera por encima del Sectarismo, todo nos iría mejor en Barcelona, y no haría falta escribir estas evidencias.
    En fin, espero que pronto el Estado recupere Educación.

    Gracias

  15. jacobino - Miércoles, 29 de junio de 2011 a las 23:54

    !Enhorabuena, Daniel Perales, por tu capacidad de síntesis!

    Respecto a algunas argumentaciones u objecciones como la de Pau que afirma que la política educativa en Finlandia la deciden los finlandeses solo decir que las competencias en Enseñanza están transferidas desde los ochenta, o sea que es Catalunya, los políticos catalanes, quienes deciden.

    Y sobre “el argument políticament incorrecte” del mismo forero parece que quiera expulsar a la mitad de la población catalana por ser castellanohablante…

    En fin, todos los argumentos sobre el asunto de la lengua están de más si se respeta el artículo 2 de la declaración universal de los derechos humanos.

  16. elemental querido watson - Jueves, 30 de junio de 2011 a las 01:34

    fas pena

    EREs TAN Y TAN RIDICULO.

    Acaso no sabes que PRECISAMENTE en finlandia el modelo educativo existente es por “vias” vehiculares en funcion de lengua materna?.

    finlandia tiene 2 lenguas oficiales: fines y el sueco. Y de hecho, el sistema educativo finlandes de hecho, siempre que haya un minimo de alumnos de cualquier otra lengua, por ley, se permite que sean educados en su lengua materna independientemente de las 2 lenguas oficiales.

    y por ultimo, el modelo finlandes es el que MEJOR alumnos y mas cualificados acaban la educacion obligatoria.

    el modelo suyo, no se parece ni en los pelos del culo a la chapuza etnicista-aria que tenemos aqui. Lo nuestro, se parece a el apartheid sudafricano

  17. David - Jueves, 30 de junio de 2011 a las 12:44

    Aquest es el que es disfressava d’infermera per guanyar vots, no? Jajaja!

  18. enric - Jueves, 30 de junio de 2011 a las 12:49

    Excelente artículo, Daniel Perales.

  19. jomateix - Jueves, 30 de junio de 2011 a las 12:57

    i els que tenen com a llengua materna d’altres llengues que no son la de l’imperi espanyol?? i els catalans que viuen a Madrid i que tenen com llengua materna el català? no en parleu d’aquests? no tenen problemes aquests? no, es clar…

  20. NEREIDA - Jueves, 30 de junio de 2011 a las 13:36

    MUY BUENO DANIEL!!!

    Personalmente creo que el fracaso escolar principalmente está en esta sociedad que envuelve a la generación “nini”

    Niños que crecen sin ambiciones ni ganas de luchar por nada y por supuesto “no mover un dedo por aprender nada”.

    Es bien cierto que el sistema está hecho con el culo… y de ahí vengan muchos fracasos pero la culpa no la tienen ni los profesores ni en muchos casos los padres.
    Digo esto porque conozco mucha gente que sus padres han tenido que trabajar muchísimo y no han tenido tiempo para dedicarle a sus hijos y hoy en día tienen una carrera, un buen trabajo, han emprendido un negocio o son gente de provecho.

    Con esto quiero decir que estoy de acuerdo en que muchos padres no prestan atención a la educación de sus hijos pero también que la sociedad consumista y muchas veces surrealista meten memeces en la cabeza de los niños tal y como ” si no tienes ese juego o no llevas esas bambas eres un loser” o ” tu futuro es salir en un corrillo de la tele dónde sin hacer nada vas a ganar un pastizal” … si le sumas que cada tarde el chaval está en frente de la tele viendo eso … EL RESULTADO ES : UN NINI ( NIÑO SIN AMBICIÓN NI GANAS DE APRENDER UN PARÁSITO DE LA SOCIEDAD )

    Esa es mi humilde opinión!

    Ah! y referente algún comentario que he leído por ahí…

    POR SUPUESTO QUE EL CASTELLANO Y EL CATALÁN PUEDEN CONVIVIR.

    me siento tan catalana como española!!! Y ORGULLOSA ESTOY!!!!

  21. Joan - Jueves, 30 de junio de 2011 a las 13:36

    Bona argumentació.

  22. Jim - Jueves, 30 de junio de 2011 a las 14:21

    Jo crec que la immersió lingüística és molt bona pels nens, pequè així arriben a dominar una segona llengua. I crec que els nens de famílies i entorns catalanoparlants estan totalment discriminats en aquest aspecte, perquè no gaudeixen d’una immersió en una segona llengua.

    Acabaran l’escola clarament pitjor preparats i amb menys competències lingüístiques que els nens castellanoparlants.

    Però per algun motiu estrany això no sembla preocupar ningú.

  23. Pau - Viernes, 1 de julio de 2011 a las 21:16

    Jacobino:De debó et creus que totes les competencies
    en educació a Catalunya son de la Generalitat?.Si el problema ve de que cada dos per tres el govern espanyol a canviat el model educatiu i les lleis sobre el tema.

  24. Toc Toc - Domingo, 3 de julio de 2011 a las 12:13

    Jim, totalmente de acuerdo.
    Lo que dices, es muy perceptible en los pueblos del interior y puedo dar fe de ello, puesto que practicamente todos los amigos de mis hijos son catalanoparlantes.
    Te aseguro que si fueran hijos mios estaria preocupadisimo por su nivel de castellano hablado.
    No se como lo escriben, pero si se como lo hablan y es lamentable que estas criaturas en el hipotético caso de que tengan que acabar en algun otro lugar de España, tengan que arrastrar ese lastre innecesariamente por capricho de gente sectaria y de pocas luces.
    Como bien dices, parece que eso no le preocupa a nadie, pero estamso entrando en una empoca incierta en la que por desgracia, toda esta gente joven no sabe donde acbará ganandose la vida pero es muy probable que no sea en el pueblo de nacimineto ni siquiera en la misma comunidad o pais.

  25. David - Viernes, 9 de diciembre de 2011 a las 15:59

    Bona tarda Dani,
    comparteixo gran part del teu article fins que arribes al tema de la llengua. M’agradaria fer-te una pregunta: creus que per un ciutadà que viu a Catalunya és important parlar i escriure el català correctament??? com a professor que ets, no tinc cap dubte que la resposta serà si!!! El teu argument per donar les docències en castellà és que els alumnes que tenen com a llengua materna el castellà els hi costa més seguir el fil de la classe. Doncs precisament és això el que vol evitar la immersió lingüística. O prefereixes que aquests nens quan siguin adults només es puguin expressar correctament en castellà??? Els castellano parlants us equivoqueu molt quan de l’idioma en feu una qüestió política. Us podeu sentir molt espanyols, em sembla perfecte, però i quin problema hi ha en què defenseu l’aprenentatge en català. Que no és riquesa saber dos idiomes? que no hem quedat que era important el català? si havies respost si a la primera pregunta que et feia clar!!! Jo ara entraré en política, soc independentista mai m’he sentit i mai em sentiré espanyol, ara bé conec la llengua castellana i si mai tinc un fill també voldré que la domini, i l’actual sistema fa que els nois sortin ben preparats en les dues llengües. Algú se li passa pel cap que hi hagi algun governant o docent de Catalunya que vulgui que el seu jovent, que és el seu futur no parli i escrigui correctament el castellà??? i em remeto a resultats de comunitats autònomes que es fan cada any, els nens catalans surten amb un nivell de castellà bo, per sobre de moltes altres comunitats que només tenen una llengua. I llavors també us demanaria que fóssiu una mica respectuosos amb els vostres conciutadans que pensen i viuen en català, que desgraciadament no podem utilitzar el nostre idioma amb normalitat perquè molta població ni el sap ni l’entén i el que és pitjor ni el volen saber i ni volen esforçar-se per entrendre’l. Us llanço un repte porteu-me algun ciutadà que visqui a Catalunya que no sàpiga el castellà i que no l’entengui (sempre i quan no sigui un xino acabat d’arribar) i jo us en portaré 1.000 que no parlen ni entenen el català.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.